• 2 agosto, 2017 a las 8:17 pm ver respuesta

    Muy de acuerdo con Javier Marías.

    España es muy de extremos, de etiquetas y quita tú que me pongo yo. Tiene cosas maravillosas, por supuesto; aunque ahora no me acuerdo de... bueno... seguro que tiene. La sensación que tengo es que es un país de partidos, de sigue al líder, de mi verdad es la VERDAD, de si no está con nosotros está contra nosotros. Y todos cojean, ya sea por la izquierda o por la derecha, ¿por el centro? Umm... me falta una pierna.

    Lo sangrante y que clama al cielo es que en realidad no vivimos en una democracia plena, y lo peor, no somos demócratas convencidos, de hecho nos va la marcha, el jaleo, la controversia, el Sálvame de Luxe de la Sexta Noche, el te voy abrir en canal y voy a sacarte los ojos. Es muy nuestro esto de los enfrentamientos, gusta que dividamos el país en Madrid y Barça, o lo dividamos en izquierdas y derechas, entre PP y PSOE, entre PSOE y Podemos, entre Podemos y Ciudadanos, entre Podemos y PP, entre... Uy, Podemos está en todas las movidas.

    Yo, como ex-podemita, estoy muy decepcionado; pero la culpa es mía. Pensaban que estos, los que cogieron supuestamente el desafío del 15M, el de no nos representan, eran los auténtico representantes del pueblo llano, mientras que los otros, los PPSOE, eran los bichos malos. Yo, que hasta hace poco era un abstencionista convencido, decidí, no solamente darles mi voto sino formar parte de sus filas (pasivamente, tampoco es que hiciera mucho, solo votar en la web) y gran error. No tuve la suficiente visión global y a mediano plazo como para darme cuenta que eran unos más, ni mejores ni peores, sencilla y llanamente un partido más, con las mismas técnicas, las mismas formas, en resumen, detestable. A mí el soniquete de un mitin me produce jaqueca y estos hasta para mear seguro llevan ese soniquete, y no es que los otros sean mejores, son iguales, pero yo esperaba otra cosa de estos.

    La libertad, la sociedad libre, no va de partidos, ni de sistemas, eso ya lo sabía antes, va de espíritus, de corazones. Tenemos lo que tenemos porque es lo que nos merecemos, ni más ni menos. Los representantes políticos, pese a estar en una democracia coja, muy coja, son fiel reflejo de la sociedad. Y no somos libres porque no sabemos cómo ser libres, depositamos ese don, esa divina gracia, en las manos de los prebostes mientras nosotros nos lavamos las nuestras. Eso no es ejercer libertad, eso es la dialéctica del amo y del esclavo, de manual, vamos.

    2 agosto, 2017 a las 4:42 pm ver respuesta

    Os pego aquí el enlace a mi relato, que se titula Día de mar y sueños

    https://joluvero.wordpress.com/2017/08/02/dia-de-mar-y-suenos/

    Aprovecho la oportunidad del concurso para denunciar y hacer conciencia.

    1 agosto, 2017 a las 2:01 am ver respuesta

    Me gustó bastante El universo elegante, de Brian Greene, y La divina geometría, de Jaime Buhigas Tallon, que no sé si es ciencia rigurosamente hablando, pero es una visión de las matemáticas muy hermosa.

    1 agosto, 2017 a las 1:58 am ver respuesta

    Los que más me marcaron y eso no significa forzosamente que sean los que más me gustaron:

    • Los tres mosqueteros
    • 1984
    • La historia interminable
    • Un mundo feliz

    Por amor a la verdad serían más, pero que me acuerde ahora... Incluso podría cambiar alguno de los cuatro. La Biblia también me marcó, así como otros que no son ficción, y de poesía también, me he dejado a Becquer atrás.

    1 agosto, 2017 a las 1:50 am ver respuesta

    Después de leerte una trilogía de Santiago Posteguillo o eres capaz de leer cualquier cosa que te echen o sales lisiada durante una temporada. A mi me pasó con la trilogía sobre Publio Cornelio Escipión, que estaba ávido de lecturas, quería libros de 800 o mil páginas, pero luego me vine abajo y me llevé un tiempo sin leer. Fui recuperando las ganas con cosas más cortitas, de 200 a 300, incluso menos. Yo te recomiendo que leas cosas cortas pero intensas, que te digan mucho en pocas páginas, al estilo de Un mundo feliz o 1984 o El barón rampante, que son historias maravillosas en pocas páginas. En realidad no hace falta tanta descripción ni diálogo para describir y decir algo, si puedes contar lo mismo en 200 páginas para qué 800. Un abrazo.

    1 agosto, 2017 a las 1:39 am ver respuesta

    ¡Uf! Ni me acuerdo los que no he acabado, casi ni me acuerdo los que sí. A ver, a ver... Sí, El Quijote, lo he empezado varias veces y varias veces lo he abandonado. La Biblia de barro de Julia Navarro se me atragantó en un momento dado, creo que no era el momento adecuado, ya probaré fortuna algún día. El caballo de Troya de J.J. Benítez no lo terminé, así que lo tengo pendiente. En realidad tengo un montón pendientes, por empezar, por acabar y por retomar, y probablemente muera antes de terminar esa labor. Muchas veces me paro a contemplar en mi biblioteca lo que tengo y que no me leeré... Me entristece mucho y a la vez estoy como poseído por los libros, como si tuviera un tesoro tan grande que no soy capaz de gastar ni en mil años, pues así me siento al ver los libros. ¡Ah!, me acuerdo de otro, que acabo de ver en otro post: Madame Bovary, que me encantó hasta cierto punto y luego caí en la congoja. Cuando me acuerde de más lo pongo. Saludos.

    1 agosto, 2017 a las 1:24 am ver respuesta

    Una frase que me encantó y que uso en mi día a día es de Haruki Murakami, de 1Q84: "Si no lo entiendes sin que te lo explique, quiere decir que no lo entenderás por más que te lo explique"

    1 agosto, 2017 a las 1:18 am ver respuesta

    Tengo varios libros publicados en Amazon, en formato digital y en papel. Ya os hablaré de ellos uno a uno, si se tercia. Por ahora deciros que son tres novelas, un cuento, cinco de poemas y uno de refranes y dichos, tipo Meditaciones de Marco Aurelio.

    Planeta Prisión: novela de ciencia ficción, sobre un planeta donde van los condenados de la Tierra.

    El fantasma sin memoria: cuento infantil-juvenil fantástico, sobre el amor y el poder de las palabras.

    El Bosque Negro: el Libro Rojo: novela de fantasía, de magos y dragones...

    Eterno Retorno: novela de ciencia ficción, de corte espiritual.

    500 máximas mínimas: pequeño libro de axiomas, refranes, meditaciones cortas.

    Pedazos del alma: libro de poemas. Más otros cuatro que ya los pondré

    En Amazon tengo la página de autor, que es: Página de autor en Amazon

    También un blog: Joluvero's Weblog

    Si alguien desea que le pase en formato digital alguno de ellos (gratis) estaré encantado, siempre y cuando me prometan enviarme una valoración.

    Un abrazo a todos.