• 6 diciembre, 2019 a las 9:08 pm #30733

    Envío también un segundo relato titulado La defensora de la ambrosía:

    https://www.facebook.com/100539496671419/posts/2729213053804037/

    Un aplauso de antemano para todos los participantes.

     

    6 diciembre, 2019 a las 9:43 pm #30734

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Aquí les dejo mi aportación. Un saludo y gracias.

    https://zafarrayaenlasenda.blogspot.com/2019/12/lagunas-en-la-memoria.html

     

    María Dulce Kugler
    Participante

    6 diciembre, 2019 a las 10:05 pm #30735

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://calledelospalacios-dulce.blogspot.com/

    La diosa del río

    La diosa del río se bañaba mansamente en las nacientes, sentía la frescura del agua en la piel, y en las piernas y el vientre el suave aleteo de los pececillos que nadaban en todas direcciones. Si flotaba de espaldas, entreabría los ojos a un límpido cielo celeste que se extendía de horizonte a horizonte. Y por encima de todo, reinaba el sol.

    Sobre el ancho remanso reverberaban sus rayos creando una resplandeciente superficie que la encandilaba. Ella se dejaba embriagar de luz, amodorrada, y cuando la quietud de la siesta daba paso a la brisa de la tarde, espiaba la llegada de las sombras maravillándose cada vez como la primera, de la lenta transformación del paisaje, desde el brillo enceguecedor de mediodía hasta la oscuridad total de la noche.
    Así pasaba las horas la diosa, metida en el río y atenta a los trayectos de la luz como a la vida. Pero a veces salía del agua y sucedía algo extraordinario. Cuando chorreando toda ella pisaban sus pies descalzos el limo fértil de las orillas, iban brotando a su paso pastos y matas y vegetales, de modo que a medida que avanzaba, la lodosa ribera se transformaba en una pradera verde, mullida, que crecía a ojos vista buscando el cielo en hojas de las más diversas tonalidades y formas. Y si se tendía luego a descansar sobre el colchón de hierba, la oreja recostada en el suelo oía cómo en el barro las raíces se abrían camino cavando túneles cada vez más hondos hasta llegar –parecía- al centro de la Tierra. Debajo y alrededor de su cuerpo, los brotes se hacían plantas, las plantas, arbustos, los arbustos, árboles que no paraban de crecer y se entretejían unos con otros con lianas, helechos y enredaderas.

    Meses, años de paseos azarosos junto al río y sus afluentes llevando y trayendo el deseo orgánico. Años, siglos de intensa labor vegetal de hierba en hierba, de árbol a árbol, en el aire, en el lomo de un coleóptero, en el polen volátil de las flores, en las manos generosas de la diosa. Siglos, milenios de multiplicación sin límites, de un esplendor verde habitado por millones de especies, para abundancia y gloria de la naturaleza, para felicidad de todos los seres vivos.

    Desde la poza donde nadaba, la diosa admiraba la creación, la selva que nacida de sus pisadas, al principio una mancha de verdor junto a la corriente, ahora se extendía no sólo a todo lo largo de las márgenes sino que con su densa y tupida magnitud había desplegado su dominio a lo ancho de casi un continente. Por encima de su cabeza, muy arriba, los árboles estiraban sus ramas de una orilla a la otra tejiendo una red vegetal que por momentos cubría el sol y de la que se lanzaban al vuelo aves rojas, amarillas, azules.

    Como hacía miles de años, seguía fascinándola el trayecto de las sombras. Y al murmullo del agua, con el correr del tiempo, se habían ido superponiendo, en una sinfonía colosal que solo ella entendía en sus más mínimas expresiones, el rumor de las hojas, el susurro de los insectos, el zumbido de moscos y abejorros, el batir de alas de mariposas y cotorras, el croar de las ranas, el canto de los pájaros, el gruñido de algún felino, el bramido asustado de los cervatos, el chillido de los monos...
    Nada en el prodigioso avance de la selva, lento y constante, obediente a leyes universales, o en la convivencia siempre tenaz pero armoniosa de las especies, podía presagiar lo que sucedió después.

