• Jose Garrido Mendoza
    Participante

    7 mayo, 2019 a las 2:21 pm #27965

    Pues aquí va mi link. Suerte a todos.

    http://cms.el-canalla.webnode.es/l/relatos/

    Alex Castell
    Participante

    8 mayo, 2019 a las 10:17 am #27968

    Zenda el 30 de abril, 2019 a las 07:54

    Concurso de Zenda Aventuras

    Vuelven las aventuras. Para leerlas, y para contarlas. Zenda e Iberdrola organizan un concurso de cuentos de aventuras dotado con 3.000 euros, en el que ya puedes participar, en este foro.

    Este concurso surge para celebrar la publicación de la novela  El diamante de Moonfleet, de John Meade Falkner, que ha inaugurado en abril la colección Zenda Aventuras. La novela cuenta con una portada ilustrada por Augusto Ferrer-Dalmau y está prologada por Arturo Pérez-Reverte.

    Manda tus historias aquí, en este foro, desde el 30 de abril hasta el 13 de mayo.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 2.000 €. El premio para la otra historia finalista es de 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos de aventuras deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook o como un tuit o un hilo en Twitter.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 30 de abril de 2019, al lunes 13 de mayo de 2019 a las 23:59. El jueves 16 de mayo publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 17 de mayo de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #ZendaAventuras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

     

    A continuación dejo el enlace a mi relato de aventuras "Una mañana de serendipia". Espero que les guste ;)

    http://alexcastell.com/una-manana-de-serendipia/

    8 mayo, 2019 a las 12:29 pm #27973

    Sergio Flores
    Participante

    8 mayo, 2019 a las 6:46 pm #27976

     

     

    Jose Garrido Mendoza
    Participante

    8 mayo, 2019 a las 10:25 pm #27979

    Este es el enlace a mi propuesta. Publiqué otro antes pero no es válido. Suerte a todos.

    elcanalla.home.blog/2019/05/08/relatos/

    Raúl García Díaz
    Participante

    8 mayo, 2019 a las 10:58 pm #27980

    Zenda el 30 de abril, 2019 a las 07:54

    Concurso de Zenda Aventuras

    Vuelven las aventuras. Para leerlas, y para contarlas. Zenda e Iberdrola organizan un concurso de cuentos de aventuras dotado con 3.000 euros, en el que ya puedes participar, en este foro.

    Este concurso surge para celebrar la publicación de la novela  El diamante de Moonfleet, de John Meade Falkner, que ha inaugurado en abril la colección Zenda Aventuras. La novela cuenta con una portada ilustrada por Augusto Ferrer-Dalmau y está prologada por Arturo Pérez-Reverte.

    Manda tus historias aquí, en este foro, desde el 30 de abril hasta el 13 de mayo.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 2.000 €. El premio para la otra historia finalista es de 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos de aventuras deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook o como un tuit o un hilo en Twitter.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 30 de abril de 2019, al lunes 13 de mayo de 2019 a las 23:59. El jueves 16 de mayo publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 17 de mayo de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #ZendaAventuras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

     

    Participo en el concurso #ZendaAventuras con el siguiente título: "Acabemos con esta aventura". Está publicado aquí: https://escriturasconcafe.blogspot.com/2019/05/acabemos-con-esta-aventura.html

    Jairo Jaime Vila
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 1:45 am #27981

