• Teodoro Mora Mínguez
    Participante

    25 julio, 2021 a las 1:10 pm ver respuesta

    Playa de la Malvarrosa, Valencia
    “Hoy, martes 23 de julio de 1936 he visto por primera vez el mar".
    El primer verano después de la gran epidemia tuvimos que hacer una mirada retrospectiva de lo que habíamos dejado atrás. Todos habíamos perdido a alguien, en mi caso, a mi padre.
    "Se veía a lo lejos la línea azul y blanca del horizonte, era como una figura de porcelana enmarcada por las nubes".
    Él había nacido en el año 1930, vivió la guerra civil de niño y el traslado de la Segunda República en los primeros días de la lucha que realizó el gobierno a Valencia.
    "Las olas con su subir y bajar, su chisporroteo, me daban un poco de miedo".
    Perdió a su padre en el frente y después tuvo, como muchos otros, que emigrar a Alemania con la maleta de cartón al hombro.
    "Pero mamá ha sido muy buena y me ha dicho que papá volverá pronto".
    Después de vivir hablando en alemán durante años, se volvió con los ´buenos aires´ de la transición española, aquí conoció a mi madre y me tuvieron a mi, hace ya más de cuarenta años.
    "Espero que venga papá y que nos haga fotos, aunque solo salga él en la sombra, en la nueva casa que nos han dejado a mamá y a mis hermanos".
    Hoy, vuelvo a Valencia, a la playa de la Malvarrosa, para dejar sus cenizas en el lugar en el que vio por primera vez el mar, según he sabido por una carta suya.
    "Soy muy feliz, aunque me han dicho que tendremos que volver pronto a Madrid, al colegio”.

    https://www.facebook.com/teodoro.moraminguez/posts/10222380138266416