• José luis Lopez
    Participante

    14 agosto, 2017 a las 8:55 pm ver respuesta

    Leo con mucha nostalgia su artículo, aquellos veranos llenos de ilusiones y derrochando juventud todo el día,entonces no sabíamos que el tiempo y las obligaciones de la vida apagarían ese entusiasmo.

    Por suerte en uno de esos veranos conocí a una maravillosa chica con la que llevo casado casi 30 años, ahora como Ud. miro con cierta envidia las pandillas que van y vienen cada verano y aunque hay cosas que no cambian, creo que la inocencia que relata en su artículo y esas miradas furtivas,esos primeros coqueteos con el amor, se van cambiando por algún que otro watsapp .

     

    José luis Lopez
    Participante

    6 junio, 2017 a las 7:56 pm ver respuesta

    Totalmente de acuerdo, nos guste o no,cada vez que un rufián de turno se asoma a la tribuna del hemiciclo,o a cualquier cámara o micrófono ilustrando al pueblo llano sobre sus grandes capacidades para acuñar una nueva democracia está representando a la Institución suprema de la nación y entiendo que por ende a todos nosotros partidismos al margen.

    Lo mínimo que se les puede pedir a todos ellos es que ya que muchos carecen de cultura,inteligencia,empatía etc pues tengan educación,pero ya se sabe esto es como con los niños,al colegio tienen que ir educados de casa.

    pues eso