• 15 mayo, 2022 a las 2:20 pm #51454

    Saludos:

    Quiero hacer mi pequeña aportación a #HistoriasdelCamino con un relato y una poesía. Ambas las he publicado en mi blog:

    https://arturocanamares.blogspot.com/2022/05/vivir-el-camino-en-compania.html

    https://arturocanamares.blogspot.com/2022/05/poesia-del-camino-escrita-esperando-en.html

     

    También disponibles en facebook:

    https://www.facebook.com/1306044072/posts/10227790744696509/

    https://www.facebook.com/1306044072/posts/10227790746296549/

     

    Asier Susaeta
    Participante

    15 mayo, 2022 a las 6:44 pm #51455

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Hola,

    aquí os dejo mi historia:

    https://adiezdebaldeon.wixsite.com/relatosporpalabras/post/en-la-balanza

     

    15 mayo, 2022 a las 9:07 pm #51457

    Mi relato sobre el camino de Santiago

    Titulo: ELLA Y EL CAMINO

    https://www.facebook.com/gonzalo.r.baleato

    Ignacio Cortina
    Participante

    15 mayo, 2022 a las 9:28 pm #51458

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenos días, envío mi relato.

    https://ignaciocortina.wordpress.com/2022/05/15/voz/

     

    Muchas gracias y mucha suerte a los participantes.

    oscar vazquez lima
    Participante

    16 mayo, 2022 a las 2:39 am #51459

    Buenas noches, dejo el enlace de mi historia

     

    https://oscarvazquezescritor.wordpress.com/2022/05/16/la-dama/

    Álvaro Domínguez
    Participante

    16 mayo, 2022 a las 3:40 am #51460

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Me llamo Álvaro  y participo en el concurso #HistoriasdelCamino con el relato "La sombra", que he publicado en el siguiente enlace:

    https://www.instagram.com/p/CdmcR9rKjBy/?utm_source=ig_web_copy_link

     

    ¡Suerte a los demás participantes!

    A.

    Hesbediah
    Participante

    16 mayo, 2022 a las 9:11 am #51462

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas tardes,

    Participo con el relato «Sangüesa», accesible en la siguiente entrada de blog:

    https://irishsliceofmadrid.com/2022/05/15/sanguesa/

    Gracias,
    María C.

    Enda Kenneally
    Participante

    16 mayo, 2022 a las 9:14 am #51463

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenos días,

    Participo con el relato «Fantasmas del Camino», disponible en esta entrada de blog:

    https://irishsliceofmadrid.com/2022/05/15/fantasmas-del-camino/

    Saludos
    Enda K.

    16 mayo, 2022 a las 2:12 pm #51464

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    He subido mi relato OTRO CAMINO DE SANTIAGO a

    https://negrassobreblanco.wixsite.com/mis-relatos

    16 mayo, 2022 a las 3:31 pm #51465

    Buenas tardes.

    Adjunto enlace a mi relato: "LA DIOSA DEL RÍO".

    LA DIOSA DEL RÍO

    https://www.instagram.com/p/Cdnt_vgNUv5/?igshid=MDJmNzVkMjY=

    Gracias por su iniciativa y un saludo.

    Álvaro Domínguez
    Participante

    16 mayo, 2022 a las 6:11 pm #51466

    Me llamo Álvaro Domínguez y participo con un segundo relato titulado "Mochilas", que se puede leer en este enlace:

    https://www.instagram.com/p/CdoAMllqDq4/?utm_source=ig_web_copy_link

     

    ¡Saludos!

    Gisela Gandolfino
    Participante

    16 mayo, 2022 a las 6:21 pm #51467

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    https://www.facebook.com/gisela.gandolfino/posts/10225231952537905

     

    ese es mi relato. gracias!!

    Gisela Gandolfino.

