• Zenda
    Jefe de claves

    13 marzo, 2017 a las 7:50 am #812

    Un periodista de Estados Unidos le preguntó a Javier Marías: "¿Qué nos aconsejaría leer en este momento crítico?". En su nuevo artículo en La zona fantasma, el escritor recuerda su respuesta: Le contesté que mejor leer obras no políticas, porque las pausas son necesarias incluso en los peores tiempos. Pero, por si acaso, también le recomendé Diario de un hombre desesperado, de Friedrich Reck-Malleczewen, que he encomiado aquí otras veces. “Murió, como tantos”, le dije, “en un campo de concentración. Pero no era judío, si mal no recuerdo, y ni siquiera izquierdista. Vio muy pronto lo que significaba Hitler, cuando Hitler aún no era ‘Hitler’. Hay una escena increíble en la que recuerda haber tenido la oportunidad de matarlo entonces, en un restaurante. Bien que no lo hiciera. Uno no puede llamar a alguien fascista hasta que haya demostrado serlo”.

    El artículo completo puedes leerlo en:

    http://www.zendalibros.com/atribulados/

    Profesor Tornasol
    Participante

    13 marzo, 2017 a las 10:50 am #813

    Por si acaso, no vaya a ser que falle, como tan a menudo suele ocurrir, la comprensión lectora y se eche mano a espadas y arcabuces al son de cajas y timbales en menos que tarda en decirse "Constantinopla", en el siguiente párrafo de la espléndida columna de Javier Marías conviene hacer una glosa:

    "Vio muy pronto lo que significaba Hitler, cuando Hitler aún no era ‘Hitler’. Hay una escena increíble en la que recuerda haber tenido la oportunidad de matarlo entonces, en un restaurante. Bien que no lo hiciera".

    Ese "bien que no lo hiciera" es una oración concesiva, análoga a "aunque no lo hiciera". No quiere decir, por tanto, nada similar a "¡qué bien que no matara a Hitler!", lo cual convertiría a Javier Marías en algo que no es, fue ni será. La cosa es clara.

Debes estar registrado para responder a este debate.