• Aina M. Eslava
    Participante

    15 octubre, 2020 a las 6:21 pm #39933

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    (Por una confusión informática he publicado 2 respuestas con la misma participación, ruego que sólo tengan en cuenta una respuesta. ¡Gracias!)

    Buenas tardes,

    Aquí dejo el enlace de mi instagram (aimi_es) con el texto con el que quiero participar en el concruso de #historiasrurales:

    https://www.instagram.com/p/CGXs-eSl2_Y/?igshid=qzy2rsovjyjh

    Como en la publicación el texto queda cortado, lo copio aquí para mayor facilidad a la hora de leerlo:

     

    Miseria

    –  El macho no puede quedarse ya más en la casa.

    Esa fue la sentencia del padre. Y Matías, en su inocente pequeñez de 9 años, supo que algo malo iba a ocurrir.

    Así se lo confirmaron sus pies un rato más tarde cuando se encontró tirando del pobre Jerable con una cuerda, sierra arriba. La orden de su padre había sido clara: tenía que subir al cerro con el macho y atarle las patas a un árbol para que no pudiera volver. Pobre Jerable, pensó Matías, era tan majo... Con lo que le encantaba montar sobre su lomo y dominar los campos sembrados de trigo... Envidiaba su fuerza y cómo era capaz de tirar del arado con un brinco; él apenas conseguía levantarlo del suelo.

    Los cascos del animal enfilando la risca de piedras repiqueteaban detrás de sus menudas orejas como un martillo. Estaba seguro de que ese caminar retumbaría de nuevo en sus sueños.

    Cuando le pareció que ya habían andado bastante se paró y lo dejó pastar un rato. Jerable no comió apenas nada. Matías cayó en la cuenta de que ya no le quedaba casi ningún diente y de que últimamente era su madre la que le daba alguna papilla de vez en cuando para alimentarlo. La bondad le hizo tragar saliva. Al menos, no había necesidad de atarlo, pensó. El pobre así sería libre y feliz las últimas horas de su vida.

    Matías volvió hasta su casa corriendo y se sintió más mayor.

    A la mañana siguiente, el bramido de la voz de su padre lo despertó. Saltó descalzo a la calle y el viejo Jerable lo saludó con sus orejas picudas y sus ojos tiernos. Matías no pudo evitar sentir mucho alivio; hasta que su padre cogió la alpargata.

    – ¡Pero bueno! ¿No te dije que lo dejaras atado en el cerro? Anda, ¡arrea! y como vuelva a venir te vas a enterar.

    Y vuelta otra vez para arriba, por ese camino que ya no podía conocer mejor. Al pisar el mismo prado que el día anterior, con Jerable fiel a su espalda, Matías estaba enfadado, con un resentimiento que le era difícil de explicar. Pero pensó en su padre y en la alpargata e hizo de tripas corazón. Le dio unas palmadas en el cuello y le pidió disculpas sin mover los labios. Vio que sus ojos no le guardaban ningún rencor.

    Mientras Matías, aguantándose unas pocas lágrimas, faenaba en el cerro haciendo un buen nudo en la cuerda, su padre se agarraba la boina, cabizbajo, en el establo vacío.

    La lástima y la misericordia podían resultar también cosas muy caras, sobre todo si tenías que elegir entre alimentar a tus cuatro hijos pequeños y a tu mujer o dar cobijo a un animal moribundo que te había servido bien durante muchos años. Si Jerable se moría en casa habrían tenido que pagar a alguien para que los ayudase a sacarlo de ahí y se lo llevara. La escasez era tal, que no podían permitirse semejante dispendio.

    Esa noche, a Matías le rugió con fuerza el estómago cuando su madre le puso el plato de sopa de cebolla enfrente. Se acordó de Jerable. El caldo le supo a pena, pero al menos estaba caliente.

    15 octubre, 2020 a las 6:28 pm #39935

    Coral Gutiérrez el 7 de octubre, 2020 a las 19:37

    Hola.

    Os dejo el enlace de mi relato con el que participo en este concurso. "Donde nunca ocurre nada", ubicado en mi blog: https://coralgutierrez.blog/

    ¡Saludos y suerte!

