• Jose Minguez Picazo
    Participante

    23 enero, 2022 a las 5:41 pm ver respuesta

    https://twitter.com/JaviMinguez82/status/1485275269468499976?t=rhD0SnSg63flmo_mfcOLLA&s=19


     

    "Lees" homenaje a aquella maestra que con un "Don" siempre delante supo mostrarme que las letras sentían...

    Jose Minguez Picazo
    Participante

    12 octubre, 2020 a las 12:30 am ver respuesta

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    Vivía entre cipreses


    Vivía entre cipreses, y en la memoria, había surcado un largo camino que le llevó durante años al punto de partida, no alcanzaba la meta de su destino y estaba cansado de buscar un final que no anhelaba.

    Despojado de todas sus pertenencias, tan solo llevaba consigo a sus recuerdos, su vida, pero necesitaba el descanso, y aún no concebía la idea, que tras tantos trayectos marcados, tras tantos días a sus espaldas, luchando por entrar en el fin, aún se mantuviera en el mismo lugar.
    Le daban escalofríos las sensaciones que allí vivía, los sentimientos marcados que le venían a la memoria. No sufría, pero se veía impotente, no podría mantenerse cuerdo durante mucho tiempo en aquellas circunstancias, era un verdadero calvario vivir,  o mejor dicho, morir así. No encontraba el haz que le marcara su colofón, no sabía donde estaba ni sabia donde ir.
    La memoria era su compañera, los recuerdos sus pasos, sus lágrimas, su único consuelo.
    Recordar, recordar, y codiciar esos recuerdos, no encontraba otro deseo en su mente que seguir recordando, a pesar del dolor. Los recuerdos compañeros vitalicios.
    Encontraba mil y una aventuras en su mente, pero sobretodo, aspiraba a recordar por siempre, cada uno de los pasos dados, de ida y de vuelta, a su cobijo. Recorría todos y cada uno de los días que pudo, hasta el final, los pocos cientos de metros que separaban su casa, de su cobijo, su escondrijo, su lugar favorito, donde hacía exactamente lo que hace desde hace años, dar vida a sus recuerdos.
    Ese sitio era mágico, en él se habían reunido todos y cada uno de los personajes protagonistas del teatro que fue su vida, el amor, el cariño, las carcajadas y los llantos de los suyos, de los compañeros que en aquel momento le hicieron la persona más feliz del mundo.

    Él no hacía otra cosa que echar la vista atrás, con alegrías, penas y alegrías. Sabía que pronto se reuniría con otros seres, otros personajes que desaparecieron de ese teatro cuyo segundo acto comenzaba ahora, y donde tomarían parte como nuevos protagonistas, otros cariños y otras sonrisas, como las de tres retoños que se fueron sin avisar muchos años atrás, su madre, su padre, hermanos, y otras personas que estuvieron con él durante años, hasta ahora, o eso pensaba él, que ahora estaría con ellos, pero los planes no habían salido con pensaba, llevaba años vagando por la oscuridad y aún no los había encontrado. Pero dejaba atrás a otras muchas personas, y le dolía, le amargaba profundamente el tener que esperarles durante mucho tiempo pero sobre todo le angustiaba la idea, que los recuerdos que en él perduraban, desaparecieran de las vidas de sus seres, de su familia, que esos buenos momentos se los llevara él al olvido.

    No podía descansar, y eran años los que llevaba esta angustia por dentro, porque, ¿Se acordarían de él, con la misma dulzura como él lo hacía de ellos?

    Quizás el descanso vendría dado cuando sus dudas desaparecieran.

    No había otra solución, volvería a su hogar a sus gentes, recorrería el camino recorrido años atrás, dejando atrás los cipreses entre los cuales había pasado sus últimos años, dejando atrás la humedad del silencio.

    Volvió a ver de nuevo un camino vivo, paso tras paso disfrutaba del anonimato frente a los ojos de las personas que se cruzaba, de las imágenes que tanto habían discurrido por su mente, de los amigos que se encontraba y no se daban cuenta del reencuentro. Pensó en visitar a algún hijo, nieto, a su esposa o a grandes amigos, pero antes debía volver a su morada, donde esperaba encontrar lo que dejó, su huerto, con sus perros, con su vida.

