• Rocío Fariña Seoane
    Participante

    18 diciembre, 2021 a las 12:37 pm ver respuesta

    Zenda el 15 de diciembre, 2021 a las 12:49

    En estas Navidades, escribe. Cuenta un cuento, ambientado en las Navidades, y participa en nuestro nuevo concurso #cuentosdeNavidad. El autor del mejor relato ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos cuentos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Aquí puedes leer las bases de este concurso organizado por Zenda, con el patrocinio de Iberdrola. Y recuerda que puedes participar, desde hoy, 15 de diciembre de 2021, hasta el viernes 7 de enero de 2022. Debes apuntarte al concurso en nuestro foro.

    Bases del concurso de cuentos de Navidad organizado por Zenda e Iberdrola

    La entidad Ruritania Editores S.L. (en adelante “Ruritania”), sociedad válidamente constituida y con domicilio social en Alicante (C/ Periodista Tirso Marín, 16, local 2A 03540), con NIF número B87529103 y correo electrónico contacto@zendalibros.com, titular del dominio web https://www.zendalibros.com (en adelante “Zenda”), en colaboración con Iberdrola, S.A. mercantil con CIF A-48010615 y domicilio social en plaza Euskadi 5, 48009 – Bilbao (Bizkaia), han creado esta promoción de carácter gratuito que se desarrollará de acuerdo con lo previsto en las presentes bases.

    1. El objetivo de la presente promoción es promover la escritura y ofrecer a los usuarios la posibilidad de ganar un premio en metálico..

    2. La promoción se lleva a cabo en internet y pueden participar escritores aficionados y profesionales, así como blogueros y usuarios de redes sociales, de cualquier parte del mundo.

    3. Duración de la promoción: Del miércoles 15 de diciembre de 2021 a las 12:00, al viernes 7 de enero de 2022 a las 23:59. El miércoles 12 de enero de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 14 de enero de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    CÓMO PARTICIPAR

    Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet un cuento, real o ficticio, ambientado en las navidades. Dicho relato debe ser publicada en internet mediante una entrada en un blog, en Facebook con una anotación, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada. Además, podrán difundir el texto en las redes sociales mediante el hashtag #cuentosdeNavidad.

    Importante: una vez los usuarios hayan publicado el cuento en sus blogs, cuentas de Facebook, de Twitter o de Instagram, tendrán que inscribirse en el Foro de Zenda en el apartado https://foro.zendalibros.com. Y si todavía no se han dado de alta en el Foro de Zenda, antes tendrán que registrarse en el apartado https://foro.zendalibros.com/registro/.

    Cada concursante podrá participar con dos cuentos como mucho, siempre que cumpla con los requisitos establecidos en estas bases.

    Los cuentos deberán ser originales e inéditos, y no deberán vulnerar en ningún modo derechos de propiedad intelectual e industrial, protección de datos o de cualquier otra índole, de terceros.

    La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres. La máxima es de 1.000 palabras.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y 2 finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    PREMIO

    1. El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los dos ganadores del segundo premio es de 500 € en metálico para cada uno. (2.000 €, en total).

    2. Los premios estarán sujetos a lo dispuesto tanto en la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como en el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del IRPF, de manera que corresponderá a Zenda, como sujeto pasivo que satisface la renta sujeta a retención o ingreso a cuenta, la realización del ingreso a cuenta o la práctica de la retención correspondiente a efectos de dicho impuesto.

    3. Una vez escogidos los textos premiados, Zenda se pondrá en contacto con los ganadores a través de sus perfiles de redes sociales, para informarles de que han sido seleccionados como ganadores y se les solicitará que remitan un formulario con los siguientes datos: Nombre, apellidos, DNI o Pasaporte, dirección de correo electrónico, dirección postal y número de cuenta bancaria. En el caso de no poder contactar con alguno de los dos (ganador o finalista) en un plazo de cinco (5) días, el jurado podrá escoger un nuevo texto en ambos casos, y en caso de no contactar con estos segundos en el plazo de cinco (5) días, ese premio quedará desierto.

    4. El premio es personal e intransferible. El premio tendrá que ser recogido por el ganador, o la persona que este designe, identificándose con su DNI, Pasaporte o un documento acreditativo que Zenda considere equivalente.