    Aldo Ferradás
    Participante

    16 mayo, 2022 a las 7:28 pm #51468

    Este es el enlace a mi relato, Encrucijada:

    https://blaqus.blogspot.com/2022/05/encrucijada.html

    16 mayo, 2022 a las 9:09 pm #51469

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    MOISES ALEJANDRO CABALLERO

    CUENTO: ANIMAS

    https://isla-vagabunda.blogspot.com/2022/05/animas.html

     

    BUEN CAMINO

    16 mayo, 2022 a las 11:27 pm #51470

    Daniel Gonzalez Irala el 11 de mayo, 2022 a las 14:52

    Mi participación en este concurso sobre el Camino de Santiago está colgada en mi perfil:

    https://www.facebook.com/daniel.g.irala/

    Se trata del relato "El botafumeiro".

    Gracias y suerte a tod@s l@s participantes

    Hola, este es mi enlace en facebook


    https://www.facebook.com/hashtag/historiasdelcamino


    Hola, este es mi enlace en donde se encuentra publicado el relato en facebook:


    https://www.facebook.com/hashtag/historiasdelcamino


    Hola, Feliz día. Este es mi primer texto para el concurso. Se encuentra publicada en Blogger: La Calvaria Literatura https://lacalvarialiteratura.blogspot.com.co/2022/05/historiasdelcamino.html

     

     

    «ESPÉRAME EN EL CAMINO DE SANTIAGO»



    Por Gilberto García Mercado


    Por la mañana los senderos que llevaban a la vieja escuela se volvían intransitables. El barro y el sedimento se adherían a los zapatos y muchas veces los muchachos tenían que despojarse de las botas. Un cielo denso y oscuro de septiembre parecía precipitarse sobre Los Geranios. No obstante, los cinco amigos seguían el sendero bajo los paraguas, salpicados de cuando en vez por algunas gotitas de lluvia que lograban sortear las fronteras resguardadas por las sombrillas. Natalia, bella y felina, con un cuerpo que reflejaba sus curvas un poco firmes y pronunciadas hacia una carrera en el modelaje, marchaba altiva y, sin mover siquiera un solo músculo de la cara, al frente. Tenía trece años y su cuerpo desplegaba los encantos de quien ya no era una niña. Alonso, el más pequeño del grupo, siempre iba a la retaguardia y, en los cinco años en que le tocó obedecer a Natalia durante aquellas travesías, fue haciendo un registro minucioso y detallado en la memoria de las mejores imágenes y escenas que había contemplado de la chica. Hasta el punto que hoy, ya vuelto hombre y, desde que perdiera el rumbo de la adolescente, se halla esperándola en algún Camino de Santiago.



    —Si en verdad me quieres, espérame en el Camino de Santiago—había profetizado Natalia.



    Y ahora falta un cuarto de hora para las doce de la noche. Si ella cumple la promesa de hace diez años, él tendrá dieciocho años y Natalia veintitrés. Durante el día, en esta parte de Francia, las calles no han dejado de trepidar con las plegarias y la algarabía de los peregrinos. Ellos enfrentan su fe, acaso ensimismados en oraciones y confidencias con el santo discípulo. Otros llevan sus creencias a la flagelación extrema, soportando fuetes y latigazos para ganarse el perdón del apóstol Santiago. Faltan cinco minutos para las doce y aún por esa Calle de Santiago no asoma la figura grácil y esbelta de Natalia.



    —¿Así que estás enamorado de mí? —le dijo ella entre coqueta y sorprendida.



    El camino no era un lodazal porque estábamos en agosto y las calles se derretían por el calor.



    —Sí, desde siempre—manifestó Alonso, trémulo, y arrastrando las palabras—Vives en mi memoria y no sé cómo sacarte de ella.



    —No lo hagas—se echó a reír un poco divertida Natalia—Espérame en el Camino de Santiago a la medianoche. Así sabré si en verdad me quieres.



    En ese momento, Alonso no creyó en las palabras de Natalia. Quizás debía de ser una broma, no solo por la ocasión y las circunstancias de ser unos colegiales, sino porque aún en nuestras mentes ni siquiera conocíamos el bendito Camino de Santiago.



    —Allí te esperaré—manifestó un poco eufórico Alonso—Aunque llueva, truene o relampaguee.