    Su curiosidad no le dejó tranquilo, además la duda quedaría y su descanso no llegaría alcanzar, así que se dispuso a recorrer las calles que muchos años atrás recorriera a diario en su carro con su mula, cuando la felicidad brotaba de las carcajadas de sus nietos, de los vecinos que alzaban la mano viéndolo pasear con ellos, de todas las personas que le rodeaban y rodearon. Así llegó a la que fuera su casa, la cual, vacía le recibió entre silencios. Se sentó en el sillón, y contemplando la oscuridad de esa soledad, escuchó la puerta de entrada, alguien venía, alguien guiaba sus pasos hasta donde él se situaba.

    Entonces fue cuando lo vio. Estaba igual, y con esa visión vinieron otras, a cada cual más agradable, además notó como sus miradas se encontraron al son del tic tac del reloj de pulsera que fuera suyo. Se sintieron mutuamente, y los ojos vidriosos llenaron de luz la apacible estancia de la casa, una luz que no llevaba a otro sitio que a su destino, destino en el que ya había estado durante todo el camino que hubo recorrido los últimos años, pero que no había sabido ver, estaba ahí su fin, en el tic tac del reloj, en la mirada de sus seres queridos, en la memoria, en el dolor que dejó, en las alegrías que causaba su recuerdo, en el fondo, en lo más hondo de sus corazones, donde al igual que él, ellos también perduran y perdurarían por siempre.
    Estuvo siempre, y allí quería estar eternamente.

    Tras el grato descubrimiento, vio al destino más cerca que nunca, en su memoria, la que fuera su enemiga, no era nada más que su propio descanso, donde perduran todos y cada uno de sus seres queridos, aquellos que dejó atrás y aquellos que le dejaron a él, la memoria, refugio mágico donde comienza ahora su nueva vida, donde lleva viviendo tanto tiempo sin darse cuenta, el nuevo hogar donde convive con la soledad de su memoria.

    El tic tac del reloj de pulsera dejó paso al silencio, y con los ojos llenos de lágrimas y una sonrisa marcada en su cara, se dio cuenta que el reloj se había parado, se lo quitó, lo miró, respiró hondo y se fue con el reloj en su muñeca y con la sonrisa abrazada a sus recuerdos.

     

    http://champimota.blogspot.com/2020/10/vivia-entre-cipreses.html

     

     

    Jose Minguez Picazo
    Participante

    22 abril, 2020 a las 11:49 am ver respuesta

    Zenda el 21 de abril, 2020 a las 08:55

    Este Día del Libro sorteamos 23 libros mediante cheques regalos de Todostuslibros.com. Para participar, sólo tienes que recomendar un libro aquí mismo, en este foro, respondiendo a estas líneas.

    En Zenda queremos conmemorar el Día del Libro sorteando 23 libros y difundiendo la campaña «Apoya a tu librería» de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Librerías (CEGAL). Cada uno de los ganadores de nuestro sorteo, que está patrocinado por Iberdrola, recibirá un cheque regalo que podrá canjear por un libro cuando las librerías reabran sus puertas.

    La iniciativa «Apoya a tu librería» se lleva a cabo a través de la plataforma colectiva «Todostuslibros.com», ante el cierre de estos establecimientos por la pandemia del coronavirus.

    CÓMO PARTICIPAR

    Para poder participar en la promoción es necesario recomendar  un libro. Además, puedes difundir tus recomendaciones en las redes sociales (Facebook, Twitter, YouTube e Instagram) mediante las etiquetas #ApoyaATuLibrería y #DíadelLibro.

    Para participar hay que seguir los siguientes pasos:

    1) Al final de este entrada en el foro, recomienda un libro. Un libro de cualquier género y de cualquier época, que hayas leído durante el confinamiento o que te apetezca leer o recomendar estos días. Si aún no estás dado de alta en nuestro foro, previamente deberás registrarte.

    2) Plazos: El plazo para participar en el sorteo comienza el martes 21 de abril y termina el jueves 23 de abril de 2020 a las 23:59. El viernes 24 de abril publicaremos en Zenda la lista con los 23 ganadores y nos pondremos en contacto con ellos.

