• Carina Vattay
    Participante

    4 abril, 2020 a las 7:05 pm #33500

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Hola. Buenas tardes. He aquí mi relato. Espero les guste. Cariños.

    https://www.facebook.com/carinavattay/posts/643488599826077

     

    Susana Rizo
    Participante

    4 abril, 2020 a las 7:08 pm #33502

    http://agentesiana.blogspot.com/2020/04/la-danza-del-viento-y-una-baraja-de.html

    Susana Rizo
    Participante

    4 abril, 2020 a las 7:12 pm #33503

    http://agentesiana.blogspot.com/2020/04/la-danza-del-viento-y-una-baraja-de.html

     

    José Buil Quejigo
    Participante

    4 abril, 2020 a las 7:32 pm #33504

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Adjunto mi relato para el concurso Nuestros Héroes:

    Relato Concurso Zenda Libros #Nuestros Héroes

    MISERIAS

    Salió al balcón, como todos los días a la hora acordada, a aplaudir a esos héroes que luchaban día a día con aquel mal que azotaba a la población mundial y a su país especialmente. Se sentía orgulloso de sus compatriotas. Durante un instante se permitió el lujo de pensar que esos aplausos también, de alguna manera, eran para él y sonrió.
    Cenó solo, como siempre y se acostó temprano, las 5 de la mañana llegaban muy deprisa. Se levantó, ducha, un desayuno frugal y al tajo, como decía él. Si, ya de normal, casi no encontraba a nadie en su trayecto, ahora las sombras nocturnas estaban más muertas que nunca.
    Llegó a su puesto 10 minutos antes de lo normal, fichó y empezó con la rutina de siempre. Mono, botas de agua altas, cinturón con herramientas y guantes, chaleco reflectante, aunque donde iba, poco se reflectaba. Casco y gafas protectoras. Él no tenía la suerte, como en otros trabajos, de poder usar mascarillas de esas especiales para protegerse del “bicho” y la suya de trabajo decían que no protegía de él, solo de olores y poco más. Comprobó que la luz del casco funcionaba, después hizo lo mismo con la luz de reserva de la linterna de mano. Cerró la taquilla y se permitió un par de minutos de reflexión. El cuarto estaba casi vacío de compañeros, algunos parecían nuevos, no los había visto nunca, saludó con un pequeño gesto de la mano.
    Desde que había empezado todo, faltaban muchos de los habituales. Alguno, incluso, había fallecido a causa de la epidemia y la mayoría estaban de baja con síntomas. Aunque habían reclamado medidas especiales de protección, se las habían negado. Según la empresa, ellos no eran personal de riesgo, les decían que donde iban no tenían contacto con la gente y las posibilidades de contagio eran nulas, que equivocados estaban…
    Durante unos segundos reflexionó sobre esos puestos imprescindibles que decían desde las autoridades. Nadie les mencionaba a ellos, pero seguramente eran tan importante como muchos de esos otros. Eran los encargados de mantener en correcto funcionamiento tuberías y desagües. Que no faltara agua corriente en las casas, hospitales, empresas de servicios, en fin, en todos los sitios donde fuera necesaria. Que la gente se pudiera duchar, cocinar, lavar la ropa, esa que ahora mismo podía estar contaminada. ¿Cómo iba a poder el mundo seguir las instrucciones de lavarse las manos correctamente si ellos no se encargaban de que no faltara ese líquido elemento al abrir un grifo? Y si se colapsaba una tubería y el agua sucia no fluía a donde debía ¿quién era el encargado de arreglarlo? Efectivamente, él y los que eran como él.
