• 9 abril, 2020 a las 3:29 pm #34058

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Mi historia: https://www.facebook.com/raul.sanchezdevega?__tn__=%2CdC-R-R&eid=ARDHvOtejbKDzDU1OZ4X_MRoskRpwNycGgMvAPG6Kp70ZszRCqccxPSHK5WbcyDU8eD56wcQvs943jOs&hc_ref=ARTVeaXBZrRv5UkFjLF3PRxoxvRsP8q62spWp6xiyZ3MSb3x8FLi_gdR_PvLui4VN84&fref=nf

    Mi heroína vive en casa
    Al sobrino de mi pareja le fascinan las historias de superhéroes como Batman o Spiderman. A mí, que hace tiempo que peino canas, me gusta más Superlópez. Tengo amigos que son más partidarios de Messi, Ronaldo, Ramos o Costa. Otros no paran de discutir sobre si los problemas de España y de este mundo en el que nos ha tocado sobrevivir son responsabilidad de Pedro Sánchez, Pablo Casado, Santiago Abascal o Pablo Iglesias.
    Sin embargo, a mi compañera de vida, que quiere mucho a sus sobrinos, solo le preocupa intentar salvar vidas cada día que trabaja en el servicio de urgencias y adoptar todas las medidas posibles para no contagiar a los demás. Le quita el sueño la falta de equipos de protección individual, de mascarillas y de todo tipo de material sanitario, sea culpa de quien sea.

    Con mucha paciencia, hace oídos sordos a los que no hacemos más que quejarnos porque este político lo hace mal, o este otro peor, porque mi negocio va a estar parado un mes o porque me van a bajar el sueldo una temporada. Otros incluso nos lamentamos debido a que nos tenemos que quedar en casa y nos aburrimos mucho, a pesar de estar todo el día conectados al móvil y a Internet y tener decenas de libros por leer y series y películas por visualizar.

    Ella se emociona con los aplausos, y los agradece, pero lo que de verdad quiere es que todos sus compañeros se impliquen al cien por cien, que por fin les doten de los medios que necesitan y que la gente deje de restar y decida por fin sumar en esta guerra.
    Es una heroína porque lo que le preocupa es recibir noticias de esa señora que llevó al hospital y se encontraba muy mal. Porque le duele que el padre de su amiga haya muerto solo en una residencia y no hayan podido celebrar el funeral. Porque está todo el día preparando protocolos y coordinando a su equipo para no cometer ningún fallo y que este maldito virus deje de llevarse gente de una vez.

    Por favor, vamos a sumar todos y a apoyar de verdad a nuestros héroes, que son unas señoras y señores que llevan unas extrañas batas y que a veces se tienen que poner bolsas de basura encima de las zapatillas, que ellos mismos han comprado en el supermercado.

    Muchas gracias por la iniciativa y ánimo a todos.

    Dani Sánchez
    Participante

    9 abril, 2020 a las 3:37 pm #34059

    https://barbanegra.es/paquetologia/

    Matilde Roman
    Participante

    9 abril, 2020 a las 3:39 pm #34060

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://briandadearganzuela.tumblr.com/

    Dani Sánchez
    Participante

    9 abril, 2020 a las 3:43 pm #34061

    Buenas tardes, adjunto mi historia en el siguiente enlace a mi blog.

    Gracias.

    https://barbanegra.es/paquetologia/

    9 abril, 2020 a las 3:53 pm #34062

    Esta es mi aportación:

    Superhéroes

    Marc Renton
    Participante

    9 abril, 2020 a las 4:10 pm #34064

    Aquí está mi historia:

    https://www.instagram.com/p/B-wh29XlxmS/

    Rafa Olivares
    Participante

    9 abril, 2020 a las 4:27 pm #34065

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Aquí mi participación: https://potajedepalabras.blogspot.com/2020/04/abuelos.html

    Saludos.

    9 abril, 2020 a las 4:28 pm #34066

    http://laermitadeleremita.blogspot.com/2020/04/para-el-concurso-de-historias-sobre.html

     

    Ahí tienen mi segundo relato: "El héroe aparente".

    ¡Suerte y ánimo!

    María Laso Flores
    Participante

    9 abril, 2020 a las 4:36 pm #34071

    Participo con esta entrada en mi facebook:

    https://www.facebook.com/maria.d.flores.39/posts/10220972096515169

    9 abril, 2020 a las 5:07 pm #34073

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Buenas tardes.

    Dejo aquí mi participación.
    Suerte a todos.

