• Pepey
    Participante

    25 noviembre, 2017 a las 3:37 pm ver respuesta

    Muchas de las cosas que se escriben o la información que nos dan, ya sea por televisión, radio, libro u otro medio, están manipuladas intencionadamente (intereses de cada uno que pueden ser buenos o malos, algo que es bastante subjetivo) o erróneamente. Por ello, siempre hay que estar alerta y no fiarse de nada de primeras.

    Eso me recuerda una anécdota de la universidad, dónde un compañero reafirmó el comentario de un profesor sobre algo que dijo este por el mero hecho de que al ser el profesor debía llevar la razón. A lo que le respondió, que nunca se creyese lo que él decía o cualquier otra persona, sino que lo corroborase porque puede ser que te esté engañando, que mis conclusiones sean erroneas o que me haya equivocado en ese preciso momento al decírtelo.

    A raíz de ello, siempre tengo presente la idea que señala Juan Eslava Galán en sus libros de historia "el pueblo es ágrafo", la historia no la escribe pueblo. Y también tengo en mente algunas algunas frases.

    "Además de enseñar, enseña a dudar sobre lo que has enseñado" de Ortega y Gasset.

    "El ojo ve solo lo que la mente está preparada para comprender" de Henri Bergson.

    "Estamos acostumbrados a ver que el hombre desprecia lo que no conoce" de Johann Wolfgang von Goethe.

    Pepey
    Participante

    25 noviembre, 2017 a las 2:59 pm ver respuesta

    Llevaba tiempo queriendo leer "Patria" de Aramburu y al final ha caído. A ver qué tal.

    Pepey
    Participante

    22 junio, 2017 a las 9:19 am ver respuesta

    Otro, por aquí, que se zambulle por primera vez en el mundo conradiano, tras haber leído en múltiples ocasiones a Pérez-Reverte recomendar los libros del autor. Voy por la mitad de "Victoria" y ya sé que leeré más libros Joseph.

    Pepey
    Participante

    20 junio, 2017 a las 4:49 pm ver respuesta

    Llevo un par de meses algo liado y lo que queda. Así que apenas he tenido tiempo de acceder al foro. Por ello se me han acumulado algunas lecturas en este tiempo.

    La que más me ha gustado ha sido El enamorado de la Osa Mayor de Sergiusz Piasecki. Un libro con pocas reseñas encontradas por internet y al que llegué por casualidad. Ambientado en la época de entreguerras y ubicándonos en la frontera entre Polonia y la Unión Soviética, cuenta la historia y aventuras de un joven contrabandista y la vida en esa peligrosa región, rodeada de cierta atmósfera romántica donde la naturaleza domina el escenario. La narración es magnífica, y la trama te mantiene pegado a las páginas. Lo recomiendo totalmente pero teniendo en cuenta la editorial. Yo compré la de Acantilado, que, a pesar de ser el formato similar a un libro de bolsillo, su precio es elevado. En torno a los 26 euros. Y lo hice porque he leído en algunos sitios que hace poco se tradujo directamente desde la lengua original, el polaco, y que las anteriores traducciones, provenientes del inglés, dejan mucho que desear en comparación a esta última.

    Otras de las novelas que más me gustó y me sorprendió por no haber descubierto antes es Drácula de Bram Stoker. Un clásico donde los haya, muy bien escrito (y accesible) y con todo lujo de detalles. No para de haber sobresaltos durante toda la narración que lo hace muy entretenido y donde se cruzan varias historias. Sé que Drácula es un tema muy trillado en la cultura popular, pero al que se le ha dado tantas vueltas que acabas por no conocer la historia original del libro (lo sé, basado este a su vez en historias de hace siglos sobre vampiros). Leerlo es muy recomendable y no defrauda.

