Acceder a la web de Zenda XLSemanal
  • Zenda
    Moderador

    4 junio, 2017 a las 10:44 pm #4403

    No es verdad que no nos representen. Nos representan todos ellos, los unos y los otros. Los decentes, y también los corruptos y los guarros de ambos sexos. Da igual que digan usted y su señoría o que eructen su zafiedad y baja estofa: todos representan a la España que los ha votado. Aunque esa España sea un lugar grotesco y a ratos bajuno, es una democracia. Alguna vez escribí que de poco aprovechan las urnas si quien vota es un analfabeto sin criterio, presa fácil de populistas y sinvergüenzas. Pero también es cierto que a ese analfabeto llevamos varias generaciones fabricándolo con sumo esmero y entusiasmo suicida. Somos lo que nosotros mismos hemos hecho de nosotros. La marca España”, escribe Pérez-Reverte.

    Puedes leer la columna completa en este enlace:

    Claro que nos representan

    ¿Qué opinas?

    Pol Ze Nit
    Participante

    5 junio, 2017 a las 8:16 am #4404

    En desaCUERDO. Una persona solaMENTE  representa a otra, cuando  existe una previa  delegación de la facultad de hacer algo por si, y la derivas mediante un documento a alguien, para que ese alguien la realice en tu nombre. Y esa premisa no se da en quienes se erigen representantes en el Parlamento, primero y principal porque se presupone que el voto es una delegación, pero en realidad nada que no se tenga a priori se puede transferir,  y en segundo lugar, porque aún en el supuesto caso que verdaderamente se delegase en alguien una facultad tenida de antemano para ejercerla por si, luEGO,  en pro de no se qué intereses ajenos siempre al electorado, se termina cediendo cota de esa delegación, para alcanzar otra de lo que venimos a llAMAR podERES POLíticos. Pol Ze Nit

    DiegoS
    Participante

    5 junio, 2017 a las 10:09 am #4405

    Tras el declive del imperio y las invasiones bárbaras, próxima estación: la ignorancia, última parada. ¡Agárrense, y a disfrutar! No olviden sonreír a la cámara. Me pregunto cuántas butacas quedarían vacías si realmente nos representasen a todos….

    Rubén Izaga
    Participante

    5 junio, 2017 a las 2:49 pm #4406

    Gerhard Leibholz  ex-presidente del tribunal constitucional de Bonn, filósofo que fundamentó el Estado de partidos, dijo, que en el Estado de partidos, con sistema proporcional, se elimina cualquier vestigio de representación política y no queda ni un sólo elemento de representación y se sustituye la representación, por la integración de las masas en el Estado, es decir, el ideal de Mussolini, Hitler y Franco. ¿Comprendéis lo que significa esto? ¿Os entra por un oído y os sale por el otro? Allá vosotros. Estáis condenados a sufrir las consecuencias de esta inmoralidad que lleva a la corrupción y a la oligarquía. Al acabar la II guerra mundial los valores inhumanos de los estados totalitarios, fueron mantenidos en el Estado de partidos.

     

    Mussolini:

     

    El pueblo es el cuerpo del Estado, y el Estado es el espíritu del pueblo. En la doctrina fascista, el pueblo es el Estado y el Estado es el pueblo.

     

    Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado.

    PorComentar
    Participante

    5 junio, 2017 a las 8:23 pm #4407

    Arturo en estado puro, igualando (o tratando de hacerlo, al menos) no llevar corbata con robar, llevar camiseta con el expolio de la sanidad y la justicia, no llevar traje con hundir (a base de robar y favorecer a sus amigos) la sanidad y la cultura, a los que dieron un golpe de estado con los que lo sufrieron, igualando muchas cosas que no son iguales para que no le salten las costuras del disfraz de liberal.

     

    Pol Ze Nit
    Participante

    6 junio, 2017 a las 7:14 am #4408

    Rubén Izaga escribió el 5 Junio, 2017 a las 2:49 pm:

    Gerhard Leibholz ex-presidente del tribunal constitucional de Bonn, filósofo que fundamentó el Estado de partidos, dijo, que en el Estado de partidos, con sistema proporcional, se elimina cualquier vestigio de representación política y no queda ni un sólo elemento de representación y se sustituye la representación, por la integración de las masas en el Estado, es decir, el ideal de Mussolini, Hitler y Franco. ¿Comprendéis lo que significa esto? ¿Os entra por un oído y os sale por el otro? Allá vosotros. Estáis condenados a sufrir las consecuencias de esta inmoralidad que lleva a la corrupción y a la oligarquía. Al acabar la II guerra mundial los valores inhumanos de los estados totalitarios, fueron mantenidos en el Estado de partidos. Mussolini: El pueblo es el cuerpo del Estado, y el Estado es el espíritu del pueblo. En la doctrina fascista, el pueblo es el Estado y el Estado es el pueblo. Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado.