    Hola buenas noches este es el link de mi cuento

    UN VIAJE DE RUTINA

    La alarma del celular vibro a las 4:15 y de inmediato desperté, pero como siempre sucede cuando madrugó, deslice mis pies hasta el piso, y sentada sobre la cama, volví a quedarme dormida, nunca he podido entender como, pero sucedía y eran los diez minutos mas deliciosos.
    Camine hacia la cocina y conecté la cafetera que hacia un ruido infernal, pero respirar el aroma del café recién hecho era delicioso, bebí la primera taza de café y allí de verdad comenzó mi día.
    Mi vuelo hacía Calgary salía a las 9:30, desafortunadamente haría escala en el aeropuerto de Dallas, lo que implicaba ocho horas de larga espera, que no me molestaba tanto, como si los agentes de inmigración americanos, que veían en cada Colombiano un miembro de algún cartel, huevones, si el principal cartel eran ellos mismos. Pero no había nada que hacer, debía bañarme y vestirme rápidamente, estaba sobre la hora y mi conductor, me recogería a las 6:am. El conductor bajó las maletas con amabilidad y una sonrisa forzada, un daño en el ascensor nos obligaba a bajar por las escaleras cinco pisos.
    El trayecto rumbo al aeropuerto se hizo corto por que no había mucho trafico. Imaginaba el momento del feliz encuentro con mis hijos Juan Eduardo y Andres a los que mi primo con su manía de ponerle apodos a todo el mundo les decía XL y Gamin, al primero por sus 1,91 de estatura y al otro por su manera desabrochada de hablar, se amaban, no parecían familia si no viejos amigos.
    Con paso rápido llegue a la fila de inmigración esperando las consabidas preguntas de siempre, había llegado tres horas antes del vuelo y la espera sería larga, no había nada que hacer.
    Contrario a lo que pensaba la fila se movió mas rápido de lo acostumbrado y en poco menos de una hora estaban pesando mi maleta, 23 kilos y medio, apenas justo. Me entregaron mi pasaporte indicándome la sala de espera internacional, camine hacia allá buscando una sonrisa en alguien conocido, como diría una amiga, pero fue inútil.
    Me senté, abrí mi bolso de imitación de Gucci regalo de mi ex, tan falso como el mismo bolso y saque mi celular tratando de matar el tiempo de espera mirando algunas de las fotos guardadas y así fue, el tiempo paso volando, o ¿me quede dormida sentada otra vez ¿
    La llegada al aeropuerto de Dallas fue a tiempo, pero como el vuelo venia completo la entrega de maletas se hizo eterna, por fin vi aparecer mi equipaje en las bandas, lo tome, y me dirigí hacia un Starbuks necesitaba un café, intente disfrutarlo pero no me sabia igual que en mi país, en fin en poco tiempo podría hacérmelo yo misma.
    Era la tercera vez que este agente pasaba por el frente mirándome fijamente, lo identifique por que tenia un vendaje en su mano izquierda, solo que en esta ocasión estaba acompañado por otro de aspecto latino, se pararon frente a mi y sentí sus miradas a travez de sus gafas oscuras, y sin saber porque, un sudor frió recorrió mi espalda y un torrente de recuerdos vinieron a mi mente, mis manos temblaron y mis labios se hicieron mas delgados. Definitivamente los dos agentes venían hacia mi.
    -Buenos días señorita, saludo el agente latino en español americanizado.
    -Buenos días respondí con un hilillo de voz.
    -Señorita su identificación por favor.
    Les enseñe mi pasaporte que aunque de color morado, tenia un forro azul que lo hacia menos culpable.
    -Ah es Colombiana, lo hizo ver como si me acusara de algo.
    -Si asi es, me dieron ganas de decirle: ¿algún problema?
    -¿Este es su equipaje? Si, este es, fue la respuesta que se arrastraba por mis cuerdas bucales.
    -Por favor nos acompaña. No fue una pregunta, fue una orden, que sin saber de donde saque fuerzas obedecí.
    En mi mente los recuerdos se paseaban como en una mala película, o como dicen, que cuando uno esta en el umbral de la muerte, todas las cosas malas que uno ha hecho en la vida desfilan inmisericordes frente a los ojos, volvía vivir la terrible angustia de deber algo que había hecho en el pasado, pero aquí no podría defenderme, ese era mi INRI y la lluvia de la tristeza inundo mis ojos, sacando fuerzas pregunte :
    -Oiga ¿Usted porque me detiene?
    -Señorita, contesto el agente latino, yo no la estoy deteniendo, aun, esto es una requisa de rutina.
    Podía sentir las miradas de todos los pasajeros en el aeropuerto y hasta escuchar sus palabras, ah otra Colombiana que cayo.
    Me condujeron a una pequeña habitación en donde colocaron mi maleta sobre una mesa y me pidieron que la abriera, no encontraba las putas llaves, por fin con manos temblorosas se las entregue y ellos sonrieron, sabían que era culpable, que dentro encontrarían lo que estaban buscando, yo también. Ya no era una lluvia lo que brotaba de mis ojos, era una cascada imparable, pensaba en tantas cosas que dejaría atrás, ya no me alcanzaría la vida para comenzar de nuevo.
    Las palabras del agente Latino interrumpieron mis pensamientos, señorita, nos explica que es este paquete blanco tan bien empacado?
    ¡Jueputa lo encontraron!
    Se me hizo un nudo en la garganta y las palabras se resistían a salir, por fin tras un gran esfuerzo, pregunte:
    -¿Cual?
    Con voz gruesa, casi un grito, me dijeron, ¡este! no pude mas y me senté y como pude les respondí:
    -Ese es un ajicero o hot juice que le envía mi tía a su hija mi prima.
    -Ah, pero usted sabe que este tipo de alimentos no se pueden transportar, se lo vamos a tener que incautar.
    Con rabia respondí: haga con eso lo que quiera.
    -Empaque sus cosas, puede irse.
    Cerré rápidamente la maleta y me dirigí al baño necesitaba organizarme un poco, al salir solo un pensamiento rondaba mi mente, ¨En la puta vida vuelvo a llevarle nada a nadie ¨

