• ROSA OCAÑA MEJIA
    Participante

    17 mayo, 2022 a las 4:33 pm ver respuesta

    Zenda el 11 de mayo, 2022 a las 11:01


    Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El autor del mejor texto ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Este concurso, patrocinado por Iberdrola, cuenta con un jurado formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    1) Tienes de plazo desde el miércoles 11 hasta el domingo 29 de mayo de 2022 a las 23:59. El miércoles 1 de junio de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 3 de junio de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    2) El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    3) El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    4) Para poder participar en el concurso será necesario escribir un relato, ficticio o real, ambientado en la ruta jacobea en nuestro tiempo o en cualquier época. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de las historias presentadas. 

    5) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    6) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelCamino en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    #HistoriasdelCamino.

     

     

    Flor peregrina

     

     

    No soy El Camino de Delibes ni soy el caminante de Machado. Soy los pasos perdidos de Carpentier.

    Mis pasos van medrando del verde profundo al hortensia oloroso, sin afanes ni prisas. Mis olorosos pasos, de humildes, serviles y lavados pies, me llevan a encontrar cobijo en Santiago, lugar de fe.

    Largo es el camino. Ancho el sentir.

    Mis pasos nacen de la vieria marinera, insignia del camino, como me soñó Botticelli soy Venus emergiendo del mar. Largo el cabello. Ancha la cadera. Coronadas las mejillas de nieve y rosa. Fragancia fascinadora.

    Siguiendo el índice encuentro la ruta. El camino está marcado. El camino es la vida.

    Sarriá. Albergue Alma do Camiño.

    Salgo al encuentro de la fe y del Amor, con mayúscula. Se respira emoción en cada tramo de tierra. El viento sopla y me susurra al oído que Él está dentro y fuera de mí. Está en mis creencias y en la lluvia que cae.

    “La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde”.

     

    Portomarín. Albergue Ferramenteiro y Albergue Folgueira.

    A cada paso se suman a los míos otros pies, lavados, serviles, humildes. Todos van en búsqueda de algo, aunque no todos saben de qué. Dios. Existe. Para algunos por rotunda afirmación, para otros por negación. Para todos, en cada gota de lluvia que asienta el camino.

    “El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él”.

    Palas del Rei. Albergue Mesón de Benito y Albergue Castro.

    Sin prisas ni afanes, mis pasos van medrando del hortensia oloroso al verde profundo. Más pasos. Muchos pies. Paciencia. Virtud. Oración.

    “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado. La señal por la que conocerán que sois discípulos míos, será que os amáis unos a otros”.

    Arzúa. Albergue Santiago Apóstol y albergue Ultreia.

    Dice Santa Teresa que sólo Dios basta. Nada me falta.

    “No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros”.

    O Pedrouzo. Albergue REM Hostel y Albergue Cruceiro.

    Oración. Virtud. Paciencia. Muchos pies. Más pasos. Nada poseo sino la desnudez de las cosas y la pobreza del espíritu. Busco El Encuentro.

    “Yo soy el camino, y la verdad y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí”.

    Santiago de Compostela. Seminario Menor. Dios existe, yo también me lo encontré.

    “Os aseguro, el criado no es más que su amo, ni el enviado más que el que lo envía.  El que recibe a mi enviado me recibe a mí; el que a mí me recibe, recibe al que me ha enviado”.

     

    Toledo. Mi hogar. Soy flor peregrina.

     

    “Al que oiga mis palabras y no las cumpla yo no lo juzgo, porque no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo. El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue: la palabra que yo he pronunciado, ésa lo juzgará en el último día. Lo que yo hablo lo hablo como me ha encargado el Padre”.

    Palabra del Señor.

     

     

     

     

     

     

     

    ROSA OCAÑA MEJÍA

     

     

     

     

     

     

    ROSA OCAÑA MEJIA
    Participante

    24 enero, 2022 a las 9:11 pm ver respuesta

    Zenda el 17 de enero, 2022 a las 12:56

    Queremos homenajear a nuestros profesores. Escribe un relato —tienes de plazo desde el lunes 17  hasta el domingo 30 de enero de 2022— protagonizado por un maestro, de cualquier tipo de enseñanza,  y participa en el nuevo concurso de Zenda patrocinado por Iberdrola, dotado con 2.000 euros en premios.