    Desde entonces se la pasó contando las horas y los días, aferrándose a una esperanza incierta, pues Los Geranios era una población perdida en alguna parte del planeta, que, debido a su pobreza, sus habitantes a duras penas y alcanzaban a graduarse de bachiller. Hasta allí llegaba la búsqueda de un conocimiento que solo los preparaba para trabajar la tierra, cuyo destino era seguir la línea genealógica de sus ancestros. No se les estaba permitido conocer los Caminos de Santiago.



    Natalia, luego de la declaración de amor de Alonso, estuvo mirándolo de arriba abajo, como si la silueta del chico no fuera real, sino una simple ilusión propiciada por el calor de agosto. Como pudo y, apartándose de la ilusión de Alonso, se aferró al muchacho y besándolo largamente en los labios, reiteró: «Búscame dentro de diez años en el camino a Santiago».



    Los días entonces transcurrieron sin la silueta de la mujer, marchando por los viejos senderos que conducían a la vieja escuela. El grupo no fue el mismo, aunque un nuevo miembro se vinculara a él. La ausencia de Natalia se evidenciaba a cada momento, nadie hablaba y las sombrillas no amparaban a nadie en un octubre lluvioso. A Alonso lo vimos enflaquecer, se rodeó de un mutismo que asustaba, pues con la abrupta desaparición de Natalia de nuestras vidas, solo atinaba a murmurar, como loco: «La esperaré en el camino de Santiago. Juro que lo haré».



    Si hay algo que satisfizo a Alonso, es que él haya roto la maldición que pesaba sobre Los Geranios. Se graduó con todos los honores y, es el único, junto con Natalia, que no se quedó en el pueblo a continuar los oficios de sus ancestros. Al muchacho se le avizoró en la distancia una nueva perspectiva con una beca que ganó en Francia para estudiar licenciatura en Literatura Universal. No han sido en vano algunos sucesos que han estado presente en su vida desde la partida de Natalia de la población. De alguna u otra forma comienza a creer en el destino, no rechaza de plano, la frase de Natalia que le repercute en la memoria: «Búscame dentro de diez años en el camino a Santiago».



    Ya son casi las doce de la noche y no hay ninguna pista sobre el paradero de la mujer. Ha vivido todos estos años anclado a su recuerdo. La peregrinación de los fieles ya no tiene el fervor ni la intensidad con que se iniciara la romería rumbo hacia el camino de Santiago. El frío, el hambre, y la noche se han confabulado para que la cita con el Apóstol Santiago poco a poco se vaya diluyendo y, por el contrario, se quede enredada en las fachadas de las casas una atmósfera triste y ambigua. Como si nadie viviera en el territorio francés. Y el único que esperara a una mujer fuera Alonso, el de Los Geranios, que pase lo que pase esperará a Natalia, hasta si es posible, la otra vida. El reloj de una catedral cercana deja oír, el tang, tang, de los doce campanazos de la media noche.




    Hola este es mi segundo relato publicado en facebook


     

    https://www.facebook.com/hashtag/historiasdelcamino


    Hola, cordial saludo. Aquí les dejo mi segundo relato publicado en blogger


    https://lacalvarialiteratura.blogspot.com/2022/05/historiasdelcamino_21.html


    EL SECRETO DE MELISA



    Por Gilberto García Mercado


    La noticia de que Melisa Cervantes murió lo dejó tan consternado que tuvo que sentarse en un escaño del parque mientras recuperaba el aliento. Se había vuelto costumbre en ese itinerario que Óscar Vargas emprendía por la región, en su condición de vendedor de pólizas de seguro, antes de llegar al hotel que lo albergaría por una semana, conversar con doña Melisa de esto y de aquello. La mujer regentaba un viejo puesto de frutas en el parque. Era ella una señora con una vejez apacible, «de esas en que, en vez de envejecer, rejuveneces», por lo menos así lo percibía Vargas cuando conversaba con ella en el parque.



    —Así que eres como los marineros—dijo la anciana con un brillo singular en sus ojos cafés—Vas dejando un amor en cada puerto.



