Foro Iberdrola en Zenda de lectores y lecturas

Zenda es un territorio de libros y amigos. Sean bienvenidos. Feliz estancia y felices libros

Inicio Foros

Últimas respuestas del foro

Buenos días. Aquí está mi relato, publicado en mi blog personal: http://vidaencutrelandia.blogspot.com/2021/01/mi-mejor-maestro.html Muchísima suerte a todos.

Saludos! Este concurso me abrió los ojos a nuevas oportunidades, con este relato deseo empezar mi trayecto como escritor profesional. esta publicado en mi pagina de poesía en facebook https://www.facebook.com/ThePoetPub/posts/222887002878058 Gracias!

Encantada de participar con mi relato sobre Nuria, mi profesora de literatura en el instituto. http://evie.es/pessoa-y-blancanieves/ Saludos, Evie  

We have years of experience in repairing fences and we can give you one that you will love! No matter what type of fence you have, we can fix it for you. Check Out: Vinyl fencing

Para el concurso: Mi Mejor Maestro. Espero disfruten este cuento que aparece en facebook como Milagros Sugo Mister Henry Enciclopédico. Llegaba fin de año y con él las últimas reuniones del “Club de Gatos Ilustres” al que pertenecía Míster Henry. El tema de discusión que se había planteado era muy claro: ¿Qué es lo que un gato culto debe saber? ¿Tiene usted conocimientos locales y universales? Bueno, este tema lo tenía realmente preocupado y se hacía repetidamente la pregunta. ¿Seré culto? Es cierto que pertenecía al Club de gatos ilustres, así que para comenzar no era un gato de esos que podríamos llamar ignorante, pero, eso ¿era suficiente? Míster Henry razonaba lo siguiente: estoy acostumbrado a mirar los programas de televisión de competencias de conocimiento, especialmente “Mente Maestra” y “Desafío Universitario”. Pero ¿me hace “culto” saber que Kalamata es un tipo de aceituna, o que Montevideo es la capital de Uruguay? También, podría compararme con otros gatos para tener una idea. Si, pensaba Míster Henry, yo podría imaginar distintos tipos de gatos cultos. Un grupo dedicado al conocimiento profundo de una disciplina, trabajo u oficio. Otro grupo con un enorme conocimiento local y práctico que les ayuda en el día a día. Y un último grupo que comparte características de los dos grupos anteriores. Por ejemplo: “Cerebrito”, el genio matemático y de la física cuántica, no tengo ninguna duda que tiene un conocimiento excepcional y profundo en lo suyo, pero no es capaz de hacer otra cosa, por sencilla que parezca. También incluiría a “Tito Tiburón”, el magnate de los negocios. El sabe de economía, acciones, importaciones, mercados y todas esas cosas. Es una luz en los negocios y tiene siempre la respuesta justa cuando algo le interesa. En el segundo grupo pondría a “Don Carlos” el inmigrante que vino de Italia y se dedica a las labores de campo. Don Carlos trajo ideas progresistas a los habitantes de la zona, para que pudieran vivir mejor.   I en el último grupo pondría a un gato muy especial, “El Maestro”, un gato con conocimientos universales profundos y locales, discreto y sencillo. El Maestro es capaz de entender y razonar con Cerebrito problemas abstractos, explicar a Tito el porqué de esa tendencia en el mercado o las implicancias para el futuro de los gatos y hablar de igual a igual con Don Carlos sobre la familia, la cosecha o la vida. Su opinión tiene fundamento, no dice las cosas porque si nomás y puede cambiar el destino de un gato ayudándolo a encontrar la buena senda. Tiene la voluntad de ayudar al marginado y lo hace porque entiende que así debe ser y que los motores de una sociedad son la educación, el trabajo y el orden. Bueno, pensó Míster Henry, El Maestro, es realmente un gato culto y enciclopédico porque es el que reúne los conocimientos que todos necesitamos saber y más. Es generoso, además, ofreciendo su sabiduría en forma adecuada para que podamos ser mejores cada día con nuestro propio esfuerzo. En ese momento, Míster Henry abrió un libro que tenía de cuando era chico y encontró una foto suya entre las páginas. Y sonrió recordando su infancia y ese sentimiento era bueno y le trajo paz porque pensó que podría seguir esforzándose y aprendiendo un poco más cada día, para ser un gato culto y de provecho.