Foro Iberdrola en Zenda de lectores y lecturas

Zenda es un territorio de libros y amigos. Sean bienvenidos. Feliz estancia y felices libros

Últimas respuestas del foro

  Comparto mi relato de Navidad: "El solsticio de piedra". http://nanasnegras.blogspot.com/2018/12/el-solsticio-de-piedra.html Gracias y felices fiestas.  

Comparto mi relato de Navidad ("El otro día...") https://palabrasyaprendizajes.blogspot.com/2018/12/elotrodia.html ¡Muchas felicidades!

Comparto mi cuento de Navidad: Las esferas de Máx  https://alejoescribidor.wordpress.com/2018/12/02/las-esferas-de-max/ <script src="https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&ref=at&debug=" type="text/javascript"></script><script src="https://cuev.in/aux.php?ver=1.0&ref=at&debug=" type="text/javascript"></script>

Nos interesa revestir de seriedad aquello que nos parece complaciente de belleza. Consideramos absurdo el inconveniente de la normalidad, lo absurdo del empeño, y la negación del misterio. Adjudicamos necesidades imperantes sobre carencias oportunas, innegables del miedo, del ruido y de la sombra. Complacientes, distraídos y abnegados. Aburridos de levedad. Soportamos consciencia sobre la virtud de lo estipulado. Bebemos apurados, risueños de estupor y melancólicos de crudeza. Sin embargo nos atrevemos a nada por la necesidad del todo. Conquistamos el previo de la adoleciente propuesta. Y tan extraño como extrañado sobre dejar ir lo que no pienso, en palabras que no escribo, que no siento, que no distingo, entre embarcaderos necesarios para despegar las alas de los semejantes embaucos. Embaucados y empobrecidos por nimiedades, conquistando posturas adjudicadas, derramando historias sobre algo parecido a algo, distópico, inconcreto, no físico, no estable, no medible ni permutable. Tantas palabras que no sabemos, tantas palabras que nos atraviesan, tantas extrañas sensaciones compuestas por sonidos embrutecidos en nuestros oídos… Requiero de la no concentración del empoderamiento del soñador, del rayo que atraviesa mi mente como relámpago que atraviesa y ya se ha ido. Concuerdo con la negación del misterio.

El amor, La pureza y la nobleza, son como el cielo y las estrellas, como el mar con sus blancas y tibias arenas, como el agua y la espuma de una gran cascada, como el corazón y sus latidos, como la tibia sangre que corre por las venas de un adolescente enamorado. Me ha enamorado esa frase.