    Esa mañana la diosa se despertó cansada, como si de repente los miles de años que tenía le pesaran en el cuerpo. No quiso bañarse pues temió que las corrientes de las que siempre habían gozado sus lozanos músculos oponiendo resistencia, hoy súbitamente se la llevaran arrastrándola lejos, hasta la desembocadura, hasta el océano. Entonces salió del agua y se sentó en la orilla. Desde una rama la observaba un loro de los que a menudo acudían a comer de su mano. Le tendió el brazo llamándolo pero el ave, atemorizada, en lugar de acercarse, alzó el vuelo en dirección opuesta. Paseó la mirada en torno y descubrió que algunos árboles se veían decaídos, como enfermos, y que a sus pies la tierra estaba seca. ¡Seca también estaba su piel, y arrugada! Se empinó para ver su reflejo en el río y descubrió a una viejísima mujer en la que no lograba reconocerse.
    - ¿Me estaré muriendo? -se preguntó por primera vez en su larga vida- Me creía inmortal pero parece que los astros han decidido otra cosa.
    Se tendió en la hierba a descansar. No tenía fuerzas para mover un dedo. Sentía una aspereza nueva y un olor agrio en el pasto. Si la oreja recostada en el suelo no hubiera estado sorda de fatiga, habría oído el rumor de las raicillas temerosas retrocediendo ante el avance de un poderoso enemigo sin nombre. Pero no podía más la diosa, estaba exhausta y pesaba la gravedad en sus huesos como si quisiera hundirla en la tierra. Se quedó profundamente dormida.

    Soñó que cada una de sus células se deshidrataba, perdía su humedad y se transformaba en una partícula de polvo. El líquido vital brotaba en forma de lágrimas a través de los poros de su piel hasta que toda ella no era más que un cúmulo de partículas de polvo que se volaban con el viento.
    Un ocelote que dormitaba en un árbol cercano, bajó a olfatear el cuerpo inmóvil y emitió un gruñido de preocupación. Llegó una hembra y se instaló a su lado. Ambos velaron con quietud de esfinge a la mujer agonizante.
    Aquella misma tarde, antes de que las sombras de la noche cubrieran con su manto la selva, murió la bella diosa del río. A la figura exangüe se acercaron los monos y lanzaron aullidos de dolor que conmovieron hasta las serpientes. Las cotorras y las guacamayas propagaron la noticia con su vehemencia natural de modo que al cabo de unos días no hubo nadie en toda la selva que no supiera de su muerte. Y a poco todos los seres manifestaron su duelo. Algunos peces se olvidaron de respirar y se ahogaron. Las pirañas infestaron los riachos para devorar sus cadáveres y los pequeños mamíferos se alejaron de sus orillas. Dejaron de buscar compañera los delfines rosados. Los nenúfares, las heliconias y las orquídeas se marchitaron de tristeza. Se secaron las lianas y muchos simios se aislaron. Se destiñeron los plumajes de los papagayos. Se desorientaron los yaguares y en los confines del bosque los árboles comenzaron a desfallecer. Sobre la creación verde empezó a caer una lluvia sucia, amarga, ácida, que perfora las hojas y mata las libélulas y los sapos...

    Desde aquel día, la gigantesca selva agoniza.

    Pero si una madrugada cualquiera algunos de nosotros, agazapados en la oscuridad de las frondas, llegáramos a la selva desde los cuatro puntos cardinales y nos abrazáramos cada uno a un árbol antes de que saliera el sol, si sintieran los troncos nuestra piel frotándose a su corteza y nuestras manos acariciándolos, brotarían nuevas ramas y se extenderían como melenas verdes entrelazándose en la altura para tejer un techo vegetal que nos protegería del sol ardiente. Y bajo nuestros pies, apenas perceptibles pero decididas, una red de raicillas poderosas echarían a correr en todas direcciones.

     

    Ruben Alba Ecequiel
    Participante

    6 diciembre, 2019 a las 10:32 pm #30736

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Ahí va mi historia:

    https://www.facebook.com/notes/ruben-alba-ecequiel/el-glaciar-del-aneto/10157183981701443/

    Ruben

    begoña riu moya
    Participante

    6 diciembre, 2019 a las 10:46 pm #30737

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Espero les guste: en mi blog "Pieceofnews" (véase también Arpegiosdelsur):

     

    https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=4430176106557714617#editor/target=post;postID=1397985879779736374

    begoña riu moya
    Participante

    6 diciembre, 2019 a las 10:48 pm #30738

    Espero les guste:

     

    https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=4430176106557714617#editor/target=post;postID=1397985879779736374

    6 diciembre, 2019 a las 10:52 pm #30739

    Saludos, deseo participar en el concuso #COP25 con el texto que aparece en esta dirección electrónica: https://www.facebook.com/stories/1384307695059115/UzpfSVNDOjEzODQzMDc4OTUwNTkwOTU=/

    Fabricio Terán

    Jose Javier
    Participante

    6 diciembre, 2019 a las 10:53 pm #30740

    Hola

    Se puede escribir un relato en forma de obra de teatro?