    El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    Queremos homenajear a nuestros maestros. A nuestros docentes. A los profesores que nos han formado y nos forman en cualquier etapa de nuestras vidas, en colegios, escuelas, universidades. Escribe un relato, ficticio o real, ambientado en cualquier momento, protagonizado por una maestra de EGB, por un profesor de la ESO, de la Formación Profesional, en la Universidad, en una academia,...   y participa en nuestro nuevo concurso #MaestrosInolvidables.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el lunes 17  al domingo 30 de enero de 2022 a las 23:59. El miércoles 2 de febrero publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 4 de febrero de 2022 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #MaestrosInolvidables en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    #MaestrosInolvidables

     

     

    AVATAR ELENA.

     

     

     

    Esta fría noche de enero la luna brilla como hielo que refleja la luz del sol. Llena. Luna de Lobo, después de Yule. A través de la ventana, Elena puede contemplar la luz de la noche que invade el espacio exterior como luz de amanecer. Hace mucho frío fuera. Como en el Poema 20 de Neruda, la noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.

     

    Mirando por la ventana, Elena piensa en su vida de maestra. Su pensamiento no es frío como esta noche estrellada de invierno, sino cálido como el sueño de una noche de verano de Shakespeare. Ser maestra no es una profesión sin vocación. Y vocación ella tenía de sobra. No era nada difícil sentir pasión por su trabajo, tenía el gran privilegio de enseñar Lengua y Literatura a todos los niños del pueblo. Y los niños la querían, sentían el amor, la paciencia, la dedicación de doña Elena.

     

    Estaba enclaustrada en su habitación, viendo la vida pasar, esperando que terminaran los días de la cuarentena de Ómicrom, paradójicamente no eran cuarenta sino siete los días de aislamiento. Añoraba a sus niños, el encierro se estaba haciendo eterno… Añoraba también a su compañero Catalino, profesor de Geografía e Historia, que le había hablado recientemente de un mundo paralelo llamado metaverso.

     

    El metaverso no iba más allá del verso, sino del Universo… Le había costado mucho adaptar su pensamiento para entender ese concepto, un mundo virtual paralelo al nuestro. Una realidad virtual donde se podía comprar una parcela por 500.000 dólares o unas gafas de diseño por 100.000 $. Una realidad donde se podía comprar una obra de arte, criptoarte, por una cantidad de dinero con muchos ceros a la derecha.  ¿Por qué en su soledad estaba inmersa en esta experiencia multisensorial? El aislamiento por Ómicrom reafirmaba su idea de la importancia de la educación en línea, ahora que los tiempos lo requerían. La educación a través de los soportes digitales estaba facilitando la enseñanza cuando la educación presencial no estaba siendo posible.

     

    En el metaverso del que le había hablado Catalino, ella -avatar Elena, podría interactuar socialmente con sus niños y darles su clase de Literatura en el ciberaula. No podía compararse a la enseñanza presencial, al contacto directo, a la convivencia de tacto, pero era una alternativa plausible en estos tiempos tan extraños que estaban viviendo. ¡Vivir en el metaverso, una metáfora del mundo real!... Avatar Elena dando la clase de Literatura sobre El Quijote a sus avatar-alumnos, hablándoles sobre el ingenioso hidalgo manchego que lucha contra gigantes que en un intento de camuflaje simulan molinos de viento, con las aspas girando, mi voz buscaba el viento para tocar tu oído. Incluso se atrevería a escribir un criptolibro de criptopoemas, con cripoilustraciones que podrían dibujar sus queridos avartar-alumnos. Las posibilidades están limitadas únicamente por el límite de mi pensamiento.

     

     

    ¡Era posible que algún día esta realidad del Metaverso se convirtiera en sueño!

     

    ¿Era posible que algún día Avatar Elena fuese el grato recuerdo de un Avatar-Alumno?

     

    El Metaverso ha llegado para quedarse. La imaginación es infinita.

     

     

     

    FIN.

