• 29 mayo, 2022 a las 10:55 pm ver respuesta

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Sobre la campana. Mi relato sobre el Camino.

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/no/?_ga=2.136580532.540129637.1653855313-1141138683.1653855313

    _______________

    'No'

    El hombre enjuto con la mirada perdida en la misma nada y que salió de la bruma de una sobremesa de verano de Orense, donde empecé el Camino de Santiago con mi mujer y con mi hija hace cinco años, solo se dirigió a mí para decirme una palabra en la parte del día y la noche completa en la que estuvimos juntos.

    -'No'.

    Nosotros tres acabábamos de comer en el velador de un bar del casco histórico de la ciudad, muy cerca de la Catedral en la que antes de sentarnos habíamos recogido la cartilla de peregrinos que con el paso de los kilómetros sellamos en cada sitio en el que íbamos a pernoctar, y esperábamos a que el camarero nos trajera la cuenta. Fue entonces cuando lo vimos llegar por una calle desierta, estrecha: recuerdo su andar fatigado, ensimismado por el mucho cansancio, su sombrero de cuero de ala ancha, sus vaqueros ajados de tiro largo, sus sandalias y su mochila mínima. Él se acercó a nuestra mesa como quien no quiere molestar ni entablar una conversación que no sea nada más que de pura urgencia o necesidad y, casi sin hablar, nos mostró un mapa y nos señaló el albergue municipal para caminantes con su dedo índice. Formuló su pregunta, que dónde estaba el sitio, con un gesto breve y conciso de sus ojos y de su boca, la que no abrió. Yo pensé que el destino me estaba poniendo delante al primer peregrino con el que iba a poder entablar una relación inolvidable de las que todo el mundo habla si ha llegado andando a Compostela, y todo antes de que yo empezara mi recorrido.

    -'Ultreya', le saludé efusivo tirando de mis contados conocimientos adquiridos en Google cuando estaba preparando el viaje. 'El albergue está muy cerca: hemos dejado allí las mochilas hace un par de horas y vamos para allá ahora. Tenemos aquí mismo el coche, te llevamos'.

    -'No', me contestó el hombre, un cincuentón en buena forma que me insistió, molesto, sobre la dirección del hospedaje.

    Le señalé como pude sobre el plano, contrariado, por dónde tenía que ir y él me dio las gracias con una leve inclinación de la cabeza y una sonrisa protocolaria. Y se marchó despacioso.

    Al rato, cuando el hospitalero me asignó mi litera, reconocí su mochila pequeña en la cama contigua a la mía, sobre la que había un diccionario gastado del Español al Alemán y viceversa. El extranjero apareció al poco recién duchado, tan delgado en su desnudez como me pareció desde la primera vez que lo vi, y me miró de soslayo, reconociéndome también.

    Por la noche, esa noche quiero decir, cenó en la mesa de al lado nuestra en el comedor del alojamiento público. Solo. Callado. Encapsulado en sus cavilaciones y, acaso, en las razones que le habían decidido a andar desde tan lejos, supuse, hasta encontrarse ya a poco más de cien kilómetros de Santiago. Él colocó luego una toalla en el borde lateral de su litera, justo en el que lindaba con el mío, con la intención doble, interpreté yo, de que el paño se secara y de que además preservara su intimidad. Se tendió pronto y le escuché rezar en un idioma que no entiendo.

    Cuando me desperté a la mañana siguiente, bien temprano, él ya no estaba. Ni él ni su sombrero. Ni su toalla ni su mochila. Sobre su colchón se había dejado olvidado el diccionario, que llevé en un bolsillo exterior de mi macuto durante las nueve etapas que tenía por delante, por si me lo cruzaba y se lo podía dar.

    Lo cierto es que no lo volví a ver.

    No.

    16 marzo, 2022 a las 7:47 am ver respuesta

    Zenda el 2 de marzo, 2022 a las 11:30

    Ponte en la piel de una persona nacida en Ucrania. Eres un niño, una anciana, un joven, un padre, una madre. Y quieres contar tu historia. Para solidarizarnos con las víctimas de la invasión de Ucrania, Zenda organiza el concurso de relatos #VocesdeUcrania, dotado con 2.000 euros que serán donados a las organizaciones humanitarias que elijan el ganador y los dos finalistas.

    Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por los escritores Margaryta Yakovenko, Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez. Puedes participar desde hoy, 3 de marzo, hasta el domingo 20 de marzo.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el jueves 3 al domingo 20 de marzo de 2022 a las 23:59. El miércoles 2 de febrero publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 25 de marzo de 2022 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #VocesdeUcrania en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/el-salmo/

     

    El salmo

    -'Levanto la vista hacia las montañas; ¿Viene de allí mi ayuda? ¡Mi ayuda viene del Señor, quien hizo el cielo y la tierra! Él no permitirá que tropieces; el que te cuida no se dormirá'.

    -¿Te he dicho que has visto demasiadas veces 'Salvar al soldado Ryan?

    -Sí, desde que llegamos aquí hace una semana y empecé a recitar los salmos en cuanto entramos en acción.

    -Pues te lo digo de nuevo: reza para ti si quieres. Sobre todo porque tus bisbiseos van a acabar por delatarnos.

    -'Levanto la vista hacia las montañas...'

    -Y dale. Otra vez como el soldado del puesto de ametralladoras en el campanario del pueblo de Normandía al final de la película, recitando su letanía cuando está apuntando a los nazis. Te recuerdo que la plegaria le valió de poco: los malos desmocharon la torre a cañonazos con él dentro.

    -Déjame, hombre, me sirve para concentrarme, para encontrar mi sitio, para sentirme seguro antes de disparar.

    -'Levanto la vista hacia las montañas; ¿Viene de allí mi ayuda? ¡Mi ayuda viene del Señor, quien hizo el cielo y la tierra! Él no permitirá que tropieces; el que te cuida no se dormirá'.

    -Tus súplicas ha dado resultado: mira tienes una columna de blindados a tiro. Dale.

    Clic, clic, clic, clic.

    Clic, clic, clic, clic.

    -Buena ráfaga. Ahora reza otra vez el salmo: para que las fotos que acabas de hacer lleguen a la redacción y para que te paguen los cien euros que has negociado por pieza publicada.

    -'Levanto la vista hacia las montañas...'

     

    AUTOR: RAFAEL ÁNGEL AGUILAR SÁNCHEZ

    @raguilarsanchez

    16 marzo, 2022 a las 7:23 am ver respuesta

    Zenda el 2 de marzo, 2022 a las 11:30

    Ponte en la piel de una persona nacida en Ucrania. Eres un niño, una anciana, un joven, un padre, una madre. Y quieres contar tu historia. Para solidarizarnos con las víctimas de la invasión de Ucrania, Zenda organiza el concurso de relatos #VocesdeUcrania, dotado con 2.000 euros que serán donados a las organizaciones humanitarias que elijan el ganador y los dos finalistas.

    Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por los escritores Margaryta Yakovenko, Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez. Puedes participar desde hoy, 3 de marzo, hasta el domingo 20 de marzo.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el jueves 3 al domingo 20 de marzo de 2022 a las 23:59. El miércoles 2 de febrero publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 25 de marzo de 2022 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #VocesdeUcrania en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/la-orden/

     

    La orden
    Le dije que se fuera, que me dejara aquí, que no tenía miedo, qué es eso a la edad y la vida mías, que suficientes hambre y penalidades he pasado como para que las bombas me asusten ahora, para mí esta guerra es la de siempre, la que he conocido desde que era pequeña solo que con otros indeseables que las ordenan y que mandan a morir a gente como mi nieto como antes lo hicieron con otros jóvenes igual de idealistas, de obedientes, de ciegos. 'Vete, vete', eso fue lo que le aconsejé yo a Josef en cuanto empezó a querer convencerme de que su lugar estaba no la fábrica de neumáticos de nuestra ciudad sino en la defensa de Kiev, como si yo estuviera en contra, él pensaba que yo me iba a resistir, que iba a tratar de retenerlo, pero no, no fue eso lo que hice, porque yo también he sido joven y he sentido en mi piel la rebeldía, el valor, la excitación que produce tener un enemigo y saber que está equivocado y que es ruin y cruel, y querer derrotarlo y enviarlo de vuelta a su casa con la cabeza baja.

