• 13 marzo, 2021 a las 8:41 pm #44769

    Buenas tardes.
    Gracias por convocar este concurso. Aquí dejo mi texto para participar

    https://www.facebook.com/josefrancisco.cidvarela.9/posts/490903368737224

     

    CARMENCHU

     

    Entre visillos, el ventanal reparte la luz del atardecer de octubre por la pequeña habitación. Sentada en el sillón de lectura, con las gafas casi en la punta de la nariz, parece que lee un libro. Pero entra y sale de la lectura porque esta tarde de otoño le enturbia las sílabas, tira del hilo de los recuerdos, de lo que pudo haber sido. Sin intención, viaja por los fotogramas de su vida con ritmo lento, rebusca entre los cajones, en el cuarto de atrás de lo pasado.

    Carmenchu a su lado, sentadas sobre la fría piedra de la escalinata, con las faldas por debajo de las rodillas, esperando el porvenir, junto con sus compañeros de la universidad. La juventud difuminada en los laberintos de la memoria, unas vacaciones en  el balneario que creía interminables y que ahora tienen el regusto amargo de lo breve.

    Despacio, pasa de hoja, como si la página anterior estuviese leída. Se ajusta las gafas y piensa que seis hijos fueron muchos, pero sabe que, aunque solo hubiese sido uno, sus zapatos de tacón bajo también se habrían quedado anclados en el suelo Salamanca. Carmenchu supo alejarse de los parentescos, de la familia, e irse a Madrid por vocación, para seguir deshojando libros. Ella, sin embargo, no supo  irse de casa, bloqueada por “el no decepcionar”. Y mató sus anhelos con una excusa: un hombre guapo, y se dejó llevar por las retahílas del amor, por creer en las promesas de aquel joven. Y así, su apego a las letras se trasmutó en paseos vespertinos por la plaza mayor empujando hijos, con los poemas guardados en el cajón y  los libros descansando en los anaqueles.

    Sin saber por qué, cierra el libro. Se quitá las gafas, posa su mirada en el techo blanco, en las flores de escayola que adornan el anclaje de la lámpara, y se le dibuja una pequeña sonrisa en la boca, y piensa que ambas fueron fuertes. Carmenchu soportó los premios, los viajes a New York, la hoja en blanco, el amor y sus grandes penas. Y ella ha sobrevivido entre las ataduras, entre las cazuelas y las lazadas de zapatos, pero dejándose a un lado, hibernando como la reina de las nieves, sin perder la cabeza.

    Vuelve a mirar al libro cerrado, y con la mano nudosa, las petequias de la piel son una galaxia de lunares, acaricia la portada, y lee el título, susurrando: “El libro de la fiebre”. Y se imagina a Carmenchu vieja, cerca de ella, las dos asombradas del esfuerzo, de ver hasta  donde han llegado, lúcidas, mujeres, con muchos años contados, acumulando caídas, salidas de túneles, vivas, casi enteras, cuando… lo raro es vivir.

     

    En recuerdo de Carmen Martín Gaite

     

     

    13 marzo, 2021 a las 9:01 pm #44772

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    CARMENCHU

     

    Entre visillos, el ventanal reparte la luz del atardecer de octubre por la pequeña habitación. Sentada en el sillón de lectura, con las gafas casi en la punta de la nariz, parece que lee un libro. Pero entra y sale de la lectura porque esta tarde de otoño le enturbia las sílabas, tira del hilo de los recuerdos, de lo que pudo haber sido. Sin intención, viaja por los fotogramas de su vida con ritmo lento, rebusca entre los cajones, en el cuarto de atrás de lo pasado.

    Carmenchu a su lado, sentadas sobre la fría piedra de la escalinata, con las faldas por debajo de las rodillas, esperando el porvenir, junto con sus compañeros de la universidad. La juventud difuminada en los laberintos de la memoria, unas vacaciones en  el balneario que creía interminables y que ahora tienen el regusto amargo de lo breve.

