• SALVADOR ROBLES MIRAS
    Participante

    2 enero, 2018 a las 6:31 am #12063

    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10208836599112245&set=a.2475756033216.88692.1831939543&type=3&theater

     

    2 enero, 2018 a las 8:09 am #12064

    Mi cuento para participar se llama REYES, espero les guste.

    https://www.facebook.com/profile.php?id=100010030682551


    #cuentosdeNavidad.


    REYES.


     


    Mañana es día de Reyes, ya escribieron su carta. Esto nos dijo nuestra madre en la noche, después de rezar. Éramos chicos mi hermano y yo, aún no íbamos al Jardín de Niños ni sabíamos escribir. Como sorprendidos en falta pedimos que nos la hiciera. Traía un pedazo de papel, se quitó el alfiler de seguridad que traía puesto en el delantal, siempre traía uno para todos usos, y empezó a escribir. Muy preocupados porque los Reyes nada nos iban a traer lo que sería una gran desgracia; aunque era la primera vez que conocía sus nombres, que nos aprendimos, y su existencia, por lo menos yo, mi hermano era más pequeño y le preocupaba que no nos trajeran nada. Siempre fue más aprensivo, así que su aflicción debió ser mayor. No tengo idea de cómo logró mi mamá preocuparnos.


    ¡El alfiler no pinta, no pueden leer! Dijimos o dije, y mi mamá poseedora de la verdad, dijo: si pueden, son magos. La pegunta fue ¿qué le van a pedir? Nombres de juguetes uno tras otro. Nos paró el alto, primero debíamos poner cómo nos habíamos portado, dijimos que bien, nos cuestionó ciertas cosas y explicamos la falta de intención en algo y el accidente en otra cosa. Satisfecha de nuestra buena conducta siguió escribiendo y dijo que los Reyes Magos eran tres y los niños muchos, que debíamos poner lo que más queríamos y terminar la carta con la frase: “si pueden, me conformo con lo que quieran traerme” y puso el papelito en los zapatos. Ahora me doy cuenta que era una sola carta, no dos.


    ¡Ah! Y que cantidad de cosas trajeron, un muñeco bebé, una bañadera que tenía patas de tijera y cubierta para vestir y cambiar al bebé Pepe que hacía pipí si le daba mamila, un juego de té, una muñeca de trapo que tenía dos cabezas una negra y otra rubia, sin piernas, porque la falda de doble vista tapaba una u otra cabeza. Un carrito, un triciclo rojo y una pelota; el triciclo era muy grande, y apareció uno verde más cómodo para mi hermano que se daba vuelo en el pasillo, daba vuelta en una rueda, sacando su lengua para el lado contrario del giro. El rojo  quedó colgado del techo, como piñata.


    Aprendí a escribir y leer bastante rápido, en dos meses Mi abuelita leía en Misa, entonces un día llevé un pasquín de Disney, eso era grave, me dijo en tono de regaño que en la Iglesia no se leía, como repliqué que ella llevaba libro, me prometió uno; era como de dos o tres centímetros y grueso, tenía la misa resumida. Al principio le preguntaba dónde debía leer porque me atrasaba y ella, un día, cansada de mis interrupciones me dijo que tenía que leer todo el libro y ganarle al padre. Así empezó la carrera, cuando le gané al padre me dio un libro más grande, y luego más grande. Aprendí Liturgia y llegué al Misal diario.


    Con mi experiencia en lectura y escritura, auxilié a mis hermanos en la elaboración de sus cartas a los Reyes, no se las hice porque los Reyes lo saben todo, sería falsificar y eso es malo, ya lo sabíamos, alguien sacó dos ochos en vez de dieces, borró y puso unos y ceros y además de trazos gruesos por las fibras que desnudas absorbieron con holgura la tinta, la dimensión exagerada por falta de pericia, hicieron más que notoria la inocente enmendadura; hubo regaño y muchas lágrimas.


     Leía lo que descubrían mis ojos con letras: anuncios, comerciales, folletos de cuentos, libros míos y  de mis hermanos, todo. Papá tuvo que mandar libros no aptos para menores a la casa de una tía.


    Ya terminando la primaria, sospechaba que los papás eran los que traían los regalos, mi mamá me dijo que si creía me traían y si no: ya no llegarían. Tenía que creer y seguí creyendo.


    Hasta ahora mi fe ha sido inquebrantable y he tenido agradables sorpresas. Han llegado tres Reyes Magos a ayudarme en épocas difíciles. El sismo del diecinueve de septiembre, dejó mi departamento inhabitable. El trabajador que hizo que saliera y que seguramente me salvó la vida se apellida Ángeles. Es imposible dejar de creer.


    Los vecinos no se ponen de acuerdo y las autoridades prometen sin cumplir, por lo menos hasta la fecha; el próximo año hay elecciones y deben estar más interesados en un “hueso” o cargo público que en solucionar asuntos de vivienda y sospecho que haciendo mil planes sobre dineros traspasados. Triste, vieja y sin casa me hacía a la idea de pasar el resto de mi vida como huésped permanente; suena feo ser pobre y arrimada.


    Santa Lucía, el trece de diciembre trajo dos Reyes Magos, dos amigas que me hablaron ése día, ignorantes de mi situación y al saberla me prestaron un departamento pequeño que para hacerlo habitable le compraron cama y refrigerador; éste llega el cinco de enero, día de Reyes, y otro vuelco en la vida. Existen los Reyes y seguirán existiendo, y ángeles, también. Una de mis Reinas me conmovió al darme las gracias; a mí, por hacerla sentir útil.


