Acceder a la web de Zenda XLSemanal
  • Zenda
    Moderador

    6 Marzo, 2017 a las 7:47 am #370

    Lo de las profesoras con velo no es una anécdota banal, sostiene Arturo Pérez-Reverte en su artículo de este domingo. Aquí podéis leerlo:

    Maestras con hiyab y otros disparates

    ¿Qué os parece?

    6 Marzo, 2017 a las 12:30 pm #376

    Lo que me aterra es que podamos tener a estas señoras inculcando ideas a nuestros chicos.        Por supuesto que estoy en contra de todo signo religioso en la escuela, pero mientras lleven su reverenciado velo al menos sabemos quienes son y donde están. ¿Y si se lo quitaran?…

    Manuel Gamero
    Participante

    6 Marzo, 2017 a las 12:48 pm #378

    Una muestra más de los tiempos absurdos que nos han tocado vivir. Todos aquellos que de forma constante y reiterativa exigen la supresión de cualquier expresión que suponga un menoscabo de la mujer, guardan silencio y asumen una de las mayores muestras de sumisión de dicha mujer al hombre; todo por mantener en alto la bandera de la integración cultural. Sí a la admisión de expresiones de otras culturas, faltaría más; pero nunca a cualquier precio y renunciando a todo aquello que nos ha costado tantos siglos conseguir. En el ámbito privado cada cual puede hacer, vestirse, expresarse, etc., como mejor le venga en gana; pero en lo público, la sociedad debe marcar unas líneas que no se pueden traspasar. Mal nos irá si seguimos renunciando y transigiendo en aras de una modernidad mal entendida.

    rosa ceballos
    Participante

    6 Marzo, 2017 a las 1:28 pm #379

    El hiyab es más cultural-tradicional que religioso.

    Y no sospecho de la profesionalidad de una profesora porque lleve un pañuelo en la cabeza, o zapatos de tacón de aguja o el pelo de color verde. No temo que adoctrine a nuestros hijos, además si lo intentase lo sabríamos enseguida. Supongo que impartirá la docencia en la materia que le toque y que será una persona inteligente y vocacional de la enseñanza que sabrá con quién trata: con niños, adolescentes, jóvenes, y las vulnerabilidades y fortalezas de cada etapa vital de esos alumnos. No tengo por qué dudar de que sea una buena profesora o, al menos, tan buena o mala como cualquier otra, sin que ello dependa de llevar el pelo cubierto por un pañuelo o la cabeza rapada al 1 por pertenencia a cualquier tribu o secta que vaya usted a saber las normas inflexibles que impone y la intolerancia que gasta…..Perdamos el miedo al que es diferente, sobre todo si muestra su diferencia abiertamente y no la esconde.

     

     

    romeiro
    Participante

    6 Marzo, 2017 a las 1:58 pm #381

    Uma professora de cabelo verde, ou sem cabelo, de uma maneira ou de outra estaria transmitindo a seus alunos, mesmo sem falar nada, que é livre para ter o cabelo que quiser, verde, vermelho ou marrom. Em última instancia, estaria compartilhando seus valores de liberdade e assertividade da mulher. Uma mulher de hyjab, ao contrario, estaria transmitindo uma identidade religiosa, porque uma criança imediatamente associa o panuelo a religiao e não a uma forma de cultura. Novamente a esquerda procurando justificar o injustificavel..

    María Seguido
    Participante

    6 Marzo, 2017 a las 2:17 pm #382

    Lo que tanto alarma al señor Pérez-Reverte que pueda pasar de aquí a unos años ya está pasando ahora mismo en la enseñanza concertada española, también pagada con los impuestos de todos. Mujeres con la cabeza tapada y vestidas con hábitos, indumentaria que tienen que llevar por razón de sus creencias religiosas, en este caso la católica, imparten clases a niños y niñas en muchos colegios españoles. No le oigo poner el grito en el cielo por ello.

    Si una profesora se limita a dar su asignatura (muy bien, mal o regular) debería dar igual que fuera con hábito de monja dominica, hiyab musulmán, boina a lo parisina o pañuelito de colores siempre que no aleccione al alumnado en sus creencias religiosas.

    Rogorn
    Moderador

    6 Marzo, 2017 a las 2:29 pm #384

    En varios sitios donde se responde a este artículo hay gente que pregunta por lo que ha escrito antes Pérez-Reverte sobre la iglesia católica. Aquí hay una muestra: http://capitan-alatriste.com/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&t=2902 Lean los artículos número 333, 475, 481, 540, 557, 885, 926, 1015 y 1085. Entre otros.