    Despacio, pasa de hoja, como si la página anterior estuviese leída. Se ajusta las gafas y piensa que seis hijos fueron muchos, pero sabe que, aunque solo hubiese sido uno, sus zapatos de tacón bajo también se habrían quedado anclados en el suelo Salamanca. Carmenchu supo alejarse de los parentescos, de la familia, e irse a Madrid por vocación, para seguir deshojando libros. Ella, sin embargo, no supo  irse de casa, bloqueada por “el no decepcionar”. Y mató sus anhelos con una excusa: un hombre guapo, y se dejó llevar por las retahílas del amor, por creer en las promesas de aquel joven. Y así, su apego a las letras se trasmutó en paseos vespertinos por la plaza mayor empujando hijos, con los poemas guardados en el cajón y  los libros descansando en los anaqueles.

    Sin saber por qué, cierra el libro. Se quitá las gafas, posa su mirada en el techo blanco, en las flores de escayola que adornan el anclaje de la lámpara, y se le dibuja una pequeña sonrisa en la boca, y piensa que ambas fueron fuertes. Carmenchu soportó los premios, los viajes a New York, la hoja en blanco, el amor y sus grandes penas. Y ella ha sobrevivido entre las ataduras, entre las cazuelas y las lazadas de zapatos, pero dejándose a un lado, hibernando como la reina de las nieves, sin perder la cabeza.

    Vuelve a mirar al libro cerrado, y con la mano nudosa, las petequias de la piel son una galaxia de lunares, acaricia la portada, y lee el título, susurrando: “El libro de la fiebre”. Y se imagina a Carmenchu vieja, cerca de ella, las dos asombradas del esfuerzo, de ver hasta  donde han llegado, lúcidas, mujeres, con muchos años contados, acumulando caídas, salidas de túneles, vivas, casi enteras, cuando… lo raro es vivir.

     

    En recuerdo de Carmen Martín Gaite

    Carmona Mercadé
    Participante

    13 marzo, 2021 a las 9:32 pm #44774

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas noches, y suerte a todos los participantes.

    Yo tambien deseo participar, y aquí os dejo mi enlace:

     

    https://ea3aitjr.blogspot.com/2021/03/el-alma-de-un-bit.html

    Saludos.

    ENIAC

    13 marzo, 2021 a las 10:23 pm #44775

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas noches!

    Ahi les mando mi historia para el concurso:

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=879714806201437&id=100024887768380

    Fuerza para todos!

    Antonio Rey González
    Participante

    13 marzo, 2021 a las 10:35 pm #44776

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    http://cool.es/uncategorized/quien-fue-primera-mujer-pensamiento-economico/

    Jose García
    Participante

    13 marzo, 2021 a las 10:41 pm #44777

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Aquí os dejo mi relato:

    https://galdrumeiro.blogspot.com/2021/03/vuela-chichana.html

    Suerte y salud.

    María Gil Sierra
    Participante

    13 marzo, 2021 a las 10:42 pm #44778

    Buenas noches:

    Os dejo mi segunda propuesta. Se titula "Los descubridores".

    Un abrazo.

    https://lasletrasrebujonas.blogspot.com/2021/03/los-descubridores.html

     

    13 marzo, 2021 a las 10:43 pm #44779

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas tardes, acabo de subir la obra participante en el concurso HistoriasdePioneras, titulada " La caja de los hilos" en mi cuenta de Facebook: Carmen Martínez Coello.

    Espero haberlo hecho correctamente y que no tengan dificultad en encontrarla pues soy bastante novata en estas lides de internet. Reciban un cordial saludo.

    13 marzo, 2021 a las 11:22 pm #44781

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Hola, envío el link completo de mi relato que se titula "TODAS".

    https://antocorallo.wordpress.com/blog/18/

    Autora: Antonella Corallo

     

    Y acá agrego el link de la publicación de Instagram como dicen las bases

     

    https://www.instagram.com/p/CMXhxaRlbNl/?igshid=elpudk9nluy6

     

    Gracias por la oportunidad.

