• vonack
    Participante

    5 enero, 2018 a las 6:14 pm #12339

    Aquellas calles de diciembre

    https://bastiondehumo.blogspot.com.es/2018/01/aquellas-calles-de-diciembre.html

    Pablo Lalanda
    Participante

    5 enero, 2018 a las 6:32 pm #12340

    Mi cuento de Navidad:

    BELÉN SOBREVIVIENTE.

    https://www.facebook.com/pablo.lalanda/posts/10204010832746826

    Espero que os guste.

    5 enero, 2018 a las 6:41 pm #12341

    Mi relato:

    https://www.facebook.com/hashtag/cuentosdenavidad?source=feed_text&story_id=2246264348732396

    Miguel Sepúlveda
    Participante

    5 enero, 2018 a las 6:45 pm #12342

    Feliz año amigos.

    Aquí os dejo mi dirección del relato, un abrazo.

    https://jugleteando.wordpress.com/2018/01/02/una-navidad-2-0/

    Amilcar Barça
    Participante

    5 enero, 2018 a las 6:53 pm #12343

    https://petisui.wordpress.com/2018/01/05/apostata/

    APÓSTATA

    5 enero, 2018 a las 6:54 pm #12344

    Mi participación:

    https://periodistasmuertos.com/2018/01/05/microfono/

    Un abrazo y feliz año,

    Jaime

    Federico Melenchón
    Participante

    5 enero, 2018 a las 6:54 pm #12345

    Muy buenas, participo en el concurso con mi relato "El espíritu de la Navidad". Aquí el enlace:

    https://www.facebook.com/notes/fede-melenchon/el-esp%C3%ADritu-de-la-navidad/10210575932090612/

    Suerte a todos.

    Ana Laura Lissardy
    Participante

    5 enero, 2018 a las 7:12 pm #12346

     

     

     

    Cecilia Di Tirro
    Participante
    Daisy Anaya
    Participante

    5 enero, 2018 a las 7:31 pm #12348

    Buena suerte a todos...

    Daisy Anaya
    Participante

    5 enero, 2018 a las 7:33 pm #12349

    De nueva cuenta, al parecer hubo alguna falla. Saludos desde México.

     

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1667323173311217&id=100001006512982

    Lina Vico
    Participante

    5 enero, 2018 a las 7:42 pm #12350

    L.M. Figueroa
    Participante

    5 enero, 2018 a las 8:34 pm #12351

    UN ABRAZO PARA NAVIDAD

    https://lourdescritosymas.blogspot.com/b/post-preview?token=gn2HyWABAAA.4kPCBmCZ4Jiyj_HYLTtAcnWVzPOZoUE6aaxmVYWukFxmw09zzhCfqJafITVj5s3gWoqpOWHDJ8bQ8IOSUjPm7A.1t9kDRkSFDF5JiNgaswv7g&postId=7664874480420808630&type=POST