    Historias que son cuento
    https://www.facebook.com/notes/abraham-darias-barroso/historias-que-son-cuento/10159592349338852/ 

    Carlos Maillo Cabello
    Participante

    9 abril, 2020 a las 5:20 pm #34074

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://www.facebook.com/carlos.maillocabello.9/grid?lst=100005885376564%3A100005885376564%3A1586448962&subkey=manage

    ARACELI PÉREZ NAVAS
    Participante

    9 abril, 2020 a las 5:22 pm #34075

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Esta es mi contribución para el concurso de relatos.

    Un aplauso  para Nuestros Héroes y suerte a los participantes.

    https://aracelipereznavas.blogspot.com/

    Araceli.

    Pedro Ran Pérez
    Participante

    9 abril, 2020 a las 5:26 pm #34076

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    ¿Reencuentro?

    El día había empezado ajetreado debido a la pandemia que asolaba el país; además nosotros, las enfermeras y enfermeros, al igual que los doctores y doctoras, nos enfrentábamos a tan lamentable situación protegidos tan solo por una bata y una mascarilla; y, obviamente, estaban cayendo compañeros como moscas.

    El hospital era un caos; enfermos en los pasillos, tosiendo sin ningún tipo de protección; médicos desbordados; y ambulancias que no dejaban de traer nuevos infectados de esta enfermedad que se estaba cobrando tanta víctimas como enfermedades extintas de otros siglos. Pero todavía estaba por enfrentarme a una situación aún más extraña. Ocurrió a eso de media mañana; yo estaba a punto de cumplir mi vigésima tercera hora de guardia en urgencias de las 24 que tenía programadas, cuando entró por la puerta, tumbado en una camilla, empujado por compañeros, el cuerpo inconsciente de una mujer. Al acercarme para pasarla a uno de los pocos espacios libres de los que disponíamos en aquel momento me dio un vuelco, mi ya de por sí acelerado corazón; incluso con la mascarilla que llevaba puesta la paciente que descansaba en la camilla, reconocí de inmediato los rasgos característicos de mi hermana.

    Me acerqué todo lo que pude a ese rostro tan familiar y no hizo más que corroborar mi primera impresión: la mujer que ingresaba en estado grave en urgencias era aquella con la que compartí mis primeros años de vida; los enormes ojos castaños, que tantas veces me miraran llenos de amor u odio, según el día; la prominente barbilla con el hoyuelo en medio; sus delicadas orejas que tanto me gustaba pellizcarle en broma; su tez, un tanto pálida, pero resaltada por dos coloreados mofletes que parecían, sin serlo, producto del maquillaje; e, incluso ahí tumbada, se distinguía su pelo negro, que curiosamente tenía una largura similar al que mi hermana mayor lucía el día que se fue de casa para no volver.

    Llegué a pensar seriamente que me había contagiado y estaba delirando, aunque no fuera un síntoma de esta terrible enfermedad que el país estaba padeciendo. Me recompuse como pude y seguí mi necesario trabajo con otros pacientes, aunque mi mente no dejara de elucubrar sobre lo que acababa de suceder.

    Mientras el saturado médico hizo su primer reconocimiento sobre la recién llegada y yo atendía a varios pacientes que se encontraban en situaciones críticas, le di todas las vueltas que pude al tema: ¿realmente era mi hermana? Esa que hacía 10 años se había marchado de casa, presumiblemente al extranjero, y no había vuelto a dar señales de vida.

    Entre toses, chillos, quejas, medicaciones, lamentos y mucha, mucha tristeza, terminé mi jornada de 24 horas seguidas con el único pensamiento de averiguar más sobre la mujer que, estaba segura, era mi hermana; aquella que se fue para no soportar más maltratos de un ser despreciable.

    Lógicamente, tras cambiarme de ropa, en lugar de irme a descansar, me acerqué al habitáculo donde descansaba la muchacha a esperas de que la derivaran a la UCI, a planta o a donde dispusiera el cuerpo médico, teniendo en cuenta el problema de espacio y exceso de pacientes con el que contaba el hospital y su estado de salud. Camuflada para los pacientes, con mi ropa de calle, conseguí mirar su informe de ingreso para descubrir todo lo posible. La decepción que sufrí fue ingente al leer: nombre y antecedentes desconocidos; sufre un desvanecimiento en la calle e ingresa sin ningún tipo de documentación. Consulté con varios de mis compañeros, por si tenían más información, pero solo obtuve negativas.

    Terminado mi turno y teniendo que regresar en 8 horas, fui a casa, supuestamente a descansar; algo que no logré, fui incapaz de dormir, ni siquiera lo intenté. Solo tenía pensamiento para lo ocurrido en el hospital; tanto con la pandemia como, sobre todo, con la aparición de mi hermana Susana. Me duché, comí restos que encontré, no tenía ganas de cocinar, y solo dos horas después de haber acabado mi turno, regresé al hospital donde, me recibieron con los brazos abiertos debido a la necesidad existente.