    Muchas Gracias

    6 diciembre, 2019 a las 11:06 pm #30741

    Estimadas y estimados señoras y señores de Zenda:

    Pese a que, vosotras y vosotros insistís en señalar que no es necesario pegar aquí los textos, con los que las y los participantes de los diferentes concursos compiten; he notado que, siempre hay concursantes que los incluyen en esta página. Se me ocurre que, más allá de un acto de rebeldía de dichas personas, pudiera estar ocurriendo que, por diversas razones, les resulta imposible hacerlo en otro sitio web. Personalmente, y de  manera infructuosa, he querido publicar, tanto en Instagram, como en Facebook, mi escrito.

    Dicho esto, y si no es molestia, sería importante que tomaran en cuenta lo ya expresado.

    El texto correspondiente al concurso #COP25 con que deseo participar es el siguiente:

    Caminante...  Se hace polvo al andar.

    Finales de T-1.

    No habitaban fuera de la extensión de la vasta colonia (última comunidad de T-1) restos de humanidad... Apocalíptica, dispersa y peligrosa.

    No había un arsenal apuntando desde alguna posición estratégica; tampoco individuos o grupos –con sus propios distintivos y parafernalia– emergidos de sociedades fracasadas, buscando apropiarse de los contados recursos de Quintia.

    Las mutaciones no confirieron, a las especies afectadas por aquellas, fortalezas y voracidad incontrolables y casi invencibles. Por lo contrario, las volvieron extremadamente vulnerables y enfermizas; escasos años antes del primer gran viaje, ya quedaban muy pocas: domésticas y de compleja manutención.

    Nada de aquello que tantas veces se pronosticó resultó volverse cierto. Sin embargo, y a la par del agravamiento de las condiciones atmosféricas y, en consecuencia, de la vida en el planeta, como mortífero efecto del calentamiento global, la ambición de casi todos, pero solo materializada por unos cuantos, provocó el agotamiento de los recursos, las especies y las esperanzas de la mayoría. Podría decirse que, esta predicción sí fue acertada, si no se conociera la naturaleza humana.

    T-1 (la Tierra) o, más bien, sus habitantes, puede medirse en generaciones. Prácticamente, cada generación tuvo una élite: los “unos cuantos”; que, en el clímax del festín y destrucción industrializada del mundo (Cuarta Generación) se mostraron abiertamente, sin arrepentimiento y seguros de su supervivencia; porque, alcanzaron el conocimiento para trascender; para que su existencia sea sostenible, aun cuando a su alrededor el cáncer se diseminara incontenible en bosques, mares, aire; y, en la garganta, el estómago y los pulmones del rebaño: los “casi todos”, expuestos desde siempre.

    El caso es que, con la última jornada de explotación y contaminación del último ecosistema vivo, se pudo asegurar el traslado de la última élite nacida en T-1 (gobernante de la vasta colonia), es decir, aquella de la Quinta Generación, hacia el destino que la Tercera –sí, no la Cuarta– había dejado planificado.

    Ya en un entorno eminentemente mineral, los hábitos de la élite (T-2) evolucionaron, al igual que sus cuerpos. Se cuenta que, a partir de las muestras almacenadas, los científicos, con mucho tiempo disponible, tuvieron la idea de recrear, en lo que había quedado de T-1... Todo, a partir de la Primera Generación.

    ¿Quizás ahora (antes de que la primera élite apareciera) Adanes y Evas elegirían mejor?; o, de plano, ¿asesinarían a las élites, para respirar aire puro por más tiempo y ver al Dodo, caminando por los siglos de los siglos?

    Robert Herrera Rocha
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 12:27 am #30742

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    ¿Es posible  lograr amainar la emisión de gases dañinos a nuestra atmósfera cuando los dos países campeones de este arte, USA y China, están por fuera del acuerdo mundial para disminuir dichas emisiones?

