• Cervantina
    Participante

    14 marzo, 2017 a las 10:09 pm #846

    Dios dio un pan a cada pájaro,

    pero solo una migaja a mí.

    No me atrevo a comerla,

    aunque perezca.

     

    Tenerla, tocarla,

    es mi doloroso placer.

    Confirmar la hazaña que hizo mío el pedacito.

    Demasiado feliz, en mi suerte de gorrión,

    para codicia mayor.

    Extracto de El viento comenzó a mecer la hierba.

    Me reconozco mucho en su sensibilidad, en su profundidad. Me conmueve de veras.

    15 marzo, 2017 a las 2:46 pm #874

    Hola, Cervantina. Con tu entrada has hecho que fuera a la estantería a recuperar este mismo libro y lo haya vuelto a disfrutar. Leer a Dickinson es como mirar un mar que de lejos parece en calma pero al acercarte está completamente revuelto. Gracias!

    Cervantina
    Participante

    15 marzo, 2017 a las 4:19 pm #878

    Me alegro, María. Es verdad lo que dices, parece serena, pero en su interior es pura pasión.

Debes estar registrado para responder a este debate.