    Sonia Yáñez Calvo
    Participante

    13 marzo, 2021 a las 11:29 pm #44782

    Tomás Garcia merino el 4 de marzo, 2021 a las 12:36

    Buenos días, gracias por promover la escritura. Mucha suerte a todos. Os dejo el enlace a mi texto. Espero que os guste.

    https://www.facebook.com/100000977150300/posts/5197651323610721/

    Participo con mi testimonio: «María Luz Morales. Periodismo a fuego lento». Lo podéis leer en mi blog:https://librosdeulises.blogspot.com/2021/03/maria-luz-morales-periodismo-fuego-lento.html

    ¡Suerte a todos!

    Andrea Mateos
    Participante

    13 marzo, 2021 a las 11:33 pm #44783

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Título: "Cavernícola en las redes"

    Link: https://www.instagram.com/p/CMX8AqaDy2O/

    13 marzo, 2021 a las 11:39 pm #44784

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    ¡Hola! Participo con el relato que he publicado en mi cuenta de instagram @librosdeelisa. Dejo aquí el enlace a la publicación tal y como dicen las bases: https://www.instagram.com/p/CMX7RdlFssh/?igshid=1siaeh467ypxc

    Además, lo dejo también aquí publicado para evitar cualquier problema técnico que pueda surgir:

    Mi madre quiso acudir al programa y narrar su testimonio porque el silencio la ahogaba. «Yo no sé hablar, hija, yo no sé hablar» me repetía nerviosa varias veces al día antes de ese 4 de diciembre de 1997. Lo repitió también ese mismo 4 de diciembre. «Yo no sé hablar, Irma, yo no sé hablar». Pero claro que sabía.
    Aquel 4 de diciembre la acompañé a plató. Ella quería que yo estuviese a su lado mientras narraba su testimonio. No quería sentirse sola. «Hija, necesito que estés cerca de mí mientras hablo». Hablar, decir, contar. Mi madre quería hablar sobre todo aquello que nunca pudo hablar con nadie. Mi madre necesitaba que los hechos que atormentaron su vida durante cuarenta años se precipitaran desde su memoria hacia afuera y que otras personas sostuvieran junto a ella, aunque tan solo fuera por unos minutos, la carga tan pesada que le doblaba la espalda.
    De aquel día en plató, además de la voz de mi madre, recuerdo cómo me ardían las manos, el pecho y los ojos, sobre todo los ojos. Cada poco se me inundaban, pero se tragaban sus propias lágrimas tal y como los ojos de mi madre les habían enseñado.
    Y es que mi madre lloró sin lágrimas cuarenta años, yo pude verlo cada día. Lloraba con las manos temblorosas cada vez que retiraba a mi padre el vaso de la mesa, lloraba con los labios cada vez que le preguntaba con miedo si podía salir a comprar unas medicinas, lloraba con todo el cuerpo cada vez que mi padre la forzaba en la cama. Pero aquel día, en plató, mi madre no lloró. Su voz valiente sostuvo su historia de maltrato durante los treinta minutos en los que la narró desde Andalucía para toda España. Contó con todo el detalle que le fue posible las palizas que su exmarido le propinaba, las humillaciones, el martirio que vivió cada día al lado del monstruo abominable que era mi padre.
    De aquel día en plató, además de la voz de mamá y del ardor, recuerdo la admiración. «Si yo fuera ella» pensaba mientras la observaba «¿Si yo fuera ella me atrevería a desnudar mi sufrimiento ante tantas personas?». Creo que no.
    Pero mi madre sí se atrevió, y con su acto pionero acompañó a tantas otras mujeres que sufrían la misma pesadilla que ella sufría, acompañó a los hijos y a las hijas que sufrían el dolor de sus madres, acompañó también al recuerdo de tantas otras mujeres que no podían ya escuchar a mi madre, porque ya no estaban.
    Mi madre sí se atrevió, y con su testimonio las mentalidades de muchas personas pudieron transformarse. La violencia que ella y tantas otras sufrían dejó de ser algo privado, secreto, vergonzante que hubiera que silenciar y esconder. La violencia hacia las mujeres pasó a ocupar un lugar fundamental en el orden político. Se estudiaron las causas de esta violencia, se modificaron leyes, se concienció a la población.
    Cuando Irma despidió a mi madre, ella todavía pudo sonreír. Tenía esperanza y planes de futuro. Las cosas, confiaba, podían empezar a salir bien. Aún le quedaban años de vida para empezar a disfrutar. Ese 4 de diciembre aún le quedaban fuerzas, ilusiones, sueños por cumplir.
    Trece días después, ya no.
    El 18 de diciembre de 1997 Ideal informa en portada sobre el asesinato de mi madre a manos de su exmarido. Mi ardor en las manos, en el pecho y en los ojos se transforma desde entonces en el hondo dolor con el que la recuerdo.
    Yo perdí a mi madre aquel 17 de diciembre, pero me gustaría creer que su asesinato nos hizo ganar conciencia como país, que nos hizo comenzar a repudiar la violencia contra las mujeres.
    Nos arrebataron a Ana Orantes aquel 17 de diciembre. Que su testimonio no sea nunca olvidado.