    Perdonen. No sé qué confusión hay aquí, pero se mezcla el relato de dos participantes en el mismo perfil. No sé cómo borrarlo para volver a insertarlo en otro sitio.

    Estos dos son mis enlaces, los relatos de Alfredo García Gregorio. Gracias.

     

    https://www.facebook.com/photo?fbid=3378103522271589&set=a.463241713757799

    https://www.facebook.com/photo?fbid=3378122188936389&set=a.463241713757799

    Aina M. Eslava
    Participante

    15 octubre, 2020 a las 6:31 pm #39936

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    Buenas tardes,

    Adjunto aquí el link a la cuenta de instagram (aimi_es) donde está publicado el texto con el que quiero participar en el concurso de #historiasrurales:

    https://www.instagram.com/p/CGXs-eSl2_Y/?igshid=qzy2rsovjyjh

    Como en la publicación el texto aparece cortado en comentarios de instagram, lo copio aquí para facilitar la lectura:

     

    Miseria

    –  El macho no puede quedarse ya más en la casa.

    Esa fue la sentencia del padre. Y Matías, en su inocente pequeñez de 9 años, supo que algo malo iba a ocurrir.

    Así se lo confirmaron sus pies un rato más tarde cuando se encontró tirando del pobre Jerable con una cuerda, sierra arriba. La orden de su padre había sido clara: tenía que subir al cerro con el macho y atarle las patas a un árbol para que no pudiera volver. Pobre Jerable, pensó Matías, era tan majo... Con lo que le encantaba montar sobre su lomo y dominar los campos sembrados de trigo... Envidiaba su fuerza y cómo era capaz de tirar del arado con un brinco; él apenas conseguía levantarlo del suelo.

    Los cascos del animal enfilando la risca de piedras repiqueteaban detrás de sus menudas orejas como un martillo. Estaba seguro de que ese caminar retumbaría de nuevo en sus sueños.

    Cuando le pareció que ya habían andado bastante se paró y lo dejó pastar un rato. Jerable no comió apenas nada. Matías cayó en la cuenta de que ya no le quedaba casi ningún diente y de que últimamente era su madre la que le daba alguna papilla de vez en cuando para alimentarlo. La bondad le hizo tragar saliva. Al menos, no había necesidad de atarlo, pensó. El pobre así sería libre y feliz las últimas horas de su vida.

    Matías volvió hasta su casa corriendo y se sintió más mayor.

    A la mañana siguiente, el bramido de la voz de su padre lo despertó. Saltó descalzo a la calle y el viejo Jerable lo saludó con sus orejas picudas y sus ojos tiernos. Matías no pudo evitar sentir mucho alivio; hasta que su padre cogió la alpargata.

    – ¡Pero bueno! ¿No te dije que lo dejaras atado en el cerro? Anda, ¡arrea! y como vuelva a venir te vas a enterar.

    Y vuelta otra vez para arriba, por ese camino que ya no podía conocer mejor. Al pisar el mismo prado que el día anterior, con Jerable fiel a su espalda, Matías estaba enfadado, con un resentimiento que le era difícil de explicar. Pero pensó en su padre y en la alpargata e hizo de tripas corazón. Le dio unas palmadas en el cuello y le pidió disculpas sin mover los labios. Vio que sus ojos no le guardaban ningún rencor.

    Mientras Matías, aguantándose unas pocas lágrimas, faenaba en el cerro haciendo un buen nudo en la cuerda, su padre se agarraba la boina, cabizbajo, en el establo vacío.

    La lástima y la misericordia podían resultar también cosas muy caras, sobre todo si tenías que elegir entre alimentar a tus cuatro hijos pequeños y a tu mujer o dar cobijo a un animal moribundo que te había servido bien durante muchos años. Si Jerable se moría en casa habrían tenido que pagar a alguien para que los ayudase a sacarlo de ahí y se lo llevara. La escasez era tal, que no podían permitirse semejante dispendio.

    Esa noche, a Matías le rugió con fuerza el estómago cuando su madre le puso el plato de sopa de cebolla enfrente. Se acordó de Jerable. El caldo le supo a pena, pero al menos estaba caliente.