     

     

     

     

     

    ROSA OCAÑA MEJÍA

    ROSA OCAÑA MEJIA
    Participante

    24 diciembre, 2021 a las 8:09 pm ver respuesta

    Zenda el 15 de diciembre, 2021 a las 12:49

    En estas Navidades, escribe. Cuenta un cuento, ambientado en las Navidades, y participa en nuestro nuevo concurso #cuentosdeNavidad. El autor del mejor relato ganará un premio de 1.000 euros. Y los autores de los dos cuentos finalistas recibirán 500 euros cada uno. Aquí puedes leer las bases de este concurso organizado por Zenda, con el patrocinio de Iberdrola. Y recuerda que puedes participar, desde hoy, 15 de diciembre de 2021, hasta el viernes 7 de enero de 2022. Debes apuntarte al concurso en nuestro foro.

    Bases del concurso de cuentos de Navidad organizado por Zenda e Iberdrola

    La entidad Ruritania Editores S.L. (en adelante “Ruritania”), sociedad válidamente constituida y con domicilio social en Alicante (C/ Periodista Tirso Marín, 16, local 2A 03540), con NIF número B87529103 y correo electrónico contacto@zendalibros.com, titular del dominio web https://www.zendalibros.com (en adelante “Zenda”), en colaboración con Iberdrola, S.A. mercantil con CIF A-48010615 y domicilio social en plaza Euskadi 5, 48009 – Bilbao (Bizkaia), han creado esta promoción de carácter gratuito que se desarrollará de acuerdo con lo previsto en las presentes bases.

    1. El objetivo de la presente promoción es promover la escritura y ofrecer a los usuarios la posibilidad de ganar un premio en metálico..

    2. La promoción se lleva a cabo en internet y pueden participar escritores aficionados y profesionales, así como blogueros y usuarios de redes sociales, de cualquier parte del mundo.

    3. Duración de la promoción: Del miércoles 15 de diciembre de 2021 a las 12:00, al viernes 7 de enero de 2022 a las 23:59. El miércoles 12 de enero de 2022 publicaremos en Zenda una selección con los 10 cuentos que optan a los premios. El viernes 14 de enero de 2022 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    CÓMO PARTICIPAR

    Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet un cuento, real o ficticio, ambientado en las navidades. Dicho relato debe ser publicada en internet mediante una entrada en un blog, en Facebook con una anotación, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada. Además, podrán difundir el texto en las redes sociales mediante el hashtag #cuentosdeNavidad.

    Importante: una vez los usuarios hayan publicado el cuento en sus blogs, cuentas de Facebook, de Twitter o de Instagram, tendrán que inscribirse en el Foro de Zenda en el apartado https://foro.zendalibros.com. Y si todavía no se han dado de alta en el Foro de Zenda, antes tendrán que registrarse en el apartado https://foro.zendalibros.com/registro/.

    Cada concursante podrá participar con dos cuentos como mucho, siempre que cumpla con los requisitos establecidos en estas bases.

    Los cuentos deberán ser originales e inéditos, y no deberán vulnerar en ningún modo derechos de propiedad intelectual e industrial, protección de datos o de cualquier otra índole, de terceros.

    La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres. La máxima es de 1.000 palabras.

    De entre los textos publicados en el plazo indicado, un jurado, formado por los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez, elegirá un ganador y 2 finalistas. El jurado valorará la calidad literaria y la originalidad de los textos.

    PREMIO

    1. El primer premio está dotado con 1.000 € en metálico. La dotación para los dos ganadores del segundo premio es de 500 € en metálico para cada uno. (2.000 €, en total).

    2. Los premios estarán sujetos a lo dispuesto tanto en la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como en el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del IRPF, de manera que corresponderá a Zenda, como sujeto pasivo que satisface la renta sujeta a retención o ingreso a cuenta, la realización del ingreso a cuenta o la práctica de la retención correspondiente a efectos de dicho impuesto.

    3. Una vez escogidos los textos premiados, Zenda se pondrá en contacto con los ganadores a través de sus perfiles de redes sociales, para informarles de que han sido seleccionados como ganadores y se les solicitará que remitan un formulario con los siguientes datos: Nombre, apellidos, DNI o Pasaporte, dirección de correo electrónico, dirección postal y número de cuenta bancaria. En el caso de no poder contactar con alguno de los dos (ganador o finalista) en un plazo de cinco (5) días, el jurado podrá escoger un nuevo texto en ambos casos, y en caso de no contactar con estos segundos en el plazo de cinco (5) días, ese premio quedará desierto.