    Gracias y mucha suerte a los y las participantes,

    Elisa.

    13 marzo, 2021 a las 11:49 pm #44785

    ¡Hola! Participo en el concurso con un relato publicado en mi cuenta de instagram @librosdeelisa. El enlace de la publicación donde se puede leer el relato es: https://www.instagram.com/p/CMX7RdlFssh/?igshid=jtco07v812v3

    Dejo aquí también el relato por si hubuera cualquier problema técnico:

    Mi madre quiso acudir al programa y narrar su testimonio porque el silencio la ahogaba. «Yo no sé hablar, hija, yo no sé hablar» me repetía nerviosa varias veces al día antes de ese 4 de diciembre de 1997. Lo repitió también ese mismo 4 de diciembre. «Yo no sé hablar, Irma, yo no sé hablar». Pero claro que sabía.
    Aquel 4 de diciembre la acompañé a plató. Ella quería que yo estuviese a su lado mientras narraba su testimonio. No quería sentirse sola. «Hija, necesito que estés cerca de mí mientras hablo». Hablar, decir, contar. Mi madre quería hablar sobre todo aquello que nunca pudo hablar con nadie. Mi madre necesitaba que los hechos que atormentaron su vida durante cuarenta años se precipitaran desde su memoria hacia afuera y que otras personas sostuvieran junto a ella, aunque tan solo fuera por unos minutos, la carga tan pesada que le doblaba la espalda.
    De aquel día en plató, además de la voz de mi madre, recuerdo cómo me ardían las manos, el pecho y los ojos, sobre todo los ojos. Cada poco se me inundaban, pero se tragaban sus propias lágrimas tal y como los ojos de mi madre les habían enseñado.
    Y es que mi madre lloró sin lágrimas cuarenta años, yo pude verlo cada día. Lloraba con las manos temblorosas cada vez que retiraba a mi padre el vaso de la mesa, lloraba con los labios cada vez que le preguntaba con miedo si podía salir a comprar unas medicinas, lloraba con todo el cuerpo cada vez que mi padre la forzaba en la cama. Pero aquel día, en plató, mi madre no lloró. Su voz valiente sostuvo su historia de maltrato durante los treinta minutos en los que la narró desde Andalucía para toda España. Contó con todo el detalle que le fue posible las palizas que su exmarido le propinaba, las humillaciones, el martirio que vivió cada día al lado del monstruo abominable que era mi padre.
    De aquel día en plató, además de la voz de mamá y del ardor, recuerdo la admiración. «Si yo fuera ella» pensaba mientras la observaba «¿Si yo fuera ella me atrevería a desnudar mi sufrimiento ante tantas personas?». Creo que no.
    Pero mi madre sí se atrevió, y con su acto pionero acompañó a tantas otras mujeres que sufrían la misma pesadilla que ella sufría, acompañó a los hijos y a las hijas que sufrían el dolor de sus madres, acompañó también al recuerdo de tantas otras mujeres que no podían ya escuchar a mi madre, porque ya no estaban.
    Mi madre sí se atrevió, y con su testimonio las mentalidades de muchas personas pudieron transformarse. La violencia que ella y tantas otras sufrían dejó de ser algo privado, secreto, vergonzante que hubiera que silenciar y esconder. La violencia hacia las mujeres pasó a ocupar un lugar fundamental en el orden político. Se estudiaron las causas de esta violencia, se modificaron leyes, se concienció a la población.
    Cuando Irma despidió a mi madre, ella todavía pudo sonreír. Tenía esperanza y planes de futuro. Las cosas, confiaba, podían empezar a salir bien. Aún le quedaban años de vida para empezar a disfrutar. Ese 4 de diciembre aún le quedaban fuerzas, ilusiones, sueños por cumplir.
    Trece días después, ya no.
    El 18 de diciembre de 1997 Ideal informa en portada sobre el asesinato de mi madre a manos de su exmarido. Mi ardor en las manos, en el pecho y en los ojos se transforma desde entonces en el hondo dolor con el que la recuerdo.
    Yo perdí a mi madre aquel 17 de diciembre, pero me gustaría creer que su asesinato nos hizo ganar conciencia como país, que nos hizo comenzar a repudiar la violencia contra las mujeres.
    Nos arrebataron a Ana Orantes aquel 17 de diciembre. Que su testimonio no sea nunca olvidado.