    Sin cuál es peor que quien, y quien no es mejor que aquel, cual sería peor aquel, aunque éste mejore a quien. De tales loDOS, los bueYES suelto bien se lAMEN. Ni dios, ni patria, ni rey, peRO nunCA anarquista, agua  y fuego, cielo y tierra, viento y mar, NADA más, y nada menos. Rostro alto y limpio, mente pura y despejada, pulmón bien oxiGENado, y en ruta, HOY POR DELANTE, que mañana habrá de venirse a HOY. Pol Ze Nit

     

    José luis Lopez
    Participante

    6 junio, 2017 a las 7:56 pm #4409

    Totalmente de acuerdo, nos guste o no,cada vez que un rufián de turno se asoma a la tribuna del hemiciclo,o a cualquier cámara o micrófono ilustrando al pueblo llano sobre sus grandes capacidades para acuñar una nueva democracia está representando a la Institución suprema de la nación y entiendo que por ende a todos nosotros partidismos al margen.

    Lo mínimo que se les puede pedir a todos ellos es que ya que muchos carecen de cultura,inteligencia,empatía etc pues tengan educación,pero ya se sabe esto es como con los niños,al colegio tienen que ir educados de casa.

    pues eso

    Pablo Navero
    Participante

    6 junio, 2017 a las 8:51 pm #4410

    Lucidez y sentido común. Propio de alguien que se para, observa, escucha, razona, analiza y concluye. Sufragio UNIVERSAL. He ahí uno de los pilares a derribar.   El sufragio censitario que se concibió antaño hoy choca frontalmente con nuestra cosmovisión del mundo.

    El sufragio no debería ser un derecho, sino un privilegio, y como tal, merecerlo.

    pedrovega
    Participante

    7 junio, 2017 a las 2:55 pm #4415

    El lógico y matemático Gödel demostró en su Teormas de incompletitud que dado cualquier conjunto de axiomas siempre habrá proposiciones derivadas de los mismos cuya veracidad o falsedad no pueden demostrarse. Y eso hablando de la ciencia más exacta, por definión: las Matemáticas.

    Lo anterior traspasado al ámbito social y político, implica que dado cualquier conjunto de reglas sociales y/o políticas, que por definición siempre serán incomparablemente más ambiguas que los axiomas matemáticos, siempre habrá situaciones prácticas en las que dichas reglas producirán resultados ambiguos o directamente incompatibles con los “ideales” que inspiran dichas reglas.

    Un ejemplo clásico de lo anterior se da cuando un colectivo, partiendo de unas reglas democráticas apoya mayoritariamente opciones políticas  partidarias de acabar con el régimen democrático, como ocurrió por ejemplo durante el nazismo, o con los golpes de estado contra las opciones totalitarias islamistas y a pesar o precisamente por ello, mayoritarias, en Argelia y en Egipto.

    La situación política española actual, mucho menos dramática que las anteriores, que describe el art.  responde, en último extremo, a esa misma realidad, en la que con las reglas actuales (o con cualquiera otras) un montón de impresentables (junto con otros muchos perfectamente presentables) nos representan porque los elegimos, tanto a los unos como a los otros, en unos paquetes llamados listas cerradas de partidos políticos.

    Por malo que sea este sistema, y por muchos impresentables que salgan elegidos, no conozco otro mejor, y dudo mucho que en la práctica exista, para lo cual basta echar un vistazo a lo que ocurre en el resto del mundo y de sistemas políticos.