    Robert Herrera Rocha
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 1:57 am #30743

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    ROBERTGUSTAVOHERRERAROCHA.BLOGSPOT.COM

    ROBERT GUSTAVO HERRERA ROCHA

    Sin embargo dejo también acá mi historia:

    Que vuelva el río

    El chiquillo wayuu, etnia indígena que habita la desértica península de la Guajira, en el norte   de  Colombia,

    llegó igual que ayer, y antes de ayer, y el día anterior a éste y todos los días anteriores, al lugar donde  otrora,

    levitaban orgullosas sobre piedras chinas y arena blanca, las cristalinas aguas del río Ranchería. Se agachó el

    niño sobre la arena, inclinó su rostro y tomó un puño de tierra, que se escapó luego de entre sus dedos.

    ―¿Otra vez buscando tesoros Bonivento?

    Giró su cabeza y descubrió la carita sonriente de su amigo Ipuana. Le sonrió también al tiempo que le respondía:

    ―¿Y Tú, otra vez mirando la montaña escarpada?

    ―Mi papá dice que antes esos picos eran blancos. ―replicó Ipuana.

    ―Y mi papá qué, aquí, había un río de cristalinas aguas,  se  llamaba  Ranchería, y ¿adivina qué? Nacía en tu

    montaña blanca. ―afirmó Bonivento.

    El viejo Chepa, jefe de la tribu a la que pertenecían los dos niños y quien escuchaba la conversación de los infantes,

    se acercó en ese momento y sentenció:

    ―Recuerden niños, la palabra tiene poder.

    ―Pues yo he de ver esos picos blancos. ―dijo con optimismo Ipuana.

    ―Y yo de ver el reflejo de mi cara en el Ranchería. ―replicó Bonivento.

     

     

     

    Robert Herrera Rocha
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 2:01 am #30744

    ROBERTGUSTAVOHERRERAROCHA.BLOGSPOT.COM

    ROBERT GUSTAVO HERRERA ROCHA     #COP25

    Sin embargo dejo también acá mi historia:

    Que vuelva el río

    El chiquillo wayuu, etnia indígena que habita la desértica península de la Guajira, en el norte   de  Colombia,

    llegó igual que ayer, y antes de ayer, y el día anterior a éste y todos los días anteriores, al lugar donde  otrora,

    levitaban orgullosas sobre piedras chinas y arena blanca, las cristalinas aguas del río Ranchería. Se agachó el

    niño sobre la arena, inclinó su rostro y tomó un puño de tierra, que se escapó luego de entre sus dedos.

    ―¿Otra vez buscando tesoros Bonivento?

    Giró su cabeza y descubrió la carita sonriente de su amigo Ipuana. Le sonrió también al tiempo que le respondía:

    ―¿Y Tú, otra vez mirando la montaña escarpada?

    ―Mi papá dice que antes esos picos eran blancos. ―replicó Ipuana.

    ―Y mi papá qué, aquí, había un río de cristalinas aguas,  se  llamaba  Ranchería, y ¿adivina qué? Nacía en tu

    montaña blanca. ―afirmó Bonivento.

    El viejo Chepa, jefe de la tribu a la que pertenecían los dos niños y quien escuchaba la conversación de los infantes,

    se acercó en ese momento y sentenció:

    ―Recuerden niños, la palabra tiene poder.

    ―Pues yo he de ver esos picos blancos. ―dijo con optimismo Ipuana.

    ―Y yo de ver el reflejo de mi cara en el Ranchería. ―replicó Bonivento.

    Laura Ruiz
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 9:03 am #30745

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    ¡Buenos días! Aquí dejo mi participación escrita en mi blog:

    Días de hambre y sed

    Saludos.

    #COP25

    7 diciembre, 2019 a las 10:58 am #30747

    Aquí os dejo "Malos humos", el relato con el que participo en el concurso de historias sobre el cambio climático. Espero que os guste.

    Saludos.

    Marisol Tercilla
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 11:03 am #30748

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Segunda reflexión :Concurso Cambio climático. ❤️

    "Hay historias, miles de ellas sobre él, sobre su situación, sobre su importancia, sobre su estado, sobre su futuro... seguro que algo, poco o mucho, habéis leído.

