• Gema Albornoz
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 4:01 pm #44688

    Hola.

    Aquí está mi historia.

     

    https://emocionesencadenadas.com/2021/03/12/la-mujer-soldado/

     

    Saludos.

    Alicia Gómez García
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 4:21 pm #44691

    Aquí dejo mi aportación al concurso #HistoriasdePioneras ¡Un saludo!

    https://hematoxilinaeosina.blogspot.com/2021/03/elena-maseras-1872.html

    Pilar Borraz Rozas
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 4:24 pm #44692

    Ganar o perder es el título de mi texto. Deseo que mi personaje os guste y que su historia os emocione.

     

    https://igualdadruizdealda.blogspot.com/2021/03/ganar-o-perder-sagelzaragoza-septiembre.html

    https://www.facebook.com/pilar.borrazrozas/posts/4491244894224293

     

     

     

    12 marzo, 2021 a las 4:39 pm #44693

    https://hayfilosofia.home.blog/2021/03/12/escribo/

    12 marzo, 2021 a las 4:41 pm #44694

    https://hayfilosofia.home.blog/category/espanol/

    12 marzo, 2021 a las 5:39 pm #44697

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

     

    Incluyo aquí este relato, cuyo protagonista es la reina-faraón Hatshepsut. El enlace da acceso a mi Página personal, donde lo he publicado.

    LA LLAMADA

    Agustina Gudiño
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 5:45 pm #44698

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Mi historia se titula: "Ilusión".

    Pueden encontrarla en https://entrelasestrellasoscuras.blogspot.com/2021/03/ilusion.html

    Espero que les agrade. Muchas gracias.

    Elsa Tió Fernández
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 6:27 pm #44699

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    https://www.facebook.com/elsa.tio/posts/10157731725727353

    LOLA RODRÍGUEZ DE TIÓ
    "El pan y la libertad"
    Pionera en el valor para afirmar un país

    "... Ante un mundo donde la corrupción goza impune y los que viven boca abajo creen que viven tan altivamente, aparecen luego de 134 años, las cartas que los presos le escribieron, de su puño y letra como testimonio irrevocable de su patriotismo y valor."

    Lauro Cruz Sánchez
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 6:47 pm #44700

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    HOLA. ESTA ES MI PROPUESTA PARA SU CONCURSO. GRACIAS.

    CARMEN MONDRAGÓN

     

    Todo acabó, mas la muerte, la muerte no acaba nada. Lo podemos comprobar en el devenir de tu historia. Tu sombra cobra vigencia en los desaliñados de alma, en el viento que refresca la Alameda Central, en las pinturas de Diego Rivera, “el pendejo”, en las fotografías de Edward Weston, “el imbécil”, en las cartas de Gerardo Murillo, Dr. Atl, “el mayor de los idiotas”. La rebeldía de tus desnudos, maravillaron a mucha gente. Tus arrebatos sexuales están vigentes en la poesía emanada de tu desobediencia y la firmeza de tus convicciones, en el maullar de los gatos, que se dejan consentir por el espectro de tu recuerdo.

    Tu actitud ante la vida atrapó a mi fascinación y así, cautivado por la seducción que ejerciste sobre muchos otros, me surge una delirante pregunta: ¿Qué carajos ibas a esperar a Veracruz, sentada sobre la banca de siempre ─tejiendo y destejiendo sueños e ilusiones, cual Penélope chilanga─ sabiendo que la parca ya había segado la vida de tu capitán de barco, Eugenio Agasino?

    Acudías al puerto en franca actitud desafiante, desdeñando los designios de la vida y los caprichos de la muerte. Estabas consciente del fallecimiento de “ese tarado” pero no te resignabas a perderlo; porque sabías que la muerte no acaba nada; antes bien, te enfrentabas a ella.

    Insultándola y menospreciándola, la ninguneabas.

