• Franz Möller Morris
    Participante

    21 diciembre, 2020 a las 10:37 pm #41525

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Damas y caballeros, les saludo desde Santiago de Chile.

    He aquí el link que conducce a mi cuento intitulado Navidad.

    https://cuentossingloria.blogspot.com/

    Con afecto,

    Franz Möller

    Alberto Palacios
    Participante

    21 diciembre, 2020 a las 10:50 pm #41526

    Hola.

    Os dejo mi cuento navideño, Remedios.

    Gracias y buenas fiestas para todos.

     

    21 diciembre, 2020 a las 10:51 pm #41527

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Buenas tardes,

    Os acompaño mi relato para #UnaNavidadDiferente: Los villancicos de Fuenteovejuna

    Un cordial saludo para todo el equipo de Zenda Libros.

     

     

    Franz Möller Morris
    Participante

    21 diciembre, 2020 a las 11:15 pm #41528

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Damas y caballeros, les saludo desde Santiago de Chile.

    Con alegría les comparto mi cuento intitulado Navidad.

    He aquí el link donde se halla publicado: https://cuentossingloria.blogspot.com/

    Y, bueno, el texto mismo se leerá a continuación.

    Con afecto,

    Franz Möller

    ....


    Navidad llegó a ser para él sólo un día feriado con sabor a mito fundacional. Lo del feriado combinaba bien con su carácter juguetón de hombre niño (“eres un payaso”, le decían con frecuencia en la oficina). Y lo del mito fundacional lo escuchó hace años en la voz de un relator de fútbol (“¡filosofía profunda!”, pensó cuando lo oyó).

    Vivía en guerra con Dios y los dioses. Pero hoy -en navidad- bajaba la guardia y se dejaba persuadir por la historia de una virgen pariendo sobre un cajón donde comían las bestias. “Y, bueno, en tiempos de pandemia, ¡de algo hay que aferrarse!”, le decía a ese ateo que llevaba dentro.

    Esa mañana fue ordinaria, tan corriente como la de ayer y todas las de la semana pasada. La cuarentena lo estaba volviendo un ser predecible. Y así, en una cocina angosta, suelo yerto para cultivar el asombro y la maravilla, se dispuso a preparar un tazón de café con leche. Lo hizo. Lo bebió concentrado y con los ojos cerrados. Con cada sorbo se activaba su memoria: abajo en la tierra un pesebre y unos pastores de ovejas y arriba, en el cielo, unos ángeles cantores y una estrella sin brújula guiando la navegación de unos sabios orientales. “¡Basta!” – se dijo con firmeza. “Un segundo más y veré pasar un conejo blanco que viste chaqueta y usa reloj”.

    Quebrada la ensoñación y exorcizado el espíritu de la Nochebuena que lo perturbaba desde cuando despertó, optó por una ducha. El jabón y el champú no sólo servían para llevarse al Covid-19 por el desagüe de la tina, sino que también para devolverle el sentido básico de la ubicación. Además, los rayos del sol y el calor matutino en esta parte del globo terráqueo hacían imposible pensar en trineos y copos de nieve.

    Por razones sanitarias no podría viajar a saludar a sus padres. Y por las mismas razones ya no había novia en cuya piel acalorarse (“lo siento, cariño, admitámoslo de una vez: estamos aburridos y muertos en vida”, sentenció ella en su último mensaje de WhatsApp). Sin el amor incondicional de mamá y sin los labios que gustaba de besar, rondaba ese día dentro su jaula de cemento sintiéndose solitario y molesto. “Pero, por lo menos es feriado”, recordó para sí forzando una sonrisa.

    Pensó en su plan para esta noche. Tenía que haber una manera de impedir que la soledad lo atormentara con su aguijón. Su voyerismo -aprendido a punta de necesidad en tiempos de confinamiento- le parecía irreverente frente a la mística del momento que le tocaría vivir. Se sentía vigilado por los adornos alusivos a Belén que sus vecinos colgaron en el exterior de la puerta de entrada a su departamento. “Aunque Dios no exista, no todo está permitido”, era su moral ante las encrucijadas existenciales.