    Josef llenó su mochila de mermelada, de panecillos, de embutidos, de calcetines gordos y de camisetas térmicas y me preguntó cómo iba a sobrevivir yo sola aquí en este bloque de viviendas tan impersonales, tan grises, tan soviéticas en las que las que apenas quedan vecinos porque han ido huyendo, yo que no puedo levantarme de la silla de ruedas, que tardo una hora en sentarme en la taza del váter, yo que no soy capaz de ir a hacer la compra ni de atender un recado, de abrir la puerta si llama alguien. Con tal de cuidarme, Josef dudó, quiso por un momento quedarse a mi lado, olvidar su deber de combatir contra el invasor, contra esta barbarie y esta sinrazón que a mí me sumergen de nuevo en las pesadillas de las que hablaban y que sufrieron mi abuelo y mi padre y con ellos su prole de la que formo parte. Pero me negué. 'A mis ochenta años', le insistí a Josef, 'yo ya he vivido lo necesario para comprender que el servicio a la patria más elevado puede consistir en permanecer en casa, en quedarse quieto y callado y en dejar que los demás, los que son aún vigorosos, fuertes y atrevidos, hagan lo que tienen que hacer, que fue lo que hizo mi padre cuando mi madre estaba recién embarazada de mí: coger el expreso que lo iba a llevar a las lindes del mismísimo infierno y desde allí esperar su barcaza para cruzar el río hasta la línea del frente donde a lossoldados le entregaban un fusil por cada binomio de combate porque los mandos sabían que uno de ellos, o la pareja misma, iba a caer bajo el fuego enemigo a los pocos cientos de metros y antes de llegar a las trincheras cavadas en las primeras factorías sitiadas'.

     

    'Abuela, creo que mi deber ahora es estar contigo, no tienes a nadie', recapacitó el chico cuando ya tenía el macuto hecho, y yo le dije, muy seria, que me siguiera de inmediato al arcón de mi habitación al ritmo que marcaba mi silla de ruedas, y le pedí que lo abriera. 'Ves esto, es el uniforme que tu bisabuelo llevó en la batalla de Stalingrado, de la que salió vivo', le miré fijamente a los ojos. 'Él no se habría quedado cuidando a su abuela moribunda cuando hay tanto que hacer ahí afuera', añadí. 'Así que vete. Ya. Es una orden'.

    AUTOR: RAFAEL ÁNGEL AGUILAR SÁNCHEZ

    @raguilarsanchez

    25 enero, 2022 a las 2:52 pm ver respuesta

    Buenas. Copio el enlace y el texto de un relato.

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/isabel/

     

    ___________

    ISABEL

    Mi madre me recogió a la una y media como todos los días, y mientras hacíamos tiempo a que mi hermana llegara de su colegio de monjas, que estaba y está al lado del campo del Betis y un poco más alejado de nuestra casa que el mío, paramos en el supermercado, el único que había entonces en el barrio. Baldomero era su dueño, un hombre recio y diligente que trataba bien, con cariño, a Manolo, el dependiente de la frutería que con el tiempo murió atropellado en una carretera comarcal cuando la cruzaba con unos sacos de naranjas y de mandarinas, de chirimollas y de ajos.

    Estábamos en la caja pagando y llegó Isabel, mi profesora de Primero de EGB, una religiosa menuda y discreta de Córdoba que vivía con dos o tres de sus hermanas en un pisito del Centro de la ciudad, muy cerca de la plaza del Duque y que ella nos enseñó una mañana de sábado a mis compañeros y a mí antes de llevarnos a ver 'Tras el corazón verde'. Fue, creo, la primera vez que fui al cine sin mis padres.

    -'Vengo a comprar algo de comer: yo me tomo algo rápido y ligero en la sala de estudios y luego sigo con las clases de la tarde', nos dijo ella, Isabel, con una lata de guisantes en una mano y con un monedero en la otra.

    -'Ni pensarlo', terció mi madre. 'Tú te vienes a almorzar con nosotros a casa. Vivimos aquí mismo, junto a las vías del tren. Déjate de tonterías. Hay que alimentarse bien, no con cualquier cosa, con la guerra que te tienen que dar estos cafres'.

    Así que allí estaba yo, en la salita de nuestro piso poniendo el mantel y los cubiertos delante de mi maestra y esperando a que la vecina de puerta con puerta trajera a mi hermana con su uniforme y a que mi padre llegase de la oficina oliendo a oficina.