    rosa ceballos
    Participante

    6 Marzo, 2017 a las 4:16 pm #392

    Respondo al participante romeiro y con todo el respeto le digo que suponer a todas las mujeres de nuestro entorno cultural unos valores de libertad individual y asertividad como mujeres para lo que atañe a su aspecto físico y su atuendo…….es mucho suponer. Lejos de eso, lo que veo es que unas se dejan influir por su tradición y su cultura (intimamente ligada a los preceptos del Corán, que inciden en todos los aspectos de su vida, parece ser y, siendo así, sigue siendo cultura en sentido amplio y no sólo estrictamente religión) y otras nos dejamos influir por la publicidad, las modas, ciertos liderazgos que no entro a valorar, etc…..cuando no por las personas de nuestro entorno familiar más cercano. ¿Es esto anormal? Creo que es normal y que no es motivo ni justifica discriminar a las personas por su aspecto para el ejercicio de cualquier profesión, incluyendo a las que se ejercen con uniforme, pues ni siquiera el uniforme militar tiene por qué igualarse al milímetro, mucho menos el de una azafata de vuelo. Ésta, cumpliendo con los distintivos básicos de azafata reconocibles por los pasajeros, va sobrada. Si hemos viajado en avión sabemos que tras el despegue, las azafatas se quitan el preceptivo gorrito y cada una lleva el pelo y el peinado como le parece oportuno, a lo cual, nada que objetar.

    Mi madre en ciertas épocas en las que era práctica habitual cubrirse la cabeza con un pañuelo, lo hacía. Para desplazarse en coche descapotado y no llegar a destino “con greñas de a salto de mata”…..luego…. también lo hacía por recato, a su manera…..por el tan tradicional nuestro “qué dirán”.

    Sinceramente, armar tremolinas por un pañuelo en la cabeza…..mezclando con feminismo, con no sé qué más y algunas gotitas de demagogia….no acabo de entenderlo (Esto va para el Sr. Pérez-Reverte). Los alumnos de cualquier colegio están expuestos a cosas peores hoy día, por desgracia. Para empezar, están expuestos a los adultos y nuestros prejuicios, que no son de los chavales, son nuestros.

    Saludos

    Rodolfo V
    Participante

    6 Marzo, 2017 a las 9:58 pm #413

    Yo siempre he sido partidario del donde fueres, haz lo que vieres, que es la antítesis del ¡vivan las cadenas! que emplean los llamados buenistas, que en realidad no son más que los serviles de hoy.

    6 Marzo, 2017 a las 9:59 pm #414

    (Vuelvo a poner el comentario porque al darle enviar me ha salido un error, pone que he comentado pero no se puede visualizar. Si de casualidad sale doble, por favor, moderador eliminar uno de ellos para no hacer spam.  Gracias)

    Yo tengo un hijo de dos años y me gustaría tener la suficiente capacidad para poder educarlo en los valores del respeto a todas las personas, la libertad y la igualdad. No quiero adoctrinarlo en ninguna religión pero tampoco ocultarle el fenómeno religioso. A medida que vaya creciendo y aprendiendo espero que escoja su camino, yo le daré mi opinión sobre el mundo pero jamás le impondré mi criterio. Le dejaré aprender a tomar decisiones aunque, lógicamente, lo protegeré y ejerceré la autoridad materna cuando crea que exista algún riesgo verdadero para su integridad o su salud.

    Me preocuparía que, durante un curso académico completo, una persona que profesa de forma explícita una religión concreta se encargara de la formación de mi hijo. No se trata de velo sí o velo no. Se trata de enseñar a que hay que respetar las diferencias y hacerlo con el ejemplo. Imaginad que un día invito a esa maestra a mi casa y ella llega con su velo. Perfecto, no hay ningún problema. Ella, amablemente, nos devuelve la invitación y vamos a visitarla pero al llegar me pide que me ponga un velo para entrar en su casa porque en su casa se usa el velo. En ese caso le estaría transmitiendo a mi hijo un mensaje muy confuso. “Mamá, si nosotros respetamos que la maestra use velo en nuestra casa, por qué ella no puede respetar que tú no lo uses en su casa?”

    Pero no se trata solo de fe o religión o ciencia. Desde el punto de vista de la igualdad de género el velo es un símbolo de la supeditación de la mujer a una serie de doctrinas elaboradas por hombres. No tiene nada que ver con ponerse un pañuelo en un descapotable para no despeinarse. La mujer musulmana muchas veces no tiene opción o se pone la hiyab o el burka o lo que sea o va a tener serios problemas. Si en su cultura o religión se practica la ablación del clítoris cuando aún son niñas nadie les está dando a escoger. Pero muchas personas prefieren mirar a otro lado, relativizar el tema y disfrazarlo de religión cuando en realidad es opresión.

    Esto es a lo que se refiere Arturo Pérez Reverte y, además, simplemente se lamenta de que hay un sector de mujeres que se hacen llamar feministas que en lugar de luchar por lo que realmente importa, para darse notoriedad se preocupan de si Joaquín Sabina usa la metáfora “morir de amor” en sus letras porque te podría incitar a matar a tu pareja, lo que desprestigia al movimiento feminista serio.