    Los documentales reflejan a través de datos, estadísticas e incluso imágenes catastrofistas, el futuro, nuestro futuro en la Tierra, si no paramos nuestra malintencionada acción activa o pasiva en nuestro planeta y no es un futuro halagüeño, pena me da decirlo.

    Nada será como hasta ahora, eso seguro, tal vez sea todo una mera hipérbole por aquello de querer influir en nuestra conciencias, de ser así, mira, reconfortada me siento, si, por el contrario, todo es una estrategia de marketing, pues también.

    ¿Por qué ambas posturas me resultan correctas?

    Simple es la respuesta :el morador de la Tierra usa, disfruta, rentabiliza y abusa del hogar gratuítamente concedido y por aquello de su hábitat en la misma, destrozos provoca, y ahora toca evaluar los daños, y resultan descorazonadores, no hay cura, no hay tratamiento, sólo nos quedan los cuidadores paliativos, sí, seguro que ya adivinais de qué enfermedad hablo, sí, de ese, es endémico, pandémico ya, hablo, sí, del Cambio climático.

    ¿Lo reconoces? ¿Has oído hablar de él? ¿Sabes que estamos bajo sus efectos? ¿Sabes cuál es su cura, su alivio inmediato?

    Sí, ese mismo, el mismo que lo enfermó lo curará, tú, yo, nosotros, todos a la vez.

    Recuerda el dicho, el hombre es un lobo para el hombre, pues eso, tú le enfermaste, tú le curas, ¿Entendido? Pues adelante, actúa, el medicamento preescribe en una, tres, cuatro generaciones, a lo sumo ".

    M. T. 🌻
    Aquí dejo mi segunda reflexión que opta al concurso “ Cambio climático”. #COP25

    Está publicada en mi cuenta de Instagram, marieguzkilore.

    Jorge León Cordero
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 1:31 pm #30749

    Y partía leña mi viejo, el que me hizo.

    Con temerario latigazo acertaba de pleno en el centro del leño.
    Madera que agarrada estaba por el frío acero con un filigrana revuelta giraba en el aire el hacha y con su propio peso se dualizaba al golpe seco con el tronco maestro.
    Nunca una rama de árbol vivo segó ni arranco, mi viejo que en el campo se crió, el sabía el valor del refugio en la tormenta, un rayo a su amigo de cuando era pequeño mató.
    Mi viejo, que sabía pescar trucha con sus propías manos nunca del agua sacó más que la que cabía en su tripa en tal situación.
    Mi viejo que sabía de caballos y de trabajar con sus manos.
    Ese que fue mi viejo y en mil novecientos veintiocho nació muchas cosas me enseño.
    Cortando leña frente a su hijo, este atónito y hechizado por tan temeraria acción, a su ratilla criada en la ciudad el amor por la naturaleza inculcó.
    Partía leña vieja mi viejo, el que me hizo, el que ya se marchó.

    Mi padre me enseño a ser valiente, a tener miedo a los vivos y a los muertos nunca no.
    De su madre siempre me enseño que con la cuchara que elijas comerás.
    Mi viejo que nunca fanfarroneó, siempre por los animales ternura mostró, mi viejo, el que me hizo, la naturaleza siempre amó.

    Mi viejo, que cortaba leña frente a mi niñez, golpe seco contra el leño, asombro de niño empequeñecido.
    Mi viejo nunca compró nada que él pudiera hacer o construir con sus manos, nunca nada compró por vicio o por reclamo, austeridad de poeta mal pagado, austeridad escogida.
    Mi viejo, triunfado en la gran ciudad y nacido en fiera aldea cortaba leña delante de su hijo.
    Los robles silvan alarmados por el aire que llega desde la sierra y a nuestros pies canta la reguera.
    Mi madre cocina y el humo sale por la chimenea, todo está bien, todos estamos, la vida es perfecta cuando yo era niño y mi padre cortaba leña. (Y todo tenía un sentido.)

    Mi viejo que ya no corta leña, ahora que ya no está, ahora que me falta, Ahora que su recuerdo empieza a ser una voluta que se disipa en la brisa, ahora que vago, que yerro, que naufrago, ahora que estoy viejo y vencido, ahora que ya consumí todo lo que era mío y aquello que no era mío, ahora que empacho de exceso y de vacío. Ahora que ya no hay mañanas, futuros y camelos. Solo espero que si de alguna forma el me viera, no sienta demasiada vergüenza.

