• 19 diciembre, 2019 a las 9:37 pm #31226

    https://www.instagram.com/p/B6RF3l_DBrx/

    ¡Feliz Navidad para todos!

    Aquí mi relato:

    UNA LUZ EN EL LAGO

     

    La noche negra, el lago negro, la vida negra. Donde no hay senderos es fácil perderse, aún más si la oscuridad reina. Este es el caso del pueblo La Rosa, a la orilla del Lago de Maracaibo, en Venezuela. Un pueblo perdido en su miseria, una miseria que germinó en una de las zonas más ricas del planeta. Una flor de petróleo, un brote de la indiferencia de un mundo que no gusta de mirar atrás, para no ver su huella.

    Y allí estaba él, Juan, el pequeño Juan, de apenas cinco añitos; sentado sobre la cálida arena con los ojos tristes y la vista perdida en un punto en lontananza, donde un sol agonizante se había hundido momentos antes en un charco carmesí, que luego engulló sin compasión la noche. Sí, allí estaba él, en medio de las sombras que parecía arrojar sobre la tierra el oleaje del viscoso lago; con sus piernitas cruzadas, y sobre ellas, protegido por sus manos gráciles, un pequeño bote de madera que su padre había tallado con sus propias manos, obsequiándoselo dos semanas antes, cuando salió en su bote de verdad a buscar la pesca que era el sustento de su familia, pero que cada día se hacía más difícil de hallar debido al elevado nivel de contaminación del lago, viéndose ahora obligado a ir cada vez más lejos. Aunque esto tampoco garantizaba el éxito de su esfuerzo, toda vez que un viaje más largo también suponía unos riesgos a los que no se exponía en sus zonas habituales de pesca.

    Uno de esos riesgos era la piratería reinante en las oscuras aguas del Lago de Maracaibo. Aquella otrora tierra de ingente riqueza petrolera, hallábase ahora sumergida en la miseria y azotada por la delincuencia y la anarquía. Era un total caos, y en medio de éste los humildes pescadores no tenían otra opción que salir al inmenso lago a buscar la comida de sus familias, arriesgándose a ser secuestrados por los piratas, que solían pedir rescate por sus víctimas sin importarles la pobreza de sus familias, que en la mayoría de los casos vendían todo sus bienes, incluso sus humildes viviendas, para intentar salvar la vida de sus seres queridos. Sí, para intentar salvarlos, porque no obstante habiendo pagando lo exigido por los piratas, muchos pescadores jamás aparecían. Y en esos días, el padre de Juan aún no regresaba, aunque su pequeño hijo, y quizás sólo él, lo esperaba esperanzado todas las tardes tal como solía hacer siempre, antes de la última despedida, hasta que su madre lo llamaba para que se fuera a la cama, algunas veces sin cenar.

    Esta vez ella se acercó, con el corazón desgarrado. Trató de ser sigilosa. Quería verlo en su pose de hombrecito serio y formal. Y allí estaba él. Sí, su esposo y ella habían hecho un buen trabajo, pensó la madre con un dejo de orgullo que por un momento llegó a velar su dolor. Juan sería un hombre de bien, porque sólo un alma noble podía ser tan tenaz ante la dura adversidad, frente a una realidad asaz cruel. Y es que ya Juan -siendo aquel un pueblo tan pequeño- conocía las historias de otros padres que salieron a pescar y nunca más regresaron.

    Pero precisamente era esa actitud del chico lo que más le escocía el alma a su madre Isabel. Era Nochebuena, víspera de Navidad, y su pequeño hijo se aferraba a una esperanza que podría pronto convertirse en una gran desilusión, y las desilusiones siempre son dolorosas, sin importar la edad.

    Ya todos los adultos habían probado el sabor acre de la decepción, de una u otra forma. Pero era siempre un sueño de los padres que sus hijos vivieran en un mundo menos cruel, algo más dulce. Y miró sobre la figura de su chico, recortada contra la débil luz de los astros, y su vista recorrió las aguas ennegrecidas por los derrames petroleros que ya nadie se preocupaba por limpiar, para fijar luego sus cansados ojos en la distante orilla opuesta, aunque invisible. Allí estaba, completamente apagada, la segunda ciudad en importancia de su país. ¡Qué injusto era Dios! ¿Por qué su hijo tenía que vivir en un mundo tan cruel? Primero la gran crisis del país y la muerte del lago, luego la desaparición de su padre.

    Pero su pequeño hijo se aferraba a la esperanza. Todas las noches, tal como su abuela le había indicado, le pedía con fe a la Virgen del Lago, a «La Chinita», para que le devolviera a su padre amado.