    Blanca Arteaga
    Participante

    15 octubre, 2020 a las 6:34 pm #39938

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    He publicado mi relato en mi blog:

    https://auladeblanca.blogspot.com/2020/10/saturnina-y-sus-recuerdos-del-valle.html

    Espero que les guste.

    Mucha suerte a todos.

    Un saludo,

    Blanca

    Luis Romero Vazquez
    Participante

    15 octubre, 2020 a las 6:41 pm #39940

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    Buenas tardes aqui mando mis dos relatos para participar en el concurso

    https://www.facebook.com/luis.romerovazquez

    LA SOSTENIBILIDAD, UNA OPCIÓN SOLIDARIA CON EL PRESENTE Y EL FUTURO
    Nos situamos a principio de siglo pasado, en plena Sierra de Huelva, cuando todos los campos que vamos a visitar estaban llenos de vida humana, aún no había llegado la revolución industrial y la población se acomodaba en los caseríos de las fincas de explotación familiar (Minifundios) o en los pequeños núcleos urbanos que se creaban en zonas estratégicas de las grandes fincas (Latifundios). Son los pueblos y aldeas de la Sierra.
    El dinero no era protagonista en las transacciones comerciales, este era un bien escaso, en cambio las especies eran responsables de las subidas y bajadas de la bolsa. Una bolsa que por aquel entonces era de tela, le llamaban talega y servía para meter todo lo necesario para pasar una semana o quincena. Esto lo llamaban costo.
    Nosotros vamos a empezar ahora este camino, lo vamos hacer de la mano del recovero, un personaje fundamental para poder entender una forma de vida basada en la autogestión y el respeto por el medio donde se desarrolla.
    La vida en los cortijos de estas fincas estaba llena de emociones, cada día había que realizar tareas relacionadas con el ganado, la huerta y la siembra. Vivían por y para la naturaleza, de ella tomaban la vida y con ella compartían ilusiones y proyectos.
    El recovero era un personaje, que acompañado de su burro, iba pasando cada quince días por todos los cortijos para dejar productos que no se podían obtener de la tierra que trabajaban (azúcar, café, cerillas, carburo, tabaco, salazones etc.). A cambio recogía todos los excedentes de producción (huevos, quesos, pollos, pavos, hortalizas, grano etc.). Haremos una mención especial al carburo, gracias a él y los candiles de aceite, tenían luz en las casas. Las piedras de carburo se ponían en un depósito del foco donde iba cayendo agua con un goteo, que podías regular y conseguir que saliese más o menos gas por la boquilla, una vez encendida, te daba una luz limpia y clara.
    El recovero fue un eslabón muy importante en el desarrollo de la historia y la sociedad de la época, pues además de las funciones antes mencionadas, hacía de nexo de unión de los núcleos campesinos con las poblaciones rurales, siendo su único medio de comunicación hablado y escrito. En su ruta siempre encontraba un cortijo donde pasar la noche y narrar a luz del fuego todas y cada una de las novedades que iban sucediendo en los pueblos cercanos y las que llegaban a estos desde ciudades más lejanas.
    Ahora, en pleno siglo XXI las instituciones se preocupan mucho de la protección de la naturaleza y escuchamos términos como ecología, sostenibilidad, biodiversidad, desarrollo sostenible y un sinfín de vocablos que debemos tener en cuenta si queremos salvar el planeta. ¿Pero qué significa todo esto?¿Dónde empieza y acaba nuestra labor?
    La sostenibilidad es un camino que hay que descubrir en cada contexto, un camino complicado en el que hay que desandar mucho de lo andado, en el que hay que cambiar los paradigmas de la ciencia, en el que hay que revisar que es el progreso o qué es el desarrollo. Un viaje que por no haberse hecho antes, no tiene mapas, no tiene recetas.
    Una mirada…………………..Una sonrisa
    Luis Romero

    CAMINANDO CON LA HISTORIA DE REATA.

    “Cada mañana escuchaba el gallo en su viejo catre anidado por un colchón de lana. Día tras día se dirigía antes que nada  a la chimenea, montaba la candela y le daba fuego. El puchero del café quedaba al olor, ya podía marchar tranquilo a preparar las bestias. Tenía dos mulas castañas, un muleto zaino y dos burras cenizas. No le gustaba aquella corralá, sólo las dejaba allí cuando tenía que salir de temprano. Las mulas eran muy recias, pero las burras no soportaban bien el frio y la humedad. Cada una, con su morral acoplado  en la cabeza, daba cuenta de un buen  puñado de cebada para poder afrontar el día con garantía.”