    Mi padre, mi viejo y algunas veces mi colega nunca necesito dos tierras, ni tres ni cuatro, sabía vivir en armonía con la suya y con la de su hijo.

    ¡AY PADRE! Ahora que mis ideas corruptean y mis acciones fracasean, que la nada es mi todo y mi todo es nada, tú que me hiciste y yo que no hago nada, recuerdo padre aquellos años y veranos de gallinas y vacas al alba, de gorriones y tortas de azúcar y de refrescos de fresquera, de aquellas tardes de juego y descubrimiento eternas.

    Ya no volverán aquellos metros que me dejabas conducir sobre tus rodillas, haciéndome creer que era yo el que conducía, imágenes que están en inviolable vitrina, quién pudiera romperla y poder volver a vivirla.
    Viejo tú que me enseñastes que cuidar de los demás es cuidar de ti y que lo que le pasa a los demás te pasa a ti. Me enseñaste a amar los ríos mientras trenzabas el mimbre con tus dedos de acero, nunca cogiste más de lo que fuera necesario.

    Nunca explotastes a nada ni a nadie, quizá si acaso a ti mismo, te quiere, tu hijo.

     

    Publicado en twitter: https://twitter.com/ElChatNoir1/status/1203272792667545600?s=20

    635 palabras, espero que les guste mucho. Reciban un cariñoso saludo.

    Lucía Moya Sánchez
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 1:45 pm #30750

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Aquí mi aportación:

    https://twitter.com/Lucia_MoyaS/status/1203275980036595712?s=19

    Muchas gracias!

    Jesús Bazán
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 2:11 pm #30751

    Muy buenas, aquí les dejo mi segundo relato para el concurso. Un saludo.

    https://m.facebook.com/notes/frank-jba/el-pa%C3%ADs-de-mordor/109384777214342/?ref=bookmarks

    7 diciembre, 2019 a las 2:14 pm #30752

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Aquí está mi relato, publicado en mi blog y difundido por Twitter e Instagram.

    LA PLAYA

    A Mireia le gustaba ir a la playa desde pequeña, aunque a todo el mundo le resultara extraño. Sentarse en la arena y perder la mirada en el límite donde el cielo y el mar se besaban la relajaba. A pesar de que para sentase en la arena tuviera que utilizar una silla, porque no era recomendable hacerlo directamente. También tenía que estar alerta de que la marea no subiera demasiado rápido. La playa ya había reducido en extensión dos metros en los últimos veinte años. Tampoco podía bañarse sin riesgo de desarrollar, con un 30% más de probabilidad, cáncer de piel.

    Aunque el agua siguiera azul y pareciese limpia, no lo estaba. Hacía una década que la flora y fauna se habían esfumado. El océano ya no era un ecosistema. Ni siquiera era bueno para la salud respirar el aroma del mar, pero Mireia lo prefería al de la ciudad. La playa era el único sitio donde podía estar sin mascarilla. Además, a aquellas alturas del año, la isla de basura del Atlántico ya habría salido de la zona más próxima a la costa e iría camino de Inglaterra.

    Pero a Mireia, a pesar de todo ello, le gustaba ir a la playa, aunque en vez de recoger conchas, ahora recogía tapones.

    https://historiasenlagruta.blogspot.com/

     

    Leticia Pastor
    Participante

    7 diciembre, 2019 a las 2:56 pm #30753

    Zenda el 28 de noviembre, 2019 a las 13:21

    Escribe una historia sobre el cambio climático y participa en nuestro concurso, patrocinado por Iberdrola y dotado con 3.000 euros en premios, que Zenda organiza ante la celebración en Madrid de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Escribe un relato que puede ser ficticio o real, o de ciencia ficción, de anticipación, ambientado en el pasado, en el presente, distópico o de cualquier género. El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias sobre el cambio climático deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el jueves 28 de noviembre de 2019 a las 12:00, al domingo 15 de diciembre de 2019 a las 23:59. El martes 17 de diciembre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 20 de diciembre de 2019 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #COP25 en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Adjunto mi relato en hilo de twitter. Muchas gracias!

Debes estar registrado para responder a este debate.