    Muchas gracias y suerte a los y las participnates,

    Elisa

    14 marzo, 2021 a las 12:04 am #44786

    Buenas noches:

    Espero que os guste mi relato.

    https://www.facebook.com/marialuisa.borrallomiranda/posts/3950698724952929

     

    14 marzo, 2021 a las 12:07 am #44787

    Buenas noches:

    Espero que os guste mi segundo relato también.

    https://www.facebook.com/marialuisa.borrallomiranda/posts/3950700874952714

     

     

    Silvia Docón Esteban
    Participante

    14 marzo, 2021 a las 12:09 am #44788

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Hola! En esta ocasión participo con un microrrelato. Espero que os guste. Mucha suerte a todos los participantes. https://relatosesteban.wixsite.com/relatos/post/cuenta-la-leyenda

    14 marzo, 2021 a las 1:15 am #44791

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Hola, gracias por todo, aquí dejo el enlace:

    https://www.facebook.com/felix.capitantan

    Dejo aquí el relato, porque la última vez facebook, me la jugó , o yo no lo hice  bien. ¡UN AFECTUOSO SALUDO!

    Relato: SOBRE MUJERES PIONERAS.

    TÍTULO: SOLAS ANTE EL PELIGRO.

    AUTOR: Félix Jiménez Fernández.

    Aquel día, la carga era escasa y terminamos temprano. Al día siguiente volveríamos a llevar los paquetes de alimentos y productos básicos, a la sede que nuestra organización tenía en un barrio de Madrid. Mi compañero y yo, nos encontrábamos cerrando las puertas del furgón, cuando vi a aquella niña, que desde la “cola” que había formada para recoger las bolsas solidarias, como hoy se denominan, no nos apartaba de su curiosa vista . Ésta, apoyaba la mano izquierda en su frente a modo de visera, para proteger su vista de los precoces rayos de sol. Cuando me disponía a subir al vehículo, se me ocurrió ofrecerle una chocolatina de las que en ocasiones llevo conmigo, y sin soltar la mano de quien supongo sería su madre, miró hacia arriba solicitando su aprobación, quien, con un leve movimiento de cabeza en sentido vertical, dio luz verde a la infantil petición de la pequeña. La posterior extensión de su brazo y manita abierta no se hizo esperar. Me llamaba la atención la cicatriz trazada sobre su ceja derecha, la cual, probablemente denotaba una personalidad inquieta. Me agradeció el humilde detalle con una inocente sonrisa, y al gesto de mi despedida, respondió de igual forma, agitando sus diminutas manos para describir un gracioso adiós en el aire.

    Transcurría el tiempo, y nuestra ONG crecía en crédito y en capacidad de acción. Con el transcurso de los años, había adquirido una clara imagen de proyección internacional.

