• Ricardo Illera Díaz
    Participante

    20 junio, 2022 a las 8:10 pm #52001

    Tengo curiosidad por conocer opiniones sobre ese tipo, en mi opinión, de deleznable literatura que consiste en exaltar a un personaje, generalmente un político, aunque también existen en este negocio actores, cantantes, jueces, etc., escrito o mandado escribir por él propio sujeto. Cantan las alabanzas al personaje y de sus hazañas como si de un héroe mitológico se tratara o cantan las alabanzas a su ideología generalmente de forma dogmática e incontrovertible. Suelen contituir también un surtidor excremental contra todo aquello que se le opone. Sirven también de lavado, aclarado y centrifugado de "supuestos errores pasados" que suelen consistir en errores cometidos metiendo la pata hasta el corvejón. Yo calificaría a este tipo de literatura escatológica como posthomérica o postodisíaca.

    ¿Qué causas o motivaciones inclinan a estos sujetos a autoexaltarse? ¿Autojustificación? ¿Egolatría? ¿Propaganda para justificar nuevos desmanes? ¿Narcisismo exacerbado? ¿Intentos de adoctrinamiento sectario de la población?

    Por fortuna, creo que solamente son leídos por sus acólitos, por psiquiatras, por psicólogos, por  sociólogos y por sufridos masoquistas. Me gustaría saber lo que será de estas hagiografías dentro de cien años...

     

    Carmen Novo
    Participante

    28 junio, 2022 a las 6:34 pm #52023

    Ricardo Illera Díaz el 20 de junio, 2022 a las 20:10

    Tengo curiosidad por conocer opiniones sobre ese tipo, en mi opinión, de deleznable literatura que consiste en exaltar a un personaje, generalmente un político, aunque también existen en este negocio actores, cantantes, jueces, etc., escrito o mandado escribir por él propio sujeto. Cantan las alabanzas al personaje y de sus hazañas como si de un héroe mitológico se tratara o cantan las alabanzas a su ideología generalmente de forma dogmática e incontrovertible. Suelen contituir también un surtidor excremental contra todo aquello que se le opone. Sirven también de lavado, aclarado y centrifugado de "supuestos errores pasados" que suelen consistir en errores cometidos metiendo la pata hasta el corvejón. Yo calificaría a este tipo de literatura escatológica como posthomérica o postodisíaca.

    ¿Qué causas o motivaciones inclinan a estos sujetos a autoexaltarse? ¿Autojustificación? ¿Egolatría? ¿Propaganda para justificar nuevos desmanes? ¿Narcisismo exacerbado? ¿Intentos de adoctrinamiento sectario de la población?

    Por fortuna, creo que solamente son leídos por sus acólitos, por psiquiatras, por psicólogos, por  sociólogos y por sufridos masoquistas. Me gustaría saber lo que será de estas hagiografías dentro de cien años...

     

    Pienso que todo el que se exalta a sí mismo sufre algún complejo, quizá de inferioridad. Tal vez estoy equivocada, pero, en cualquier caso, me repele bastante. Yo creo que no pienso leerlos, porque a la primera línea de autoalabanzas huyo. La humildad, sin embargo, es atrayente; bueno, siempre que no sea falsa, claro. Serían dignas de estudio estas tendencias.

Debes estar registrado para responder a este debate.