    Eva salió disparada de su casa, volviéndose solamente para ver aquel triste escenario; no había árbol, ni besos bajo el muérdago, ni botas colgadas en la chimenea, lo único que adornaba aquel lugar eran los desgraciados recuerdos de su familia mitad muerta, mitad dividida.
    -¿Para qué tanta prisa? –Interrumpe Willy, el indigente. -¿Para ir al súper por unas cuantas botellas de Ron y tratar de olvidar eso que tanto le inquieta?
    ¡Ah! El famoso Willy, mendigo viejo loco, siempre de metiche en líos ajenos, pronto comenzaría a decir; “En mis años dorados, fui el más famoso escritor y disfrutaba de estas fechas rodeado de amor, bizcochos y besos. Pero, perdí mi fortuna en las apuestas, te doy un consejo hija, no hagas tratos mientras estás ebria.”
    -Así es. –Dijo Eva, sentándose a la orilla de la cerilla, invitándolo a hacer lo mismo. Y es que cuando una se siente miserable, es bueno sentarse y apreciar otra vida aún más miserable.
    -¿Este año tampoco vendrá su familia? –Sacó una botella de Whisky de entre su saco viejo y roto.
    -¿Usted qué cree? –Se encogió de hombros.- Mi padre muere de sida, mis hermanas me odian y mi madre piensa que soy una perra cobarde por no poder salvar a mi esposo y al pequeño Timy de un accidente. Nadie quiere verme la maldita cara. Yo… -Suspiró.- Yo estoy bien. Pero ¿Sabe qué? No necesito a nadie, será como todas las navidades.
    -Sí, como todas las navidades; tristes, vacías, rotas. –Le ofreció un trago, Eva bebió y se retorció. –Solo se necesita un poco para olvidar.
    Eva se sintió acorralada, desahogarse con borrachos era mejor que desahogarse con cualquier otra persona, ellos lo olvidan todo a la mañana siguiente.
    -Algunas noches, él sigue ahí, sentado al pie de la cama, me ve y sonríe. Lo tomo de las manos y bailamos el mismo vals de nuestra noche de bodas. Los días pasan lentos, son indistinguibles maldita sea, es como una eternidad, una jaqueca, espero que pase, solo ha sido un mal día. Despierto y me doy cuenta que será igual, camino, lo extraño, como, lo extraño, leo, lo extraño, lloro, lo extraño. El único día que espero con ansias es en el cual podremos tomarnos de las manos y no separarnos de nuevo.
    -¿Qué tienen las navidades? Cuando se es niño el espíritu está, cualquier obsequio nos hace feliz, y está bien, porque somos niños, la inocencia hace resplandecer hasta el hierro más oxidado. Pero luego comenzamos a crecer, al parecer todo es nefasto y cuando nos damos cuenta, no era el regalo lo que tanto nos hacía feliz, eran las manos que lo entregaban, pero esas manos no están más.
    Eva se preguntó exactamente lo mismo, todos los días dolían, pero la noche de navidad ardía como limón en herida, veía a su alrededor y se preguntaba “¿Qué ocurrió conmigo? ¿Cuándo me convertí en esto?” Recordó las pasadas navidades y la armonía que la rodeaba, no contaba cuántas calorías tenía aquel delicioso pavo, ni el dinero que tenía que dar cada año para la contribución de la cena navideña, nada de eso importaba porque era feliz y cuando se es feliz se ve al mundo con los mismos ojos de amor.
    -En un abrir y cerrar de ojos la paz desaparece y lo único que queda es un mar de lamentos. –Continuó el viejo Willy.- Le reclamaba a Dios cada segundo de mi vida por llevarse mi tesoro, y no hablo de la fortuna en euros que poseía, hablo del regalo que me dio y que así mismo me arrebató. Una niña con rizos castaños y ojos verdes como prado en verano. Él se la llevo, decía que recogía ángeles de esta tierra para que nos protegieran desde el cielo, pero yo debía cuidar de ella. Dios decía también que cuando un alma se va, otra viene. Es algo confuso ¿No? Entregas tu vida para abrirle paso a otra. Cada navidad estoy desesperado, buscando el regalo que el gordo de botas negras me dejará, no solo le preparo galletas, también le dejo dos cervezas, a la mañana siguiente veo que aún no me trae a mi niña de vuelta, maldito viejo, me bebo el par de cervezas y me ahogo en aquel dolor incurable. Así que, si aún tiene a alguien, vaya, déjelo todo y viaje, recorra el mundo si es necesario y abrace a sus seres queridos, porque déjeme decirle mi querida amiga que yo no tengo a nadie, estoy más solo que putero en noche buena.
    Eva vio el cielo tristemente estrellado, el mendigo loco tenía razón. No es el obsequio, son las manos, las personas, nuestra alma.
    -¡Gracias mendigo Willy! –Gritó, el viejo Willy parecía dormido, lo sacudió, aún no se movía, al contrario, su piel estaba fría y tiesa, de su nariz no se exhalaba ningún aire.
    El viejo Willy estaba muerto, sonaron las doce en punto, escuché el llanto de un bebé, el primer llanto al nacer, se me abrieron los ojos y mi espíritu renació. Yo, que tantos años me culpé por aquella tragedia y por el daño que me provoqué, con una lagrima en los ojos, me perdoné y sentí los cálidos brazos que tanto deseaba abrazar.