    En cierta ocasión, tuve la suerte de ser elegido para representar a nuestra asociación en un importante evento, impulsado por una iniciativa coordinada de varias organizaciones no gubernamentales. Este se había concebido para efectuar un acto de reconocimiento, a aquellas mujeres que estaban comprometidas contra la discriminación de género, y que eran o habían sido pioneras en el mundo de la investigación, en áreas sociales y políticas, de la cultura, el deporte, etc.

    La ceremonia contaba con la representación de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en un escenario acorde a las circunstancias, que se había habilitado en la ciudad de Daca.

    A pesar de los casi tres decenios transcurridos, cuando nos presentaron se produjo una especie de destello en mi selectiva memoria, y acto seguido sospeché que podía ser ella al creer reconocer aquella cicatriz que tenía próxima a su ceja derecha,  que aunque casi desaparecida, dejaba ver una seña pequeña e inconfundible, entonces, decidí abordar directamente la cuestión:

    --No te lo vas a creer, pero creo que te conozco, ¿recuerdas…?-- le dije a Angie (pues ese era su nombre), y entonces le relaté aquella modesta anécdota, ocurrida muchos años atrás.

    --¡Ah!, sí, me acuerdo de la escena vagamente..., pero me acuerdo-- estas fueron las palabras que acompañaron al natural gesto de sorpresa y el despliegue de una amplía sonrisa –“el mundo es un pañuelo”-- parafraseó, mientras abría los ojos con asombro y colocaba su mano izquierda como anunciando una posterior explicación:

    --Lo que sí recuerdo bien es lo de la chocolatina-- contestó con una corta y cortés carcajada.

    --Eso no se te olvida-- contesté en tono ocurrente y de chiste fácil.

    Llegaba la hora del almuerzo, y a Angie, le faltó tiempo para invitarnos a su mesa a mi compañera y a mi. Ocupamos una de las mesas que estaban dispuestas para diez comensales, y comenzamos a charlar largo y tendido, pasando con creces el espacio de la sobremesa, Hablamos de los perversos y sempiternos problemas añadidos que la mujer emprendedora tiene a lo largo y ancho de su recorrido. Nos relató que en sus comienzos, una vez acabado los estudios universitarios que a duras penas pudieron sufragar sus padres, comenzó a trabajar en un hospital de Madrid, y puntualizó, como tuvo que soportar las ingratas experiencias de discriminación por cuestiones sexistas. Nos contó, como en una ocasión, le habían “pisado” un puesto relevante en la clínica, por el mismo motivo retrógrado y discriminatorio.

    Habló de la labor que desempeñaba en sus comienzos, colaborando sobre el terreno con las ONGs. Como había influido en ella la lectura del libro: “El Sueño de la Sultana”, de Rokheya Sakhawat, libro que marcó, años ha, el feminismo en Bangladesh. Del gran esfuerzo realizado para conseguir fondos con los que costear los primeros centros de salud, y ser pionera, en un sistema de apertura y puesta en marcha de algunas de estas clínicas, en pequeñas poblaciones de este país, que aunque modestas ejercían una labor vital. Posteriormente, conseguía inaugurar lo que ella consideraba su sueño estrella: Un hospital en la ciudad de Rangpur, el cual dirigía personalmente. Años después inauguraba la: Chandra kala Foundation, en homenaje a la sacrificada mujer agricultora. En todo este largo recorrido, no dejó de colaborar con asociaciones feministas, las cuales anteriormente, ya habían conseguido la creación del Ministerio de la Mujer en 1979. A este respecto nos comentó, que ahora deseaban y esperaban avanzar en el aumento del número de diputados que aún no superaba la sexta parte de los miembros del Sangsad. Todos estos hechos, se relataron por la noche en lo concerniente a ella, en los actos de reconocimiento,.

    Tras las posteriores presentaciones, a nivel oficial, a todos los asistentes y medios de comunicación de todas y de cada una de las protagonistas, que allí estaban citadas, comenzó la ceremonia, sin prisas, describiendo sus logros, y recreando estos, con el aire solemne que merece tal ocasión.