    FIN

    #Zenda Aventuras

     

    GONZALO MENENDEZ
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 2:26 am #27982

    Zenda el 30 de abril, 2019 a las 07:54

    Concurso de Zenda Aventuras

    Vuelven las aventuras. Para leerlas, y para contarlas. Zenda e Iberdrola organizan un concurso de cuentos de aventuras dotado con 3.000 euros, en el que ya puedes participar, en este foro.

    Este concurso surge para celebrar la publicación de la novela  El diamante de Moonfleet, de John Meade Falkner, que ha inaugurado en abril la colección Zenda Aventuras. La novela cuenta con una portada ilustrada por Augusto Ferrer-Dalmau y está prologada por Arturo Pérez-Reverte.

    Manda tus historias aquí, en este foro, desde el 30 de abril hasta el 13 de mayo.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 2.000 €. El premio para la otra historia finalista es de 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos de aventuras deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook o como un tuit o un hilo en Twitter.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 30 de abril de 2019, al lunes 13 de mayo de 2019 a las 23:59. El jueves 16 de mayo publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 17 de mayo de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #ZendaAventuras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

     

    Mi participación en el Concurso de cuentos de aventuras: CONVERSACIÓN CON DA VINCI (https://menendezgonzalo.blogspot.com/)

    Chalo_Menendez

     

    Le cuento, Leonardo, esto es la pura verdad. No olvido la frialdad de esos dedos. Tampoco la mano en sí. La conocí delicada, y hoy… metida en esa pequeña caja, pálida. Se la devoran unas hormigas coloradas. No tiene el anillo de oro. Sus uñas no tienen el lustre que les conocí. Los hombres de negro vendrían pronto. Querían que viera. Ya lo hice. Quizás que sostuviera por unos instantes la mano muerta. También lo hice, aunque con asco. Supe que el precio de la traición es la muerte. Eso lo decía la página cinco del libro. Gioconda no lo entendió.

    La primera vez que me buscaron estaba ocupado desempacando unas mercancías en la bodega. Solo al verlos, me empezó una extraña irritación en la piel, una picazón que no había experimentado antes.

    – ¿Cuándo y cómo le ocurre esa irritación?–  preguntó el doctor.