    La historia de la Sierra de Huelva se ha ido construyendo a través de las vivencias de unos personajes que han ido tejiendo una estructura social  en base a la solidaridad, el intercambio, el compromiso y el respeto a todo lo que les rodeaba. Esa es la herencia que ahora podemos disfrutar todos y esa es la tan nombrada sostenibilidad que ellos nunca supieron nombrar pero que si la pudieron desarrollar.

    El arriero fue uno de estos personajes. Encargado de transportar todo tipo de materiales y enseres por los quebrados senderos de nuestra orografía, realizaba a su vez una labor de enlace y correo para los habitantes de esta zona. Mediador de intercambios, conductor de experiencias para el fomento de un desarrollo rural, que ahora, al cabo del tiempo, nos hemos visto obligados a darle forma en oficinas, ordenadores y papeles .Portador de vivencias propias y ajenas que más tarde serian la fuente que alimentaria a la identidad de los  pueblos como Cortelazor, Los Marines, Galaroza, Jabugo, Cortegana y la ruta que nos lleva hasta la frontera, Aroche y Rosal de la Frontera.

    Estos personajes fueron  auténticos embajadores de una forma de vida ligada a la tierra que fue el argumento para enlazar con otros pueblos regiones e incluso países.

    Ellos crearon sus propias rutas como la que hacían los encargados de traer el grano de Extremadura, molerlo en los molinos harineros de la sierra, para después continuar hacia la costa, descargar y hacer el retorno con pescados y salazones hacia Extremadura y todas las zonas de interior por las que pasaban. Esto eran los arrieros de largo recorrido, también estaban los que se movían en distancias más cortas, e incluso los que no salían de su municipio, digamos que los arrieros construyeron una red de transporte y comunicación básica gracias a la cual ahora podemos disfrutar de un legado histórico que le da identidad a nuestra tierra.

    Una mirada………………..una sonrisa

    Luis Romero

    15 octubre, 2020 a las 6:42 pm #39941

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    Participo en el concurso de #microrelatos #HistoriasRurales de @zendalibros

    Se trata de una dura historia real, de otro tiempo menos lejano de lo que parece.

    Espero que os guste:

    https://link.medium.com/Fwl9fDnOz5

    También publicada en twitter:

    https://twitter.com/SergioGuti68/status/1316780449616797696?s=20

    Suerte para todos.

    Muchas gracias.

    Blanca Arteaga
    Participante

    15 octubre, 2020 a las 6:59 pm #39946

    15 octubre, 2020 a las 8:17 pm #39949

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

     

     

    15 octubre, 2020 a las 8:24 pm #39950

    #historiasrurales

    Buenas tardes.

    Participo con Cartas desde Lisboa en el concurso:

    http://platonenmismanos.blogspot.com/2020/10/cartas-desde-lisboa.html

    Suertísima!!!

    Tina Diez Hoyal
    Participante

    15 octubre, 2020 a las 8:34 pm #39951

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    Hola Zendauros!

    Aquí mi historia para el concurso #historiasrurales

    https://www.instagram.com/p/CGXN_puh7Ze/?igshid=1fed2sm941ddc
    El reloj del tío Casio

    Vaya lío! Lo he metido dos veces!. No sé como borrarlo.

    Tina Diez Hoyal
    Participante

    15 octubre, 2020 a las 8:37 pm #39952

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    El reloj del tío Casio

    https://www.instagram.com/p/CGXN_puh7Ze/?igshid=1fed2sm941ddc

    Pedro Serrano Orenes
    Participante

    15 octubre, 2020 a las 11:08 pm #39954

    Buenas noches, me presento al concurso con este relato.

    https://pedro-unfolioenblanco.blogspot.com/2020/10/dios-esta-en-la-mirada-de-los-galgos.html

    ¡Mucha suerte a todos!

    Pedro Pablo Benavides
    Participante

    16 octubre, 2020 a las 12:05 am #39956

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    Va el enlace con mi historia: https://www.facebook.com/pedropablo.benavides/posts/4042854715729856

     

    Saludos a todos.