    GALLETA Y PAPELERAS

     

    Acera rota

    Fila de papeleras

    Llenas de mierda

     

    Buscabas algo en una papelera.

    Te vi, aparentemente un señor “de bien” del barrio de Salamanca, cazadora estilo “pijo” madrileño, con tu carrito de la compra, pasando la mañana.

    Un lunes soleado de diciembre, de esas mañanas en Madrid que quitan el sentido, que provocan síndrome de Stendhal de tanta belleza unida, arquitectónicamente brillante, el cielo más azul imposible, cortado por el frío seco y combinado con los verdes, amarillos caducifolios, anaranjados y marrones del Retiro en el otoño tardío. Festival de colores y sensaciones. Gélidas mejillas y mentes ardientes de estrés y prisas.

    Te contemplé buscando algo en una papelera de la calle Velázquez, cerca del parque del Retiro y de la puerta de Alcalá. Inicialmente pensé que por error habías tirado algo de valor. Qué ironía.

    Yo salía de una cafetería ubicada en Goya con Velázquez, esquina representativa de la capital donde caminaban a diario aquellos afortunados de vivir o trabajar en esa zona; de lo bueno, lo mejor.

    Una galleta (cookie le llaman ahora) en un sobre de plástico, dentro de la bolsa colgada en el carrito de mi hijo; café para llevar en una mano, conduciendo el carrito con la otra. Y además de todo ello, tratando de prestar atención a la carretera, a los pasos locos de peatones, y a no tropezar en las aceras.

    De repente lo supe, interpreté el código y tu estructura de actuación. Había una hilera de papeleras, revisabas una a una sobre la misma acera. Quizá para no dejarte ninguna olvidada en todo el distrito. Imaginé que sería tu plan diario de ejercicio, salir, caminar, y buscar.

    Te adelanté en una de ellas, y sin pensarlo dejé la galleta encima de la siguiente, comida a la mitad, dentro de su envoltorio. Colocada con cuidado encima del cubo, para no juntarla con sabe Dios qué efluvios o sustancias pudiera haber dentro del continente.

    Llevaba prisa, mi hijo tenía hambre y lloraba cada vez más alto, necesitábamos parar a comer en un banco del Retiro. Una amiga poeta me esperaba. Había viajado a Madrid. Ese día nos veríamos presencialmente por primera vez. La pandemia nos había reunido virtualmente, a través de un taller del Poeta, después del confinamiento. La poesía había traspasado las pantallas, abriendo una autovía de intercambio de emociones, que nos terminaron por unir tanto que habíamos quedado en el parque para vernos sin pantalla.

    En un paso de peatones me giré, y me pareció verte donde te había dejado el “regalo”, estaba lejos y mi vista no es la que era, pero ya no estaba la galleta, ya no brillaba nada encima de aquella papelera.

    Más tarde pensé que podía haberte dejado el café, quizá llevabas días sin tomar algo caliente. Yo me lo tomé tan rápido que no lo disfruté. Tú le habrías dado el trato que merecía. Tomado caliente, presente, con melancolía y gratitud. Para mí era otro café de tantos.

    Me inspiraste, me impactó verte, por tu cara común, por tu parecido a cualquier familiar, porque podías ser de los nuestros.

    Porque la vida hoy te sonríe y mañana te deja viviendo entre un mar de cartón, en un cajero sin fondos, haciendo cola para entrar en un banco que no quiere ser tu banco.

    Quizá ya no te acuerdes de tu familia, si la tenías, de quién fuiste, de quién eres, pero al menos ese lunes de diciembre, fue un poco más fácil escarbar entre la basura, tu supermercado referente, donde ahora recibes las mejores ofertas, tu amigo invisible de cada Navidad.

    Siento si el sabor fue algo extraño, es culpa de mi dieta antiinflamatoria esporádica que alivia algo mi “reuma”, que me hace pedir en los bares galletas sin gluten y café “latte” con leche de coco o soja.

    Perdóname.

    Felices Fiestas.