    Se animó a escribir, hablar y actuar. Optó por mensajes cortos: mails, frases de chat, algunos audios e, incluso, un par de videos. “Creerán que me voy a suicidar”, se rio al descubrirse enviando saludos cargados de cursilería a sus colegas y parentela. Pero se respetó a sí mismo y se abstuvo de traspasar el umbral: no hubo un sólo te quiero para nadie (“y el te amo no debe decirse jamás”). Y para su propia sorpresa el resultado fue notable: sus mensajes sacaron risas y remecieron emociones. Lo supo por las respuestas casi instantáneas que llegaban a su teléfono móvil.

    A las ocho de la noche estaba de nuevo en su cocina. A falta de un torrente de imaginación terminó cociendo tres huevos y poniéndole mantequilla a unas rebanadas tostadas de pan de molde. Cero alcohol, pero sí un té negro y cargado. Miró el reloj en la pared: ocho con veintinueve. Se quedó quieto en su puesto y el silencio se hizo mortal. De fondo se oían ladridos de perros, risas de niños, carreras de autos, parlantes reggaetoneros y, muy a lo lejos, el goce frenético de una vecina gracias a las virtudes de su amante.

    Estaba ahí. Sentado. A solas. Existiendo. Imaginando. Recordando.

    “¡Vaya cerebro, Dios mío, éste que me diste!”, gritó para sus adentros.

    Vinieron a su memoria las ausencias del padre en los días de su niñez junto con el instante preciso cuando se le cayó su primer diente. Del baúl de sus olvidos emergieron, perezosos, el cuaderno de matemáticas (“su hijo es un fracaso, señora”), su muñeco He-Man (“¡ya tengo el poder!”), el gol que se perdió estando solo frente al arco (“¡sáquelo, profe, sáquelo!”) y el aroma de la colonia de la chica que primero lo amó (“bueno, ya, pero sólo un besito en la mejilla”).

    Y ahí está él. Ojos cerrados. Sudando. El reloj marca las nueve con cuarenta de la noche y él sigue, mientras el té yace frío al fondo de la taza, sentado en una butaca de cine mirando el proyector cruel e indiscreto de su pasado. “Retírese, señor: su respuesta es imprecisa”, retumba la voz del decano en una sala de facultad. “Hijo, su novia es hermosa, permítame felicitarlo”, declama la voz del padre un día de otro añejo verano. “Colega, su presentación ha sido brillante: el trabajo es suyo”, anuncia con alegría el que le comunicó su primer ascenso. “Lo siento, cariño, admitámoslo de una vez: estamos aburridos y muertos en vida”. ¡No, maldición! ¡Ella ahora no! ¡Esa herida todavía duele!

    Pero mantiene los ojos cerrados. Lleva sus manos a la cabeza y se jala el cabello como arrancándoselo. En la pared el reloj aporta un dato duro: las once con trece minutos. Y él aún no regresa a su propia generación, a su aquí y a su ahora. La memoria ha decidido darle esta noche un regalo ingrato: volver a vivir lo olvidado.

    “Dios ha muerto”, escribe una mañana un profesor en la pizarra.

    Despierta asustado.

    Tres minutos lo separan de la medianoche.

    El nacimiento en la Palestina del siglo primero lo hace ponerse de pie. Camina hacia una ventana. La abre. Suspira. “Jesús, ¿existes?”

     

     

     

     

    21 diciembre, 2020 a las 11:30 pm #41530

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    mi cuento en este enlace : "Alma en la Navidad"

    21 diciembre, 2020 a las 11:48 pm #41533

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Presento mi cuento en la plataforma de Instagram, cumple con 1000 caracteres y esta dividido en 3 publicaciones, con el siguiente orden:

    1ra parte: https://www.instagram.com/p/CJE3MO8Fqis/?utm_source=ig_web_copy_link

     

    2da parte: https://www.instagram.com/p/CJE3qarlnz1/?utm_source=ig_web_copy_link

     

    3ra parte y final: https://www.instagram.com/p/CJE3zmXFDrQ/?utm_source=ig_web_copy_link

     

    Como tambien tiene el hashtag #unaNavidaddiferente y etiquete a Zenda libros y a Iberdrola

    Muchas gracias y espero que les guste :3

    Atte: Karen Gisel Delgado Gonzalez

    22 diciembre, 2020 a las 4:04 am #41534

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Hola amigos, feliz diciembre. Aquí les dejo uno de mis cuentos publicado en el siguiente enlace los invito a leerlo: https://lacalvarialiteratura.blogspot.com/2020/12/evocando-diciembre.html



    https://www.facebook.com/hashtag/unanavidaddiferente 


    EL PINTOR DE LA NAVIDAD


    Por Gilberto García Mercado

    Aurora siempre estaba sentada a la vera del camino en compañía de sus dos inseparables amigas. Por vivir a la entrada del pueblo, una región campestre apartada de los afanes de la modernidad y de un progreso y desarrollo que todo lo transforma, las tres chicas se reunían por las tardes, con una puntualidad religiosa, sin saber el interlocutor, qué extraña energía las arrastraba hasta debajo del rugoso y centenario árbol de almendra, a hablar de los asuntos del mundo que pudieran entender Aurora, Margot y Camila.