    Comienza inicialmente en los brazos. Luego va en aumento. En mi desesperación me ha hecho desnudarme para rascarme con todas mis uñas. La piel me queda lacerada. Logró verme el famoso médico Hasan Arshad. Me hizo pruebas. Me prohibió consumir gluten, lactosa, huevo, pescado, crustáceos, soya, sésamo, colorantes, chocolate. Luego me remitió a usted diciéndome que mi mal estaba fuera de su ciencia, que sólo un experto de la mente podría ayudarme.

    – Amigo, usted padece de Sofofobia.

    –  ¿De qué? ¿Qué es eso, doctor?

    – Es miedo a saber. Horror a conocer más de algo que lo obsesiona.

    – ¿Cómo se cura?

    – Con hipnotismo. Este consultorio será su confesionario. Deberá atender mis recomendaciones.

     

    Del primer día lo recuerdo todo. Tomo una caja que tiene grabada una silueta de la Mona Lisa. No trae más identificación, lo cual me extraña. Miro las demás. Todas iguales. No intentamos abrirla. Mis ayudantes se persignan y huyen. En ese momento, entran chirriando al hangar tres camionetas negras. Se bajan hombres armados. Todos con porte militar. Escudriñan la galera. Se dispersan. No los veo más.

    – No se mueva.- En realidad, con los brazos en alto, yo ni respiro. Tras unos segundos que son eternos, se abre la puerta del auto más lujoso. Se presenta con lentitud y donaire, una reina de belleza. La he visto solo en la televisión. Llega con un traje muy elegante color carmín, como sus zapatos altos, sus labios y sus uñas llamativas. Camina como en una pasarela. Se me acerca. Yo tembloroso, no sé qué hacer ni decir. Nunca he estado tan cerca de una diosa, y menos apuntado por rufianes con sus AK 47.

    – Buenas tardes, Vincenzo –  (no entiendo cómo sabe mi nombre).

    – Bien –  digo sin mucho ánimo.

    – Baja los brazos. No temas. A partir de ahora, soy Gioconda para ti. Cada vez que llegue mi carga, con mi rostro, me la guardas como Dios manda, hasta que mande a sacarla. No quiero a nadie husmeando, ni revisando. Si lo haces bien, te daré lo que mereces. Si no, también te lo daré. ¿Comprendido? –

    Me entrega el Manual de la edición 2018. Me pide que siga las instrucciones que hay allí. Es grueso y cargado de íconos y procedimientos. - Ésta será tu Biblia, me reitera varias veces, con una sonrisa hermosa. Y me da un beso que aun guardo conmigo.

    Se van como vinieron, dejándome devastado y solo. Así comienza la irritación que aún me dura.

    – Créame que desde entonces seguí las instrucciones. Excepto aquella vez en que llegaron los militares venezolanos – el doctor me veía y tomaba notas. Miraba su reloj y me decía: vamos progresando Vincenzo. No se preocupe, vamos avanzando. Hábleme de los hombres de negro.

    -¿Del gobierno?

    -Dígame,  ¿cómo se llamaba el jefe?

    – No puedo, doctor. El manual no me lo permite. – Pero, él sacó un collar de hipnotismo, y no supe si hablé o no de las cargas de la Gioconda. Todo ello fue antes de lo de la cajita de la mano. Días después fui a verlo.

    – Doctor, debo hablar con usted urgentemente- Levantó la vista y me miró con algo de indiferencia. Le pido que se esconda lejos. Esa gente lo sabe todo, más que usted mismo que tiene el don de leer las mentes más obsecadas. Mi general y sus camaradas rojitos cada tanto me mandan a cuidar otras cargas más pesadas. Con el asunto de mi tratamiento, usted es ahora parte del negocio. Ellos vendrán cuando crean que es un problema. Por favor, márchese. No pararán de hacer envíos. Ahora mandan otras cargas. Y yo ya estoy muy embarrado. Como sabe, no tengo familiares cercanos, y mis amigos están dispersos. En cambio, usted…

    – ¿Qué están enviando ahora?