    Chema de Aquino
    Participante

    6 Marzo, 2017 a las 10:12 pm #419

     

     

    María Seguido
    Participante

    7 Marzo, 2017 a las 10:14 am #425

    En España hay muchas mujeres inmigrantes y sobre todo hijas de familias inmigrantes que han nacido en España, segundas generaciones, que tienen todo el derecho del mundo a estudiar una carrera y a ejercer su profesión. Es más ése es el mejor camino hacia la integración social sea cual sea su religión o credo. E igual que una profesora católica puede llevar una cadena con un crucifijo visible en el cuello y nadie, espero, se lo va a echar en cara, supongo que le concederemos ese mismo derecho a las mujeres que profesen otra religión.

     

    rosa ceballos
    Participante

    7 Marzo, 2017 a las 10:46 am #426

    Los musulmanes no te obligan a ponerte un pañuelo o hiyab (nadie ha hablado de un burka, no mezclemos)para estar en su casa. Esto es una patraña muy utilizada como argumento por los que tienen una imagen de los musulmanes más propia de un cuento de terror para niños que de un conocimiento real de ese colectivo humano.
    Y para atacar al feminismo cualquier excusa es buena.
    Especialmente lamentable cuando el ataque viene de mujeres.
    Saludos

    Solone
    Participante

    7 Marzo, 2017 a las 2:52 pm #437

    Una vez más, este ser nos ofrece una muestra más de su polifacético rancio supremac/h/ismo. Ya el titular deja en evidencia una forma tipica de machismo, el minusvalorar el trabajo de las mujeres, que son identificadas como ‘maestras’ y no ‘profesoras’ o ‘docentes’ (por no decir ‘directoras escolares’ o ‘rectoras’)… Y ya iendo más al hierro del asunto: Arturo, ninguna de las personas que me enseñó en las Primarias, Secundarias y Universidad necesitó un pañuelo para ser homofoba y conservadora y conformista, porque el sistema del que Usted forma parte es ya lo suficientemente fuerte como para dominar las mentes y corazones del personal docente. Hasta tuve un profesor homosexual y homofobo a la vez, interamente producto de esta cultura laica y atea que tanto os empeñais en defender como más sana, más justa, y que a mi parecer alberga las mismas contraddiciones que cualquier otra. Lo unico que hay que defender es la libertad, y esto es justo lo unico que Usted no defiende.

    Pablo Coronel
    Participante

    7 Marzo, 2017 a las 7:06 pm #451

    El hiyab es definitivamente un articulo religioso (Suras 7:46; 19:16-17; 33:53; 41:5; 24:30-31;  33:58-59; 42:51), y el punto basico es si hemos pasado tanto anios y dolores sacando los crucifijos de la vida publica, por que vamos a admitir otros simbolos?

    Quien lo ve desde el angulo de una pelea por el laicismo reciente que aun esta en la sangre y lo compara con la gente que por su complejo de culpabilidad, por creerse el mito de Al-Andalus, o simplemente por moda dice que se debe aceptar todo lo que viene de afuera, pero rechazar lo propio.

     

    Julia Escolar
    Participante

    7 Marzo, 2017 a las 7:46 pm #453

    Soy profesora de español en una escuela secundaria de Fráncfort ( la llamo secundaria porque asi se denomina en Argentina) enseño en la 8 / 9 / y 10 clase del bachillerato , es una escuela pública que ofrece 3 lenguas vivas. Nos preocupa a todos mis colegas 97 profesores el tema de el uso de la hiyab,  aunque no tenemos profesoras que lleven hiyab pero si muchas alúmnas que lo llevan. Criticamos el permiso de llevarlo( admiramos la ley francesa) porque por otro lado está la dicotomía de enseñar a pensar a los alúmnos y enseñar la igualdad de derechos entre las personas , sin distinción de sexos. A pesar de todos nuestros prejuicios viví una experiéncia inesperada. Una mañana entró a la clase Amira,( una joven marroquí) y no la reconocí , se había quitado la hiyab , había cumplido 18 años y siendo mayor de edad había ejercido su libertad . Me sentí bien , habíamos enseñado a pensar en libertad.

    rosa ceballos
    Participante

    7 Marzo, 2017 a las 11:38 pm #461

    Si para defender el laicismo en la sociedad atacamos a las personas religiosas…..apaga y vámonos.

    Las feministas defendemos a la mujer que lleva un pañuelo y a la que no lo lleva, criticamos al que obliga a llevarlo y al que obliga a no llevarlo.

    Pero a la mujer que lo lleva, cuidado, dejadla en paz.

    Menudo bodrio de artículo, Sr. Pérez-Reverte

    ¿Calladas como meretrices?