    —No todo lo que se dice por ahí es verdad—comentó Vargas fingiendo indiferencia—No soy la clase de hombre que va teniendo aventuras por aquí y por allá.



    Esa conversación la tuvo en un agosto árido en que el viento golpeaba el cuerpo con lengüetas de fuego. El reloj de pulso indicaba las dos de la tarde. Y él le había llevado a la anciana unas gaseosas y algunas delicatessen, como hacía casi siempre que viajaba a la población. Se identificaba mucho con la anciana, le recordaba a su madre quien ya no estaba en esta vida y, que fue hasta el final, su soporte para que no naufragara en el mar de los pobres.



    Al parecer Melisa Cervantes no tenía a nadie. Como ocurre en los seres humanos ella también había tenido su oportunidad. Que no la aprovechó, o que el destino le jugara una mala pasada para relegarla finalmente en la esquina de este viejo parque, ya es otra cosa. Con los días, ella le fue narrando su historia, la anciana reía algunas veces y otras se entristecía, como cuando en el argumento se refería a Mauricio Dávila, el amor de su vida. Así que el saber que la mujer ya no estaría para que lo escuchara, una confesión que a Vargas lo volvía frágil y fuerte al mismo tiempo, con el deseo irrestricto de ser un pequeñuelo protegido de mamá, de alguna forma lo hacía sentirse solo.



    —Usted jamás habla de su familia—expresó Vargas una tarde de un recalcitrante verano—Nadie merece estar solo en la vida. Es jodidamente triste.



    —Detente, no me arrepiento de nada. La vida es así, algunos nacen con la felicidad implícita en el cuerpo y, otros a duras penas, logran tener una pequeña porción de ella—agregó la vieja con singular vehemencia.



    Escarbando y escarbando por fin Vargas fue develando los secretos de la vieja. La felicidad Melisa la tomaba de un viejo y descuadernado libro de color negro que ella protegía muy bien de quienes llegaban a su puesto en el parque a comprar sus productos. Al principio pensó que la vieja Melisa debería de ser miembro de alguna secta secreta, por la forma en que cubría el libro con una toalla gris en una caja de cartón, de santería o vudú, menos que ella profesara una fe profunda por el Evangelio de Cristo.



    Lo supo cuando heredero de sus pocas pertenencias, se dirigió al pequeño cuarto y el propietario se las señaló. Fue entonces cuando vio la santa biblia que ella en vida se negara a descubrir. Recordó entonces sus palabras muchas veces edificantes que le devolvían la calma y le hacían comenzar de nuevo: «Haz las cosas con pasión, jamás te detengas si crees que quien dirige tu vida es Dios. Para él no hay nada imposible. Sé que jamás te cansarás». Esa conducta de mujer sabia y humilde chocaba con los anhelos que tenía Óscar Vargas de descubrir por qué ella mantenía la biblia oculta todo el tiempo con una toalla gris.



    «Aunque algunas sectas secretas utilizan la biblia con fines de maldad», sentenció para sí Óscar Vargas.



    Pero eso no eran los senderos de Melisa. En ella había algo misterioso, una paz indescriptible, la extraña mansedumbre de su rostro desarmaba cualquier mal pensamiento y llevaba a la persona a una confrontación consigo misma, al final le daba la razón al interlocutor.



    Cuando el propietario me advirtió, luego de recoger las escasas pertenencias de la difunta, y dijo que no olvidara la biblia, percibí en la frase imperativa del hombre, la acuciosa necesidad de por fin poder develar el misterio de la biblia de Melisa Cervantes.



    Disculpándome en todo momento, dije al propietario que me dejara solo veinte minutos con el espectro de Melisa. El buen hombre accedió con una mueca despectiva en el rostro, y yo volví a lo mío.



    En las páginas de la biblia, como si la rúbrica de los dos fueran arañazos, se hallaban los nombres de Melisa y Mauricio Dávila. No obstante, lo que más le llamó la atención fue la historia de amor que, escrita entre recortes de papeles, se hallaba desplegada y mimetizada en la biblia. En el apocalipsis había un recorte de papel viejo en el que rezaba: «En el instante en que abras la biblia nos encontraremos en el Camino de Santiago. Tuyo. Mauricio Dávila».