     

    Greg A. Oslo
    Participante

    5 enero, 2018 a las 8:46 pm #12352

    ¡Maldita Navidad!...

    Espero que os guste.

    Un saludo y suerte a todos.

    https://gregaoslo.wordpress.com/2018/01/05/maldita-navidad/

    Pilar Mas García
    Participante

    5 enero, 2018 a las 9:19 pm #12353

    Buenas, aquí os envío mi cuento de Navidad.Suerte para el mejor.

    https://negrosobreblanconoesgris.blogspot.es/1515182995/

    Juanjo Rojo
    Participante

    5 enero, 2018 a las 9:19 pm #12354

    Aquí os dejo mi relato titulado Nunca me gustó la Navidad

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1526242874079727&id=100000820869018

    Mucha suerte a todos y buena iniciativa para fomentar la lectura y la escritura sí señor :)

    Pilar Mas García
    Participante

    5 enero, 2018 a las 9:23 pm #12355

    Ahí va otro. Suerte al mejor!!

    https://negrosobreblanconoesgris.blogspot.es/1515183711/

    5 enero, 2018 a las 9:50 pm #12356

    Apreciados amigos, ya envié mi cuento vía facebook: "Mi Navidad".

    El siguiente es mi enlace:

    https://www.facebook.com/profile.php?id=100005432798101

    Muchas gracias por vuestra invitación, Patricia Valdivia Rivera

    Aurelio Gutiérrez
    Participante

    5 enero, 2018 a las 9:56 pm #12357

    https://www.facebook.com/groups/290042967716700/?ref=

    "Christmas en la cabeza"

    “Felices fiestas, Idoia, aparquemos la política." Podía funcionar. Igual que “Que pases las mejores Navidades posibles. Rosa, te mando un fuerte abrazo”. O que "Helena, desde el recuerdo más cálido, Feliz Navidad”. Cuestión de intentar abrazarse como fuera a una mujer desesperada y tan sola como él estas fechas en las que siempre se sentía abandonado. Qué importaba que Idoia fuera medio drogadicta, que Rosa tuviera desde hacía meses una sonrisa quebrada o que Helena siguiera en la inopia.

    Él llevaba casi tres días sin salir apenas de la cama, y cuatro o cinco sin afeitarse. Tenía la barba rala de un Papá Noel ruin y descreído. Este año tampoco le habían dado trabajo en la ETT, y pasaría las fiestas entre esas cuatro paredes, en las que el único lujo era una cama de matrimonio, con un edredón en razonable buen estado.

    Tenía los christmas en la cabeza. Los emails serían, en su momento, instantáneos.

    Se levantó de la cama y se dijo que lo primero que tenía que hacer era afeitarse. Por algún motivo odiaba ese "look" incompleto de Papá Noel. Le hacía sentirse sucio y le convertía en alguien a quien odiaba. Se empapó la cara de agua tibia y se echó espuma de afeitar. La cuchilla tiraba de la piel. No era agradable. Empezó por el lado derecho del rostro, como si no se reconociera. Luego el cuello y la barbilla. Poco a poco su imagen fue haciéndose otra.

    Cuando terminó con la patilla izquierda, se miró al espejo sin volver la cara. “No eres un mal tipo”, se dijo sin pestañear. Conservaba la dignidad suficiente como para poder mirarse al espejo sin tener que bajar la vista. “Definitivamente, este año tampoco vas a poner esos emails”.

    Minutos después salió a la calle y esperó su turno para comprar pan. Se esforzaría en ser educado, como si no fuera Navidad.

    <

    Magdalena Gutiérrez
    Participante

    5 enero, 2018 a las 10:51 pm #12358

    Desde Buenos Aires, Argentina, mi cuento para el Concurso: "El regalo de Navidad", publicado en Almasliterariasblog.wordpress.com

    https://almasliterariasblog.wordpress.com/2018/01/05/el-regalo-de-navidad/

Debes estar registrado para responder a este debate.