    Cuando le llegó el turno a Angie Rojas, y subió al estrado, pude ver a una mujer firme, humilde en el trato, y resuelta en el sendero de la vida. En ese camino, que por absurdas convenciones sociales, ellas, tienen que transitar con mayor dureza.

     

    14 marzo, 2021 a las 1:43 am #44793

    Buenas noches,

    A continuación dejo el enlace de mi historia.

    https://twitter.com/pitusilvia15/status/1370882782042456064/photo/1

    Un saludo

    14 marzo, 2021 a las 1:49 am #44794

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas noches.

    Mª Elena Moreno de Nicolás.

    Aquí está mi relato.

    https://www.facebook.com/helena.denicolas

    VIVIAN MAIER ( 1/02/1926 - 21/04/2009)
    ¿ Cuándo morí, dices ?
    2009. Entonces acaricié el nuevo siglo, o casi le di un zarpazo. No está mal para una anciana enjuta de porte tan aristocrático como desaliñado: grandes zancadas, cabello corto gris, ojos humeantes y ropas holgadas. Siempre fui pobre. Por eso creí en mi inmortalidad.
    Acabé mis días en un suburbio de Illinois, comiendo carne de lata en el parque, y recordando el francés materno, mi primera escuela de vida.
    No volví a ver a mi familia, mi mundo eran mis trastos y yo.
    Lo guardaba todo: cupones, horquillas, gafas, sombreros de fieltro, cheques, periódicos, y negativos. Muchos tubos con carretes de películas. Los niños siempre intentaban zafarse de mi vista y jugar con los interiores de los tubos "medicinales", yo les reprendía diciéndoles que las medicinas no se podían tocar. Pero cuanto más se lo prohibía, tanto más seguían zambullendo sus manitas en el interior de mis baúles. El sonido de aquel revoltijo batido una y mil veces me crispaba los nervios. Aquel clic metálico sacaba la mayor cilindrada de mi carácter. Sus diminutos dedos palpando los negativos y comprobando su flexibilidad con tanta inocencia como desenfado perturbaban mi ánimo ya bastante quebradizo, parecido a mi padre de ascendencia austro-húngara.
    Tuve que sellar mis maletas con cuerdas. Bunkerizar mis pertenencias. Proteger mi vida.
    Fui cuidadora de niños durante más de cinco décadas. Combinaba la crianza con las labores de doncella o ama de llaves. El trabajo incluía todas las asignaciones domésticas: limpiar, cocinar, hacer recados.
    Distintas familias, diversas casas, siempre el mismo hogar: yo misma y mis cachivaches.
    ¿Fui feliz? Tuve la vida que siempre busqué en la precariedad del momento.
    Un techo, comida, ocupaciones. Y disparos. Cientos de miles. Si narrar es matar, Nueva York o Chicago murieron a mis pies. Bajo mi enfoque.
    No tengo recuerdos, sólo hay imágenes impresas. Concretas. Tangibles. Y aun así poseen el misterio de lo humano. La radiografía del ser. Lo bello y lo monstruoso. La mayoría de las veces en ósmosis. Sí, yo quise a la vida.
    Y sólo la vida me retrató a mí. Casi ninguna familia cedía dos habitaciones para su “nanny”.
    Necesitaba mi cuarto y más aún, una estancia clausurada para el revelado. En aquella oscuridad morbosa, la mentora de sus hijos no podía dar imprimación por medio de químicos a las realidades cotidianas de amantes, negros a pie de obra, artistas circenses, o ricachonas displicentes envueltas en estolas de visón pisando el asfalto como la vanagloria aplasta la miseria.
    Sólo querían retratos de sus celebraciones, los bautizos o los críos de comunión. Momentos de orgullo que consagraban la felicidad suburbial de plano medio.
    Abandoné un trabajo de varios centavos la hora cuando volví a América. Estuve como tantos otros inmigrantes europeos en trabajos clandestinos y agotadores salpicados por unos centavos por jornada en pugna abierta por la subsistencia.
    Hasta que pude encontrar acomodo con padres solteros y pluriempleados, o familias que trabajaban en la ciudad y volvían a casa el viernes por la tarde en el tren de las 17:00 horas.
    Mi ascendencia francesa dotaba de cierto exotismo el núcleo doméstico de la familia estadounidense.
    Yo cuidaba a sus vástagos, protegía a su descendencia. Aquellos infantes eran mi cometido. Les encaminaba en su etapa inicial. A escondidas de sus padres, les hacía desfilar con puntualidad prusiana por los barrios deprimidos, los mataderos de extrarradio, o los pasadizos con olor a borrachera y orines. Aquéllos márgenes de la grotesca sociedad que los padres querían ocultar a sus hijos. Vana promesa de esquivar a los desheredados y maleantes en la Norteamérica que dejó caer su careta del "American way of life" con Vietnam, la contracultura o la destitución de Nixon.
    ¿ Amor ? Siempre lo mismo. La obsesión por conseguir un enamorado. Noviazgo. Encuentro sexual. Mis propios hijos. No, no lo eché de menos.