    Bajó los peldaños metálicos que le introducían en ese mundo subterráneo, aquel donde nunca daba la luz del sol y que era ajeno a todos los que, con sus pasos, recorrían las calles de una ciudad llena de vida y que ahora mismo resultaba casi fantasmal. Una rata corrió a esconderse ante su molesta presencia, se paró junto a un agujero, le miró con cara de curiosidad durante unos instantes y se introdujo en él.
    Recorrió los intrincados túneles revisando con minuciosidad, observando cualquier fallo en las instalaciones. Podría parecer un trabajo mecánico, pero sus ojos habituados a la penumbra, a esa escasa iluminación artificial, podían distinguir cualquier defecto por pequeño que fuera. Detalles que le hablaban y le ponían sobre aviso de posibles problemas en aquel entramado de tubos colectores y pozos de desagüe, donde se vertía toda la suciedad inimaginable.
    Allí acababan la gran mayoría de las miserias humanas. Aquello que el cuerpo de los hombres y mujeres no podía asimilar, desechos de opulencia y despilfarro. Papeles con vete a saber que declaraciones de amor, odio, engaño, mentiras o verdades, esconderían en sus letras casi borradas por el agua y la humedad. Toallitas de higiene personal, cientos, miles, millones, que se acumulaban formando una manta esponjosa que lo cubría todo. La gente que las desechaba de esa manera sería muy limpia por fuera, pero por dentro estaban llenas de irresponsabilidad. Plásticos a montones, botellas, vasos, envases variopintos. Siempre era la misma canción, mucho protestar para proteger el medio ambiente, pero, el cercano lo destrozábamos a pasos agigantados…
    Resbaló con algo y a punto estuvo de caer en el canal. Se asió como pudo a uno de los tubos que vomitaban parte de esas miserias humanas al turbio caudal. Le faltaba la respiración, la cara y el cuerpo se le llenaron de aquella podredumbre. Agua cenagosa, objetos varios, guantes de látex y mascarillas desechables. Cientos de los unos y de las otras, portadoras de dios sabe qué… Más miseria humana tirada sin miramientos cuando algo deja de hacerle un servicio.
    ¡Nunca aprenderán! – dijo- mientras se retiraba toda aquella porquería de la cara y el cuerpo.
    Tardó más de tres horas, que se hicieron eternas, en volver a la superficie. Se quitó aquella ropa infecta y tras ducharse, se vistió de nuevo de gente corriente sin valor añadido. Aquella tarde aplaudió con menos ánimo que otras veces. Miraba a las ventanas y balcones de otra manera, solamente veía gente que se deshacía de sus miserias por el retrete y luego tiraba de la cadena para que se las tragara la oscuridad del subsuelo, como aquel que barre y esconde la suciedad debajo de la alfombra.
    Aquella noche no cenó, le dolía la cabeza y el cuerpo. Tomó un analgésico y se acostó. Puso el despertador a la misma hora de todos los días y tosió.
    Tosió y tosió hasta que se quedó dormido…