    -'Mira, Isabel, el niño cumple siete años el martes que viene. Se nos hace mayor. Ha invitado a sus compañeros. Vente tú también, mujer, que a las criaturas les va a hacer ilusión que estés con ellos fuera de la escuela. No sabes lo que te aprecian', insistió mi madre.

    Batidos de vainilla, cuñas del obrador de la esquina, una tarta de galletas de chocolate que había hecho mi tía. Mis amigos dicéndome que mi casa era muy pequeña y yo muerto de vergüenza. Isabel por allí, en nuestra sala de estar otra vez, ayudando a las mujeres con los dulces, con las velas de la tarta, con los zumos y con los regalos. Ella traía uno para mí.

    -'Toma, Rafa. Creo que te va a gustar', me acarició.

    Era un libro, un libro grande, de pastas duras y no muchas páginas, con poco texto, con ilustraciones muy generosas. Contaba la historia de una niña que paseaba sola por la calle y que presenciaba un accidente de tráfico muy misterioso: un coche había chocado con una farola y resultaba que el vehículo estaba vacío, que nadie iba al volante. Llegaban los sanitarios, llegaban los bomberos y llegaban los periodistas, en concreto un reportero con una bandolera y un fotógrafo con una mochila voluminosa a la espalda. La niña había sido la única persona que había presenciado el extraño suceso, el plumilla se le acercaba para hacerle unas preguntas y ella, tímida al principio, le contaba qué había visto.

    -'Vente a la Redacción con nosotros: esta conversación hay que grabarla con el magnetófono que tenemos allí, es una primicia. A mi jefe de le gustará y querrá darla grande', le sugería el reportero.

    Pasan las páginas del libro, una a una, y la chica lo va observando todo con los ojos muy abiertos, con mucha atención: 'Es aquí y así, entonces, como se hace un periódico', piensa cuando le enseñan la sala de los teletipos, la de las reuniones de portada, el despacho de cristaleras del director y hasta la rotativa de la planta baja, que a esas horas está en calma aún como un dinosaurio en reposo.

    María, la niña, acaba por salir al día siguiente en primera página junto a la fotografía del turismo siniestrado. 'Exclusiva: el diario entrevista al único testigo del choque del automóvil sin conductor', se lee en el titular.

    El texto del libro de mi séptimo cumpleaños, reparé en ello muchos años después, está escrito por Victoria Prego, como indica la sobrecubierta, y se titula 'Cuando sea mayor seré... PERIODISTA', con la profesión en mayúsculas.

    Algunas noches, cuando llego a casa de la redacción en la que trabajo, me acerco con una cerveza en la mano a la habitación de mi casa en la que tengo montada mi modesta biblioteca y me quedo callado delante del lomo de ese regalo que me cambió la vida y que me puso en el camino de ser lo que soy sin que Isabel, de la que no he vuelto a tener noticia desde que dejé mi colegio y me fui al instituto, lo haya sabido nunca.

    26 diciembre, 2021 a las 11:23 pm ver respuesta

    Zenda el 15 de diciembre, 2021 a las 12:49

    En estas Navidades, escribe. Cuenta un cuento, ambientado en las Navidades, y participa en nuestro nuevo concurso #cuentosdeNavidad. El autor del mejor relato ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos cuentos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Aquí puedes leer las bases de este concurso organizado por Zenda, con el patrocinio de Iberdrola. Y recuerda que puedes participar, desde hoy, 15 de diciembre de 2021, hasta el viernes 7 de enero de 2022. Debes apuntarte al concurso en nuestro foro.

    Bases del concurso de cuentos de Navidad organizado por Zenda e Iberdrola

    La entidad Ruritania Editores S.L. (en adelante “Ruritania”), sociedad válidamente constituida y con domicilio social en Alicante (C/ Periodista Tirso Marín, 16, local 2A 03540), con NIF número B87529103 y correo electrónico contacto@zendalibros.com, titular del dominio web https://www.zendalibros.com (en adelante “Zenda”), en colaboración con Iberdrola, S.A. mercantil con CIF A-48010615 y domicilio social en plaza Euskadi 5, 48009 – Bilbao (Bizkaia), han creado esta promoción de carácter gratuito que se desarrollará de acuerdo con lo previsto en las presentes bases.