    4. El premio es personal e intransferible. El premio tendrá que ser recogido por el ganador, o la persona que este designe, identificándose con su DNI, Pasaporte o un documento acreditativo que Zenda considere equivalente.

    #cuentosdeNavidad.

     

    PEQUEÑA GOLONDRINA INA.

     

     

    La Paz comienza con una sonrisa.

    Eso no lo digo yo, ya lo dijo Ella antes.

    Y yo quería que la Navidad, tiempo de Paz,

    de espera,

    estuviera decorada con una sonrisa

    en las caras de todos los niños,

    de todos los adultos,

    de todos los ancianos.

     

    ¡Y qué mejor manera de poner una sonrisa, mensajera de Paz, en nuestras vidas, que con un cuento de Navidad!

     

    ¡Adelante!

     

    Érase que se era una pequeña golondrina, de color negro y de color blanco, que estaba posada sobre un portal de Belén. Dentro del portal yacían tranquilamente un buey y una mula, ambos a cada lado de un pesebre. Le sorprendió a la golondrina que en el pesebre, en lugar de la comida de los animales, había un niño. El niño era pequeño, recién nacido, y estaba custodiado por sus padres. El niño era de rostro angelical y su cara emanaba una luz celestial. No era un niño como los otros niños, este niño era diferente. La golondrina levantó el vuelo y se posó en el pesebre, muy cerca de la cabeza del niño. Quería estar a su lado. Quería respirar de su aliento. Quería brillar con la luz de sus ojos. Quería escuchar el latir de su corazón.  Sintió la necesidad de quedarse allí para siempre, siempre al lado de este niño como un Ángel Custodio.

     

    Podría hacer el nido entre sus cabellos y vivir allí el resto de sus días. Tal como lo pensó, así lo hizo. Y allí se quedó, la pequeña golondrina de color blanco y de color negro, acunada en el pelo del niño. El Niño Jesús, escuchó que le llamaban sus padres. Acunada, se quedó dormida. “Mientras dormía soñó, ¡bendita ilusión!, que un ardiente sol lucía dentro de su corazón”. Mientras dormía soñó que el Niño, ya hombre, era coronado rey con una corona de espinas, le sorprendió a la golondrina que fuera de espinas en lugar de oro y piedras preciosas, y ella le iba quitando las espinas de la corona, una a una, para que dejasen de sangrar.

    Mientras dormía soñó, como Machado, que era Dios a quien  tenía dentro de su corazón.

     

     

    La golondrina Ina

    gozaba comiendo gusanos,

    muy sanos,

    sobre una encina.

     

    Ina la golondrina

    era importante,

    al Niño Jesús,

    de su corona,

    le quitaba las espinas.

     

    La golondrina Ina,

    glotona, importante, peregrina,

    tenía sueños de Gloria. Fuertes.

     

     

     

     

    FIN

     

     

     

     

    ROSA OCAÑA MEJÍA.

    Instagram: rosaocanna.

    ROSA OCAÑA MEJIA
    Participante

    23 septiembre, 2021 a las 12:09 pm ver respuesta

    Zenda el 21 de septiembre, 2021 a las 10:14

    Escribe un relato —tienes de plazo desde el martes 21 de septiembre hasta el domingo 3 de octubre de 2021— ambientado en cualquier momento histórico que te parezca relevante o interesante, desde la guerra de Troya hasta la llegada del hombre a la Luna. Ponte en la piel de un personaje histórico de cualquier época y lugar; imagina que eres Napoleón, Cleopatra, Marie Curie, Gutenberg, Aristóteles..., y participa en el nuevo concurso de Zenda patrocinado por Iberdrola, dotado con 2.000 euros en premios.

    El jurado está formado por Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 21 de septiembre de 2021, al domingo 3 de octubre de 2021 a las 23:59. El miércoles 6 de octubre publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 8 de octubre de 2021 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #HistoriasdelaHistoria en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

     

    #HistoriasdelaHistoria

    CATALINA DE SALAZAR Y PALACIOS.
     