    Por esos años, Xavier era un chico cuyos padres se trasladaron hasta Bello Horizonte a cubrir las vacantes de profesores coincidencialmente en la escuela donde estudiaban las tres jóvenes de nuestra historia, y como es de suponer, al muchacho le llamó la atención la singular conducta asumida por el trio, a la misma hora de siempre, y como si lo que ocurriera a su alrededor nada importara, con el rostro un tanto ausente, y la alienación del espíritu atrapado en medio de una realidad a la vera del camino.

    —Padre, ¿te has fijado en las chicas que por las tardes se reúnen debajo del almendro? —preguntó Xavier un tanto intrigado—Sus rostros adoptan un aire extraviado, como si el alma no estuviera en sus cuerpos.

    El profesor Morales miró a Xavier satisfecho de que el muchacho por fin se diera cuenta de lo que existía más allá de sus ojos. Desde hacía años que el viejo maestro venía advirtiendo en el último de sus hijos, una rara y singular indiferencia para con lo que lo rodeara que por un momento creyó que Xavier se estaba idiotizando. «No quiero que el último de mis hijos sea un imbécil», se dijo asustado.

    —No sé de qué me hablas, hijo—manifestó un poco preocupado—No obstante, lo puedo averiguar. Por algo soy uno de los profesores de Bello Horizonte.

    Xavier no estaría tranquilo hasta que su padre le contara la historia de lo que ocurría con las chicas. Una tarde mientras exploraba el territorio con sus amigos nuevos, decidió abordar el trio de las ausentes, pero la negativa tajante de sus compañeros a hacerlo, más le preocupó.

    —Ellas están así por la Navidad—dijo uno de sus amigos—Por el Pintor de la Navidad.

    Trató de que le explicaran, pero sus amigos no conseguían hacerle entender aquella historia de navidad. Tendría que esperar al viejo Morales, soportar sus ínfulas de docente aún anclado en la Vieja Escuela en plena era de facebook y Twitter.

    El resto de la tarde se le hizo eterna. Sus ojos no se apartaban del camino angosto y serpenteante. En la memoria veía a las hermosas chicas, con el rostro apagado, embelesadas en unos recuerdos que las enajenaban. Nada existía a su alrededor, flotaban por encima de todo el territorio de Bello Horizonte. Por fin en la distancia asomó el viejo Renault de su padre. La verdad venía con rostro de profesor prepotente anclado aún en la Vieja Escuela.

    Dejó que el viejo se deshiciera de los últimos rescoldos y resabios de su trabajo. Se fue a la cocina y esperó que su madre preparara el café de las seis en punto, mientras el profesor Morales abría el grifo y se duchaba el alma de las reflexiones, (el soportar las impertinencias y las groserías de los alumnos de Bello Horizonte). Entonces cuando su madre lo requirió con el café para el viejo maestro, Xavier se dirigió con paso firme y seguro hacia la sala, en donde su progenitor ya lo esperaba con la respuesta que lo estaba atormentando desde hacía días.

    Pero al ver que el viejo se tomaba el café y no parecía contar nada sobre el tema, Xavier depositó sus ojos increíblemente jóvenes en el rostro surcado por las arrugas de los años en el profesor Morales, quien, perdido en las delicias del café, pareció aterrizar, y dijo:

    —¿Y a ti qué te pasa, hijo?

    —¿Será posible que ya no te acuerdes? —indagó disgustado Xavier.

    —Ah, sí tienes razón. Ven, vamos a mi despacho. Resulta un tanto insólito y muy singular estas narraciones y cosas que se dan por estos pueblos, ya te cuento….