    1. El objetivo de la presente promoción es promover la escritura y ofrecer a los usuarios la posibilidad de ganar un premio en metálico..

    2. La promoción se lleva a cabo en internet y pueden participar escritores aficionados y profesionales, así como blogueros y usuarios de redes sociales, de cualquier parte del mundo.

    3. Duración de la promoción: Del miércoles 15 de diciembre de 2021 a las 12:00, al viernes 7 de enero de 2022 a las 23:59. El miércoles 12 de enero de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 14 de enero de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    CÓMO PARTICIPAR

    Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet un cuento, real o ficticio, ambientado en las navidades. Dicho relato debe ser publicada en internet mediante una entrada en un blog, en Facebook con una anotación, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada. Además, podrán difundir el texto en las redes sociales mediante el hashtag #cuentosdeNavidad.

    Importante: una vez los usuarios hayan publicado el cuento en sus blogs, cuentas de Facebook, de Twitter o de Instagram, tendrán que inscribirse en el Foro de Zenda en el apartado https://foro.zendalibros.com. Y si todavía no se han dado de alta en el Foro de Zenda, antes tendrán que registrarse en el apartado https://foro.zendalibros.com/registro/.

    Cada concursante podrá participar con dos cuentos como mucho, siempre que cumpla con los requisitos establecidos en estas bases.

    Los cuentos deberán ser originales e inéditos, y no deberán vulnerar en ningún modo derechos de propiedad intelectual e industrial, protección de datos o de cualquier otra índole, de terceros.

    La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres. La máxima es de 1.000 palabras.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y 2 finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    PREMIO

    1. El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los dos ganadores del segundo premio es de 500 € en metálico para cada uno. (2.000 €, en total).

    2. Los premios estarán sujetos a lo dispuesto tanto en la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como en el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del IRPF, de manera que corresponderá a Zenda, como sujeto pasivo que satisface la renta sujeta a retención o ingreso a cuenta, la realización del ingreso a cuenta o la práctica de la retención correspondiente a efectos de dicho impuesto.

    3. Una vez escogidos los textos premiados, Zenda se pondrá en contacto con los ganadores a través de sus perfiles de redes sociales, para informarles de que han sido seleccionados como ganadores y se les solicitará que remitan un formulario con los siguientes datos: Nombre, apellidos, DNI o Pasaporte, dirección de correo electrónico, dirección postal y número de cuenta bancaria. En el caso de no poder contactar con alguno de los dos (ganador o finalista) en un plazo de cinco (5) días, el jurado podrá escoger un nuevo texto en ambos casos, y en caso de no contactar con estos segundos en el plazo de cinco (5) días, ese premio quedará desierto.

    4. El premio es personal e intransferible. El premio tendrá que ser recogido por el ganador, o la persona que este designe, identificándose con su DNI, Pasaporte o un documento acreditativo que Zenda considere equivalente.

    Buenas noches. Comparto un relato para el concurso de 'Cuentos de Navidad'.

     

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/la-camara-oscura/

     

    @raguilarsanchez

    30 septiembre, 2021 a las 8:22 pm ver respuesta

    Zenda el 21 de septiembre, 2021 a las 10:14

    Escribe un relato —tienes de plazo desde el martes 21 de septiembre hasta el domingo 3 de octubre de 2021— ambientado en cualquier momento histórico que te parezca relevante o interesante, desde la guerra de Troya hasta la llegada del hombre a la Luna. Ponte en la piel de un personaje histórico de cualquier época y lugar; imagina que eres Napoleón, Cleopatra, Marie Curie, Gutenberg, Aristóteles..., y participa en el nuevo concurso de Zenda patrocinado por Iberdrola, dotado con 2.000 euros en premios.

    El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 21 de septiembre de 2021, al domingo 3 de octubre de 2021 a las 23:59. El miércoles 6 de octubre publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 8 de octubre de 2021 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelaHistoria en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas, compañeros. He escrito este texto. Salud.