    YO, CATALINA.


    Creo que lo que me fascinó de mi Príncipe de las Letras fue su espíritu aventurero. Y su oratoria. Me gustaba escucharle contar sus aventuras, sus proyectos y sus deseos con esa manera tan suya de contar las cosas. Casarme con él suponía para mi poder despojarme del luto de mis días y de mis ropas, que tenía que llevar por mi fallecido padre, y llenarme de colores. Llenarme de los colores de su apasionada vida.

    Miguel, manquito de Lepanto, llegó a Esquivias, mi queridísimo y coqueto pueblo toledano, una cálida tarde de septiembre. Me enamoré de él nada más verle y le he amado todos los días de mi vida. En la cercanía y en la distancia. En la salud y en la enfermedad. En la pobreza y en la abundancia. Amor constante.

    Podrán decir de mí que fui una mujer ilustrada y hermosa. Podrán decir que no sabía coser, ni bordar, ni remendar; que fui una mujer única, independiente, locuaz, creyente. Primera divorciada. Yerma. Empoderada. Subyugada por mi esposo… cualquier adjetivo que de mí quieran decir puede ser cierto o puede ser erróneo. Podrán decir de mí que fui una manzana de Tántalo en los Olímpicos banquetes de Góngora. No importa. Puedo ser muchas Catalina. Pero sólo soy una mujer enamorada. Seré  incluso polvo enamorado más allá de la muerte, de esotra parte en la ribera que evocara Quevedo.

     

    Yo, Catalina.

    Amor constante.

    Yo, siempre.

     

     

    ROSA OCAÑA MEJÍA

    ROSA OCAÑA MEJIA
    Participante

    12 julio, 2021 a las 8:56 pm ver respuesta

    Zenda el 5 de julio, 2021 a las 10:13

    Cuéntanos una historia ambientada este verano, o en cualquier otro verano,  y participa en #elveranodemivida, nuestro nuevo concurso. Escribe un relato  desde hoy, 5 de julio, hasta el domingo 25 de julio, y participa en este concurso, dotado con 2.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el lunes 5 de julio de 2021, al domingo 25 de julio de 2021 a las 23:59. El miércoles 28 de julio publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 30 de julio de 2021 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #elveranodemivida en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    EL VERANO DE MI VIDA.

     

     

    Ayer soñé que te soñaba. Era el sueño de una noche de verano. Era una noche de largas caminatas por las calles arqueológicas de Roma, pasos encima de los pasos de otros pies, pasos armonizados por la música de una gota encima de otra gota de agua. Agua de la fuente.

     

    Yo era la amante que soñaba. Y tú la sonrisa fácil, la mirada admirada ante la hermosura de una ciudad eterna, el Amor con mayúscula. Gota de rocío sobre una rosa. Luz de levante.

     

    Ayer soñé que te soñaba. Te soñaba más lejos, más allá de los sueños. Era el sueño de una noche de verano. Era una noche infinita, como Roma, infinita y picante como los spaghetti all´inferno para dos. Siempre dos.

     

    Yo era la amante que buscaba. Dentro de ti. Yo era la amante que gozaba juntando tanto cielo a tanto infierno. Tú eras mi sueño. Eras mi sueño de una noche de verano, el verano de mi vida. ¡Y desperté, desperté de este dulce desconcierto!…

     

     

     

    FIN.

     

     

     

    ROSA OCAÑA MEJÍA.

    9 de julio de 2021

    ROSA OCAÑA MEJIA
    Participante

    18 junio, 2021 a las 8:46 pm ver respuesta

    Zenda el 8 de junio, 2021 a las 10:43

    Zenda celebra un nuevo concurso en el que ya puedes participar, en este foro. Un concurso de sueños. De sueños deportivos, profesionales o personales, de sueños de gloria, a través de relatos, de narraciones ficticias o reales. Cuenta tus #SueñosdeGloria desde hoy, 8 de junio, el domingo 27 de junio, y participa en este concurso, dotado con 2.000 euros en premios y patrocinado por Iberdrola.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para los dos finalistas es de 500 €.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los textos deberán ser originales e inéditos. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu relato en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el martes 8 de junio de 2021, al domingo 27 de junio de 2021 a las 23:59. El miércoles 30 de junio publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 1 de julio de 2021 se difundirán los nombres del ganador y de los dos finalistas.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #SueñosdeGloria en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    Sueños de Gloria.