    Pol Ze Nit
    Participante

    8 junio, 2017 a las 7:32 am #4417

    pedrovega escribió el 7 Junio, 2017 a las 2:55 pm:

    El lógico y matemático Gödel demostró en su Teormas de incompletitud que dado cualquier conjunto de axiomas siempre habrá proposiciones derivadas de los mismos cuya veracidad o falsedad no pueden demostrarse. Y eso hablando de la ciencia más exacta, por definión: las Matemáticas. Lo anterior traspasado al ámbito social y político, implica que dado cualquier conjunto de reglas sociales y/o políticas, que por definición siempre serán incomparablemente más ambiguas que los axiomas matemáticos, siempre habrá situaciones prácticas en las que dichas reglas producirán resultados ambiguos o directamente incompatibles con los “ideales” que inspiran dichas reglas. Un ejemplo clásico de lo anterior se da cuando un colectivo, partiendo de unas reglas democráticas apoya mayoritariamente opciones políticas partidarias de acabar con el régimen democrático, como ocurrió por ejemplo durante el nazismo, o con los golpes de estado contra las opciones totalitarias islamistas y a pesar o precisamente por ello, mayoritarias, en Argelia y en Egipto. La situación política española actual, mucho menos dramática que las anteriores, que describe el art. responde, en último extremo, a esa misma realidad, en la que con las reglas actuales (o con cualquiera otras) un montón de impresentables (junto con otros muchos perfectamente presentables) nos representan porque los elegimos, tanto a los unos como a los otros, en unos paquetes llamados listas cerradas de partidos políticos. Por malo que sea este sistema, y por muchos impresentables que salgan elegidos, no conozco otro mejor, y dudo mucho que en la práctica exista, para lo cual basta echar un vistazo a lo que ocurre en el resto del mundo y de sistemas políticos.

    Buenos días D. Pedro. Si miramos a nuestro alrededor, si nos paramos a escuchar, no digo ya una tertulia, ni a un grupo de analistas que traten en profundidad cualquiera de los temas políticos de la más candente actualidad, pongamos tres a modo de ejemplo, 1) corrupción y abusos de poder de altos cargos y trafico de influencias. 2) desinterés político por el servicio al ciudadano en contraposición con un excesivo y exhaustivo control con repercusión en el engorde del lechón de cuentas. y 3) independentismo atroz y desafío secesionista. Pero al MARgen lo anterior, si como decía antes,  reparamos por unos minutos en  cualquier conversación de dos, en bus, metro o sobremesa, nos deberíamos de parar a reflexionar, tras enrojecer por vergüenza ajena, que la máquina política más deshumanizada y antisocial, amparada precisamente en una justeza numérica que la democracia le proporciona, siga favoreciendo a quienes no necesitan más favor, y empobreciendo y esclavizando a los más débiles, permitiendo en favor de aquellos más acomodados, que la media superior en número que es quien soporta INJUSTAMENTE y en mayor medida todas las presiones, (económica, migratoria, de desempleo, en fiscalidad, falta de cobertura social, educativa y sanitaria, y  terrorismo etc…) y sea la que deba pagar con mayor esfuerzo siempre, los descalábros políticos, con por ejemplo una reforma laboral, que acogota y agota al trabajador hasta límites, a la par que permite a la otra parte el uso y abuso de las personas, cual robots, con los que pronto AMENaza sustituir. Perdón por dar ideas, pero una revolución, se quedaría corta. Pol Ze Nit.

    PorComentar
    Participante

    8 junio, 2017 a las 11:03 pm #4433

    Aprovechando la sentencia del constitucional sobre la amnistia fiscal de Montoro…vamos a ver si Arturo nos compara robar de esa forma tan descarada e impune con no afeitarse…para mantener su equidistancia entre los verdugos de su cuerda y los ajusticiados del lado contrario

    Pablo Coronel
    Participante

    16 junio, 2017 a las 6:02 pm #5050

    Lamentablemente si, representan a las mayorias…. a los que no leen libros sino que se limpian con ellos

    Toda hispanoamerica sufre del mismo mal.  Toda

    Pol Ze Nit
    Participante

    24 junio, 2017 a las 11:46 am #5781

    GuARDO en mi meMORIA, la imagen de un rancio arostócRATA, que no perDONABA la hora de TOMAR su infuSION, así arDIERA en llAMAs su mansión, y en el momento de salir por patas, solo resCATAba su reloj de PENdulo … eran las cinco de la tARDE, siempre SON LAS CINCO de la tarde, las cinco en punto de LA TArde, – …un niño tRAJO Y… la blanca sábANA -, A LAS cinco en punto de la tarde, ¿luchan la PALOma y el leOPArdo?, ¡NO!, simpleMENTE , eran las inamovibles cinco putas horas de la TARDE. Y aquello que LLAMAban tiempo, dejo de pulsar. Pol Ze Nit

Debes estar registrado para responder a este debate.