    Otro par de libros que leí vienen marcados por la firma de Arturo Pérez-Reverte. Falcó es uno de ellos, el cual, como apuntan en algún comentario anterior, te deja el gusanillo de leer más novelas sobre la Guerra Civil Española que no se encuentren tan sesgadas ideológicamente y también por el ambiente de esa época. La otra novela es El puente de los Asesinos, el último relato de las aventuras del Capitán Alatriste, que he logrado terminar desde que empecé hace un año a leer el primero de sus libros. En mi opinión, a medida que avanzas en las siete novelas, va mejorando. Esta última me dejó un gran sabor de boca, aunque mi preferida es y será Corsarios de Levante.

    Además de estos cuatro, leí también El prisionero de Zenda de Anthony Hope, cortesía de Zendalibros, gracias a que tuve la suerte de ser uno de los cien afortunados que le tocó un ejemplar en el sorteo del libro;  y Rebelión en la granja de George Orwell. Dos pequeñas, y a la vez grandes, novelas de lectura fácil pero siendo muy entretenida la primera, y muy interesante la segunda, que más de uno debería leer junto con aclaraciones y revelación de detalles de tipo histórico esta última, como los que vienen en la editorial Debolsillo que es la que me leí (desconozco los comentarios de otras editoriales). Y además, Divitos al asalto del poder de Quim Carro como cómic satírico de varios noticias de cierta actualidad que te sacan la sonrisa; y también Guerra Civil contada a los jóvenes de Arturo Pérez-Reverte, que, sin ser una guía imprescindible de la Guerra Civil, muestra un resumen de esta que sirve para hacerse un esquema inicial, algo que me gusta hacer con temas amplios y desde el que luego puedo ampliar para entender mejor, junto con sus dibujos que ayudan a guardar mejor las ideas.

    Finalmente, me atreví a coger El Quijote. Me he leído la primera parte. Para julio espero leerme la segunda. De momento hay que decir que, a pesar del lenguaje algo complicado y con el que hay que recurrir a las notas que me ofrece el libro en varias ocasiones, la historia me está atrayendo mucho y estoy viendo una calidad, ya no solo de escritura, sino en la trama, en la forma de la novela, en las múltiples historias entretejidas, que me sorprende y que no he visto en ningún otro libro.

    Pepey
    Participante

    29 abril, 2017 a las 10:39 pm ver respuesta

    Otro por aquí que ha disfrutado de su lectura con la sonrisa en la boca y pensando de vez en cuando "y si ocurriese de verdad, ¿sería muy diferente la puesta en escena?". Sobre todo lo que se comenta el comandante de la fragata con el mando en Madrid.

    ¡Qué grande es Pérez-Reverte!

    Pepey
    Participante

    22 abril, 2017 a las 1:33 pm ver respuesta

    Marta Sánchez escribió el 14 Abril, 2017 a las 9:33 am:
    Alberto Bravo escribió el 13 Abril, 2017 a las 9:25 pm:

    ¡Hola! Voy a perpetrar un crimen, y mis víctimas sois vosotros. Voy a recomendar la lectura de dos libros de una trilogía que aún no se ha terminado (desde que se publicó el segundo libro ya han pasado más de 5 años, y parece ser -aunque no lo aseguro- que en agosto se publicará la tercera parte). Pará más inri, los libros se convirtieron hace tiempo en best-sellers y encima son tochos de más de 800 páginas el primero y de 1200 el segundo. Si todo esto fuera poco, los libros pertenecen a ese género llamado fantástico o épico o como se quiera catalogar a obras como El señor de los anillos o el conjunto Juego de Tronos. Pero puedo asegurar que son libros muy muy distintos a eso que nos imaginamos cuando oímos hablar de este tipo de literatura. En fin, estos libros se titulan El nombre del viento y El temor de un hombre sabio, de un tal Patrick Rothfuss. Si los conocéis, entonces no hace falta presentación. Y si no, Rosa Montero ya ha hablado de ellos -para bien y para mal- en estas dos reseñas: https://elpais.com/diario/2009/09/26/babelia/1253923980_850215.html https://elpais.com/diario/2011/12/10/babelia/1323479539_850215.html

    Estoy bastante de acuerdo con usted al recomendar la trilogía de las Crónicas del asesino de reyes. Hace más de dos años que leí la segunda parte y suelo recomendarla pues la historia proporciona un buen entreteniendo y es de esas que aunque pasen los años la sigues teniendo en la mente. A ver si tiene razón y sale este año la tercera parte, pues el señor Rothfuss se está tomando su tiempo para crearla.