    Así supo Xavier el motivo de por qué Aurora y sus dos inseparables amigas acudían todas las tardes debajo de aquel enorme árbol de almendra. Se trataba de un joven pintor, quien tres navidades atrás se había presentado en el pueblo con el propósito de enseñar en los muchachos los secretos de su arte que lo había llevado a ciudades como Paris, Londres, New York, y otras, a exponer sus cuadros en una cosmogonía maravillosa en donde todos los que observaban sus oleos de Navidad se perdían sin remedio en el laberinto hermoso de sus cuadros. Además, el joven era tan apuesto y de una dulzura tal que enamoraba a cualquier muchacha que se le acercara.

    —Es decir, ¿qué la Navidad de los cuadros las enloquecía? —inquirió Xavier.

    —Algo por el estilo…—agregó el profesor Morales.

    —¿Y qué pasó con el pintor?

    —Es lo extraño. Así como vino se fue. Esas pobres chicas fueron las más dedicadas y fieles seguidoras de la efímera escuela que instauró el joven pintor.

    Al día siguiente, Xavier se acercó por donde era costumbre hallar a Aurora, Margot y Camila, extraviadas en la brevedad de la tarde, pero las jóvenes no estaban allí.

    —¿Qué Habrá pasado? —se preguntó.

    De allí escapó como pudo al ver el cuadro, en el que las tres chicas figuraban pintadas perdidamente ausentes, colgando de una de las ramas del almendro. Fue entonces cuando algo en Xavier viajando por su torrente sanguíneo y golpeando en su cerebro le planteó la pregunta: «¿Acaso soy yo el pintor de Navidad?».

    Al llegar a casa al viejo Morales le extrañó que la indumentaria de Xavier estuviera salpicada de pintura, y al hombro llevara una mochila cargada con pinceles y viejos lienzos, como de alguien que viene de recibir una clase de arte.

     

     

    Buenas Noches, feliz diciembre. Aquí les dejo mi segundo relato que lo pueden leer en el siguiente enlace de mi blog:


    https://lacalvarialiteratura.blogspot.com/2020/12/relato-de-diciembre.html

    LA INCIERTA NAVIDAD DE DOÑA ALFONSINA


    Por Gilberto García Mercado

     

    https://www.facebook.com/hashtag/unanavidaddiferente


     

    Villa Solariega es una pequeña comunidad anclada en el tiempo. Los grandes cambios que a diario se dan en el mundo la tienen sin cuidado, ajena e indiferente ante las grandes corrientes de oposición que buscan estabilizar la conducta del hombre en el planeta antes que sea demasiado tarde y nos llegue el apocalipsis.


    La tierra puede estar al borde de un cataclismo, pero en Villa Solariega los días y las noches siguen teniendo la firma y el visto bueno de un Dios Todopoderoso. El viento sigue soplando con la ingenuidad de una brisa de otoño o primavera, y cuando llueve hay una comunión solemne entre Dios, el hombre, la naturaleza y la atmósfera de una Región Celeste.


    Nada entonces parece perturbar esta existencia divina, las mismas casas y árboles, los mismos habitantes nobles y rejuvenecidos y la misma señora Alfonsina en el umbral de su vivienda, con una mansedumbre singular en el rostro, todo sigue la senda de las cosas bien ubicadas en esta tierra de cantores y novelistas para dar a la luz la puesta en escena de la mejor obra de diciembre.


    Es pues la señora de ademanes de santa, en cuyo rostro prevalece la ternura y la verdad como fuente básica para vivir y ganar el cielo, es doña Alfonsina, se imagina el poeta, la que comanda esta historia fuera de serie, la que le da vida a este pedazo de terruño y que de una u otra manera equilibra el universo de fuera de Villa Solariega permitiendo que un Dios aterrador no se vaya lanza en ristre en contra de la Humanidad. Y así entonces arda Troya y ya no haya nada que hacer.


    La gran dama se embelesa contemplando su creación. Lo absurdo en este universo tan perfecto llega todos los años por diciembre para Navidad, cuando a la gran matrona le entra una tristeza tan profunda que afecta poderosamente el mundo de afuera, y es entonces cuando se tienen noticias de guerras y desastres poniendo en peligro de extinción al ser humano en el planeta.


    Por lo demás, todo marcha bien y a la perfección. Siguen creciendo las flores en el jardín de doña Alfonsina, las casas continúan rebosantes de tranquilidad, los residentes siguen saludándose con una reverencia tal que, las palabras mal dichas o mal empleadas, es decir alguna maldición que trate de escabullirse en Villa Solariega, ya se encuentran bien condenadas en un cuarto de san alejo.