    Acudías desde el Distrito Federal a vagar frente al mar dejando correr la película de tu vida, con muchos pasajes irreconocibles y otros que no comprendías, a pesar de tus esfuerzos por identificarlos. Una vez instalada frente al infinito, te imaginabas recostada sobre la arena con un brazo extendido, desnuda y gozosa, auténtica, liberada, en la misma posición que adoptaste para Edward Weston y Antonio Garduño. Frente a la inmensidad del mar ─mientras en tu fuero interno reinaba una sensación de espacio y de vacío─, practicabas el mismo rito: un desempolvar recuerdos… un absorber a la brisa con delicadeza… un discutir con el aroma de las olas… un despreciar el rumor del entorno marítimo… un injuriar a la profundidad de la lejanía… un acariciar a la luna y las estrellas… un maldecir a la memoria, sopesando con agrado la posibilidad de hundirte en la marea, hasta altas horas de la noche, cuando el aire y la oscuridad ya te expulsaban de su territorio… ─abstraída en tu bendita locura, tenías frío y te sentías desgraciada, indiferente, con una calma y una languidez inauditas─, “Eres un pendejo, igual que José Vasconcelos”, le respondías al viento. Había algo dulce y ardiente en tus palabras. Desde este punto, la mar se desplegaba como una delicada alfombra mágica, mostrando infinidad de sombras, formando una figura geométrica indefinida.

    La historia te define como un personaje irreverente, sin principio ni fin… Aislada de la totalidad de este conjunto infinito que es el universo, te sentías libre, como si volaras sobre las alas de una mariposa. Tal vez buscabas en la sensualidad de las y en el fulgor de las estrellas la viril tosquedad que Manuel Rodríguez Lozano, tu marido, no supo entregarte; o quizás buscabas ignorar su homosexualidad.

    Tenías manos de artista, toda tú eras arte. Manos para la poesía. Manos para la pintura.  Manos para tu pasión, el piano… pero, infortunadamente, manos, para cercenar la vida de tu hijo y después ocultar ese hecho tras un enorme muro de nepotismo, ante el cual tu esposo se estrelló incontables veces.

    Sobreviviente de una sociedad conservadora, con doble moral ─sumergida en un mar de costumbres─, la retaste con versatilidad, naturaleza creadora, belleza e inteligencia.

    Desde tu más tierna edad −los diez años−, cuestionabas normas y reglas impuestas a las mujeres, con una actitud contestataria:

    Soy un ser incomprendido que se ahoga por el volcán de pasiones, de ideas, de sensaciones, de pensamientos, de creaciones, que no pueden contenerse en mi seno, y por eso estoy destinada a morir de amor… No soy feliz porque la vida no ha sido hecha para mí, porque soy una llama devorada por sí misma y que no se puede apagar… Estoy destinada a ser vendida, como lo hacían antiguamente los esclavos, a un marido. Protesto, a pesar de mi edad, por estar bajo la tutela de mis padres.

    Diseñaste un mundo de fogosidad, donde los ingredientes principales eran la libertad y la independencia y lanzaste un mensaje provocador a las mujeres de tu época. Te convertiste en la cómplice inédita para aquellos años tan convulsionados. El exconvento de La Merced fue la cuna de una propuesta artística, con la enseñanza y orientación de Gerardo Murillo, mejor conocido como Dr. Atl. Fue él quien decidió llamarte Nahui Olin, así, con una ele, para que no te pronunciaran como “ollín”. Él, agua; tú, movimiento. Juntos, dos volcanes en erupción, en perfecta armonía con el universo del arte y la creación. Cinco años de convulsión, definitorios para tu personalidad. Tus enormes y enigmáticos ojos −plasmados en lienzos de los mejores representantes del muralismo mexicano, como Diego Rivera− competían con la brillantez del sol. Expresaban la intensidad de tu alma. Tu cuerpo ─un mar de signos enigmáticos e ilegibles─, sorprendió a México, al descubrirte ataviada con la primera minifalda en su historia. Tus desnudos fotográficos ─un hormigueo que te hacía mostrarte decididamente eufórica al exponerlos al público para su venta─ fueron un parteaguas, se convirtieron en la memoria visual de tu paso por el mundo, un testimonio del proceso de tu erotismo.

    Toda aquella asfixia en las costumbres de la época ─que te hicieron sentir el frío rechazo de la vida─, se hubieran perdonado a una cabaretera, una meretriz; pero olvidaste que eras una mujer asociada con la alta burguesía, descendiente del general Manuel Mondragón.

    Inventaste un mundo nuevo a tu alrededor y creaste caminos para las mujeres, donde la autonomía y el libre albedrío fueran elementos indispensables para romper esquemas anquilosados.

    El fulgor en tu mirada representaba tu inmenso valor como mujer.

    ¿En qué tiempo sucedió todo eso? ¿Importa? ¡Sí, importa! Corría la década de 1920…

     

     

    Yolanda Arroyo
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 7:00 pm #44702

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Pocas palabras para un gran paso.