    Pedro Pablo Benavides
    Participante

    16 octubre, 2020 a las 12:06 am #39957

    https://www.facebook.com/pedropablo.benavides/posts/4042854715729856

    16 octubre, 2020 a las 12:25 am #39958

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    Hola aqui os dejo un breve cuento rural, ojala os guste

    https://www.blogger.com/blog/post/edit/preview/5329053835285533470/8800484045233268932

    Emilio Parra Luna
    Participante

    16 octubre, 2020 a las 12:30 am #39959

    Buenas noches, aquí dejo URL de mi segundo relato de historias rurales, Olvido.

     

    https://www.facebook.com/emilio.parra.315080/posts/681909075763754

     

    16 octubre, 2020 a las 4:28 am #39960

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    Hola aqui os envio una breve historia rural que espero os guste, gracias.

    https://chuchuwasi2018.blogspot.com/2020/10/museo-del-greco_15.html

    Cristina Pintor Ruano
    Participante

    16 octubre, 2020 a las 8:41 am #39963

    Buenos días,

    Gracias por esta preciosa iniciativa que nos ha hecho recordar tantas historias de nuestros pueblos .

    Os envío el enlace de la historia con la que quiero participar en el concurso:

    https://www.facebook.com/notes/historias-de-pueblo/el-rey-de-la-monta%C3%B1a/10159064492693901/?__tn__=HH-R

     

    Un saludo,

     

    Cristina

     

    JULIO CAYUELA HERMOSO
    Participante

    16 octubre, 2020 a las 8:58 am #39964

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    EN LA FALDAS DE NUESTRA SIERRA

    Era cosa reservada a mayores.

    Al llegar el otoño cuando el calor ya no apretaba, en las montañas Totaneras rodeados de pinos….

    ...El huertero Don Diego, la boticaria Doña Juana, el alfarero Don Juan, la mesonera Doña Tomasa, el maestro Yoyo, mi padre Don Ernesto  y siempre, siempre algunos esporádicos…

    Alrededor de unas brasas y buenos vinos locales, mi gemelo y yo con apenas 8 años,  pegamos la hebra para escuchar sabiduría…. nunca hizo falta que nos afearan lo de abrir el pico.

    Tanto creí empezar  a aprender,  que decidí alejarme.

    Alejarme para darme el tiempo de cometer los errores de los que ellos hablaban con infinita añoranza y acabar teniendo al menos un poquico de esa sapiencia, pero con mis propios ambages.

    Cuántos tropiezos me habría evitado si hubiera seguido escuchando, más cuántas grandes experiencias no habría vivido si no me hubiese marchado.

    Algunos,  por Desgracia muchos, ya no están. Ley de vida.

    Más con los que quedan, podría jurarlo, hoy converso mirándolos ojos y de igual a igual.

    #historiasrurales

     

     

     

     

     

     

     

    16 octubre, 2020 a las 9:29 am #39965

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    ¡Hola! Al no poder adjuntar el enlace de ninguna de las maneras, os dejo mi historia rural aquí.

    Julita lleva casi cuarenta años casada con un marido que bebe un vaso de vino por la mañana, dos al mediodía y a saber cuántos por la noche, pero que nunca falta a su cita con la cena que su mujer le prepara y que él devora sin apenas darse cuenta de qué está comiendo. Hay suerte si ese día cruzan diez palabras mientras ven el parte de la noche y lo que echen en la televisión después. Su única hija no sobrevivió a unas malas fiebres que padeció al tiempo de nacer y ella se disgustó tanto que el periodo se le borró del cuerpo. Todos los sábados desde entonces, visita el nicho donde están enterrados sus padres y guardadas las cenizas de hija. Solo faltó a su cita una vez que le operaron un brazo después de una mala caída, así que a la semana siguiente fue dos veces para compensar.