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/yo-el-escolta/

     

     

    @raguilarsanchez

    16 julio, 2021 a las 8:18 pm ver respuesta

    Zenda el 5 de julio, 2021 a las 10:13

    Cuéntanos una historia ambientada este verano, o en cualquier otro verano,  y participa en #elveranodemivida, nuestro nuevo concurso. Escribe un relato  desde hoy, 5 de julio, hasta el domingo 25 de julio, y participa en este concurso, dotado con 2.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el lunes 5 de julio de 2021, al domingo 25 de julio de 2021 a las 23:59. El miércoles 28 de julio publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 30 de julio de 2021 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #elveranodemivida en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas, envío mi segundo relato. Saludos.

     

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/descubriendo-el-impresionante-desierto-de-arizona/

     

     

    DULCINEA SUMMER BAND

    -Susan, dame un cigarrillo. A mí me gusta aprovechar estos momentos en el 'backstage' para relajarme un poco. Hay que soltar adrenalina como sea, que la noche es larga y siempre prometedora, princesa.

    -Que no me digas Susan, coño, que sabes de sobra que me llamo María Luisa. Y esto no es ningún 'backstage', sino una puta furgoneta vieja y sucia en la que tenemos que cambiarnos, maquillarnos y peinarnos tres veces entre pase y pase. Y que no fumo desde que tuve al niño, eso también lo sabes, Francisca.

    -Dime mejor Franky, cariño, que a mí sí que gusta mi nombre artístico. Y no te pongas así, que nuestro público te lo va a notar. El cabreo, digo.

    -Pero tú qué te metes en vena. Hay que joderse. ¿Es que no ves lo que tienes delante de los ojos? Que nuestro público, como tú lo llamas, son veinte cabestros borrachos como cubas que en lo que menos se fijan es en cómo cantas, además de diez viejecitos con andadores que se están yendo de vuelta a casa porque ya no hay más pasodobles.

    -Susan, tranquila. Disfruta del momento. Sé positiva. La noche es para gozar, y nuestra misión es ponerle música y letra a los sueños de los fans.

    -Los cojones, Francis. A veces me pregunto en qué mundo vives. Porque en éste no. Que no somos Abba, leche. A ver si te vas enterando. Estamos a martes y salimos de casa el viernes al mediodía. Actuamos esa noche en Quintanilla de Onésimo, el sábado en Segura del Camino, el domingo en Trespiedras y hoy estamos en Aldeanueva del Torcal. Van a dar las dos de la madrugada y acabamos de terminar con las rancheras y el merengue. Ahora nos tocan las rumbas y la pachanga, y estamos quitándonos el traje de Rocío Durcal para ponernos el top de Azúcar Moreno, y que no se te olvide la peluca de los rizos, que a ver si vas a salir con tu pelo rubio dando el cante otra vez como el otro día en Quintanilla.

    -La fama cuesta, 'darling'.

    -Lo que a mí me cuesta es vivir. Dejé a mi bebé con mi madre hace cuatro días y todo para ganarme los tres duros que me hacen tanta falta dando tumbos por carreteras secundarias y durmiendo en colchonetas debajo de la carpa del escenario.

    -Susan, cariño, mira a tu alrededor, somos la 'senseichon' de la ciudad. Sé positiva, mi niña. Tenemos el mundo a nuestros pies. Quién sabe adónde llegaremos, adónde nos llevará todo esto.

    -Te lo digo yo. A Calatrava del Prado mañana por la noche. No me jodas, Paqui, que ya se me ha pasado el arroz para echar los papeles a Operación Triunfo. Mis sueños, te lo confieso, se resumen en poder pagar mis facturas, en que el padre de la niña no falle con la pensión alimenticia y en que el camión no nos deje tirados en la cuneta de una comarcal. Y que me llamo María Luisa, te lo recuerdo.

    -Chicas, mis 'stars', menos cháchara y al lío. Empezamos con el 'Corazón Partío', seguimos con 'Hacer el amor' y de ahí ya viramos al pop, pero con suavidad, ojo con los tránsitos, nada de irnos de entrada a 'Yo para ser feliz quiero un camión', moduladme el cambio de géneros y registros, ya sabéis, abrid boca con 'Voy a pasármelo bien' o con 'La chica de ayer', y ahí para arriba dando caña, pero poco a poco. En dos minutos os quiero en los micrófonos.

    -Joder. Ahora éste, Paqui, que parece que es el manager de los Rolling Stones. Hostia puta, que se gana la vida el desgraciado, y muy malamente como yo desde hace diez años, de verbena en verbena, y que además del teclista, el vocalista masculino y el vendedor de boletos de la rifa de los descansos es el conductor de la furgoneta.