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=3060308647530641&id=100006546063638

    Saludos

    Antonio Ortuño Casas
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 7:37 pm #44705

    Hola, aquí va mi historia para el Concurso #HistoriasDePioneras. Saludos

    https://aortunoc.wixsite.com/antusas/single-post/relato-presentado-a-concurso-historiasdepioneras-zenda-e-iberdrola

     

    Laura Faba Tejada
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 7:53 pm #44706

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Yo tambien he querido contribuir en las #HistoriasdePioneras conmemorando el Día Internacional de la Mujer, por lo que mi relato titulado 'Heroínas de Crimea' está publicado en mi blog Pluma y Pincel, junto a una ilustración que hice, inspirada por la mujer pionera protagonista del relato.

    https://entrelaplumayelpincel.blogspot.com/ 

    Espero que os guste mi participación!

    Laura

    Raquel Bada
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 8:07 pm #44707

    ¡Hola!

     

    Aquí el link para el concurso #historiasdepioneras.

     

    Un fuerte abrazo a todas,

     

    Raquel.

     

    https://booksandboxes.blog/2021/03/12/camile-claudel-o-la-escultora-que-supero-a-rodin/

    Raquel Bada
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 8:10 pm #44708

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    ¡Hola!

     

    Aquí el link para el concurso #historiasdepioneras.

     

    Un fuerte abrazo a todas,

     

    Raquel.

     

    https://booksandboxes.blog/2021/03/12/camile-claudel-o-la-escultora-que-supero-a-rodin/ 

    María Álvarez
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 8:13 pm #44709

    La docuteca infinita
    Cuando ella se marchó, lo supe. Todo debía cambiar, para sobrevivir.
    Vendí mi casa, nuestra casa. Imposible continuar allí, respirando el mismo aire, caminando sobre su recuerdo, durmiendo en nuestra cama, que ahora solo me pertenecía a mí. Aún era una mujer enamorada, que deseaba arrancarse el corazón cada madrugada.
    Estaba bastante hasta el gorro del nuevo modernismo, donde no se podía llorar, ni sufrir por amor, porque ahora las mujeres somos fuertes, aún más fuertes Porque siempre hemos sido increíblemente resilientes.
    Pero yo deseaba poder sentirme destrozada por su perdida. Necesitaba desgarrarme por dentro, y no tenía ningunas ganas de salir a la calle con una sonrisa, hacerme un selfie, cenando sushi con mis amigos o buscar otra pareja, porque un clavo saca otro clavo.
    El mío estaba hendido bien a fondo, como la espada de Camelot.
    Decisiones. Todo lo decidí así, con la misma pasión que generaba mi dolor, que fluía de mis entrañas y que me atravesaba hasta dejarme sin aliento.
    Guardé sus recuerdos en una hermosa caja. Lo hice con amor, porque la quería, y eso no iba a desaparecer por mucho que me escondiese y que ocultase sus fotos, sus libros, nuestros poemas, donde Salinas me recordaba sin cesar, “Perdóname por ir así, buscándote”.
    Toda vez cerré la puerta de la que había sido mi casa, nuestra casa, y entregué las llaves, regresé a vivir con mi madre. Si, con ella, porque mi madre era más moderna que yo, que cualquiera que conocía. Y tenía más cultura que yo, que nadie que hubiese conocido. Y porque tenía muy claro mi plan.
    El dinero de la casa lo iba a invertir en mi propia docuteca. En mi propio sueño, que no era otro que disfrutar de mi amor por los libros, por el cine, por el café y el vino, por la vida. Todo junto. Y debía de hacerlo con mimo, porque las cosas de verdad requieren paciencia y cuidado. Esa certeza, esa voluntad por el esfuerzo, cómo la pasión por la literatura, por el cine y por la historia, me los había inculcado mi madre.
    Necesitaba un espacio amplio, lleno de luz y vida. A veces es necesario caer tan a fondo para atrevernos a cumplir nuestros sueños. Para aprender a volar. Y yo no tenía nada que perder, sin ella.
    Pedí la excedencia en mi trabajo, donde desde hacía semanas solo me arrastraba como un espíritu perdido y triste. Nadie puso reparos, teniendo como tenía fama de rebelde y excéntrica. Me la concedieron encantados y cuando preguntaron por mi proyecto, pude ver sus sonrisas esquivas bajo un manto de hipocresía.
    “Ya…una librería…”
    Pero no era una simple librería. Era mi librería del siglo XXI, que se atrevería a viajar en el tiempo al pasado, aceptando el futuro. Generando presentes.
    No fue fácil encontrar un local espacioso y con luz…y barato. Estaba cochambroso, pero lo suficientemente cerca del centro, en un barrio vivo, aledaño a Lavapiés.
    Puse estanterías de madera y hierro, cómo de fábrica antigua, mesas altas y bajas, todo de segunda mano, como mi segunda oportunidad. Arreglé una zona con cuatro ordenadores, dispuestos a explorar más allá, como yo. Y sobre todo compré sillones, muchos sillones, amplios y mullidos, dobles, triples, individuales, donde cualquiera que lo deseara, pudiera quedarse un buen rato para leer, para beber vino o café, o sencillamente contemplar la vida.
    Rescaté un proyector, para exhibir cine y exposiciones de libros o pintura, y poesía. Pensaba organizar todo tipo de exposiciones y eventos, de debates y discusiones, que para mí, eran la vida misma.
    Con mi alma al descubierto, con mis libros de escudo para ser compartidos. Muchos otros para ser comprados. Con los periódicos del día y el wifi para cotillear de lo que fuera, todo el tiempo que se quisiera.
    Un café, infinitas líneas...
    Un vino, incontables horas…
    Tolstoy, Galdós, Dostoiesky, Patricia Highsmith, Papini, Elvira Sastre, MC Corthman, Auster o Easton Ellis, Camús o Kundera, Husvedt o Jane Austen…tantos y tan hermosos que era imposible que aquello saliera mal.
    Se puede leer gratis. El café con tarta, 3,50.
    La mañana que levanté la persiana, con el corazón aún roto, pero el espíritu desbordado, elegí para mi espera, “La madre”, de Pearl S. Book, que fue mujer, que fue emprendedora, y que hablaba de mujeres supervivientes, a las que se las negaba emprender. Esperé a mi primer cliente, a mi primer invitado, con un café humeante, con mi libro y por supuesto, con Mozart de fondo.