    Sofia Pemartin
    Participante

    4 abril, 2020 a las 7:37 pm #33506

    https://www.instagram.com/s/aGlnaGxpZ2h0OjE3ODgyMDAyMjQwNTI3NTU4?igshid=17knxi12jgaib&story_media_id=2280066360234983467

    Aquí mi historia, no lloréis!!

    Sofia Pemartin
    Participante

    4 abril, 2020 a las 7:39 pm #33507

    Aquí tenéis: Mi padre, mi superhéroe: “No soy hulk, solo soy un médico que hace lo que puede”

    https://www.instagram.com/s/aGlnaGxpZ2h0OjE3ODgyMDAyMjQwNTI3NTU4?igshid=17knxi12jgaib&story_media_id=2280066360234983467

    No lloréis!!

    4 abril, 2020 a las 7:47 pm #33508

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Buenas tardes, aquí dejo mi participación.

    Un saludo.

    https://www.facebook.com/catalina.aragongonzalez.5/timeline?lst=100006475416705%3A100006475416705%3A1586025700

    José Buil Quejigo
    Participante

    4 abril, 2020 a las 7:48 pm #33509

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2734878153306092&id=100003518017880

    4 abril, 2020 a las 8:29 pm #33511

    Francisco Perez Garcia el 3 de abril, 2020 a las 11:20

    https://www.instagram.com/p/B95PRGrq1pdyRUeDEvGGGOdyilFfluGP_DwJ8M0/?igshid=1t7a4fjv4spol

    .

    4 abril, 2020 a las 8:32 pm #33512

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://twitter.com/aguanakingkong/status/1246519262577078277https://twitter.com/aguanakingkong/status/1246519262577078277

    Luisa Ruiz Bueno
    Participante

    4 abril, 2020 a las 8:42 pm #33513

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Buenas noches:

    Me presento al concurso #NuestrosHéroes con el relato "Aplausos".

    Muchas gracias y un saludo.

    Luisa Ruiz Bueno

    https://luisaruizbueno.com/nuestrosheroes/

     

    Carina Vattay
    Participante

    4 abril, 2020 a las 8:50 pm #33515

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Hola. Gracias por hacernos esto, dejarnos escribir. Los felitcito.

    https://www.facebook.com/carinavattay/posts/643488599826077

    Carina

    Elena Galán Díaz
    Participante

    4 abril, 2020 a las 10:23 pm #33516

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    Muchas gracias por esta iniciativa tan bonita.

    Ahí va mi historia:

    El olor de las lágrimas:

    https://www.facebook.com/elena.gd.585/posts/10220060948786940

     

    ESTEBAN TORRES SAGRA
    Participante

    4 abril, 2020 a las 10:31 pm #33517

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://estebantorressagra.blogspot.com/2020/04/diario-de-un-don-nadie.html

    Enrique Vila
    Participante

    4 abril, 2020 a las 11:37 pm #33518

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://www.facebook.com/enrique.vilasoler/posts/10218163431816773

    Enrique Vila
    Participante

    4 abril, 2020 a las 11:42 pm #33519

    Enrique Vila el 4 de abril, 2020 a las 23:37

    https://www.facebook.com/enrique.vilasoler/posts/10218163431816773

    Hecho:

    EL PIRATA ROBERTS (Bendito insomnio)

     

    Bendito insomnio. Parecía superado pero sólo esperaba la oportunidad de atormentarme. Caía rendido en cama tras un vacío y aciago día dedicado a las noticias sobre la puñetera pandemia. Cogía el sueño con la misma facilidad que, horas después, se abrían los ojos sin darme tregua. La caja de orfidal en el cajón de la mesilla me tentaba, ya costó lo suyo dejarlo el año pasado. Próximo reto el tabaco, no necesitaba más vicios y el whiskie de malta ni pensarlo.

    Ahí estaba, frente a la ventana, sentado cigarro en mano y Aberlour – dos dedos – sobre la mesita junto al último libro. Las 4 a.m. y la calle desierta ni animaba a leer, ni a más que dar caladas y sorbos, y mirar hipnotizado la quietud de la avenida a la que daba mi ventana. Una calle ancha en cuesta a 500 mts. del Hospital General. Subida al Monte Picayo le llamábamos los sábados de madrugada sin un duro y haciendo eses. Jodida juventud pasada.

    La luz de portería, justo enfrente, se encendió. Un hombre, de mi estatura, separaba una loseta de pared y se quedaba en ropa interior vistiéndose de nuevo con pantalones y camisa verde, mascarilla y guantes. Se caló la chaqueta y tomó camino, cuesta arriba, hasta que quedó fuera de vista. Sanitario, pensé, de los que daban lo mejor de sí para que el resto observáramos desde intranquilas atalayas. Pura envidia. Alguien que hacía algo por nosotros sin limitarse a mirar y esperar que la tormenta pasara. No como yo, prejubilado a los 55, sueldo íntegro y tiempo para aburrirme sin saber cómo ayudar. Apuré otro vaso, dos cigarrillos y me acosté sabiendo que pasaría otra noche en vela.