    Mientras realizaba las labores que la enfermera jefe me había encomendado, seguía cavilando sobre Susana; y, en cuanto tuve ocasión, pasé por donde se encontraba para comprobar su estado y enterarme de cualquier novedad que hubiera. Respecto a su identidad no había novedad; nadie había venido preguntando por ella y se seguía desconociendo su nombre. Su estado tampoco había cambiando, dentro de la gravedad que presentaba, seguía estable. Todavía no la habían llevado a planta y, tras un primer reconocimiento por parte del doctor, habían descartado su ingreso en la UCI.

    Contra más la miraba, desvalida en su camilla, más me convencía de que era Susana; y, por desgracia, en aquel estado, me recordaba a una de las últimas veces que la había visto en aquel otro hospital, tras haber recibido una paliza de, por aquel entonces, nuestro padrastro; ahora ya, entre rejas, como merecía el muy hijo de puta. Era algo que me moría de ganas de contarle a ella.

    Volví a mis labores, centrándome en aquellos pacientes que me necesitaban. Pasé varias horas atendiendo uno a uno a varios infectados hasta que un ataque repentino de tos, me obligó a dejarlo. En cuanto el ataque se calmó un poco, me revisaron y dictaminaron que también me había contagiado y ordenaron mi ingreso. Tardaron unos minutos, que aproveché para ir a visitar a la que estaba segura era Susana; cuando llegué a donde se encontraba, mi sorpresa se convirtió en estupefacción cuando la encontré mucho mejor de salud, y me dijo: . Solo recuerdo eso, antes de caer redonda al suelo.

    Después oscuridad total.

    Al despertar, dos días después, nadie supo darme ninguna información sobre ella; se marchó sin dejar rastro, posiblemente desconociendo lo sucedido con mamá y su agresor. Solo deseo volver a encontrarla y explicárselo.

     

     

     

     

    Publicado en mi Facebook.

    9 abril, 2020 a las 5:32 pm #34077

    Genial. Ahí va mi minihistoria. Espero que os guste.

    https://www.facebook.com/oscar.soneira/posts/10219194059936087

    9 abril, 2020 a las 5:38 pm #34078

    http://enriquejavierdelara.es/?p=842

    Mi participación

    E.J. de L.F.

    Pedro Ran Pérez
    Participante

    9 abril, 2020 a las 5:40 pm #34079

    ¿Reencuentro?

    El día había empezado ajetreado debido a la pandemia que asolaba el país; además nosotros, las enfermeras y enfermeros, al igual que los doctores y doctoras, nos enfrentábamos a tan lamentable situación protegidos tan solo por una bata y una mascarilla; y, obviamente, estaban cayendo compañeros como moscas.

    El hospital era un caos; enfermos en los pasillos, tosiendo sin ningún tipo de protección; médicos desbordados; y ambulancias que no dejaban de traer nuevos infectados de esta enfermedad que se estaba cobrando tanta víctimas como enfermedades extintas de otros siglos. Pero todavía estaba por enfrentarme a una situación aún más extraña. Ocurrió a eso de media mañana; yo estaba a punto de cumplir mi vigésima tercera hora de guardia en urgencias de las 24 que tenía programadas, cuando entró por la puerta, tumbado en una camilla, empujado por compañeros, el cuerpo inconsciente de una mujer. Al acercarme para pasarla a uno de los pocos espacios libres de los que disponíamos en aquel momento me dio un vuelco, mi ya de por sí acelerado corazón; incluso con la mascarilla que llevaba puesta la paciente que descansaba en la camilla, reconocí de inmediato los rasgos característicos de mi hermana.

    Me acerqué todo lo que pude a ese rostro tan familiar y no hizo más que corroborar mi primera impresión: la mujer que ingresaba en estado grave en urgencias era aquella con la que compartí mis primeros años de vida; los enormes ojos castaños, que tantas veces me miraran llenos de amor u odio, según el día; la prominente barbilla con el hoyuelo en medio; sus delicadas orejas que tanto me gustaba pellizcarle en broma; su tez, un tanto pálida, pero resaltada por dos coloreados mofletes que parecían, sin serlo, producto del maquillaje; e, incluso ahí tumbada, se distinguía su pelo negro, que curiosamente tenía una largura similar al que mi hermana mayor lucía el día que se fue de casa para no volver.

    Llegué a pensar seriamente que me había contagiado y estaba delirando, aunque no fuera un síntoma de esta terrible enfermedad que el país estaba padeciendo. Me recompuse como pude y seguí mi necesario trabajo con otros pacientes, aunque mi mente no dejara de elucubrar sobre lo que acababa de suceder.