    Navidad con esperanza, paz, tranquilidad y la confianza en las personas, una persona conocida dijo que eso no podía ser, que la engañaba, que yo lo había comprado, que yo siempre había tenido dinero; piensa que le mentí, como le hacen a ella. Me dio pena su falta de fe y confianza, con razón sus facciones son duras.


    Sin carta, los Reyes con su magia supieron llamar a ésas dos personas excepcionales, amigas mías y de Daruma, mi otro ángel, una perra labrador negra que debe estar en el cielo de los perros, para darme el mejor regalo que ni en sueños se me hubiera ocurrido. Imposible dejar de creer en la humanidad aunque a veces decepcione.


     


    Ciudad de México, 30 de diciembre de 2017.


     

    Olivia Hernández-Landa G. 

    2 enero, 2018 a las 8:14 am #12065

    Mi cuento para participar se llama REYES, espero les guste.

    https://www.facebook.com/profile.php?id=100010030682551

    #cuentosdeNavidad.


    REYES.


     



     G. 

    Catalina Ortega Diaz
    Participante

    2 enero, 2018 a las 8:33 am #12066

    Cristina Munguía
    Participante

    2 enero, 2018 a las 8:39 am #12067

    Hola,

    "El árbol", mi cuento de Navidad.

    Feliz año

    https://edanacuenta.com/?stories=el-arbol

    Marta G. Navarro
    Participante

    2 enero, 2018 a las 8:40 am #12068

    Aquí os dejo "Noche de Reyes y madre de cuatro":

    https://twitter.com/iMeMiNe/status/948091587489300490

    Amilcar Barça
    Participante

    2 enero, 2018 a las 10:18 am #12070

    EL TRINEO DE PAPÁ NOEL

    https://petisui.wordpress.com/2018/01/02/el-trineo-de-papa-noel/

    Anónimo

    2 enero, 2018 a las 11:52 am #12073

    Mi aportación al concurso #cuentosdenavidad de Zenda.

    Saludos y gracias.

    https://lasonrisadeldepresivo.blogspot.com.es/2018/01/debajo-del-mundo.html

    2 enero, 2018 a las 12:07 pm #12075

    Mi relato:

    http://www.frquesada.com/memo-progres/

     

    Carlos López
    Participante
    Raquel Jiménez
    Participante

    2 enero, 2018 a las 1:13 pm #12080

    Buenos días y ¡Feliz año!

    Les dejo el relato con el que participo en el concurso de cuentos de Navidad: "A lo oscuro"

    https://iraccontidiraquel.blogspot.com.es/2018/01/a-lo-oscuro-relato-para-el-concurso.html

    Suerte!

    NACHO BUZON NOVO
    Participante

    2 enero, 2018 a las 1:13 pm #12081

    2 enero, 2018 a las 3:40 pm #12082

    Mi cuento se titula TEST DE APTITUD y podréis leerlo en ferialdo.blogspot.es

    Espero que os guste.

    Rafael Santamaría
    Participante

    2 enero, 2018 a las 3:45 pm #12083

    La esencia de la Navidad

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1933765739973595&id=100000205637173

    Andreina Reyes
    Participante

    2 enero, 2018 a las 4:07 pm #12084

    Relato de Navidad para Zenda, gracias por esta oportunidad.

    https://app.box.com/s/ox4z16dj4hxfmod5vxot0y3zqfgzzxqv

    2 enero, 2018 a las 4:12 pm #12085

    Este es el enlace de mi participación en el concurso. Muchas gracias.

    https://amoresdetodosloscolores.blogspot.com.es/

    2 enero, 2018 a las 4:13 pm #12086

    Este es el enlace de mi participación en el concurso. Muchas gracias.

    https://amoresdetodosloscolores.blogspot.com.es/

    Jesús Sanz Perrón
    Participante

    2 enero, 2018 a las 4:18 pm #12087

    Relato de Zenda


    Título: Navidad


    Envío un cuento "precioso" para Zenda.



    Se acercaba la Navidad. Los árboles, calles y plazas lucían sus mejores galas. Papá Noel – traje y gorro rojos, botas negras, relucientes, todo tan aparente – apareció de pronto. Una noche un nuevo papá Noel se apostó a la salida de unos grandes almacenes. Y después uno más, y enseguida otro y otro, y al cabo apareció toda una legión de Papás Noel primorosamente vestidos cargados de regalos, todos ofreciendo obsequios de todo tipo. Fue tal el alboroto que hubo de intervenir la policía. Ésta se encontró con un tipo alto, de mirada penetrante y barba larga. Fue arrestado, acusado de obstrucción al tráfico y corrupción de menores y entregado al Jefe de la Central de Inteligencia, quien lo puso a disposición del Departamento de Ataques Anticipatorios, que, a su vez, lo comunicó al Presidente. Éste, lo hizo sentar en una silla de madera noble de inmejorable calidad dispuesta para los invitados de lujo y mandó accionar – con exquisito cuidado, eso sí - el interruptor, también de lujo. Después se supo que se trataba de un falso papá Noel: Era el mismísimo Ben Laden. Y aquí paz y después gloria. Con Dios o con Alá; o con ambos dos y de consuno. O con ninguno, que ésa es otra.

    Adrián Arceo Frías
    Participante

    2 enero, 2018 a las 5:46 pm #12089

     

     

     

    2 enero, 2018 a las 6:00 pm #12090

    Un cuento de Navidad para el concurso.

    http://todosmisarticulos.blogspot.com.es/2018/01/le-llamaron-juanito.html

     

Debes estar registrado para responder a este debate.