    He llegado a zurrar a algún que otro preadolescente cuando faltaba el respeto a su hermana, o a su prima. Y a las niñas las enseñé a tener su propia voz, despojándolas de aquel corsé invisible del sometimiento al varón. Yo sacaba a los críos a jugar con el perro en el jardín, a subirse a los árboles, a revolcarse por el césped y a arramblar con todos los caramelos de la tienda del Señor Grandy. Sin distinción. Las madres me reprendían severamente por dejar a sus hijas asilvestradas volviendo con las costuras enfangadas de cualquier picnic campestre o que comieran con tanta voracidad como los niños, desfigurando su silueta desde pequeñas, frustrando sus posibilidades como apetecibles casaderas.
    Incluso llegué a tumbar a un hombre que intentaba socorrerme de la captura de un plano imposible desde lo alto de un puente. Creí que pretendía agredirme. Siempre me he puesto en guardia ante la presencia de un hombre. Por mi corpulencia de 1,80 centímetros creía que podía librarme … No pudo ser. Ahí perdí mi voz. No me atrevo ni a verbalizarlo. Nunca se lo conté a nadie. Varios brazos sobre mi cuerpo, manoseando mi interior, las risas estentóreas.
    El Horror hecho carne y vergüenza.
    Las cuerdas no son suficientes. Candados, los cierres de las cajas los refuerzo con cinta aislante. Tantas vueltas como hagan falta, para que alejen sus zarpas de mis carretes y archivos.
    “Posa para mí” le digo a un bienandante, o al quiosquero de la esquina. Se sorprenden que una mujer con cámara fotográfica colgada al cuello les demande una postura, un ademán. Mi rolleiflex es mi única joya. Y como adorno pasa desapercibido. Sea la Provenza con olor a lavanda, el escaparate de una boutique de la 5ª Avenida, o el contenido de una papelera callejera. Un funeral, una premiere de cine, un desfile de veteranos, una tarde de rutinaria vecindad. Una risa, un llanto, un enfado o un ensimismamiento. Un instante. Un disparo. La eternidad.
    Mi vida.
    ¿ Me tengo que ir ?
    Pues claro.
    ¿ Puede ser de otra manera ?

     

     

    Stefan Aguilera
    Participante

    14 marzo, 2021 a las 2:52 am #44795

    Zenda el 2 de marzo, 2021 a las 12:31

    Escribe la historia de una mujer pionera y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 14 de marzo. Escribe una historia de una pionera y participa en el nuevo concurso literario de Zenda. Cuenta una historia de una mujer pionera, de cualquier tiempo y de cualquier lugar, real o ficticia, y celebra el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, en un año en que conmemoramos el centenario de Emilia Pardo Bazán, una gran escritora, abanderada de los derechos de las mujeres.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet una historia, real o ficticia, en la que aparezca una mujer pionera. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 2 de marzo de 2021 al domingo 14 de marzo de 2021 a las 23:59. El miércoles 17 de marzo publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 19 de marzo de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdePioneras en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    ¡Buenas! Dejo el link a mi relato para el concurso:

    https://versosdeungusano.home.blog/2021/03/13/chaika/

    ¡Saludos!

Debes estar registrado para responder a este debate.