    -Pero, Susan, si Mike es un amor. En los cuatro meses que han pasado desde que me fichó para vuestra banda no ha hecho más que agradarme y hacerme las cosas más sencillas.

    -Que se llama Paulino, cojones, que su Mike es como tu Franky o mi Susan. Y que si es amable contigo es porque te la quiere meter. Como lo quiso conmigo y como lo intenta con todas.

    -A mí me encantan los amores de verano, 'my partner'.

    -A él también, alma de cántaro, sobre todo si se asegura un leñazo después de cada número de la cabra, que eso es lo que hacemos en estos pueblos perdidos de la mano de Dios.

    -Querrás decir 'show', Susan.

    -Digo lo que me sale de los cojones. O del coño, Paqui. Toma mi peluca. Aquí os quedáis. Me vuelvo a casa, aunque sea haciendo autoestop. Dile a Mike, o a Paulino, que me cago en su puta madre. Y en la tuya, Franky.

    @raguilarsanchez

    16 julio, 2021 a las 7:29 pm ver respuesta

    Zenda el 5 de julio, 2021 a las 10:13

    Cuéntanos una historia ambientada este verano, o en cualquier otro verano,  y participa en #elveranodemivida, nuestro nuevo concurso. Escribe un relato  desde hoy, 5 de julio, hasta el domingo 25 de julio, y participa en este concurso, dotado con 2.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el lunes 5 de julio de 2021, al domingo 25 de julio de 2021 a las 23:59. El miércoles 28 de julio publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 30 de julio de 2021 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #elveranodemivida en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Buenas, este es uno de mis relatos de verano. Saludos y suerte.

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/apetitosa-cena-en-compania-italiana/

    NO

    Por qué no viniste. Me arreglé para ti con mi vestido ligero, usé el perfume que me dijiste dos veces que te gustaba durante el curso que hacía dos semanas que había acabado. Llevaba tu entrada en el bolso, qué tonta. Empezó a tocar el cuarteto de cuerda en las ruinas del anfiteatro romano y yo quise pensar que solo te estabas retrasando. Iba a ser nuestra primera cita. Llevaba soñando meses con esa historia de amor imposible que me pareció que de veras iba a comenzar en esa sesión de apertura del Festival de Música Clásica al aire libre. Algunos de los intérpretes, ¿te acuerdas?, habían sido alumnos nuestros en el Conservatorio en el que tú y yo éramos profesores interinos. Te llamé al ver que el concierto avanzaba y no dabas señales de vida. No contestaste. Ni entonces ni nunca. Guardo tu entrada en un cofre del dormitorio del asilo al que mis hijos me trajeron hace tres años. Besos.

     

    @raguilarsanchez

    16 junio, 2021 a las 5:59 pm ver respuesta

    Envío mi segundo relato:

    TIERRA A LA VISTA

    -Me pueden las fuerzas. Siento que me voy a hundir, dijo Said, exhausto.

    -Sigue, compañero. Tenemos la tierra a la vista, ¿no la ves?, le contestó Youssef, que había estado muy cerca de él desde las primeras brazadas.

    -De dónde sacas el ánimo. Cómo es que nunca te puede la derrota. Hasta en situaciones como estas crees en la victoria.

    -Recuerda las palabras del delegado que nos llevó a la playa esta mañana: 'En España os espera la gloria, os dejamos ir para que os convirtáis en Cristiano Ronaldo'.

    -Mira, Youssef, no quiero ser famoso, ni millonario, ni que me adoren las masas. Lo que quiero llegar a la playa antes de ahogarme. Quiero que me dejen un teléfono para llamar a mi madre y decirle que estoy a salvo. Quiero vivir alguna vez en algún sitio en el que no pase miedo ni hambre.

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/la-tierra-donde-los-suenos-se-hacen-realidad/

     

    @raguilarsanchez

    14 junio, 2021 a las 11:18 am ver respuesta

    Buenas. En este enlace está mi sueño de gloria, el de un niño que quería ser Rafael Gordillo y no sabía jugar al fútbol.

    https://misuenodegloria.webnode.es/l/yo-soy-rafael-gordillo/

    Twitter: @raguilarsanchez