• Zenda
    Jefe de claves

    27 febrero, 2017 a las 7:40 am #214

    ¿Qué os parece la nueva patente de Arturo Pérez-Reverte? Así comienza el artículo publicado en XLSemanal el 26 de febrero:

     

    http://www.zendalibros.com/articulistas-parasitos/

    Juanito Sepólvora
    Participante

    27 febrero, 2017 a las 12:18 pm #221

    Totalmente cierto, pero estas palabras podrían tener como víctimas colaterales a aquellos que, con sincera intención, comentan un texto ajeno y, a partir de él, sin ocultar su admiración (o criterio opuesto) consiguen enhebrar ideas propias, puede que no tan valiosas, pero, por lo menos ideas y propias. Al estilo de lo que en música se llamaba "variaciones sobre un tema de...".

    Saludos.

    Raquel Jiménez
    Participante

    27 febrero, 2017 a las 12:24 pm #222

    Entiendo que se cabree, es un fenómeno muy made in Spain. Antes de definir a algún periodista como "parásito", habría que leer varios artículos de ese articulista, para si es parásito profesional o sólo ejercita esa labor de manera eventual, lo cual quizá pueda deberse a una exigencia de su editor, a un momento de falta de creatividad que podemos padecer todos, o a la mala leche.

    Lo mismo habría que valorar sobre escritores de libros en los que se ensañan con otros profesionales de su sector, por ejemplo, no una, ni dos veces, sino en ediciones ampliadas de sus obras en las que el parasitado frecuentemente vilipendiado se convierte en el mejor reclamo promocional de la obra el parásito. Ya sabemos de quiénes hablamos..

    Raquel Jiménez
    Participante

    27 febrero, 2017 a las 12:26 pm #223

    [quote quote=222]Entiendo que se cabree, es un fenómeno muy made in Spain. Antes de definir a algún periodista como “parásito”, habría que leer varios artículos de ese articulista, para si es parásito profesional o sólo ejercita esa labor de manera eventual, lo cual quizá pueda deberse a una exigencia de su editor, a un momento de falta de creatividad que podemos padecer todos, o a la mala leche. Lo mismo habría que valorar sobre escritores de libros en los que se ensañan con otros profesionales de su sector, por ejemplo, no una, ni dos veces, sino en ediciones ampliadas de sus obras en las que el parasitado frecuentemente vilipendiado se convierte en el mejor reclamo promocional de la obra el parásito. Ya sabemos de quiénes hablamos.. [/quote]

    Errata: "mejor reclamo promocional de la obra del parásito " (última línea)

    Elena Carbayo
    Participante

    27 febrero, 2017 a las 3:19 pm #225

    El internet ha cambiado el mundo, especialmente el del acceso a la información, y lo que sería una riqueza en un ámbito de honestidad periodística se ha convertido en un filón y tonto el último. Estar “informado” ya no requiere ir al kiosko a comprar el periódico, basta con entrar en las redes y la noticia viene a ti, seas lector avezado o estés a tres líneas del analfabetismo. El éxito no se mide por los ejemplares vendidos, sino por el número de pulsaciones de ratón, que a su vez determina el tamaño de la tajada publicitaria. Las cabeceras tipo “Vargas-Llosa es un machista” o “#boicotalperuano” aseguran que la pólvora habrá corrido por los suficientes ratones antes de mojarse.

    Además es el escenario perfecto para controlar al individuo, meta última de cualquier poder. Las noticias ya no recuentan hechos, sino opiniones. INFORMAR, así en mayúsculas, con conocimiento de los hechos e intención de exponerlos ecuánimemente, no es el objetivo. Lo es la PROPAGANDA, pura y dura, ateniéndose a las directrices del que paga, sin sonrojos ni escrúpulos.

    Un gran porcentaje de los internautas considera que está al tanto de todo gracias al alcance mundial de las redes, sin percatarse de que está siendo aborregado. El resultado de ‘arrejuntar’ la manipulación de la información con la incomprensión lectora es un cóctel molotov en manos de los de siempre.

    ¿Sesgar o descontextualizar frases de artículos? Asignatura obligatoria para medrar en el cuarto poder. Hay que desacreditar todo aquello que no siga directrices, ya sea un escritor con nombre y apellidos, un periódico que va por libre, o un foro de confabuladores judeomasónicos. La integridad se denosta en aras de legitimar la prostitución periodística, flanqueada ésta por la mediocridad y la corrección política. Recurriendo al humor negro las comparo a una versión cutremoderna de la triada capitolina, así que en esta línea, porfa, que algún cuerdo me pase el vial de triacas…

Debes estar registrado para responder a este debate.