    – No puedo decirle, doctor. Allí mi tarea es simple, asegurarme de que nadie husmee, y callar. Por eso lamento lo de la reina. Creyó que con su belleza espantaría la codicia y la ambición de los socios. Ni en Tanzania ni en Uganda les interesa su encanto. Allá lo que vale es el oro de Venezuela. Y más vale si  no se les pierde en el camino…Mire, otra vez me está dando la picazón. ¡Ay, no puedo más con esta irritación! ¡Haga algo!

    Esa vez no pude aguantarme…Me quité la ropa. Me rajé la piel de tanto rascarme. El doctor sacó una porción de 10 ml de una sustancia incolora que me dio a beber. Se me nubló todo. Me caí. Entre tinieblas ví entrar a los hombres de negro. Me arrastraron como si fuera un bulto. Antes de salir del consultorio logré ver sobre su mesa, la portada del Manual, pero la edición 2019. Luego no vi más al doctor ni al Manual ni a nadie.

    Y aquí, ahora, a quien veo deambular a menudo, al igual que usted lo hace,  es a la Gioconda, quien no sonríe, y a pesar de sus elegantes vestidos y zapatos, nunca suelta un chal que le oculta el muñón de su mano derecha.

    Leonardo levanta el rostro, cierra los ojos y la recuerda con sus dos manos y el mismo chal.

    Eduardo Ucles Orta
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 2:43 am #27983

    Saludos y buena suerte.

    La Borraja del Niño Desnudo.

     

    Jairo Jaime Vila
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 3:19 am #27984