     

    La noche está oscura, silenciosa. Yo sueño la noche y me pregunto qué será de mí, si seré dichosa. Esta noche helada envuelta en un gran silencio, un profundo y frío silencio, me recuerda a aquellas noches de mi niñez cuando los grillos y los pájaros cantaban, cuando los silencios entre trillar y trinar se paladeaban, cuando los sueños de gloria se vivificaban.

     

    En las noches de mi infancia soñaba con dejar de ser niña y empezar a ser mayor, ser adulta no como camino sino como meta. Ser mayor para ser y estar libre. Ser libre para elegir.  En las noches de la infancia los sueños de gloria eran llegar a la meta. Ahora, adulta, la meta es el sueño y el sueño es ahora. Y el ahora es conservar la dulzura y la ingenuidad del infante, sorprenderse con el fresco rocío de una flor que se abre, gozar con el vuelo anárquico de un globo grande y rojo que, adornado con una cinta color esperanza, embarazado de helio, surca los cielos de Madrid. Vivir el sueño tantas veces soñado, y disfrutar de haber tocado, torpemente, la gloria del presente y del pasado, con las puntas rosadas de mis pies y de los pies de Salinas.

    Y que a mi amor entonces también le conteste, la nueva Gloria que tú eres.

     

    ROSA OCAÑA MEJÍA.

    18 de junio de 2021

    ROSA OCAÑA MEJIA
    Participante

    18 enero, 2021 a las 7:29 pm ver respuesta

    Zenda el 14 de enero, 2021 a las 12:30

    Escribe sobre tu mejor maestro y participa en el nuevo concurso de  Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. El certamen comienza hoy y terminará el 28 de enero, día de Santo Tomás de Aquino, patrón de las universidades, de estudiantes y profesores.

    ¿Cómo recuerdas a tu mejor maestro, a la mejor profesora o profesor que has tenido en primaria, en infantil, en EGB, en párvulos, en BUP, en la ESO, en Bachillerato, en COU, en la FP, en la Universidad, en una academia,...? Participa en el nuevo certamen de Zenda, patrocinado por Iberdrola.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Los relatos deberán ser originales e inéditos. Para poder participar en el concurso será necesario escribir en Internet un cuento, real o ficticio, en el que aparezca una persona dedicada a cualquier tipo de enseñanza. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar desde el jueves 14 de enero de 2021 al jueves 28 de enero de 2021 a las 23:59. El miércoles 3 de febrero publicaremos en Zenda una selección con los 10 relatos que optan a los premios. El viernes 5 de febrero de 2021 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premios de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #MiMejorMaestro en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu relato!

    MI MEJOR MAESTRO.

     

     

    Don Marcelo es un maestro excelente. Mi mejor maestro. Mi madre, mi padre y él me han enseñado cuanto sé. Llegó al pueblo cuando yo iniciaba mi etapa de EGB y en ese momento empezó a formar parte de mi vida, como formaban parte de mi vida la leche que nos servían durante los recreos, la falda escocesa como uniforme escolar adornada con el imperativo imperdible mayúsculo, los novillos, la canción de La Hora Nona cuando llegaba tarde al cole, y las campanadas de la iglesia. Don Marcelo es un hombre como los hombres de la ilustración, que nos ha dado a conocer el mundo a través del razonamiento, la observación y la experimentación. Hoy don Marcelo está obsoleto. Ha abandonado la enseñanza y ha tomado un rumbo más artístico desarrollando su faceta de pintor. Pero este ya es el final de su historia.

    La vida de pueblo es una vida sencilla. De observación del vuelo de un pájaro. De mirar al cielo para ver si llueve, hace sol o qué hora es. De trabajar las tierras para recolectar la cosecha. De montar en bicicleta. De ir a la iglesia los domingos por la mañana. De ir a la escuela.  La vida de una niña de pueblo es una vida sencilla, de ir a la iglesia y a la escuela. El sentimiento más vivo que tengo de mi etapa escolar es el de responsabilidad. Yo era una niña extremadamente responsable. También sensible e imaginativa. Y, como diría Gloria Fuertes, leona. Me gustaba -gusta- mucho leer. Leía todos los libros que me llegaban gracias al bibliobús. Todos los mundos, todas las vidas, caben en un libro. Y yo vivía mi vida sencilla de pueblo y la vida emocionante, trágica o apasionada de los personajes de los libros.