    PREMIO

    Sorteamos 23 cheques regalos compuestos por un único libro de la siguiente lista. Cada ganador podrá elegir el que prefiere y la librería de Todostuslibros.com donde quiere recogerlo (en este enlace podrán elegir las librerías: https://www.todostuslibros.com/librerias-con-cheques-regalo):

    El misterio del Agua Azul, de Percival Christopher Wren.

    Claudio, mira, de Alfons Cervera

    Crónicas barbitúricas, de Karina Sainz Borgo

    De la melancolía, de Espido Freire

    Días sin ti, de Elvira Sastre

    El latido de la tierra, de Luz Gabás

    El lento adiós de los tranvías, Manuel Rico

    El mapa de los afectos, de Ana Merino

    Gente que se fue, de David Gistau

    La tentación del Caudillo, de Juan Eslava Galán

    Las incorrectas, de Paloma Bravo

    Loba Negra, de Juan Gómez-Jurado

    Los desnudos, de Antonio Lucas

    Mamá, de Jorge Fernández Díaz

    No robarás, de Blas Ruiz Grau

    Rómpete, corazón, de Cristina López Barrio

    Si esto es una mujer, de Lorenzo Silva y Noemí Trujillo

    Sidi, de Arturo Pérez-Reverte

    Te quiero viva, burra, de Loreto Sánchez Seoane

    Toda la poesía, de Luis Eduardo Aute

    Todo lo peor, de César Pérez Gellida

    Un episodio nacional, de Carlos Mayoral

    Un viejo que leía novelas de amor, de Luis Sepúlveda

    Zenda se pondrá en contacto con los ganadores del sorteo a través de sus perfiles de redes sociales, para informarles de que han sido seleccionados como ganadores y pedirles que escojan el libro que quieren y la librería donde van a canjear el cheque. El premio es personal e intransferible.

    Pues para estos días... recomendable una buena intriga para que se te pase el rato rápido y con una buena sensación de estar disfrutando de la lectura... yo recomiendo a Blas Ruiz... "No Mentirás" y "No Robarás" te van a hacer pasar un muy buen rato... prometido.

    Jose Minguez Picazo
    Participante

    21 abril, 2019 a las 12:56 pm ver respuesta

    Pues este año, he disfrutado mucho leyendo Reina Roja, es difícil porque he leído mucho este último año y muy bueno.... pero éste me ha encantado....

    Jose Minguez Picazo
    Participante

    31 octubre, 2018 a las 5:17 pm ver respuesta

    Pues ahí va ?

    https://champimota.blogspot.com/2018/10/en-tierra-extrana.html?m=1

     

     

     

    Jose Minguez Picazo
    Participante

    9 octubre, 2018 a las 5:19 pm ver respuesta

    Zenda el 3 de octubre, 2018 a las 12:46

    Concurso de poesía de otoño en Zenda

    Ya puedes participar, aquí en este foro, en el nuevo concurso de poesía de Zenda, dotado con 3.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola. La temática de los poemas es libre, aunque hay que incluir la palabra otoño.

    El jurado de este concurso lo forman los poetas José Manuel Caballero Bonald,  Ana Merino, Alicia Aza y Antonio Lucas, con Miguel Munárriz como secretario.

    El primer premio está dotado con 2.000 €. El premio para el otro poema finalista es de 1.000 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los poemas deberán ser originales e inéditos. La temática de los poemas es libre, aunque es obligotorio incluir la palabra otoño. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras.

    2) Debes publicar tu poema en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook o como un tuit o un hilo en Twitter.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del miércoles 3 de octubre de 2018, al domingo 21 de octubre de 2018 a las 23:59. El martes 23 de octubre publicaremos en Zenda una selección con los 10 poemas que optan a los premios. El jueves 25 de octubre de 2018 se difundirán los nombres del ganador y del finalista.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #otoño en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu poema!

    Pues mi humilde aportación a esta musa que es otoño...

    champimota.blogspot.com/2018/10/y-ahora-vuelves.html?m=1

    Gracias y enhorabuena a tantas creaciones

    Jose Minguez Picazo
    Participante

    11 abril, 2018 a las 10:28 pm ver respuesta

    Pues es difícil... Pero los pacientes del doctor García es un libro más que recomendable...