     

    Mi propuesta de cuento para el Sexto Concurso de cuentos de Navidad de Zenda Libros e Iberdrola. #cuentosdeNavidad

    También disponible en mi perfil de Instagram de @poetadealdea y en mi blog: poetadealdea.medium.com

    https://poetadealdea.medium.com/galleta-y-papeleras-406a75669014

     

    Rocío Fariña Seoane
    Participante

    18 diciembre, 2021 a las 12:17 pm ver respuesta

    Zenda el 15 de diciembre, 2021 a las 12:49

    En estas Navidades, escribe. Cuenta un cuento, ambientado en las Navidades, y participa en nuestro nuevo concurso #cuentosdeNavidad. El autor del mejor relato ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos cuentos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Aquí puedes leer las bases de este concurso organizado por Zenda, con el patrocinio de Iberdrola. Y recuerda que puedes participar, desde hoy, 15 de diciembre de 2021, hasta el viernes 7 de enero de 2022. Debes apuntarte al concurso en nuestro foro.

    Bases del concurso de cuentos de Navidad organizado por Zenda e Iberdrola

    La entidad Ruritania Editores S.L. (en adelante “Ruritania”), sociedad válidamente constituida y con domicilio social en Alicante (C/ Periodista Tirso Marín, 16, local 2A 03540), con NIF número B87529103 y correo electrónico contacto@zendalibros.com, titular del dominio web https://www.zendalibros.com (en adelante “Zenda”), en colaboración con Iberdrola, S.A. mercantil con CIF A-48010615 y domicilio social en plaza Euskadi 5, 48009 – Bilbao (Bizkaia), han creado esta promoción de carácter gratuito que se desarrollará de acuerdo con lo previsto en las presentes bases.

    1. El objetivo de la presente promoción es promover la escritura y ofrecer a los usuarios la posibilidad de ganar un premio en metálico..

    2. La promoción se lleva a cabo en internet y pueden participar escritores aficionados y profesionales, así como blogueros y usuarios de redes sociales, de cualquier parte del mundo.

    3. Duración de la promoción: Del miércoles 15 de diciembre de 2021 a las 12:00, al viernes 7 de enero de 2022 a las 23:59. El miércoles 12 de enero de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 14 de enero de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    CÓMO PARTICIPAR

    Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet un cuento, real o ficticio, ambientado en las navidades. Dicho relato debe ser publicada en internet mediante una entrada en un blog, en Facebook con una anotación, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada. Además, podrán difundir el texto en las redes sociales mediante el hashtag #cuentosdeNavidad.

    Importante: una vez los usuarios hayan publicado el cuento en sus blogs, cuentas de Facebook, de Twitter o de Instagram, tendrán que inscribirse en el Foro de Zenda en el apartado https://foro.zendalibros.com. Y si todavía no se han dado de alta en el Foro de Zenda, antes tendrán que registrarse en el apartado https://foro.zendalibros.com/registro/.

    Cada concursante podrá participar con dos cuentos como mucho, siempre que cumpla con los requisitos establecidos en estas bases.

    Los cuentos deberán ser originales e inéditos, y no deberán vulnerar en ningún modo derechos de propiedad intelectual e industrial, protección de datos o de cualquier otra índole, de terceros.

    La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres. La máxima es de 1.000 palabras.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y 2 finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    PREMIO

    1. El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los dos ganadores del segundo premio es de 500 € en metálico para cada uno. (2.000 €, en total).

    2. Los premios estarán sujetos a lo dispuesto tanto en la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como en el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del IRPF, de manera que corresponderá a Zenda, como sujeto pasivo que satisface la renta sujeta a retención o ingreso a cuenta, la realización del ingreso a cuenta o la práctica de la retención correspondiente a efectos de dicho impuesto.

    3. Una vez escogidos los textos premiados, Zenda se pondrá en contacto con los ganadores a través de sus perfiles de redes sociales, para informarles de que han sido seleccionados como ganadores y se les solicitará que remitan un formulario con los siguientes datos: Nombre, apellidos, DNI o Pasaporte, dirección de correo electrónico, dirección postal y número de cuenta bancaria. En el caso de no poder contactar con alguno de los dos (ganador o finalista) en un plazo de cinco (5) días, el jurado podrá escoger un nuevo texto en ambos casos, y en caso de no contactar con estos segundos en el plazo de cinco (5) días, ese premio quedará desierto.

    4. El premio es personal e intransferible. El premio tendrá que ser recogido por el ganador, o la persona que este designe, identificándose con su DNI, Pasaporte o un documento acreditativo que Zenda considere equivalente.