    Se le ha ido a usted la olla, “caballero”

    8 Marzo, 2017 a las 12:51 am #467

    Sr. Solone, creo que está usted equivocado respecto al termino “maestras” usado por el Sr. Pérez-Reverte. Si fuese un lector habitual de su obra, vería que en nada minusvalora a las “maestras”. Por otro lado, tengo por suerte muchas amistades que se dedican a la docencia, tanto a nivel infantil como adulto, y muchos de los que se dedican a los niños, me han contado sus experiencias, sobre todo cuando empezaban en pequeños colegios de pueblos y, tanto adultos como niños los llamaban “maestros”, les tenían en alta estima. Que hoy en día se prefiera denominar de otro modo a los “maestros” o “maestras”( para no ofender a nadie ), no implica que ese término sea despreciativo, para nada. Y no creo que por ser mujer adquiera ese matiz. Respecto al resto de su parrafada, no voy a meterme pues eso es asunto del Sr. Pérez-Reverte, si considera oportuno. Y que usted tuviese un profesor homosexual y homófobo, puede ser, pues el ser humano es bastante sorprendente, complejo y a veces contradictorio. Y supongo que sería un ser atormentado. Pero eso ya es otro tema.

    Alejandro Núñez
    Participante

    8 Marzo, 2017 a las 9:52 am #474

    Partimos de la base de la libertad individual a que cada persona elija y disfrute sus creencias y moral como le plazca. Una vez aceptada la libertad del individuo en el sentido más íntimo y privado, en aquellos ámbitos públicos y abiertos debe predominar la neutralidad, procurando no mostrar influencias religiosas de ningún tipo (vestimenta, objetos, etc). Por tanto, el hiyab, el crucifijo, la kipá judía, o las túnicas budistas deben estar prohibidas dentro de la educación pública. Fuera de ella, debe mantenerse la obligación de defender la libertad religiosa.

    Cyrano
    Participante

    8 Marzo, 2017 a las 10:37 am #477

    Mi opinión sobre este tema es simple. En la escuela pública, que pagamos todos, ni hiyab, ni crucifijos, ni ningún símbolo religioso o político. En la privada, cada colegio es libre de imponer sus normas y sus requisitos a los docentes. Pero lo que no se puede permitir es que, cuando por fin (en líneas generales), estamos consiguiendo librarnos de los símbolos católicos en la educación pública,  sean sustituidos en mayor o menor medida por los de otras religiones.

    Rogorn
    Moderador

    8 Marzo, 2017 a las 11:02 am #481

    Solone y Antonio: el nombre oficial de estos empleos en España es “maestro de primaria” y “profesor de secundaria”. Aparte de lo que puedan significar esas palabras en otros ámbitos o en el pasado, esas son las designaciones correctas para ambos oficios.

    8 Marzo, 2017 a las 6:04 pm #516

    Cierto Sr. Moderador, pero simplemente le matizaba al Sr. Solone que no veía ningún aspecto despreciativo o minusvalorativo en la palabra maestra, ni en el artículo del Sr. Pérez-Reverte, ni en el entorno donde me muevo. Y me reitero que tengo amistades en todos los niveles de la docencia desde Primaria a la Universidad. Gracias.

    Raquel Jiménez
    Participante

    8 Marzo, 2017 a las 6:15 pm #519

    Soy profesora de español en una escuela secundaria de Fráncfort ( la llamo secundaria porque asi se denomina en Argentina) enseño en la 8 / 9 / y 10 clase del bachillerato , es una escuela pública que ofrece 3 lenguas vivas. Nos preocupa a todos mis colegas 97 profesores el tema de el uso de la hiyab, aunque no tenemos profesoras que lleven hiyab pero si muchas alúmnas que lo llevan. Criticamos el permiso de llevarlo( admiramos la ley francesa) porque por otro lado está la dicotomía de enseñar a pensar a los alúmnos y enseñar la igualdad de derechos entre las personas , sin distinción de sexos. A pesar de todos nuestros prejuicios viví una experiéncia inesperada. Una mañana entró a la clase Amira,( una joven marroquí) y no la reconocí , se había quitado la hiyab , había cumplido 18 años y siendo mayor de edad había ejercido su libertad . Me sentí bien , habíamos enseñado a pensar en libertad.

     

    Merece mucho la pena un punto de encuentro como este si se pueden leer aportaciones como la suya, ¡gracias Julia Escolar!

    victoria
    Participante

    8 Marzo, 2017 a las 8:44 pm #529

    La pregunta que siempre me surge cuando oigo a una persona opinar con brocha gorda sobre un colectivo como lo hace el señor Pérez-Reverte es la siguiente:
    ¿Cuántas mujeres musulmanas forman parte de la vida cotidiana del Sr. Pérez-Reverte? ¿Con cuántas se relaciona de forma individual en los distintos ámbitos de su vida?

    Es muy probable que si el Sr. Pérez-Reverte interactuara con médicos, compañeras de trabajo, amigas, alumnas, maestras y amigas de sus hijos, etc. musulmanas (con y sin hiyab), opinara de manera distinta, o quizá no, porque la chulería de la que suele hacer gala es difícil de curar (y cuántos hay como él).