    María Álvarez
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 8:15 pm #44710

    La guerrillera invisible

    Mi madre, alta, de negro pelo y belleza hollywoodiense. Mi madre, madre de cinco hijos, y roja. La roja más roja y revolucionaria de su barrio, cuando no era fácil ser libre y ser rojo, cuando no era fácil serlo como mujer, menos aún como ama de casa. Moderna y provocadora, rebelde y diferente, hones obligad a huirta y valiente. “Nunca callarse a las injusticias hijas, nunca”, nos decía cada mañana. “Siempre decid la verdad, niñas”. “Siempre defended al débil, nos instaba”. Y así lo hacía yo en el patio del colegio, un colegio de monjas, porque no había muchos otros en los 70, en los 80, con la democracia recién estrenada.

    “Si Franco es tan bueno, ¿por qué no hace elecciones?”, gritaba mi madre ya de niña, con diez años, en la casa de su tío, en Majadahonda, lo que le valía una persecución por los estrechos pasillos del piso y las angostas mentes bien adoctrinadas por la dictadura, y que terminaba con una buena azotaina. “¡Calla niña, calla!, que te van a oír los vecinos”, lloraba su tía, mientras la zapatilla trataba de silenciar con miedo, al miedo.

    A la edad de tres años, mi madre me enseñó a leer. Recuerdo bien mi primer libro, “El patito feo”, y es tierno vislumbrar su paciencia ante mi asombro. “Leer os hará libres, nos inculcaba”. Después vino Machado, y Salinas y Lorca. “A Federico le mataron los rojos, inventó Franco, para tapar la vergüenza de asesinar a un poeta internacional”, nos contaba mi madre. Y su adorado Miguel Hernández, su favorito, que antes de pedir perdón al dictador, prefirió continuar preso y murió de tuberculosis entre barrotes. “¡Qué vergüenza de dictadura!” se lamentaba amargamente, para después relatarnos como Machado se vio obligado a exiliarse en Colliure, a huir de tanta negrura. “¡Qué bien nos retrataba el poeta, que bien leyó el alma de España!”, elogiaba mi madre cuando recitaba las palabras del gran Machado...”Una de las dos España ha de helarte el corazón”…

    Todo eso nos contaba, mientras nos leía fragmentos y poemas, vida y obra, e historia de la Segunda Guerra Mundial y de Anna Frank y de la nuestra guerra civil, todo en labios de mi madre, culta y sensible. Aprendizajes que nunca se olvidan, que perduran para seguir teniendo fe en la humanidad.

