• mohamed mohamed
    Participante

    23 enero, 2019 a las 8:57 pm #26082

    Y he aprendido a no torturarme por ser distinto.

    Bailé en templos rendidos al amor barato, persiguiendo el chantaje de tu cadera.

    A veces más libre, a veces encadenado a la tiranía que nos lleva a despreciar todo aquello por lo que un día encendimos todas las velas.

    No había más sal, ginebra, ni agujeros que cerrar.

    Cada día alguien que salvar, que me salve de las palabras frías que tenía en el loco porvenir de conducir mis ideas y venderlas al mejor postor.

    Ya se esfumaron todos los sueños,ahora,solo faltaba tener más miedo a la vida que a la muerte con la vana pretensión de querer vivir en tu triste canción de amor, ser un don nadie y esperar torpemente fumando, que el reloj algún día parase .

    Nordin

     

Debes estar registrado para responder a este debate.