    Después de muchos años en Canadá (soy española) y de relación constante con gente musulmana en los distintos ámbitos de mi vida, he comprobado que la ecuación musulmana sin hiyab=progresista y con hiyab=conservadora, o simplemente musulmana=conservadora, no se ajustan a la realidad. He tenido la oportunidad de conocer a mujeres con hiyab más progresistas que musulmanas sin hiyab, o más progresistas que mujeres no musulmanas (asombroso el conservadurismo y la regresión en el papel de la mujer que se observa en este último grupo, pero ese es otro tema). También he podido observar que tanto unas como otras pueden ser conservadoras en unos aspectos y progresistas en otros. Como lo somos todos. Son ante todo mujeres con una variedad de opiniones sobre distintos temas. Imaginar, según hace el Sr. Pérez-Reverte, a las mujeres con hiyab como un bloque compacto que va a defender al unísono las mismas ideas sobre sexualidad, moral social, la cultura occidental, la filosofía griega, etc. es negarles su individualidad, lo cual me parece ir en contra de un derecho humano fundamental (esos derechos humanos que tanto le preocupan al Sr. Pérez-Reverte).

    Nunca me dejarán de sorprender esas personas que se permiten hablar sin conocer a una variedad de individuos del grupo sobre el que opinan (no, el conocer a una persona o dos, y que esas sean retrógradas no es argumento suficiente). Los individuos, por suerte, nos rompen los esquemas, pero, claro, hay que relacionarse con ellos, no opinar desde la barrera.

    aroma d´nobles
    Participante

    9 Marzo, 2017 a las 6:44 am #538

    A veces sucede que la verdad tiene un pie en el barrio contrario.

    La laicidad implica que en algún momento tendremos que ejercitar la tolerancia porque las diferencias nos enriquecen; no las tememos. Sí, para convivir debemos evitar el proselitismo o aquello que discrimine. Pero, ¿de qué tamaño debe ser el símbolo, el accesorio o la vestimenta (tatuaje, dije, impresión de Bob Marley o del Che Guevara en una camiseta) para que no se considere como proselitismo?

    Atención, en el arte ( sobre todo en literatura) se expresan sutilmente los credos, esos que penetran y esculpen al ser. ¿Se condena también al arte o se le admite su discreción?

     

    9 Marzo, 2017 a las 3:40 pm #557

    El punto es simple: una intolerancia absoluta y radical a cualquier símbolo de la religión católica y una apertura sin barreras a lo de fuera. Ese absurdo sentido de la europa vieja y abusadora y de la migración jóven y renovadora. Hay videos circulando en donde se ve con claridad como ISIS mata a mujeres sin velo…hay mujeres suecas violadas que no denuncian para no ser consideradas xenófobas. Pero todo ello no es motivo de protesta del feminismo radical. Es iracional que las ministras suecas se hayan puesto pañuelo en la cabeza para conversar con los príncipes suditas…es valioso que la señora Le Penn no se haya puesto. Si nos hemos secularizado tanto…seamos coherentes con todo.

    No creo que en sí mismo el pañuelo sea el problema, lo será en la medida que ello conduzca a exigir del alumnado un comportamiento basado en lo que la mujer portadora del pañuelo considere adecuado y a su vez ello tendrá la impronta de la manera en que viva en su hogar.

    Pablo Coronel
    Participante

    9 Marzo, 2017 a las 9:22 pm #563

    Quienes estudiamos en escuelas catolicas, creo que hemos vivido algo similar…
    Como podia uno preguntarle al  cura sobre relaciones con una noviecilla… si el tipo se suponia era celibe?
    Si la seniora usa Hiyab, es muy probable que ella tenga una vision de las relaciones humanas muy distinta a la de la sociedad liberal y abierta.

    El punto es simple: una intolerancia absoluta y radical a cualquier símbolo de la religión católica y una apertura sin barreras a lo de fuera. Ese absurdo sentido de la europa vieja y abusadora y de la migración jóven y renovadora. Hay videos circulando en donde se ve con claridad como ISIS mata a mujeres sin velo…hay mujeres suecas violadas que no denuncian para no ser consideradas xenófobas. Pero todo ello no es motivo de protesta del feminismo radical. Es iracional que las ministras suecas se hayan puesto pañuelo en la cabeza para conversar con los príncipes suditas…es valioso que la señora Le Penn no se haya puesto. Si nos hemos secularizado tanto…seamos coherentes con todo. No creo que en sí mismo el pañuelo sea el problema, lo será en la medida que ello conduzca a exigir del alumnado un comportamiento basado en lo que la mujer portadora del pañuelo considere adecuado y a su vez ello tendrá la impronta de la manera en que viva en su hogar.