    En el pueblo siempre somos los mismos habitantes, las mismas caras, los mismos buenos días. Los únicos habitantes que podían ser distintos eran los maestros, aunque ellos también eran iguales entre sí: distantes, educados, inteligentes y disciplinados. Hasta que un día, justo en sexto de EGB, como salido de un libro de texto, llegó don Marcelo.  Y ya nunca se fue. No vestía chaqueta ni pantalón con raya bien planchada, sino camiseta y pantalón de mil rayas.  No era educado sino rudo, y decía palabrotas. No era disciplinado sino tolerante e imprevisible. Pero, sobre todo, era cercano. A veces maestro, a veces alumno. Se acercaba a nosotros. Jugaba al baloncesto con nosotros. Disfrutaba con nosotros. Y sacó La Enseñanza de las aulas para que jugara también con nosotros en el patio de recreo y en las calles del pueblo y en su propia casa. Sí, nos llevaba a su casa. Teníamos una pandilla, como Los Cinco o los Hollister, y nos reuníamos allí. Arte15 nos llamamos. Ahora somos como personajes de un libro con sus aventuras. Vamos al campo a buscar piedras y organizamos en casa de don Marcelo los hallazgos arqueológicos más valiosos, tesoros que nos regala el Paleolítico. Charlamos alrededor de la chimenea encendida, bebiendo cerveza o un refresco. Desgastamos ceras Manley pintando cuadros sobre papel o madera para presentar a distintos concursos de pintura. Participamos en la liga de baloncesto entre los pueblos de la comarca, incluso ganando muchos partidos bajo el entrenamiento duro de don Marcelo.

    La vida ha dejado de ser monótona desde que llegó don Marcelo. Él me ha enseñado algo muy importante: que mi vida puede ser como la de los personajes de los libros, una historia por escribir. Que yo puedo no ser sólo lectora, sino también actora. Incluso puedo escribir mi propia historia…

    Don Marcelo es un maestro excelente. Mi mejor maestro. Hoy ha abandonado la enseñanza y su vida transcurre entre cuadros pintados con ceras Manley, acrílicos y carboncillos. Vive austeramente de vender los cuadros que pinta, buenos, baratos. Desligado de la enseñanza que se fue por caminos que él no quería transitar. Libre. Dueño de sí mismo. Ejemplo de que la vida no es un destino marcado sino la historia del libro que yo escribo. Y tú eres lápiz de tu propia historia. Solo.

     

     

     

                                         FIN

     

     

     

    ROSA OCAÑA MEJÍA

    https://www.instagram.com/p/CKMdETIFzkt/?igshid=10d0samm3errs

    INSTAGRAM rosaocanna

    #MiMejorMaestro

    ROSA OCAÑA MEJIA
    Participante

    18 octubre, 2020 a las 2:16 pm ver respuesta

    Zenda el 6 de octubre, 2020 a las 10:47

    Escribe una historia rural, ambientada en nuestro tiempo o en cualquier otro tiempo, en el campo, en un pueblo, en la naturaleza, real o ficticia,  y participa en el nuevo concurso de Zenda, patrocinado por Iberdrola y dotado con 2.000 euros en premios. Aquí te explicamos cómo participar en este concurso, con el que queremos rendir homenaje a Miguel Delibes, en su centenario.

    Manda tus historias aquí, en este foro, hasta el 18 de octubre.

    El jurado de este concurso lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Márquez.

    El primer premio está dotado con 1.000 €. El premio para la dos historias finalistas es de 500 € para cada uno.

    A continuación te explicamos cómo participar.

    1) Las historias rurales deberán ser originales e inéditas. La extensión mínima de los textos es de 100 caracteres y la máxima, de 1.000 palabras. Cada concursante podrá participar con un máximo de dos textos.