    Mientras el saturado médico hizo su primer reconocimiento sobre la recién llegada y yo atendía a varios pacientes que se encontraban en situaciones críticas, le di todas las vueltas que pude al tema: ¿realmente era mi hermana? Esa que hacía 10 años se había marchado de casa, presumiblemente al extranjero, y no había vuelto a dar señales de vida.

    Entre toses, chillos, quejas, medicaciones, lamentos y mucha, mucha tristeza, terminé mi jornada de 24 horas seguidas con el único pensamiento de averiguar más sobre la mujer que, estaba segura, era mi hermana; aquella que se fue para no soportar más maltratos de un ser despreciable.

    Lógicamente, tras cambiarme de ropa, en lugar de irme a descansar, me acerqué al habitáculo donde descansaba la muchacha a esperas de que la derivaran a la UCI, a planta o a donde dispusiera el cuerpo médico, teniendo en cuenta el problema de espacio y exceso de pacientes con el que contaba el hospital y su estado de salud. Camuflada para los pacientes, con mi ropa de calle, conseguí mirar su informe de ingreso para descubrir todo lo posible. La decepción que sufrí fue ingente al leer: nombre y antecedentes desconocidos; sufre un desvanecimiento en la calle e ingresa sin ningún tipo de documentación. Consulté con varios de mis compañeros, por si tenían más información, pero solo obtuve negativas.

    Terminado mi turno y teniendo que regresar en 8 horas, fui a casa, supuestamente a descansar; algo que no logré, fui incapaz de dormir, ni siquiera lo intenté. Solo tenía pensamiento para lo ocurrido en el hospital; tanto con la pandemia como, sobre todo, con la aparición de mi hermana Susana. Me duché, comí restos que encontré, no tenía ganas de cocinar, y solo dos horas después de haber acabado mi turno, regresé al hospital donde, me recibieron con los brazos abiertos debido a la necesidad existente.

    Mientras realizaba las labores que la enfermera jefe me había encomendado, seguía cavilando sobre Susana; y, en cuanto tuve ocasión, pasé por donde se encontraba para comprobar su estado y enterarme de cualquier novedad que hubiera. Respecto a su identidad no había novedad; nadie había venido preguntando por ella y se seguía desconociendo su nombre. Su estado tampoco había cambiando, dentro de la gravedad que presentaba, seguía estable. Todavía no la habían llevado a planta y, tras un primer reconocimiento por parte del doctor, habían descartado su ingreso en la UCI.

    Contra más la miraba, desvalida en su camilla, más me convencía de que era Susana; y, por desgracia, en aquel estado, me recordaba a una de las últimas veces que la había visto en aquel otro hospital, tras haber recibido una paliza de, por aquel entonces, nuestro padrastro; ahora ya, entre rejas, como merecía el muy hijo de puta. Era algo que me moría de ganas de contarle a ella.

    Volví a mis labores, centrándome en aquellos pacientes que me necesitaban. Pasé varias horas atendiendo uno a uno a varios infectados hasta que un ataque repentino de tos, me obligó a dejarlo. En cuanto el ataque se calmó un poco, me revisaron y dictaminaron que también me había contagiado y ordenaron mi ingreso. Tardaron unos minutos, que aproveché para ir a visitar a la que estaba segura era Susana; cuando llegué a donde se encontraba, mi sorpresa se convirtió en estupefacción cuando la encontré mucho mejor de salud, y me dijo:

    -Hola Silvia, ¡cuánto tiempo sin verte! Eres toda una mujer, pero tienes la misma cara. Te he echado mucho de menos.

    Solo recuerdo eso, antes de caer redonda al suelo.

    Después oscuridad total.

    Al despertar, dos días después, nadie supo darme ninguna información sobre ella; se marchó sin dejar rastro, posiblemente desconociendo lo sucedido con mamá y su agresor. Solo deseo volver a encontrarla y explicárselo.

     

     

    Publicado en mi Facebook

    9 abril, 2020 a las 5:48 pm #34080

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Mi contribución concursal

    https://juanmavelasco.wordpress.com/2020/04/09/otra-resurreccion/

    9 abril, 2020 a las 5:55 pm #34081

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Este es mi segundo relato:

    https://comolavidamisma-beatriz.blogspot.com/2020/04/no-es-un-heroe.html

     

    Fuentes Aponte
    Participante

    9 abril, 2020 a las 5:58 pm #34082

    Buenas tardes,

    Comparto mi participación al concurso:

    https://noeliafuentesblog.wordpress.com/2020/04/09/la-casa-de-los-recuerdos/

    Mucha suerte y ánimo a tod@s.

    9 abril, 2020 a las 5:59 pm #34083

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://www.instagram.com/p/B-xIQ-boeC3/?igshid=hekqiyspsz92

    Aquí va mi relato. ¡Suerte a todos y mucho ánimo!

Debes estar registrado para responder a este debate.