    María Seguido
    Participante

    10 Marzo, 2017 a las 11:19 am #582

    A Julia Escolar. Efectivamente en Francia tienen una Ley de laicismo porque han tenido las narices de enfrentarse a este tema y legislarlo y se aplica a cualquier religión (católica, musulmana, sij, judía…). Francia es en este tema un país laico y que tienen las cosas muy claras. En España no haya nada legislado y andamos improvisando. Es verdad que es una alegría que una chica llegada su mayoría de edad toma la decisión de quitarse el hiyab pero ha tenido que ir al colegio y al instituto con él todos estos años y allí ha aprendido muchas cosas, ha oído otros puntos de vista, ha compartido experiencias con chicos y chicas  y luego ha decidido. Y en el instituto la habéis hecho sentirse bien, acogida y respetada. Saludos.

    Raul Guerrero
    Participante

    11 Marzo, 2017 a las 1:12 am #627

    Qué ingenuo, el tío Arturo. La idea de que en los colegios hoy día se estudia a los filósofos griegos, o se menciona siquiera la Ilustración, es como para troncharse de risa. ¿Los derechos y libertades del Hombre? ¿A quién le siguen interesando semejantes patrañas? A nadie. Ni a moras, ni mucho menos a cristianos.

    Rogorn
    Moderador

    11 Marzo, 2017 a las 11:57 am #638

    @perezreverte en Twitter:

    -LuisIus82: Supongo que el Sr. @perezreverte se pondría malo del hígado (y de mala #$*|¥) cuando leyó esto hace casi un año.
    -Voy a decirle una cosa. Yo trabajaba en Palestina antes de que usted naciera. Y había muchas profesoras sin hiyab. Es el integrismo islámico el que en estos 20 años impuso el hiyab en Palestina y en otros lugares donde antes apenas se usaba. O sea, los curas radicales islamistas, y la gente tuvo y tiene que tragar y aceptarlo. En Marruecos, el uso del hiyab se ha mulltiplicado. ¿Cree que es por devoción? Es por represión social. Por acojono. Por eso es estúpido que me quieran hacer tragar,a mis años, un símbolo de opresión y sumisión como símbolo de libertad femenina. Mi hígado no depende de Palestina. Depende de lo que ocurre aquí. Hablar del hiyab a quien tiene una hija es insultarlo. Así que hágase mayor, viaje, lea, viva, pregunte a quienes tiene vida por contar y no se meta en jardines que no comprende. Un saludo.

    -Menuda empanada mental tiene la profesora. Camiseta feminista y pañuelo sumiso. Coherencia intelectual, se llama el asunto. Y tiene alumnos. https://twitter.com/perezreverte/status/839757608940683266

    -Como dice @Ian_Talling, una mujer que lleva hiyab voluntariamente es como un negro con capucha del Ku Klux Klan o un judío con una svástica.

    -Respecto a usar hiyab como acto de libertad femenina, esto debería ser de visita obigada: https://twitter.com/hashtag/ForcedHijab?src=hash

    -Sobre idiotas, velos e imanes (viejo artículo que no se hace viejo). Especialmente dedicado a los (y las) idiotas. http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/948/sobre-idiotas-velos-e-imanes/

    Retuiteado por @perezreverte:

    -malentendidonz: ¿Feminista? No creo. Feministas son estas mujeres que protestaron en Irán por la imposición de la Hijab en 1979. https://twitter.com/malentendidonz/status/839760696040574976

    -javidelicado81: nunca entenderé por qué a las feministas radicales les gusta tanto el islam. Será porque no viven en un país islámico, digo yo

    -ivangaragu: Claro, pero eso es porque esta en España, verdad @NurHeleni? https://twitter.com/ivangaragu/status/839772352997097472

    -kiko_ac: Le recomiendo esta lectura y luego hablamos de libertad: http://ctxt.es/es/20160824/Politica/8002/velo-islamico-feminismo-religión-islamismoburkini.htm

    -escipion2003: #ForcedHijab En español para que no digan que la traducción está manipulada https://twitter.com/escipion2003/status/840185106715291652

    Raul Guerrero
    Participante

    11 Marzo, 2017 a las 3:10 pm #658

    Escribo desde Londres, donde vivo. Ver mujeres con hiyab – y cada vez más con sus siniestros parientes el niqab y el burka – es ahora tan normal por aquí, dentro y fuera de los colegios, como ver gente con vaqueros pegados o zapatillas deportivas. Tan normal que a casi nadie se le ocurriría cuestionarlo. Entre otras cosas porque los perros ingleses saben reconocer un buen negocio en cuanto le ponen la vista encima. No es cosa de poner objeciones ante ciertos usos y arriesgarse a darle un disgusto a la ilustre casa de Saúd, que les vende el petróleo y les financia sus mamotretos arquitectónicos en la City, así como sus bloques de apartamentos de lujo en los que nadie podrá vivir. No es mala transacción, a cambio de hacer la vista gorda ante los imanes que les mandan a los barrios de mayoría musulmana, bien entrenados en Dubai, recién saliditos de la madrasa con las barbas aún calientes; o ante los tribunales de la ley islámica sharia, que coexisten en sombríos locales con las cortes de su graciosa majestad; no digamos ya ante unos trapos en las cabezas de unas cuantas moras.