    Jairo Jaime Vila el 9 de mayo, 2019 a las 01:45

    Hola buenas noches este es el link de mi cuento

    UN VIAJE DE RUTINA

    La alarma del celular vibro a las 4:15 y de inmediato desperté, pero como siempre sucede cuando madrugó, deslice mis pies hasta el piso, y sentada sobre la cama, volví a quedarme dormida, nunca he podido entender como, pero sucedía y eran los diez minutos mas deliciosos.
    Camine hacia la cocina y conecté la cafetera que hacia un ruido infernal, pero respirar el aroma del café recién hecho era delicioso, bebí la primera taza de café y allí de verdad comenzó mi día.
    Mi vuelo hacía Calgary salía a las 9:30, desafortunadamente haría escala en el aeropuerto de Dallas, lo que implicaba ocho horas de larga espera, que no me molestaba tanto, como si los agentes de inmigración americanos, que veían en cada Colombiano un miembro de algún cartel, huevones, si el principal cartel eran ellos mismos. Pero no había nada que hacer, debía bañarme y vestirme rápidamente, estaba sobre la hora y mi conductor, me recogería a las 6:am. El conductor bajó las maletas con amabilidad y una sonrisa forzada, un daño en el ascensor nos obligaba a bajar por las escaleras cinco pisos.
    El trayecto rumbo al aeropuerto se hizo corto por que no había mucho trafico. Imaginaba el momento del feliz encuentro con mis hijos Juan Eduardo y Andres a los que mi primo con su manía de ponerle apodos a todo el mundo les decía XL y Gamin, al primero por sus 1,91 de estatura y al otro por su manera desabrochada de hablar, se amaban, no parecían familia si no viejos amigos.
    Con paso rápido llegue a la fila de inmigración esperando las consabidas preguntas de siempre, había llegado tres horas antes del vuelo y la espera sería larga, no había nada que hacer.
    Contrario a lo que pensaba la fila se movió mas rápido de lo acostumbrado y en poco menos de una hora estaban pesando mi maleta, 23 kilos y medio, apenas justo. Me entregaron mi pasaporte indicándome la sala de espera internacional, camine hacia allá buscando una sonrisa en alguien conocido, como diría una amiga, pero fue inútil.
    Me senté, abrí mi bolso de imitación de Gucci regalo de mi ex, tan falso como el mismo bolso y saque mi celular tratando de matar el tiempo de espera mirando algunas de las fotos guardadas y así fue, el tiempo paso volando, o ¿me quede dormida sentada otra vez ¿
    La llegada al aeropuerto de Dallas fue a tiempo, pero como el vuelo venia completo la entrega de maletas se hizo eterna, por fin vi aparecer mi equipaje en las bandas, lo tome, y me dirigí hacia un Starbuks necesitaba un café, intente disfrutarlo pero no me sabia igual que en mi país, en fin en poco tiempo podría hacérmelo yo misma.
    Era la tercera vez que este agente pasaba por el frente mirándome fijamente, lo identifique por que tenia un vendaje en su mano izquierda, solo que en esta ocasión estaba acompañado por otro de aspecto latino, se pararon frente a mi y sentí sus miradas a travez de sus gafas oscuras, y sin saber porque, un sudor frió recorrió mi espalda y un torrente de recuerdos vinieron a mi mente, mis manos temblaron y mis labios se hicieron mas delgados. Definitivamente los dos agentes venían hacia mi.
    -Buenos días señorita, saludo el agente latino en español americanizado.
    -Buenos días respondí con un hilillo de voz.
    -Señorita su identificación por favor.
    Les enseñe mi pasaporte que aunque de color morado, tenia un forro azul que lo hacia menos culpable.
    -Ah es Colombiana, lo hizo ver como si me acusara de algo.
    -Si asi es, me dieron ganas de decirle: ¿algún problema?
    -¿Este es su equipaje? Si, este es, fue la respuesta que se arrastraba por mis cuerdas bucales.
    -Por favor nos acompaña. No fue una pregunta, fue una orden, que sin saber de donde saque fuerzas obedecí.
    En mi mente los recuerdos se paseaban como en una mala película, o como dicen, que cuando uno esta en el umbral de la muerte, todas las cosas malas que uno ha hecho en la vida desfilan inmisericordes frente a los ojos, volvía vivir la terrible angustia de deber algo que había hecho en el pasado, pero aquí no podría defenderme, ese era mi INRI y la lluvia de la tristeza inundo mis ojos, sacando fuerzas pregunte :
    -Oiga ¿Usted porque me detiene?
    -Señorita, contesto el agente latino, yo no la estoy deteniendo, aun, esto es una requisa de rutina.
    Podía sentir las miradas de todos los pasajeros en el aeropuerto y hasta escuchar sus palabras, ah otra Colombiana que cayo.
    Me condujeron a una pequeña habitación en donde colocaron mi maleta sobre una mesa y me pidieron que la abriera, no encontraba las putas llaves, por fin con manos temblorosas se las entregue y ellos sonrieron, sabían que era culpable, que dentro encontrarían lo que estaban buscando, yo también. Ya no era una lluvia lo que brotaba de mis ojos, era una cascada imparable, pensaba en tantas cosas que dejaría atrás, ya no me alcanzaría la vida para comenzar de nuevo.
    Las palabras del agente Latino interrumpieron mis pensamientos, señorita, nos explica que es este paquete blanco tan bien empacado?
    ¡Jueputa lo encontraron!
    Se me hizo un nudo en la garganta y las palabras se resistían a salir, por fin tras un gran esfuerzo, pregunte:
    -¿Cual?
    Con voz gruesa, casi un grito, me dijeron, ¡este! no pude mas y me senté y como pude les respondí:
    -Ese es un ajicero o hot juice que le envía mi tía a su hija mi prima.
    -Ah, pero usted sabe que este tipo de alimentos no se pueden transportar, se lo vamos a tener que incautar.
    Con rabia respondí: haga con eso lo que quiera.
    -Empaque sus cosas, puede irse.
    Cerré rápidamente la maleta y me dirigí al baño necesitaba organizarme un poco, al salir solo un pensamiento rondaba mi mente, ¨En la puta vida vuelvo a llevarle nada a nadie ¨

    FIN

    #Zenda Aventuras

     

    https://www.facebook.com/jairojaime/posts/10156665611288462

    Esther Gomez Babin
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 6:39 am #27985

    Buenas, aquí dejo link de mi segunda aportación al concurso, muchas gracias

     

    https://www.facebook.com/notes/esther-escribe/tesoro-oculto/368511407094453/

    Patricia Mesiano
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 11:49 am #27987

    Hola, la aventura de volver a comenzar. Gracias.

    https://m.facebook.com/notes/patricia-angela-mesiano/volver-a-comenzar-zendaaventuras/2583266328350844/

    9 mayo, 2019 a las 12:18 pm #27988

    Mi participación en #ZendaAventuras.

    https://plumaniaticos.wordpress.com/2019/05/09/el-lapiz-rojo/

    Muchas gracias.