    Están entre mis libros favoritos. Empecé a leer el primero un par de meses antes de salir el segundo, devorándolos en muy poco tiempo y reteniéndome en ocasiones para que pudiese saborear tan magnífica historia. Desde ese momento, vivo desesperado por que salga la tercera y última entrega que se hace de rogar. Y no deseo otra cosa que envolverme de nuevo en ese maravilloso mundo y poder disfrutar de las aventuras y desventuras de Kvotze.

    Pepey
    Participante

    19 abril, 2017 a las 9:53 pm ver respuesta

    El libro que más me ha gustado un año atrás desde ahora fue el último que cayó en mis manos, "Drácula" de Bram Stoker.

    Pepey
    Participante

    7 abril, 2017 a las 2:55 pm ver respuesta

    La espero con ganas.

    La pena de la educación en la escuela, y dentro de ella la lectura, en este país. Ojalá pueda llevarme alguna alegría con la próxima entrada.

    Pepey
    Participante

    7 abril, 2017 a las 10:55 am ver respuesta

    Raquel Jiménez escribió el 3 Abril, 2017 a las 10:10 am:

    Gracias Pepey por abrir el hilo En mi caso pasé de una pre-adolescencia sumergida en los títulos de El Barco de Vapor (La hija del espantapájaros, Memorias de una vaca,…) la saga “Las sombras” de María Gripe , rimas de Bécquer y poemas de Antonio Machado a una adolescencia en la que éramos obligados a leer el Cantar del Mío Cid, La Celestina, La Colmena y similares. A pesar de la obligatoriedad de ciertas obras uno ya va encontrando en ellas ciertas afinidades, con el autor, con la obra, incluso con el contexto social y político de la que es hija, y a veces esos pequeños hilos hacen que en el futuro sintamos de nuevo una conexión que nos permita redescubrirlas desde otro prisma, un prisma analítico, crítico y exento de la confusión adolescente. Afortunadamente llegado BUP tuve buenos maestros que nos llevaron de la mano en el análisis y crítica de obras como El Quijote, Tiempo de silencio o Luces de Bohemia. Hasta el punto que acabado el curso se convertían de nuevo en mis lecturas de verano.

    Te envidio. Me hubiese gustado haber tenido esas sensaciones y haber podido disfrutar así. En mi caso, varias de estas lecturas se me hicieron muy pesadas en su momento. Aunque no niego que mi mente no diese para mucho en esos tiempos.

    De todas formas, algo falla para que en esos años de colegio muchos niños y adolescentes pierdan las ganas de leer. No sé si será la experiencia que tuve yo con la gente que me rodeaba, pero después de esos libros la mayoría de los conocidos dejaban de leer. Creo que habría que plantear las lecturas de otra manera. No solo ya por el hecho de la dificultad de las lecturas, sino porque cada persona somos un mundo y nos gustan temáticas muy diferentes. Hay gente que pudo haber dejado de leer por no haberle ofrecido un libro de una temática que le atrajese o que fuese más actual. A mi parecer, el profesor debería aconsejar más individualmente qué leer antes que mandar libros a nivel general.

    Pepey
    Participante

    7 abril, 2017 a las 10:32 am ver respuesta

    El último libro que leí al respecto fue "El gran diseño" de Stephen Hawking y Leonard Mlodinow. Me parece muy interesante la cosmología.

    Algunos de astronomía, economía, geopolítica... Y algunos de Punset, si se pueden englobar en científicos.

    Pepey
    Participante

    7 abril, 2017 a las 10:21 am ver respuesta

    Reconozco que se me humedecieron un poco los ojos hace tiempo, leyendo el último de la saga de J.K: Rowling, "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte" ya casi al final del libro, cuando el protagonista parece morir, antes del enfrentamiento final.