    El día siguiente fue una repetición. Levantarse pronto, desayunar, leer sin ganas, aburrirse viendo series y noticias, falsas o no, en el móvil, preparar algo de comer y esperar mejores noticias que no llegaban. La noche, un calco. A la misma hora estaba pendiente de portería y hombre. Ahí estábamos los dos y nuestra rutina. Y al siguiente, y el siguiente del siguiente y toda la semana. Ocho días después quise que supiera que no estaba sólo, que alguien le admiraba y encendí la luz cuando salía de su portal para saludarle desde mi ventana.

    Miró sobresaltado, sorprendido en su secreto, pero al verme en la ventana, vaso en mano y cigarro en otra, levantó su derecha y el índice a los labios pidiendo discreción. Hice lo mismo, levanté la mano del pitillo y le aseguré silencio agachando la cabeza, aceptando. Se marchó, como siempre, y yo a intentar, sin éxito, dormir.

    Pedía que la noche llegara para saludarle; quería transmitirle algo más que un gesto silencioso, imposible entonces. Me conformaba con el saludo silente que cambiábamos, algo es algo, me decía. Aquello se convirtió en el momento del día – de la noche – tanto que me tenía pendiente cavilando sobre su profesión, motivo de vestirse a hurtadillas y todo lo que mi ociosa mente imaginaba.

    Una noche, no recuerdo cuál, me saludó pero distinto. No sé qué, pero sentía la diferencia como un extraño ruido del coche. El consciente no lo percibía, el subconsciente, siempre alerta, lo tenía claro. Se alejó con paso lento, inseguro, y poco después, rodilla en tierra, le costaba levantarse. Miró hacia mi ventana y aunque negaba con la cabeza bajé corriendo los dos pisos y la desierta avenida sin cuidado del inexistente tráfico. Rogó en vano que me alejara, levantó la mano pidiendo soledad pero ni podía, ni quería, obedecerle. Le levanté mientras recogía su tarjeta. Mario Solera Pérez, celador.

    Respiraba con dificultad y lo llevé a mi casa contra su deseo y solté el teléfono con que iba a pedir ayuda ante su mirada. Sentado, con su uniforme verde bajo el chaquetón, confesó. No era Mario, ni era su identificación. Vivía con su anciana madre de ochenta y ocho años a quien le quedaba, diagnosticado, poco recorrido. Jubilado de la Administración por una lesión respiratoria agravada por la edad, pasaba los días vegetando y mirando el reloj sin nada interesante que hacer cuando Mario, su pareja, celador del hospital se había infectado del jodido covid19, llevándoselo por delante sin remedio ni velatorio. Aburrido de ser inservible, de no estar en trinchera, se decidió. No podía vestirse en casa, demasiadas preguntas, pero acudía a diario al hospital bajo una identidad que nadie comprobaba y era feliz de aportar, de ayudar. Luego volvía, desinfectaba todo y lo escondía tras la loseta del rellano. Así llevaba tres semanas, tiempo suficiente para que el bicho se hubiera adueñado de sus pulmones y salud. Parecía contento y todo.

    Medio adormilado lo llevé a la cama y tuve envidia de su profundo sueño. Lo vi claro. La hora siguiente estuve esparciendo agua con lejía por su ropa, mascarilla y guantes, y me vestí con ellas decidido a dar sentido a mi vida. Nervioso, acudí a la zona de urgencias del hospital, nadie se extrañó. Recibía órdenes de trabajo que hacía lo mejor que podía imitando a mis compañeros. Hasta cuando me despedí de ellos llevaba la máscara puesta y nadie me reconoció.

    Cuando llegué a casa, el supuesto Mario estaba despierto, débil y ojeroso, pero me vio llegar con sus ropas y falsa identificación y sólo me pidió que me cuidara mucho antes de cruzar la calle y girarse en el portal y enviándome una sonrisa que acompañó con el dedo pulgar hacia arriba.