    --Ven mamá, acércate –dijo el chico percatándose de la presencia de su madre, sin haber volteado atrás para verla.

    Ella, algo sorprendida, cruzó la distancia que les separaba y se sentó junto a él. Quería decirle que era inútil seguir esperando a su padre. Pero un nudo en la garganta se lo impedía.

    Atrás, los habitantes del pueblo se preparaban para celebrar con lo poco que tenían, la Nochebuena.

    Isabel lo rodeo con sus amorosos brazos y besó tiernamente su mejilla.

    --No sufras más mamá, que papá está por llegar. «La Chinita» me lo ha dicho esta noche.

    Su madre pensó que se trataba de una reacción propia de su edad. Seguía el chico refugiándose en la fe para evadir el dolor. Esperaría hasta el día siguiente para hacerle entrar en razón. Pero en ese momento una intensa luz, sin llegar a ser cegadora, llamó su atención. Una gigantesca y fulgurante estrella se reflejaba en las aguas oscuras. Luego sintió el ruido del motor de un pequeño bote, que poco a poco fue haciéndose más grande a la luz del maravilloso astro.

    Ambos corrieron hasta el muelle.

    Era un bote de la policía. Habían hallado al padre de Juan, con vida. Entonces la pobreza no fue óbice para la felicidad de la familia. Como el niño había anunciado, su padre llegaba. Era Nochebuena, y la Virgen, una vez más, había obrado un milagro.

    daniel montes
    Participante

    19 diciembre, 2019 a las 11:01 pm #31227

    Zenda el 18 de diciembre, 2019 a las 11:51

    ¿Qué puedes hacer este final de año y hasta el 6 de enero? Entre otras cosas, participar en el cuarto concurso de cuentos de Navidad de Zenda, que está dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 12:00, al lunes 6 de enero de 2020 a las 23:59. El miércoles 8 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 10 de enero de 2020 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #cuentosdeNavidad en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Hola a todos

    Mi cuento _ Toñito Navidad

    https://www.facebook.com/daniel.montestoro.3/posts/10157644263731544

    Toñito Navidad
    Autor: Daniel Montes Toro
    Caminaba sin prisa aplastando las primeras bolas de granizo que anunciaban la navidad; la gente mientras tanto aceleraba el paso y en cada calle la música producía transformaciones mágicas en los rostros y ánimo de las personas, en resumen el panorama era el del festival de los abrazos y amor desbordado. Sonreí con amargura al ver la felicidad de los viandantes por los efectos decembrinos, a los que consideraba hipócritas pues el resto del año sus rostros eran adustos y al toparse una persona con otra, aparecía el rictus mecánico de un Asperger hiperbólico, que solitario deambulaba por las calles sin esquinas de un mundo abúlico.
    Al entrar a una cafetería el vaho caliente de un café me reconfortó y evoqué mi lejana infancia. De inmediato y sin saber porqué, dos lágrimas resbalaron por las grietas del pasado y volví a ser el niño medroso y triste que miraba por la ventana gris a los demás niños que brincaban ansiosos apurando la noche de las sorpresas dulces, la nochebuena; noche de anhelos y regalos; pero que en mi familia no se celebró nunca, por la pobreza infinita que siempre nos envolvió con su manto escaso.
    Mis pensamientos me llevaron a la pieza magra que compartía con mis hermanos y los vi dormidos, casi desgonzados por el hambre y el cansancio de esperar…esperar nada. Apreté las mandíbulas con rabia y dolor, me enjugué las lágrimas y apuré el café amargo de todos los diciembres de mi vida adulta.
    Salí del sitio y me detuve frente a una vitrina y el reflejo del vidrio me devolvió una imagen demudada de un viejo abandonado. Me restregué los ojos violentamente y el rostro se fue desvaneciendo junto con la sal de los recuerdos. De pronto sentí que me halaban de la chaqueta y vi a un pequeño niño que me sonrió, estiro su tibia manita y me dijo:
    - Te cambio tu tristeza por un caramelo ¿Aceptas?
    Dudé, pero su tierna mirada me convenció. Respondí tímidamente:
    - Acepto. ¿Estás perdido?
    Me hizo señas para que me agachara y quedamente me abrazó. En ese momento sentí brotar el amor desde el fondo de mi alma, además reconocí que mi vida no estaba anegada por la amargura. Por primera vez en navidad pude sonreír.

    Lola Sanabria García
    Participante

    19 diciembre, 2019 a las 11:33 pm #31230

    Buenas noches.