    Algo entonces tiene diciembre que logra ensombrecer el rostro divino de la anciana. Porque en los once meses antes de la Navidad, se la ve ocupada en los quehaceres de la casa, va de un lugar a otro de la gran mansión con el control de todo en sus manos, a final de mes como es reiterativo el joven Efraím le trae los víveres que le han de durar hasta la próxima mensualidad  y le deja el dinero de su pensión, escena que se repite con una precisión y sincronía celestiales, y que vemos interrumpida con un poco de melancolía por diciembre.


    La han visto reclinarse en la vieja y antigua mecedora, la han visto como tratando de esconder la pena, va hacia el baúl de los recuerdos y antes de abrirlo se toma de diez a quince minutos en la exploración del cofre, es como si sus ojos increíblemente jóvenes y bellos de un azul de cielo refulgente se esforzaran por escrutar el interior. Ella sabe esconder una lágrima furtiva deslizándose por la mejilla, se esfuerza por parecer natural, la misma sonrisa en los labios, el corazón desgarrándosele de a poquito, saca la foto del viejo Gonzalo, el padre y benefactor de Villa Solariega y las imágenes de los hombres de negro depositando el ataúd en el camposanto del pueblo le despiertan el llanto. Aquel virus que lo mató, y que alteró las noches y los días, en estas casas de mansedumbre por Navidad, han entorpecido el ciclo normal de los seres humanos.


    —Soy feliz en esta tierra, pero sería perfecto si conmigo estuviera mi Gonzalo—gime tratando de ocultar el sufrimiento la señora Alfonsina.


    De ese suceso han pasado muchos años, quizás siglos o milenios. La escena se repite justamente por Navidad, cuando la guardiana del terruño baje la guardia, es casi seguro que en el mundo exterior solapadamente una extraña enfermedad se abalance poco a poco contra la integridad del hombre.


    Entonces la joven mujer sacará del baúl de los recuerdos, la vieja fotografía de don Gonzalo, el esposo abnegado de sus mejores días, y sofocada la pena llorará con toda libertad por el amante que ya no está. No sabremos, en ese lapso de tiempo, qué ocurra en el mundo de afuera, antes de que la mujer de nuestra historia vuelva a ser la misma dama elegante y feliz, de aquellos días en que Villa Solariega aún no estaba anclada en el tiempo. Y el sacrificio poco importaba para vigilar y proteger los senderos por donde transcurrían los hombres fieles y de conducta bondadosa todo el tiempo, en procura de enamorar una mujer que fuera su compañera toda la vida.








     

     

     

    Walter Arias Estrada
    Participante

    22 diciembre, 2020 a las 5:40 am #41535

    Hola a todos:

    Aquí dejo mi cuento de Navidad 2020.

    Walter Arias - Escritor: #unaNavidaddiferente

    22 diciembre, 2020 a las 5:45 am #41536

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Hola a todos. Soy Juan Manuel Alsina Forero, 58, nacionalidad Colombiano y me encanta escribir. Deseo participar en este concurso con 2 cuentos. Apenas he terminado el Primero "La Navidad De Este Año" el cual ya lo publiqué en Facebook/Juan Manuel Alsina y deseo hacerlo aquí también. Gracias!

    Dirección: Calle 17# 32-151, 2 - 404 Cedro Ciudad Verde Soacha Cundinamarca cp. 510054 Colombia.