    Meli en realidad se llama María Melisa, pero no lo sabe casi nadie y tampoco se ha preocupado nunca de contárselo a la gente. Desde la ventana del cuarto de costura puede ver todo lo que pasa, que no suele ser mucho excepto las tardes entre semana en que los niños acuden a la escuela particular que su hija montó en el garaje años atrás. Su marido murió en la mar mucho tiempo antes, durante una mala tormenta lejos de España. Las olas nunca devolvieron su cuerpo y tuvieron que enterrar un ataúd lleno de ladrillos porque así tenía que hacerse, aunque a ella no le pareció del todo bien. El día que él murió, guardó todos los recuerdos de su marido en una caja y no la ha vuelto a abrir desde entonces ni tiene intención de hacerlo. Tampoco habla de él delante de nadie. No reza y cree lo justo en Dios para acudir a misa los domingos. No porque quiera, ella va por si acaso.

    Victoria ha cumplido los ochenta, aunque no lo celebró. Siempre dijo que celebrar estar más cerca de morir es de parvos. Vive en una casa de dos plantas de color violeta porque su hijo pequeño pensó que quedaría bien darle más alegría a la fachada gris cemento. A ella en realidad le daba igual, pero cuando le da el sol a la casa le da la sensación de que vive en dentro de un caramelo. Todos los días acerca a su yegua Rula al Casal, la casa del monte en la que creció y vivió hasta que se casó con Xosé cuando tenía dieciocho años. Allí el animal pasa el día tranquilamente comiendo lo que la tierra le da y ella se dedica a podar la hierba y a alimentar a sus animales. Ha criado tres hijos y se podría decir que también ha enseñado a vivir a sus nietos, a los que todavía cuenta historias de la Santa Compaña. Y jura que vio la figura de su marido frente a ella días antes de morir él. Ahora pasa el tiempo entre palleiros y gallinas; y discute cada dos por tres con cualquiera. No le importa, está mejor sola.

    Fina sabía que algo le pasaba una mañana que se levantó y no veía demasiado bien por un ojo. Tampoco se preocupó más de la cuenta y jamás le ha comentado nada a nadie. Si tiene que morir, pues se muere y ya está. Educó a sus hijos en la fe cristiana y se dedicó a trabajar en todo lo que se le ponía por delante, así que le ha bastado con su vida. Pero toda la aldea la conoce por las rosquillas que vendía en las romerías de toda la provincia de Pontevedra. Se casó y enviudó joven. Un día a su marido le dio un patatús mientras estaba en la finca y cayó fulminado al suelo. Nunca quiso decir a nadie qué le pasó y si le preguntan hace como si no recordara. A él lo incineraron y ella llevó las cenizas a la playa de Aguete, en la que aprendió a nadar de niña. A veces, cuando no tiene qué hacer, se acerca y charla con el mar, por si él estuviera escuchando.

    Maruxa tiene el mote de la Parrula porque por lo visto sus andares son parecidos a los de un pato. Aceptó hace tiempo que la aldea la llamaría así y mejor aceptarlo que pelear. Parece más mayor de lo que es y asumió su papel de esposa poco antes de colocarse el anillo de casada. Sabe que se ha ido convirtiendo en el ama de casa que estaba destinada a ser, pero en realidad siempre quiso recorrer mundo y dedicarse a ver lo que había fuera de Galicia. Conoció a Suso en Viernes Santo y pronto se quedó embarazada del primer hijo. Y cuesta abajo. Ahora tiene cuatro retoños colgando del brazo y apenas tiene tiempo para estar sola. A la fachada de su casa se le ven los ladrillos naranjas y las juntas de cemento, y parece que está sin terminar, aunque lleva con ese aspecto al menos cinco o seis años. Pero no le importa, porque el interior de su casa le parece precioso y ella se siente la reina de un castillo.

    A las cinco de la tarde en el lavadero, como cada domingo desde hace años. La llegada en tropel de las amas de casa es casi una procesión: en el día del Señor y con las obligaciones cristianas ya cumplidas. Algunas portan tinas repletas de ropas que los maridos han ensuciado con saña en la obra, la finca o arreglando el tractor al que se le había atascado algo en el motor. La que lleva la tina llena de sábanas será la más sufrida después, pues lavar y tender ropa de cama es la más ingrata de las labores del hogar fuera del hogar. La que llega más tarde de la hora se queda sin sitio y tiene que esperar. Y el tiempo nunca espera por nadie.

     

    ¡Suerte para todos!

Debes estar registrado para responder a este debate.