    GALLETA Y PAPELERAS

     

    Acera rota

    Fila de papeleras

    Llenas de mierda

     

    Buscabas algo en una papelera.

    Te vi, aparentemente un señor “de bien” del barrio de Salamanca, cazadora estilo “pijo” madrileño, con tu carrito de la compra, pasando la mañana.

    Un lunes soleado de diciembre, de esas mañanas en Madrid que quitan el sentido, que provocan síndrome de Stendhal de tanta belleza unida, arquitectónicamente brillante, el cielo más azul imposible, cortado por el frío seco y combinado con los verdes, amarillos caducifolios, anaranjados y marrones del Retiro en el otoño tardío. Festival de colores y sensaciones. Gélidas mejillas y mentes ardientes de estrés y prisas.

    Te contemplé buscando algo en una papelera de la calle Velázquez, cerca del parque del Retiro y de la puerta de Alcalá. Inicialmente pensé que por error habías tirado algo de valor. Qué ironía.

    Yo salía de una cafetería ubicada en Goya con Velázquez, esquina representativa de la capital donde caminaban a diario aquellos afortunados de vivir o trabajar en esa zona; de lo bueno, lo mejor.

    Una galleta (cookie le llaman ahora) en un sobre de plástico, dentro de la bolsa colgada en el carrito de mi hijo; café para llevar en una mano, conduciendo el carrito con la otra. Y además de todo ello, tratando de prestar atención a la carretera, a los pasos locos de peatones, y a no tropezar en las aceras.

    De repente lo supe, interpreté el código y tu estructura de actuación. Había una hilera de papeleras, revisabas una a una sobre la misma acera. Quizá para no dejarte ninguna olvidada en todo el distrito. Imaginé que sería tu plan diario de ejercicio, salir, caminar, y buscar.

    Te adelanté en una de ellas, y sin pensarlo dejé la galleta encima de la siguiente, comida a la mitad, dentro de su envoltorio. Colocada con cuidado encima del cubo, para no juntarla con sabe Dios qué efluvios o sustancias pudiera haber dentro del continente.

    Llevaba prisa, mi hijo tenía hambre y lloraba cada vez más alto, necesitábamos parar a comer en un banco del Retiro. Una amiga poeta me esperaba. Había viajado a Madrid. Ese día nos veríamos presencialmente por primera vez. La pandemia nos había reunido virtualmente, a través de un taller del Poeta, después del confinamiento. La poesía había traspasado las pantallas, abriendo una autovía de intercambio de emociones, que nos terminaron por unir tanto que habíamos quedado en el parque para vernos sin pantalla.

    En un paso de peatones me giré, y me pareció verte donde te había dejado el “regalo”, estaba lejos y mi vista no es la que era, pero ya no estaba la galleta, ya no brillaba nada encima de aquella papelera.

    Más tarde pensé que podía haberte dejado el café, quizá llevabas días sin tomar algo caliente. Yo me lo tomé tan rápido que no lo disfruté. Tú le habrías dado el trato que merecía. Tomado caliente, presente, con melancolía y gratitud. Para mí era otro café de tantos.

    Me inspiraste, me impactó verte, por tu cara común, por tu parecido a cualquier familiar, porque podías ser de los nuestros.

    Porque la vida hoy te sonríe y mañana te deja viviendo entre un mar de cartón, en un cajero sin fondos, haciendo cola para entrar en un banco que no quiere ser tu banco.

    Quizá ya no te acuerdes de tu familia, si la tenías, de quién fuiste, de quién eres, pero al menos ese lunes de diciembre, fue un poco más fácil escarbar entre la basura, tu supermercado referente, donde ahora recibes las mejores ofertas, tu amigo invisible de cada Navidad.

    Siento si el sabor fue algo extraño, es culpa de mi dieta antiinflamatoria esporádica que alivia algo mi “reuma”, que me hace pedir en los bares galletas sin gluten y café “latte” con leche de coco o soja.

    Perdóname.

    Felices Fiestas.

     

    Relato publicado en mi Instagram (@poetadealdea) el 18 de diciembre de 2021 y también en mi blog https://poetadealdea.medium.com/galleta-y-papeleras-406a75669014

    Gracias