    17 mayo, 2022 a las 12:48 am #51471

    https://www.facebook.com/groups/804780689623076/permalink/4551484398286001/

     

    CAMINO PORTUGUÉS DE LA COSTA

    Séptima etapa: sábado 19/10/19.

    PÓVOA DE VARZIM - MARINHAS.

    LLUVIA EN EL SÉPTIMO DIA:

    Había llovido torrencialmente toda la madrugada.

    La estadía me regaló por la noche anterior y hasta quedarme dormido, una exquisita y animada charla con el madrileño Juan, con quien compartí el dormitorio “B” del Albergue de Peregrinos São José de Ribamar.

    Historias propias de Juan que casi rozaban la verdad. La separación con su esposa infiel, su renuncia como gerente de una multinacional, su restaurante alquilado y su vida de viajero por el mundo. Tan bien contadas y en detalle que parecían reales.

    A la mañana siguiente, la lluvia no disminuía en su intensidad y sin embargo los peregrinos uno a uno iban saliendo del albergue para iniciar etapa. Primero los dos italianos hinchas del “Atalanta”, quienes habían hecho mención y expresado su admiración por el “Papu Gómez” cuando supieron que yo era argentino. A ellos le siguieron en salida dos alemanes, luego Sebastián el brasileño.

    A todos despedíamos casi rezando con un “BUEN CAMINO” …

    El ruido de los truenos desafiaba al más valiente para desistir en conseguir la próxima etapa.

    La negativa efusiva de Juan que decía: “¡Madre mía! ¡Con esta lluvia yo no me muevo de aquí!

    Al pasar por la cocina encontré en charla de desayuno a una pareja de jóvenes argentinos que venían desde Santiago de Compostela hacia Lisboa y a Alfonso, un asturiano que iba en el mismo sentido que yo. A esa hora solo quedábamos en el albergue los ciclistas, y Juan…

    Breves comentarios de cuál era el camino elegido por cada uno, los kilómetros a recorrer, y la lluvia…

    Con los chicos argentinos fuimos juntando coraje y decidimos desafiar al temporal.

    Alfonso dijo en voz alta: “YO NO SALGO CON ESTA LLUVIA. ¡LOS ARGENTINOS SON MIS HEROES!!!”

    El otoño de Europa definitivamente estaba instalado y se mostraba con más intensidad en esta ciudad costera del atlántico.

    Apenas asomé a la vereda, advertí que había perdido los guantes, indispensables para afrontar el agua helada que en ese momento caía casi a baldazos. Preguntando, pocos metros después, encontré un negocio de indumentaria para el ciclista atendido por sus dueños, quienes al despedirme repitieron el consejo que NO ERA CONVENIENTE TRANSITAR CON TANTA LLUVIA.

    Y salí nomás… Apenas empecé a rodar encontré un reparo bajo el alero del Mercado Municipal. La lluvia era cada vez más intensa. Un matrimonio de ancianos que aguardaba al lado mío me sorprendió diciéndome…” Llueve mucho. ¿Porque no vienes a casa? Te duchas y te quedas a almorzar algo caliente.

    Levanté la mirada y vi a un señor de unos 80 años, muy moreno, de cabellos y bigote blanco, ojos extremadamente brillosos, casi llorosos. A su lado su esposa, con una mirada tan dulce que hasta el día de hoy la recuerdo con mucha ternura.

    Les agradecí juntando mis manos a modo de rezo, pero le expliqué que debía continuar en mi camino. Contaba con los días justos para llegar a Santiago de Compostela, antes del regreso a Argentina.

    La terquedad además no me dejó pensar que era lo más apropiado. El clima unos minutos después iba a decirme que tenía que haber hecho…

    Reforcé mi abrigo para la lluvia colocándome encima de todo un chubasquero y arranque nuevamente. Hice unos pocos kilómetros recorriendo la N13. El agua acumulada en el pavimento era tanta que llegaba a hundir los pies en cada vuelta que daba al pedal.