    https://www.facebook.com/profile.php?id=100009206466758

    LA NAVIDAD DE ESTE AÑO


    Por: Juan Manuel Alsina Forero


    Esta vez la noche de navidad está fría, tan fría como las paredes del congelador en la nevera, los techos con montañas de nieve, la alfombra de la calle llena de colinas como un desierto blanco, las luces de los vecinos parecen naves espaciales titilando en el vaho de mi ventana; mis padres y mi hermana me esperan para cenar antes de abrir los regalos. Hoy pude disfrutar los decorados de la ciudad cuando fuimos de compras; los tapabocas de las personas alusivos a navidad, vestidas de colores, la mayoría rojo verde y blanco, algunas con máscaras de silicona y trajes anti fluido, también coloridos y adornando el paisaje citadino en las interminables filas para entrar a los centros comerciales. Me pregunté por qué no veía a nadie vestido de negro con tantas muertes por el covid 19… Tal vez no tienen ánimo de salir a ninguna parte sin la persona que partió de su lado, porque la muerte ahora parece ser  cada día más normal para aquellos a quien no los toca. La navidad no es tan poderosa como para opacar el amor que sentimos el uno por el otro, ese amor potencializado cuando alguno es llevado por el virus a la paz y el descanso. Extraño los niños que tradicionalmente van por el barrio cuadra por cuadra cantando villancicos, extraño la música estruendosa y las sombras de las personas acumuladas en las salas moviéndose al son de la música, extraño la maravillosa sensación de ver las caras descubiertas y sentir las sonrisas, los gestos y los llantos y pienso que los delincuentes deben estar mucho más tranquilos porque el covid ha sido su aliado para esconder su identidad criminal. Prendí mi parlante y escuché la música navideña, el entusiasmo del locutor anunciando la navidad como si esta navidad fuera una más normal igual que todas, y se me ocurre que hasta la programación debiera ser adaptada a la nueva situación que nos quiere arrebatar nuestro tesoro más preciado, el contacto humano. No estoy triste pero quisiera estar más feliz en esta navidad, pero hacen falta mis abuelos que no pudieron venir para evitar el riesgo de contagio, ella siempre criticando a mi abuelo porque desde temprano tenía su trago de wiski en la mano, contando historias sobre su juventud y sus aventuras como piloto en el ejército y luego comercial, comiendo con mucha gana y disfrutando de la música, fuera la que fuera, era muy chistoso verlo bailando rock o música electrónica porque todos los obligábamos a hacerlo y mi abuela también, hablando y sirviendo a todos para que comieran rico y lo pasaran bien. “Nicolás! Nicolás! no vas a bajar? ya queremos comenzar! ven a rezar la novena y a comer!” escucho a mi mamá llamándome, bajo lentamente y hay un ambiente muy tranquilo, se oye música clásica y bajo volumen, creo que es Beethoven o quizás Bach, no se mucho de ella, Mi padre está mirando su teléfono celular y mi hermana chateando también con sus amigos, yo no soy muy amigo del teléfono, lo uso cuando es necesario, no todo el tiempo, dicen que produce miopía, prefiero hablar con mi mamá que es quien me pone atención y tampoco está pegada al teléfono, ya estamos en la mesa, “bueno… Todos a guardar el celular y a rezar la novena… Es navidad quiero disfrutar de ustedes!” dice mi mamá, al momento mi papá se ríe y lo deja inmediatamente, mi hermana hace un gesto de indecisión, pero lo deja también y comenzamos a rezar la novena. Cantamos, brindamos con el ponche navideño de mamá y todos volteamos a mirar el árbol donde están todos los regalos. Mi hermana y yo gritamos “feliz navidad a entregar los regalos! Mi hermana quiso leer las tarjetas, “de papá paaaaraaaa… ¡Nicolás! emocionado lo recibo y lo abro con desesperación, un reloj inteligente!! Gracias papá sabías que lo quería, lo abrazo y lo beso en la mejilla y así uno a uno entregamos los regalos que no fueron muchos porque solo éramos 4 y normalmente somos 15 o 20 personas de la familia las que nos reunimos en navidad. Inesperadamente la casa se fue iluminando con una luz blanca intensa y sentimos una tranquilidad absoluta, se llenó de luz a tal punto que casi ni nos podíamos ver entre nosotros, no miramos sorprendidos y nos preguntábamos si era una visita celestial que tal vez algunos ángeles quisieran venir a visitarnos en esta navidad tan diferente y efectivamente! eran las luces del carro del vecino que son muy fuertes que viene a darnos serenata desde la calle con su grupo musical. Esto sí me alegró la navidad, una parranda de vallenato que todos los de la cuadra disfrutamos desde nuestras ventanas. ¡Feliz Navidad!

     

    22 diciembre, 2020 a las 2:27 pm #41538

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Hola. Aquí podéis leer mi relato navideño para el concurso de Zenda. Su título, Belenes de saldo.

    Un saludo.

    https://www.facebook.com/agustin.garciaaguado.37/posts/865773504198767

    22 diciembre, 2020 a las 3:47 pm #41539

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Os envío mi cuento de Navidad, una propuesta que pretende ser amable y tierna.

    Felices fiestas a todos

     

    https://angelb54.blogspot.com/2020/12/nochebuena.html

     

    22 diciembre, 2020 a las 6:15 pm #41540

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Buen día a todos desde México; aquí la liga para el primero de mis cuentos...

    https://miguelojl.blogspot.com/2020/12/la-mejor-posible.html

     

    Saludos!