    9 mayo, 2019 a las 12:54 pm #27989

    Participo con: Yo lo vi.

    https://www.facebook.com/notes/adriana-mesiano/yo-lo-vi-zendaaventuras/10155995468941744/

    Gracias.

    9 mayo, 2019 a las 1:19 pm #27990

    Hola. Dejo aquí mi participación en el concurso con el relato "El Gran Peridis":

    https://elcuentodelpastelero.wordpress.com/2019/05/09/el-gran-peridis/

     

    9 mayo, 2019 a las 2:33 pm #27991

    Mi aportación al concurso:

    https://bearrogante.blogspot.com/2019/05/hopeland-21_72.html

    Un saludo.

    Ignacio Cortina
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 3:54 pm #27994

    Zenda el 30 de abril, 2019 a las 07:54

    Concurso de Zenda Aventuras

    Vuelven las aventuras. Para leerlas, y para contarlas. Zenda e Iberdrola organizan un concurso de cuentos de aventuras dotado con 3.000 euros, en el que ya puedes participar, en este foro.

    Este concurso surge para celebrar la publicación de la novela  El diamante de Moonfleet, de John Meade Falkner, que ha inaugurado en abril la colección Zenda Aventuras. La novela cuenta con una portada ilustrada por Augusto Ferrer-Dalmau y está prologada por Arturo Pérez-Reverte.

    Manda tus historias aquí, en este foro, desde el 30 de abril hasta el 13 de mayo.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 2.000 €. El premio para la otra historia finalista es de 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos de aventuras deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook o como un tuit o un hilo en Twitter.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 30 de abril de 2019, al lunes 13 de mayo de 2019 a las 23:59. El jueves 16 de mayo publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 17 de mayo de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #ZendaAventuras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

     

    Buenos días, os dejo el enlace a mi historia.

    https://ignaciocortina.wordpress.com/2019/05/09/nosotros-llegamos-antes/

     

    ¡Suerte a los participantes!

    Rodríguez Valladares
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 5:35 pm #27996

    Zenda el 30 de abril, 2019 a las 07:54

    Concurso de Zenda Aventuras

    Vuelven las aventuras. Para leerlas, y para contarlas. Zenda e Iberdrola organizan un concurso de cuentos de aventuras dotado con 3.000 euros, en el que ya puedes participar, en este foro.

    Este concurso surge para celebrar la publicación de la novela  El diamante de Moonfleet, de John Meade Falkner, que ha inaugurado en abril la colección Zenda Aventuras. La novela cuenta con una portada ilustrada por Augusto Ferrer-Dalmau y está prologada por Arturo Pérez-Reverte.

    Manda tus historias aquí, en este foro, desde el 30 de abril hasta el 13 de mayo.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 2.000 €. El premio para la otra historia finalista es de 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos de aventuras deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook o como un tuit o un hilo en Twitter.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 30 de abril de 2019, al lunes 13 de mayo de 2019 a las 23:59. El jueves 16 de mayo publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 17 de mayo de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #ZendaAventuras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

     

    Mi relato para el concurso:

    https://razonporteria.blogspot.com/2019/05/4-burlington-st.html

    Alberto Palacios
    Participante

    9 mayo, 2019 a las 8:45 pm #27997

    Hola.

    Os dejo mi relato titulado Compañeros.

    Gracias y un saludo.

    Alberto

Debes estar registrado para responder a este debate.