    Hace dos días que a la misma hora que salgo una persona en batín me saluda cuando me dirijo al Hospital desde la acera de enfrente, otro insomne. Me sigue con la mirada y me recuerda mucho a alguien.

    No sé cuánto aguantaré ni me importa, pero sí que jamás he dormido mejor.

    Enrique Vila

     

    5 abril, 2020 a las 1:56 am #33520

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1340955629431558&id=100005514018678

     

    https://www.instagram.com/p/B-hkwq5B2pgwcMACr0sCkUuHdH-nDGDBYy4mcE0/?igshid=f40rt8saqoln

     

     

    Manuel Juárez Roca
    Participante

    5 abril, 2020 a las 2:24 am #33528

    Zenda el 3 de abril, 2020 a las 09:56


    Nuestros héroes, por Augusto Ferrer-Dalmau.

    Cuenta una historia heroica. Una historia actual, contemporánea, que puede ser real o ficticia, que puede protagonizar una persona  o un grupo de personas que estén enfrentándose al coronavirus. Cuenta una historia, publícala y participa en nuestro nuevo concurso, que comienza este viernes, 3 de abril y termina el lunes 13 de este mismo mes y que está dotado con 3.000 euros en premios.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 1.000 €. Los diez ganadores del segundo premio recibirán 200 € cada uno.

    1) Las historias deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: Del viernes 3 de abril de 2020 a las 12:00, al lunes 13 de abril de 2020 a las 23:59. El miércoles 15 de abril publicaremos en Zenda una selección con las 30 historias que optan a los premios. El viernes 17 de abril de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 y de los 10 ganadores del segundo premio de 200 euros.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y diez finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #NuestrosHéroes en las redes sociales.

    El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los diez ganadores del segundo premio es de 200 € en metálico. (3.000 €, en total).

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

    https://www.facebook.com/manuel.juarez.1650/posts/2796453477128866

     

    Aquí dejo el relato (otra vez, al editar creo que he borrado mi participación).

    06:00 horas.

    Suena el despertador. Maite abre los ojos despacio, clava la mirada en el techo de la pensión cercana al hospital en el que trabaja. Está molida tras un turno interminable con material insuficiente y demasiadas vidas perdidas. Como puede se despereza, se incorpora en el colchón reblandecido en el que no ha conciliado un sueño reparador, mira su teléfono móvil y ve mensajes de ánimo de sus familiares y amigos, ve que su hijo pequeño le pregunta cuándo va a volver a casa a dormir con él y con su otra mamá. El pecho se le encoge y le contesta que espera volver muy pronto no solo para dormir sino para jugar en el parque, a los videojuegos y a hacer los trabajos que le han mandado los profes. No espera una respuesta rápida, pero ocurre: mamá te quiero mucho, ayuda a los abuelitos que están malitos y lávate mucho las manos que no se te pegue el virus; los deberes ya si eso cuando vuelva al cole. Te quiero mucho. Una pequeña sonrisa se dibuja en su rostro y se le humedecen los ojos. Se levanta, lista, una vez más para la pesadilla: la goma de la mascarilla clavándosele en el alma, pasillos abarrotados y gente a la que no sabe si podrá salvar.

    Juan lleva conduciendo toda la noche sin descanso, no ha encontrado un solo sitio dónde tomar un café o asearse un mínimo. Ya no está para estos trotes, son cincuenta y cuatro años a cuestas y más de treinta años por la red de carreteras del Estado con lluvia, aire, nieve, idiotas y su puta madre. Sin embargo, hoy más que nunca saca fuerzas de dónde no las hay para llevar la carga a buen puerto. Hoy no es un chófer, hoy es un jinete que a lomos de un Babieca de treinta y seis toneladas tiene una misión que cumplir. Así que escupitajo por la ventanilla y con dos cojones, con honor, a recorrer las dos horas de asfalto que tiene por delante.