    20 diciembre, 2019 a las 12:54 pm #31237

    Feliz Navidad a todos. Mando el primero de mis dos cuentos:

    NAVIDAD CON AMIGAS   https://madridmuychic.com/navidad-con-amigas

     

    20 diciembre, 2019 a las 12:55 pm #31238

    Feliz Navidad a todos.  Mando el segundo de mis dos cuentos.

    NAVIDAD EN INSTAGRAM:  https://madridmuychic.com/navidad-en-instagram

    Pedro Picatoste
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 1:45 pm #31241

    Zenda el 18 de diciembre, 2019 a las 11:51

    ¿Qué puedes hacer este final de año y hasta el 6 de enero? Entre otras cosas, participar en el cuarto concurso de cuentos de Navidad de Zenda, que está dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 12:00, al lunes 6 de enero de 2020 a las 23:59. El miércoles 8 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 10 de enero de 2020 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #cuentosdeNavidad en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Felices fiestas, espero que os guste mi cuento, a mi me ha hecho recordar...

    Ojos de Navidad

    Ahora es ya un adolescente de libro y si le brillan los ojos con algo, yo ya no los veo, espero que de verdad siga teniendo dentro esa ilusión que vivió el día que juntos vimos a Papá Noel,en su trineo, elevándose en el cielo.

    La noche de nochebuena en la casa de tres niños pequeños era todo alegría e ilusión, mil atenciones, mil besos, miles de cariños, regalos y amor para los tres hermanitos que eran todo felicidad.

    Tras la cena, de pronto sonó un ruido en el salón de la chimenea grande, miré sorprendido a los tres y dije, “ahí está, papá Noel se ha caído en la chimenea, vamos , vamos a ver si lo pillamos...”

    La casa de huerta era grande pero la velocidad de ellos también, allí estaban los regalos, junto al árbol y allí fueron el pequeño y el mayor a descubrir los suyos.

    El mediano,sin embargo, se quedó buscando algo más, vio unas huellas de nieve que parecían de papel, me cogió la mano y me las enseñó. Sí, eran de papá Noel y llevaban hacia fuera de la casa.

    Le acompañé afuera y allí vi lo más increíble y maravilloso que he visto en mi vida. Mientras yo le decía “mira, mira en el cielo, mira el trineo y los renos, ya se va, ha dejado los regalos y se va hasta el año que viene.”

    La emoción de su cara era total, tanto que solo acertó a levantar el brazo y señalarme con el dedo al cielo. Yo no pude quitar los ojos de la expresión de su cara. Y ahí pasó, sus ojos brillantes reflejaron el trineo , los renos y al propio Noel de forma nítida, yo lo vi.

    Alucinado miré entonces al cielo y solo tuve fuerza para levantar el brazo y señalar al cielo como mi hijo hacia, así estuvimos un buen rato.

    Nunca tuve una navidad mejor.

     

    Pedro Picatoste

     

    https://www.facebook.com/pedro.picatoste/posts/10212024566009477

    Benigno López Moure
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 2:08 pm #31242

    Zenda el 18 de diciembre, 2019 a las 11:51

    ¿Qué puedes hacer este final de año y hasta el 6 de enero? Entre otras cosas, participar en el cuarto concurso de cuentos de Navidad de Zenda, que está dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 12:00, al lunes 6 de enero de 2020 a las 23:59. El miércoles 8 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 10 de enero de 2020 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #cuentosdeNavidad en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas tardes,

    Comparto el cuento de Navidad con el que participo. Mucha suerte a todos.

    Mierda, es feo

    Felices Fiestas!

    Omar Rubén La Rosa
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 2:48 pm #31243

    Zenda el 18 de diciembre, 2019 a las 11:51

    ¿Qué puedes hacer este final de año y hasta el 6 de enero? Entre otras cosas, participar en el cuarto concurso de cuentos de Navidad de Zenda, que está dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 12:00, al lunes 6 de enero de 2020 a las 23:59. El miércoles 8 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 10 de enero de 2020 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #cuentosdeNavidad en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenos días, con mis deseos de felicidades y prosperidad para estas fiestas y el año que comienza. Este es un "relatontito" de hace un par de años atrás, y es que sucede que para esta navidad no me sale nada nuevo, quizás porque estoy dejando de ser niño, y la Navidad es eso, el nacimiento de un niño, la magia del mundo vista a través de los ojos de una criatura...con los ojos del alma, esos ojos que, a fuerza de entrecerrarlos para poder enfocar "mejor" nuestras vidas de adultos, terminamos cerrando a la magia navideña. Una misma cosa se ve de una u otra forma, según como se mire.