    Pepey
    Participante

    7 abril, 2017 a las 10:11 am ver respuesta

    Pika escribió el 6 Abril, 2017 a las 9:16 am:

    Buenos dias unos cuantos,soy de dar pocas oportunidades.El último que se quedo sin terminar La chica del tren

    Pika, conseguí terminarlo pero por la cabezonería de acabar los libros que empiezo. Me gustó bien poco a pesar de ser muy vendido y de que me lo recomendasen.

    Pepey
    Participante

    1 abril, 2017 a las 2:56 pm ver respuesta

    "Misericordia" de Benito Pérez Galdós. No sé si sirve de excusa, pero estaba en el colegio cuando me dieron a leer este libro. No aguanté leerlo. Se me hacía más tedioso a medida que avanzaba página a página. Debería cogerlo algún día para ver si puedo con él teniendo unos años más encima.

    He de reconocer que no me suele ocurrir en los últimos años estas cosas porque tengo la manía de terminarme los libros que empiezo aunque me cueste sudor y lágrimas. Como aparece en el primero de los comentarios del enlace que has puesto, Rogorn, me ha pasado con algunos libros como "Moby Dick" o el que mismamente menciona, "Cien Años de Soledad".

    Pepey
    Participante

    29 marzo, 2017 a las 8:55 pm ver respuesta

    El último libro que leí fue "El secreto de la modelo extraviada" de Eduardo Mendoza, que llegó a mis manos como regalo de mi tío. No había leído nada de este autor y me sorprendió gratamente. La trama discurre por las calles de la Barcelona de hace alguna que otra década, donde al protagonista le endilgan la autoría del asesinato de una modelo y tendrá que resolver el caso para librarse de tales acusaciones. La novela relata en tono de humor y con un variopinto elenco de personajes, a cual más esperpéntico, las peripecias e ires y venires de estos por la ciudad, que convierte el relato en ameno y te hace sonreír en multitud de ocasiones.

    Parece ser que hay más novelas, y anteriores a esta, sobre el mismo protagonista que ya tendré ocasión de leer. Un gran descubrimiento. Pero por ahora estoy inmerso en "Drácula" de Bram Stoker, que me está gustando mucho.

    Pepey
    Participante

    21 marzo, 2017 a las 2:57 pm ver respuesta

    A una nariz - Francisco de Quevedo

    Érase un hombre a una nariz pegado,
    érase una nariz superlativa,
    érase una nariz sayón y escriba,
    érase un peje espada muy barbado.

    Érase un reloj de sol mal encarado,
    érase una alquitara pensativa,
    érase un elefante boca arriba,
    era Ovidio Nasón más narizado.

    Érase un espolón de una galera,
    érase una pirámide de Egito,
    las doce Tribus de narices era.

    Érase un naricísimo infinito,
    muchísimo nariz, nariz tan fiera,
    que en la cara de Anás fuera delito.

    Pepey
    Participante

    14 marzo, 2017 a las 11:30 pm ver respuesta

    El nombre del viento – Patrick Rothfuss

    El temor de hombre sabio – Patrick Rothfuss

    Chacal – Frederick Forsyth

    Shibumi – Trevanian

    El quinto jinete – Dominique Lapierre y Larry Collins

    Asesinato en el Orient Express – Agatha Christie

    Cualquier relato de Sherlock Holmes – Arthur Conan Doyle

    Todos los libros publicados en castellano de Dan Brown, salvo Inferno, que no me acabó de atraer.

    El poder del perro – Don Winslow

    Muerte y vida de Bobby Z – Don Winslow

    Corsarios de Levante – Arturo Pérez-Reverte

    Un día de cólera – Arturo Pérez-Reverte

    Cabo Trafalgar – Arturo Pérez-Reverte

    El perfume – Patrick Süskind

    El pianista del gueto de Varsovia – Wladyslaw Szpilman

    1984 – George Orwell

    La sombra del viento – Carlos Ruiz Zafón

    El economista camuflado – Tim Harford

    El gran diseño – Stephen Hawking y Leonard Mlodinow

    Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie – Juan Eslava Galán