    No sabe cuántas horas lleva apilando cajas. Le arden los riñones y está cansado. Cada vez que ve un rollo de papel higiénico, se acuerda de la madre que parió a todos los santos. Ha doblado turno toda la semana para evitar una rotura de stock. Y ahí sigue: es el mozo de almacén número mil doscientos seis.

    Roberto, recién salido de la academia con las oposiciones aún frescas en el cogote, lleva horas y horas de pie en controles de carretera. Ha visto de todo en estas semanas. Se plantea muchas cosas.

    08:30 horas.

    Ya ha cumplido. Solo le queda coger el coche y recoger al chico para intentar descansar unas horas antes de volver -si su cabeza se lo permite- a la carretera, a otro viaje, a la batalla. Sigue muy preocupado; no puede estar junto a ella, está prohibido. Llega al coche cansado y con la cabeza en otra parte. Arranca.

    Está deslomado y de plantón esperando. Oye un estruendo y gira la cabeza, mil doscientos seis siente un vuelco y tras el parón sus latidos se aceleran. Corre como no ha corrido en su vida, la congoja no le deja gritar. Llega el primero y tira con todas sus fuerzas de la puerta del coche, pero no puede abrirla. No mira lo que queda del coche que todavía están pagando a plazos.

    Llega con más compañeros y entre todos consiguen sacar al conductor del amasijo rojo en el que se ha convertido su coche. El impacto frontal con el camión solo ha dejado un herido. Hay mucha sangre, sobre todo en los pantalones y en la cabeza; el hombre no está consciente, pero tiene pulso. Le practican primeros auxilios y un torniquete en la pierna izquierda. No se oyen gritos, se oye cómo se desgarra el hombre que estaba intentando sacar al conductor del vehículo. Un compañero dice que la ambulancia está en camino.

    09:07 horas.

    Vicente frena, desactiva las luces y las sirenas de la ambulancia. El personal sanitario actúa con rapidez, cumplen como solo ellos saben. Buena suerte amigo, le desea de todo corazón. Espera que no sea otro de esos que lleva tantos años viendo no llegar.

    -La Parca y el Barquero ya llevan algunos hoy, pero este no -se dice Maite.

     

    15:00 horas.

    En la televisión las noticias informan del número de contagios, fallecidos, curados; sale algún ministro hablando, personal militar limpiando y desinfectando las calles, desaprensivos e insolidarios haciendo el imbécil, aviones militares trayendo material sanitario, más políticos haciendo lo que mejor saben y Europa esto y Europa lo otro. Investigadores dan con una vacuna que tienen que probar.

     

    Unos días después por la tarde.

    Mil doscientos seis o Rubén, no cree lo que le están diciendo por teléfono. Le tiemblan las manos, solloza y sus ojos, en los que creía que no quedaban lágrimas, vuelven a inundarse. Su vecina Miriam le deja el coche para ir al hospital y el pequeño Samuel le pide que le de un abrazo a su mamá de su parte si puede. Llega al hospital. Entre aplausos y con gratitud, Carmen, recibe el alta recuperada. Juan y Rubén se funden en un abrazo con Carmen. Vuelven a casa juntos.

    20.00 horas.

    Estalla el aplauso. En el barrio de Maite, Juan, Rubén, Miriam, Samuel y Carmen, todos aplauden como nunca. En los balcones mensajes de gratitud y ánimo para Maite y todos los que como ella luchan en primera línea.

    #NuestrosHéroes.

    Eva Gende Prego
    Participante

    5 abril, 2020 a las 4:01 am #33532

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=523862281872227&id=100027453782597  Ya tenía escrita esta historia antes que todo el mundo se SOLIDARIZARA. No me gusta lo de heroe, más bien luchadora, pero siendo la voz de todos.

Debes estar registrado para responder a este debate.