    Los Automóviles que me sobrepasaban desplegaban un fuerte oleaje hacia ambos cordones, provocando que en pocos segundos me empape totalmente.

    El agua había ingresado en el interior de mis prendas, que protegían desde el cuello a los tobillos, ingresando por la cintura y por los brazos. La temperatura esa mañana no superaba los 10° C.

    Con mucha pena decidí entonces volver al albergue para permanecer por el resto del día. Al verme llegar, Alfonso y Juan me dijeron casi al unísono: “¡¡¡ARGENTINO CABEZA DURA!!!”

    Con la cabeza gacha y una sonrisa, luego de ponerme ropa seca, volvimos a las historias de Juan y ahora también a las de Alfonso en las guardias del Hospital Veterinario, en las afueras de Londres.

    Mediodía, almuerzo y más relatos. La fraternidad ya había nacido entre tres personas que hace unas horas eran desconocidos y ahora daba la sensación de ser un grupo de amigos de muchos años, con una innumerable cantidad de almuerzos compartidos.

    Las cargadas a Juan, que a cada rato nos recordaba a su esposa que se fue con “otro”. Una entrada de “Sopa de Legumes” y plato principal “Peixe frito variado c/arroz de feixâo” por 4 Euros y una jarra “Vino branco verde” bien helado. Sin dudas, el mejor almuerzo en Portugal…

    Y la lluvia paro… Lentamente las nubes fueron dando paso al sol. Casi corrimos al albergue, tomamos nuestras cosas y echamos a andar

    Las ansias de continuar nos pusieron enseguida en el camino, a Juan a caminar y a Alfonso y a mí en la bici, era la primera vez en el camino que tenía un compañero de viaje. A poco de empezar, encontramos a juan ya en sus pasos. El pedaleo nos obligó a alejarnos de el para siempre no sin antes desearle con mucho afecto un “Buen Camino peregrino” …

    Devoramos 24 kilómetros sin darnos cuenta por la Charla sobre realidades políticas, hasta que nuevamente nos alcanzó una llovizna fuerte. Nuestro fin de etapa era entonces el albergue de Peregrinos de Marinhas.

    Habían pronosticado soleado para el día siguiente, así que nos esperaban 50 km y cruzar a Galicia en Ferry, pensé.

    El sueño fue llegando a la almohada. Los recuerdos de esa mañana iban pasando en diapositiva hasta que se detuvieron en la mirada del matrimonio de Póvoa de Varzim. Los imaginé solos en su casa, extrañando en silencio a sus hijos ya mayores y a esos nietos que nunca vienen… la emoción llegó entonces antes que el sueño y dejó su marca entregando una lágrima…

    Debí aceptar aquella invitación…

    #historiasdelcamino

    Pilar Guzman Sopesens
    Participante

    17 mayo, 2022 a las 8:21 am #51472

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenos días.

    Entrada de mi blog.

    Gracias.

    https://escritora806136363.wordpress.com/2022/05/17/la-magia-del-camino/

    17 mayo, 2022 a las 10:11 am #51474

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenos días,

    Participo en el concurso con mi relato "El puente" publicado en mi blog https://entreombres.blogspot.com/2022/05/el-puente.html

    Saludos

    17 mayo, 2022 a las 11:46 am #51475

    Hola, mi relato El Reencuentro para este concurso. Saludos desde Granada y suerte.

    https://mycrorrelatos.blogspot.com/2022/05/el-reencuentro.html

     

    Carmen Leal Soria
    Participante

    17 mayo, 2022 a las 1:20 pm #51476

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Os dejo un relato. Se llama "Páramo".

    https://mycrann.wordpress.com/2022/05/17/p2dslv-3ra/

    ¡Buen camino a los que caminen!

    (Lo mismo ya no existe "La Fresquita"... ¡sniff!)

El debate ‘Concurso de relatos Historias del Camino’ está cerrado y no admite más respuestas.