    Abajo el link al blog, si les nace al menos una sonrisa al leerlo, aunque no me lo cuenten, me daré por bien pagado

    https://ytusarg.blogspot.com/2018/12/papa-noel.html

    Valentina

     

    Jésus Félix Gómez
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 4:52 pm #31244

    Perdón. Cometí un error a la hora del envío. Abajo está mi cuento. Un abrazo.

    Jésus Félix Gómez
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 4:54 pm #31245

     

    Envío mi segunda participación, Mucha suerte a todos y Felices Fiestas. Un abrazo.

    La Navidad es para todos

     

    20 diciembre, 2019 a las 7:16 pm #31247

    Titulo: Podría ser un cuento de Navidad, pero lo es.

    https://www.facebook.com/joseluis.gutierrez.96343/posts/2710033089091129

     

    Saludos

    Venancio Castillo
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 8:23 pm #31250

    Mi Cuento para el Cuarto concurso de cuentos de Navidad

    ¡FELIZ NAVIDAD, DIOS TE BENDIGA HERMANO!

    https://www.facebook.com/venancio.castillogonzalez/posts/10221034198382156

     

    Claudia Morales
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 8:26 pm #31251

    Sonia Montero el 18 de diciembre, 2019 a las 13:37

    Perdón, lo colgué aquí por error.

    Ya lo quité.

     

    Claudia Morales
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 8:34 pm #31252

    Zenda el 18 de diciembre, 2019 a las 11:51

    ¿Qué puedes hacer este final de año y hasta el 6 de enero? Entre otras cosas, participar en el cuarto concurso de cuentos de Navidad de Zenda, que está dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 12:00, al lunes 6 de enero de 2020 a las 23:59. El miércoles 8 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 10 de enero de 2020 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #cuentosdeNavidad en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Aquí dejo mi segundo texto:

    INFELIZ CUMPLEAÑOS

    https://www.facebook.com/notes/claudia-morales/infeliz-cumplea%C3%B1os/10157916070899458/

    nicolas abad
    Participante

    20 diciembre, 2019 a las 11:54 pm #31254

    Cuento de Navidad https://zapatillasparato2.blogspot.com/2019/12/cuento-de-navidad.html?spref=tw&m=1

    21 diciembre, 2019 a las 12:49 am #31256

    Benigno López Moure el 20 de diciembre, 2019 a las 14:08

    Buenas tardes,

    Comparto el cuento de Navidad con el que participo. Mucha suerte a todos.

    Mierda, es feo

    Felices Fiestas!

    Muy buen relato. Será difícil superarlo. Me gusta

    Victoria Santisteban
    Participante

    21 diciembre, 2019 a las 5:28 am #31257

    Zenda el 18 de diciembre, 2019 a las 11:51

    ¿Qué puedes hacer este final de año y hasta el 6 de enero? Entre otras cosas, participar en el cuarto concurso de cuentos de Navidad de Zenda, que está dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 12:00, al lunes 6 de enero de 2020 a las 23:59. El miércoles 8 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 10 de enero de 2020 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #cuentosdeNavidad en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    "Un día de invierno".

    http://blog.nfasys.net/2019/12/21/un-dia-de-invierno-de-victoria-santisteban/

    Felices fiestas a todos.

    Un saludo.

     

    21 diciembre, 2019 a las 8:22 am #31258

    Zenda el 18 de diciembre, 2019 a las 11:51

    ¿Qué puedes hacer este final de año y hasta el 6 de enero? Entre otras cosas, participar en el cuarto concurso de cuentos de Navidad de Zenda, que está dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 12:00, al lunes 6 de enero de 2020 a las 23:59. El miércoles 8 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 10 de enero de 2020 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #cuentosdeNavidad en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    ¡Salud y fiesta!

    http://gastropitecus-gloton.blogspot.com/2015/12/nesquik-con-leche-de-cabra-recien.html