    Como cuando en Londres nos pica un huevo en España todo el mundo se rasca, no se prevé que las actitudes por allí vayan a ser muy diferentes. Compatriotas: si el hiyab ha llegado ya a vuestras pantallas, iros acostumbrando a él: está ahí para quedarse.

     

    Adolfo Rastrollo
    Participante

    11 Marzo, 2017 a las 6:04 pm #669

    Buenas tardes.

    Me gustaría puntualizar una cosa con respecto a esto.

    Imaginad que un día invito a esa maestra a mi casa y ella llega con su velo. Perfecto, no hay ningún problema. Ella, amablemente, nos devuelve la invitación y vamos a visitarla pero al llegar me pide que me ponga un velo para entrar en su casa porque en su casa se usa el velo. En ese caso le estaría transmitiendo a mi hijo un mensaje muy confuso. “Mamá, si nosotros respetamos que la maestra use velo en nuestra casa, por qué ella no puede respetar que tú no lo uses en su casa?”

    Sé que es un ejemplo, pero he estado en esa misma situación. En una ocasión nos invitaron a comer a su casa, y la verdad es que no dijeron nada sobre el velo. Ni siquiera nada del calzado. Porque son dados a quitarse los zapatos y dejarlos en la entrada, como los japoneses. Les comentamos de quitárnoslo nosotros también, y respondieron que no.

    Dicho esto, he tenido la oportunidad de hablar con musulmanas, y en privado -algunas- te confiesan que no quieren llevar el velo. Sin embargo, están obligadas. Del mismo modo que tampoco pueden salir con mujeres españolas para tomar algo, o quedar para comer, etcétera. Es decir, que las mujeres musulmanas, sí están sometidas en muchos aspectos y no son libres de decidir por sí mismas en muchísimas ocasiones. En internet hay muchos más ejemplos sobre ello, como el de la campeona de ajedrez de Irán que ha sido expulsada del equipo nacional por no querer llevar velo. O la imposición que han puesto a todas las mujeres que quieran competir en el mundial de ajedrez de tener que llevar velo.

    No entiendo cómo hay gente que está tan cegada ante esto y no reconoce las cosas. O quizá son del tipo «no hay más ciego que el que no quiere ver». O a lo mejor, del tipo «el enemigo de mi enemigo es amigo». Porque, últimamente, estoy empezando a considerar que quienes defienden el velo, lo hacen simple y llanamente para fastidiar al prójimo. Porque ese prójimo, según ellos, es católico, y hay que ir en contra de la Iglesia. Lo que no sé es si son conscientes del peligro que entraña, y de que jugar con fuego puede acabar quemándote.

    Un saludo.

    Raquel Jiménez
    Participante

    13 Marzo, 2017 a las 1:10 pm #819

    Un colectivo pide que no se invite a Melilla a Pérez-Reverte por “islamófobo”

    Melilla, 13 mar (EFE).- La Asociación Intercultura de Melilla, donde una buena parte de la población es musulmana, ha pedido a los dos centros universitarios de la ciudad que no inviten al escritor Arturo Pérez-Reverte por “islamófobo”, tras el artículo en el que el académico cuestionaba el uso de velo islámico en las aulas.

    Además, la presidenta de la asociación, Yonaida Sel-lam, en un comunicado, ha advertido de que “tendrán respuesta en los tribunales” algunos mensajes que ha generado en redes sociales el artículo, a los que ha calificado de “salvajes”, aunque sin especificar su contenido ni su autoría.

    La presidenta ha solicitado a la UNED y al campus de la Universidad de Granada en Melilla que no cuenten más con el autor, que en varias ocasiones ha sido invitado a actos culturales en alguno de sus centros.

    Yonaida Sel-lam ha calificado de “sumamente islamófobas” las opiniones de Pérez-Reverte en un artículo de opinión, en el que definía como un “símbolo religioso” de “opresión” el uso de velo islámico por parte de profesoras.

    El artículo, que ha generado controversia en redes sociales, “solo busca humillar gratuitamente” a las profesoras y “azuzar el odio contra los musulmanes en general y el Islam en particular”, según la presidenta.

    Sel-lam ha subrayado que muchas alumnas del centro de la UNED en Melilla son musulmanas y llevan velo, una prenda que usan habitualmente muchas mujeres en la ciudad.

    Por ello, ha considerado que sería “una afrenta” volver a invitar a “un redomado islamófobo” a actos como las presentaciones de libros a las que ha acudido otros años.

    Asimismo, ha reclamado al campus de la Universidad de Granada que responda al escritor ante unas opiniones que “denotan una islamofobia patológica”, en las que según la presidenta el académico compara el velo con “la esvástica nazi o el Ku Klus Klan”.

    Finalmente, ha definido el artículo de “arrogante, eurocentrista y reduccionista”.

    La Asociación Intercultura de Melilla criticó el pasado enero a la concejala del Ayuntamiento de Madrid Esperanza Aguirre por un mensaje en Twitter sobre la toma de Granada por los Reyes Católicos, al considerarlo también irrespetuoso con el Islam.