    22 diciembre, 2020 a las 6:17 pm #41541

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Y aquí la liga del segundo...

    https://miguelojl.blogspot.com/2020/12/napo.html

     

    Saludos!

    Kike MR
    Participante

    22 diciembre, 2020 a las 6:48 pm #41542

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Buenas tardes,

    Mi cuento

    https://alazan19.blogspot.com/2020/12/un-pequeno-belen.html?m=1

    Un saludo,

    Mayte Blasco
    Participante

    22 diciembre, 2020 a las 7:14 pm #41543

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Buenas tardes,

    Me gustaría participar con el siguiente relato:

    Más de seis

    Un saludo.

    22 diciembre, 2020 a las 7:20 pm #41544

    Minerva Paredes el 15 de diciembre, 2020 a las 21:31

    https://www.facebook.com/MineCory/

     

     

     

    22 diciembre, 2020 a las 7:21 pm #41545

    Franz Möller Morris el 21 de diciembre, 2020 a las 23:15

    Damas y caballeros, les saludo desde Santiago de Chile.

    Con alegría les comparto mi cuento intitulado Navidad.

    He aquí el link donde se halla publicado: https://cuentossingloria.blogspot.com/

    Y, bueno, el texto mismo se leerá a continuación.

    Con afecto,

    Franz Möller

    ....


    Navidad llegó a ser para él sólo un día feriado con sabor a mito fundacional. Lo del feriado combinaba bien con su carácter juguetón de hombre niño (“eres un payaso”, le decían con frecuencia en la oficina). Y lo del mito fundacional lo escuchó hace años en la voz de un relator de fútbol (“¡filosofía profunda!”, pensó cuando lo oyó).

    Vivía en guerra con Dios y los dioses. Pero hoy -en navidad- bajaba la guardia y se dejaba persuadir por la historia de una virgen pariendo sobre un cajón donde comían las bestias. “Y, bueno, en tiempos de pandemia, ¡de algo hay que aferrarse!”, le decía a ese ateo que llevaba dentro.

    Esa mañana fue ordinaria, tan corriente como la de ayer y todas las de la semana pasada. La cuarentena lo estaba volviendo un ser predecible. Y así, en una cocina angosta, suelo yerto para cultivar el asombro y la maravilla, se dispuso a preparar un tazón de café con leche. Lo hizo. Lo bebió concentrado y con los ojos cerrados. Con cada sorbo se activaba su memoria: abajo en la tierra un pesebre y unos pastores de ovejas y arriba, en el cielo, unos ángeles cantores y una estrella sin brújula guiando la navegación de unos sabios orientales. “¡Basta!” – se dijo con firmeza. “Un segundo más y veré pasar un conejo blanco que viste chaqueta y usa reloj”.

    Quebrada la ensoñación y exorcizado el espíritu de la Nochebuena que lo perturbaba desde cuando despertó, optó por una ducha. El jabón y el champú no sólo servían para llevarse al Covid-19 por el desagüe de la tina, sino que también para devolverle el sentido básico de la ubicación. Además, los rayos del sol y el calor matutino en esta parte del globo terráqueo hacían imposible pensar en trineos y copos de nieve.

    Por razones sanitarias no podría viajar a saludar a sus padres. Y por las mismas razones ya no había novia en cuya piel acalorarse (“lo siento, cariño, admitámoslo de una vez: estamos aburridos y muertos en vida”, sentenció ella en su último mensaje de WhatsApp). Sin el amor incondicional de mamá y sin los labios que gustaba de besar, rondaba ese día dentro su jaula de cemento sintiéndose solitario y molesto. “Pero, por lo menos es feriado”, recordó para sí forzando una sonrisa.

    Pensó en su plan para esta noche. Tenía que haber una manera de impedir que la soledad lo atormentara con su aguijón. Su voyerismo -aprendido a punta de necesidad en tiempos de confinamiento- le parecía irreverente frente a la mística del momento que le tocaría vivir. Se sentía vigilado por los adornos alusivos a Belén que sus vecinos colgaron en el exterior de la puerta de entrada a su departamento. “Aunque Dios no exista, no todo está permitido”, era su moral ante las encrucijadas existenciales.