    Cuando el 23 de febrero Tejero asaltó el Parlamento, mi madre tenía claro que sí aquello prosperaba, muchos vecinos, irían a por ella. Demasiada rebeldía desvelada en público, en el colegio, en el mercado, en la batalla diaria de una sociedad democrática en pañales.

    Escondeos al fondo de la casa, habló tranquila. Y cogió un cuchillo jamonero. Si vienen a por mi, pelearé lo que haga falta, dijo. Me llevaré por delante a quien trate de haceros daño.

    Nadie vino, Tejero cayó, pero yo supe que siempre debía de estar preparada para defender la libertad, ante cualquier circunstancia

    “Qué preferís”, nos preguntó a mi hermana y a mí, con 8 y 9 años. “¿Un viaje a Noruega o hacer la comunión?” Hasta eso era capaz de hacernos elegir. Ni que decir tiene que elegimos comunión… Porque todas la hacían en clase. Pero ella, junto a mi padre, ya se adelantó a mi modernidad, incluso dejándonos escoger.

    Aún no he viajado a Los Fiordos, pero lo haré, por ella.

    Luego llegó la ley del divorcio, La Logse, el matrimonio gay y tantos avances de los que se sentía orgullosa y que defendía con la misma pasión que defendía la libertad de cada individuo.

    Una tarde, al entrar con ella en una mercería, el dueño y una clienta criticaban el matrimonio homosexual. Mi madre no calló. Nunca lo hizo. Con elegancia y respeto.

    “¿Me pueden decir ustedes en que afecta a su familia que dos personas que se quieren, se casen? ¿Y si su hijo es gay? ¿Le condenarían a la infelicidad, solo por sus miedos y prejuicios?”

    Nadie habló durante un largo silencio, ni tan siquiera yo, que la contemplaba con la misma admiración de siempre, por su valentía y su vehemente discurso de mujer del siglo XXI. Sin perder jamás la calma.

    “Entonces, añadió, no digan más tonterías ni insulten. Se llama vida privada y a ustedes no les interesa con quién me acueste yo, mi hija o el vecino de enfrente. Así que dejemos a la gente ser feliz. ¿Me pone unas gomas elásticas para pantalones?” Y zanjó el asunto con su mejor arma. La palabra.

    El dueño se escabulló dentro, verde de rabia, y la señora se fue con la misma cara de impotencia con la que mi madre solía dejar a todos. “La verdad tiene mucha fuerza, hija, no lo olvides. Y el amor”, me dijo de vuelta a casa.

    Curiosamente, mi madre es una ferviente admiradora de Jesús, del que siempre resaltaba que fue sin duda el primer rojo y revolucionario de la historia.

    Mi madre era, es y será, mi revolucionaria incombustible, mi feminista más bella, la mujer pionera de mi vida, con minifalda, con arrogancia ante la hipocresía, con virtudes de madre y mujer valiente y plena, la que me enseñó a pensar, para ser libre.

    Mi guerrillera de andar por casa. Pionera de la revolución casera.

     

    12 marzo, 2021 a las 8:41 pm #44711

    Gracias. Este es mi texto para el concurso de historias de pioneras.

    https://telegra.ph/LA-LEONESA-03-12

    12 marzo, 2021 a las 9:04 pm #44712

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    En facebook dejo publicado el relato AITHNÉ. Espero que les agrade.

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10219598294960451&id=1007983457

    También en

    https://www.instagram.com/p/CMVqGv-hnGX/

    Y en

    https://twitter.com/jrbofill/status/1370530392810393602

     

    12 marzo, 2021 a las 9:15 pm #44713

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Hace tan solo unos meses supe que la tierna octogenaria del portal de al lado, la que saludaba a mis hijos y les dejaba acariciar a su perro, era un hito del esquí nacional. Mi relato va dedicado a ella, ahora que su salud está en jaque y que por momentos siente que las fuerzas la abandonan.

    Grande, Marian. A ella va dedicado este "Tocar el cielo, literalmente". Espero os guste y mucha suerte, concursantes:

    https://stellamavros.blogspot.com/2021/03/tocar-el-cielo-literalmente-yo-pise-la.html

     

     

     

    Alejandro Silvent
    Participante

    12 marzo, 2021 a las 9:56 pm #44714

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Cuando un accidente te pone en primera línea, que seas mujer no importa, seas hombre o mujer debes sujetar el timón con fuerza. Esta es la historia de Josefa Castellví, La jefa polizona Leer aquí

Debes estar registrado para responder a este debate.