    2) Debes publicar tu historia en internet, como entrada de un blog, como una anotación en Facebook, en Twitter con un tuit o un hilo, o en Instagram mediante una publicación o una historia destacada.

    3) Después, si aún no estás dado de alta debes registrarte en este foro de Zenda y escribir una respuesta al final de esta misma entrada. En la respuesta, incluye la dirección donde has publicado el texto. No es necesario publicar aquí el texto completo, basta con la URL (la dirección web).

    4) Calendario del concurso: puedes participar del martes 6 de octubre de 2020 al domingo 18 de octubre de 2020 a las 23:59. El miércoles 21 de octubre publicaremos en Zenda una selección con las 10 historias que optan a los premios. El viernes 23 de octubre de 2020 se difundirán los nombres del ganador del primer premio de 1.000 euros y de los ganadores de los segundos premio de 500 euros.

    Y podrás divulgarlo con la etiqueta #historiasrurales en las redes sociales.

    En este enlace puedes consultar las bases del concurso.

    ¡Participa y escribe tu historia!

     

    MI FLOR.

     

     

    El otoño ya está aquí. Como llegan las primeras sombras, los atardeceres tempranos, las sopas calientes y las hojas doradas, así llega el otoño. Sopla el viento y me abrigo un poco con la rebeca de lana. La lana es cálida y muy confortable, me da calor a la vez que deja respirar mi piel. Huele a oveja y a recuerdos de infancia.

    Mi padre era pastor. El campo era su escuela, las ovejas sus maestras. Así transcurrió su infancia hasta que en la adolescencia dio el salto a la agricultura. Quizá por ello en casa nunca faltaron cabras y ovejas, cerdos y palomas, perdices, conejos, gallinas… El corralón era una mini granja. Las siembras tampoco faltaban, ni las cosechas. En nuestra inmensa llanura castellana sembrábamos maíz, garbanzos, patatas, cebollas, olivos…

    La llegada del otoño era el preludio de la matanza del cerdo y el ordeño del olivo.  Con la llegada del frío llegaba la matanza. Aún suenan en mis oídos los chillidos agudos, suplicantes y terroríficos del cerdo. Olor a agua caliente y pelo quemado. Trabajo en equipo, distribuido por géneros: los hombres cogían al cerdo, le mataban, le desangraban, le colgaban, le destripaban. Las mujeres preparaban las tripas, hacían chorizos, morcillas, jamones y otras viandas. Yo, niña, observaba asustada desde la ventana de la cámara. Y una tarde soleada, pero fría, de finales de otoño o principios de invierno, estratégicamente escogida por Cata, íbamos a recoger aceitunas. Desde el olivar se veía el pueblo, marcado por la torre de la iglesia. Cata vareaba el olivo mientras nosotros recogíamos las aceitunas, del árbol o del suelo. Comíamos tortilla de patatas y filetes empanados. Luego íbamos al molino y cambiábamos las aceitunas por aceite de oliva, virgen, extra. Algunas olivas las dejábamos en casa y las aliñábamos para hacerlas comibles: dos cortes de navaja en cada oliva. Se metían en salmuera, previamente lavadas. Había que lavarlas mucho y mantenerlas en salmuera al menos un mes hasta quitar el amargor. Aromatizábamos con limón y tomillo. Deliciosas. ¡Me encantan las aceitunas!

    Creo que mis raíces, mis días de campo y de ganado, han alimentado la mujer que soy hoy, amante de la gastronomía, disfrutadora de paisajes bucólicos, sensibilizada con los animales, adoradora del sol y la luna y las estrellas, capaz de vibrar con el beso del sol en mi rostro y la caricia del viento en la piel. Fuerte y débil. Ruda y sensible. Ignorante y literata.

    Hoy, también, soy una mujer que escribe un cuento para un concurso:

     

    “Érase una vez un mundo cerrado y un cielo abierto.

    Érase una vez un rayo de tormenta y un sol radiante.

    Érase una noche con su día, un árbol con su hoja,

    un tallo con su flor, una oveja con su lana y

    un  s u s u r r o  en el viento.

    Érase una vez una mujer libre”.

     

     

    FIN

     

     

     

     

    ROSA OCAÑA MEJÍA