    En 2009, su presidenta presentó ante la Audiencia Nacional una querella contra varios líderes políticos de Israel por una ofensiva militar en Gaza.

    Raul Guerrero
    Participante

    13 Marzo, 2017 a las 5:22 pm #822

    Menuda sarta de estupideces. ¿Qué significa “islamofobia”? Fobia es una aversión o un miedo irracional a algo; se le puede tener fobia a las arañas o a los espacios abiertos, no a una religión. Por lo demás, el autor ha hablado muchas veces, con idéntica dureza, de actitudes similares por parte del Cristianismo (en su mayor parte cosa del pasado, y bastante trabajo que costó apartar a los sacerdotes de sus repugnantes intromisiones en la vida pública y privada de la gente), y no veo que nadie le llame cristianófobo.

    Cualquiera que sepa leer notará fácilmente que el artículo no va de ninguna manera en contra de las mujeres, sino todo lo contrario. El autor critica duramente la opresión por parte del Islam a la mujer, al obligarles a llevar una prenda que por propia voluntad es casi seguro que no decidirían llevar (¿cuántas mujeres occidentales deciden libremente cubrir su pelo?). El uso es también un velado insulto (nunca mejor dicho) a todo varón musulmán: “mujeres, si vais por ahí luciendo el pelo, no os extrañe luego que os violen esas bestias reprimidas que somos los hombres”. Qué hermosa visión de las relaciones entre sexos para el siglo XXI.

    Los que tanto se indignan no han escuchado a Aayan Hirsi Ali, a Marjane Satrapi; mujeres valientes (somalí la una, iraní la otra) que en su momento decidieron desafiar las opresivas convenciones de sus sociedades de origen. Resultado: Hirsi Ali ha visto su vida amenazada repetidamente por atreverse a pensar por sí misma, y a expresar sus opiniones en público. Satrapi por su parte nos recuerda, en su magnífica novela gráfica Persépolis, cómo en los años setenta mujeres de muchos países musulmanes (en su caso el Irán pre-Jomeini) no tenían por qué llevar el pelo cubierto. En las últimas décadas, por desgracia, han ido cobrando protagonismo las facciones más virulentamente reaccionarias del Islam (lúgubres individuos con barbas pobladas y actitudes inequívocamente fanáticas, que patrullan mezquitas y universidades exigiendo “recato” a las “hermanas”), no sólo en el medio oriente sino en ciudades europeas desde Londres a Berlín, mientras los tolerantes y multiculturales europeos mirábamos para otro lado. “Dejémosles, criaturitas: son cosas suyas”.

    Luego está, tachán tachán, lo del “eurocentrismo”. Las imbecilidades se acumulan, se achuchan, se montan una encima de la otra. Que yo sepa, este autor nació en Cartagena. ¿Se supone que debe ser americocéntrico? ¿Africanocéntrico? ¿Australianocéntrico?

    Pues ahí lo tienen: “no volveremos a invitar al escritor”. Persona non grata. Por “azuzar el odio”. Qué típico: cada vez que se critica a una religión (y el Islam en particular está claro que no soporta las críticas) surgen las mismas voces. ¿No deberían hacer lo contrario: invitarle a debatir abiertamente, querer tenerle delante para expresar su punto de vista opuesto en un foro público? Es una vieja costumbre occidental… La crítica, el diálogo, el debate, el intercambio de ideas. La palabra. Feroz, dura, virulenta si hace falta, pero la palabra. Pero no, qué va. Cerrémosle la puerta en las narices, a ese fascista. Prohibámosle. Lo de siempre, en fin. ¿Para cuándo una bonita quema de libros de Alatriste en la plaza pública?

    Y lo mejor de todo es que muchas de estas voces provienen de mujeres occidentales, que serían las primeras en mandar al carajo al primero que se le ocurriera obligarles a llevar un pañuelo en la cabeza. Aunque en este mundo al revés y entontecido en el que vivimos, ya nunca se sabe.

     

    14 Marzo, 2017 a las 8:32 am #829

    Raquel:
    http://arturoperez-reverte.blogspot.com.es/2009/10/el-ultimo-virrey.html

    Y luego está la historia aquella que contó un tal Armando Robles sobre el APROME en alertadigital.

    Juan Pedro
    Participante

    16 Marzo, 2017 a las 12:42 pm #933

    En fin, tanto la guerra santa como el “id y predicar el evangelio”, no debería ser un mandamiento;  así se eliminan los oficios.

    Raquel Jiménez
    Participante

    16 Marzo, 2017 a las 1:25 pm #934

    No recordaba la anécdota, Enric.

    Hay que verse en esa situación (y en ese momento) para valorar con imparcialidad y sin mala leche las acciones del otro. Desde luego el Sr. Robles inquina y mala leche tiene a raudales (la misma que todos los que comentan su historia)

Debes estar registrado para responder a este debate.