    NAVIDAD CON NESQUIK Y LECHE DE CABRA RECIÉN ORDEÑADA

    Comenzaba el noventa y dos. Todos decían que sería la apoteosis de una España por fin moderna, europea y beautiful, con olimpiadas y expos universales adornando los sueños húmedos de muchos. Pero él rozaba los veinticinco y acababa de descubrir a Chatwin, a Kapuściński y a Fermor, repudiando con arrogancia a Cela, Ruano o Azorín. Nada deseaba más que hacer su primer viaje equinoccial, proponerse una aventura cercana y también de alguna forma primitiva, lejos de turisteos y fáciles aviones, nomadear por una vez por dentro de España mientras se estaba más o menos perdido en la intemperie. El camino de Santiago se le antojaba demasiado sacro y ya muy masificado.  Se le ocurrió entonces hacer caminando la Vía de la Plata durante esos días de Navidad. Encontró anotados en una vieja traducción de Medea que  hizo su abuelo los nombres romanos de los lugares donde cumplían los millarios de la ruta: Augusta Emerita, Sorores, Castra Caecilia, Turmulos, Rusticiana, Capera, Caelionicco, Ad Lippos, Sentice, Salmantica,  Sibarim, Ocelum Durii, Vico Aquario, Brigeco, Bedunia y Asturica Augusta.  Seguiría ese camino, siempre andando, con una mochila pequeña, el saco y un cuaderno de notas.Había hecho mentalmente un pequeño listado con los amigos a los que les propondría aquel paseo y qué razones seductoras enarbolar para intentar convencerles de esa locura. Entraba en el bar de la facultad cuando se chocó con ella y le salió aquella propuesta sin pensarlo, como cuando se desanuda un globo y sale el aire en un segundo sin poderlo impedir. ¿La Vía de la Plata caminando en las vacaciones de Navidad? Vale, pero cuando lleguemos a Astorga, ya puestos, habrá que subir hasta el mar ¿no?. No la conocía demasiado, apenas alguna litrona compartida con otros en el cesped, su cara en alguna asamblea, libros discutidos antes de los exámenes o aquel fin de semana con otros compañeros subidos a los tejados de las casas vacías del pueblo de Riaño mientras los guardias civiles les pedían “por favor” que se bajaran. Era una perfecta extraña pero en ese momento le pareció una buena compañera de camino, una más. Durante toda la mañana del último día de clase fue cruzándose con Alfonso, Marisa, Josiño, Lluis y Carmen. Todos tenían planes y navideñas obligaciones familiares aunque los argumentos de alguno le parecieron una mala excusa para esconder su escaqueo. Al día siguiente, en la estación de autobuses que les llevaría a Mérida solo estaban ella y él. Durante las tres horas de viaje el tiempo se les pasó sin sentir con la cháchara de la facultad, los proyectos por venir y los primeros trabajos precarios como tiernos sociólogos.

    Fue al salir de la ciudad caminando por el primer tramo de la calzada romana cuando se dio cuenta. Estaba atardeciendo, hacía bastante frío. El sol sacaba de los campos extraños tonos verdes y dorados. Siguieron con las risas y las bromas todavía un rato hasta que se les hizo oscuro en medio del camino. Una oscuridad que se fue haciendo muy espesa en pocos minutos. Entonces vieron una tenue luz a la izquierda, no muy lejos. La señora, casi una anciana, les acogió con cariño. Les habló de su marido, la trashumancia, el precio de los quesos, los hijos emigrantes tan lejos, su gusto por cenar un Nesquik con leche de cabra recién ordeñada. Les dejó dormir allí junto al fuego, encima de un montón de sacos de arpillera vacíos. Ellos también compartieron con ella aquel brebaje con pan migado. Él tardó mucho tiempo en dormirse. Aquel lugar parecía al margen del tiempo, como si hubieran viajado de repente al siglo I o más atrás, claro que los romanos no tenían el Nesquik. Ella se durmió muy rápido. A través del intenso olor a leche cruda y queso, humo y leña de encina, cecinas ahumándose en lo alto y arpillera vieja, le pareció detectar un suave olor a limón y rosa.

    Han pasado treinta años. Por el camino de todos esos años hubo ruinas y desdichas, espejismos, crisis, cansancios, soledades. Hoy tiene la certeza de que se puede viajar muy lejos, a lugares exóticos y asombrosos, sin alejarse miles de kilómetros de casa. No olvida nunca aquella Navidad. No olvida nunca el suave olor de ella por encima de todos los olores aquella primera noche o el sabor de aquel brebaje. No olvida nunca, tampoco, la mañana que llegaron al mar.

     

     

    21 diciembre, 2019 a las 9:25 am #31259

    Zenda el 18 de diciembre, 2019 a las 11:51

    ¿Qué puedes hacer este final de año y hasta el 6 de enero? Entre otras cosas, participar en el cuarto concurso de cuentos de Navidad de Zenda, que está dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado del certamen lo forman  escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El jurado, que elegirá un ganador y un finalista, valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos. El primer premio está dotado con 2.000 € y el segundo con 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los cuentos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 12:00, al lunes 6 de enero de 2020 a las 23:59. El miércoles 8 de enero publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 10 de enero de 2020 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #cuentosdeNavidad en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Eliminado...

    Alberto Palacios
    Participante

    21 diciembre, 2019 a las 11:27 am #31262

    Buenos días.

    Mi relato se titula El belén viviente.

    Gracias y buenas fiestas para todos.

Debes estar registrado para responder a este debate.