    Se animó a escribir, hablar y actuar. Optó por mensajes cortos: mails, frases de chat, algunos audios e, incluso, un par de videos. “Creerán que me voy a suicidar”, se rio al descubrirse enviando saludos cargados de cursilería a sus colegas y parentela. Pero se respetó a sí mismo y se abstuvo de traspasar el umbral: no hubo un sólo te quiero para nadie (“y el te amo no debe decirse jamás”). Y para su propia sorpresa el resultado fue notable: sus mensajes sacaron risas y remecieron emociones. Lo supo por las respuestas casi instantáneas que llegaban a su teléfono móvil.

    A las ocho de la noche estaba de nuevo en su cocina. A falta de un torrente de imaginación terminó cociendo tres huevos y poniéndole mantequilla a unas rebanadas tostadas de pan de molde. Cero alcohol, pero sí un té negro y cargado. Miró el reloj en la pared: ocho con veintinueve. Se quedó quieto en su puesto y el silencio se hizo mortal. De fondo se oían ladridos de perros, risas de niños, carreras de autos, parlantes reggaetoneros y, muy a lo lejos, el goce frenético de una vecina gracias a las virtudes de su amante.

    Estaba ahí. Sentado. A solas. Existiendo. Imaginando. Recordando.

    “¡Vaya cerebro, Dios mío, éste que me diste!”, gritó para sus adentros.

    Vinieron a su memoria las ausencias del padre en los días de su niñez junto con el instante preciso cuando se le cayó su primer diente. Del baúl de sus olvidos emergieron, perezosos, el cuaderno de matemáticas (“su hijo es un fracaso, señora”), su muñeco He-Man (“¡ya tengo el poder!”), el gol que se perdió estando solo frente al arco (“¡sáquelo, profe, sáquelo!”) y el aroma de la colonia de la chica que primero lo amó (“bueno, ya, pero sólo un besito en la mejilla”).

    Y ahí está él. Ojos cerrados. Sudando. El reloj marca las nueve con cuarenta de la noche y él sigue, mientras el té yace frío al fondo de la taza, sentado en una butaca de cine mirando el proyector cruel e indiscreto de su pasado. “Retírese, señor: su respuesta es imprecisa”, retumba la voz del decano en una sala de facultad. “Hijo, su novia es hermosa, permítame felicitarlo”, declama la voz del padre un día de otro añejo verano. “Colega, su presentación ha sido brillante: el trabajo es suyo”, anuncia con alegría el que le comunicó su primer ascenso. “Lo siento, cariño, admitámoslo de una vez: estamos aburridos y muertos en vida”. ¡No, maldición! ¡Ella ahora no! ¡Esa herida todavía duele!

    Pero mantiene los ojos cerrados. Lleva sus manos a la cabeza y se jala el cabello como arrancándoselo. En la pared el reloj aporta un dato duro: las once con trece minutos. Y él aún no regresa a su propia generación, a su aquí y a su ahora. La memoria ha decidido darle esta noche un regalo ingrato: volver a vivir lo olvidado.

    “Dios ha muerto”, escribe una mañana un profesor en la pizarra.

    Despierta asustado.

    Tres minutos lo separan de la medianoche.

    El nacimiento en la Palestina del siglo primero lo hace ponerse de pie. Camina hacia una ventana. La abre. Suspira. “Jesús, ¿existes?”

     

     

     

     

    https://www.facebook.com/179350642466045/posts/824110237990079/?sfnsn=scwspmo

    ¡Espero que les guste, porque lo escribí con el corazón!

    22 diciembre, 2020 a las 7:26 pm #41546

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Mi cuento unaNavidaddiferente  "Alma" en la Navidad...

    22 diciembre, 2020 a las 7:28 pm #41547

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    poesía para una Navidad diferente   Navidad... Covidada...

    Ignacio Cortina
    Participante

    22 diciembre, 2020 a las 8:15 pm #41548

    Zenda el 15 de diciembre, 2020 a las 12:11

    Escribe un cuento navideño, ambientado en esta Navidad tan diferente,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 8 de enero de 2021.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos navideños deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 15 de diciembre de 2020 al viernes 8 de enero de 2021 a las 23:59. El lunes 11 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El miércoles 13 de enero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #unaNavidaddiferente en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu cuento!

    Mi participación. ¡Mucha suerte y feliz Navidad!

     

    https://ignaciocortina.wordpress.com/2020/12/22/visita-esperada-en-nochebuena/

     

El debate ‘Concurso de cuentos en una Navidad diferente’ está cerrado y no admite más respuestas.